La apertura como elemento competitivo

Cyanogen logo

Una noticia sin duda interesante: Cyanogen, la compañía fundada para comercializar el sistema operativo CyanogenMod, derivado directamente de Android, cierra una ronda de financiación de ochenta millones de dólares con participación, entre otros, de Rupert Murdoch, Twitter y Telefonica, lo que completa un total de ciento diez millones de dólares captados a lo largo del último año y medio.

¿Dónde está la gracia de la cuestión? Google puso en el mercado Android en noviembre de 2007, un producto que provenía de la adquisición de Android, Inc. en 2005, como reacción a la pujanza de iOS, el sistema operativo de Apple, que amenazaba con convertirse en líder del entonces incipiente segmento smartphone que la compañía de la manzana acababa de redefinir con el lanzamiento de su iPhone. El primer modelo con Android, el HTC Dream, fue lanzando en octubre de 2008. La estrategia que Google tenía diseñada para Android, que posteriormente se ha probado muy efectiva, era la de imitar la estrategia que IBM siguió a principios de los años ochenta con su IBM PC: lanzar un producto abierto que podía ser adoptado por cualquier fabricante con un modelo de licencia que facilitaba su uso comercial, que permitía modificaciones, y que era, en la práctica, muy business-friendly. El IBM PC ofrecía a los fabricantes la posibilidad de entrar en el segmento de los ordenadores personales, en el que Apple estaba consiguiendo cierta tracción y popularidad, y se probó como una estrategia enormemente exitosa: el mercado que se generó a partir de la plataforma de IBM resultó ser suficientemente dinámico y competitivo como para relegar a las máquinas de Apple a un segmento casi marginal.

Con Android, Google intentó exactamente lo mismo, y de hecho, repitió éxito, hasta el punto de que se convirtió en uno de los elementos más claramente estratégicos de la compañía. Lo lanzó de la mano de la Open Handset Alliance, un consorcio de treinta y cuatro compañías (ahora son ochenta y cuatro) creado para la ocasión, y su adopción generó un ecosistema tan variado y competitivo que hoy alcanza prácticamente un 90% del mercado mundial. Sin embargo, la apertura de Android no es total: Google mantiene un importante nivel de control sobre el sistema operativo, y la práctica totalidad de los terminales incluyen una combinación de software abierto y propietario que incluye módulos desarrollados y licenciados por la propia Google. En realidad, una gran parte del atractivo de Android para muchos usuarios proviene precisamente de la integración de muchas de sus herramientas.

La llegada de Cyanogen fue precisamente una reacción a este control de Google: con su sistema operativo, podría ponerse en el mercado un terminal completamente libre de Google, algo que podría tener mucho sentido en mercados en los que las herramientas de la compañía no son dominantes (China, Rusia, Corea del Sur, etc.) Y ahora, Cyanogen tiene, además de un producto y una estrategia, una buena cantidad de dinero con la que intentar llevarla a cabo, y socios con un fuerte interés en que se desarrollen plataformas alternativas que sean capaces de minar el dominio asfixiante de Google. En la practica, competir con una plataforma abierta intentando poner en valor precisamente el hecho de ser todavía más abierta.

Es evidente que para resultar una amenaza creíble, a Cyanogen, que está básicamente “buscando su sitio”, le quedaría muchísimo por demostrar. Pero desde un punto de vista estratégico, no deja de ser un movimiento muy interesante, y que da lugar a una reflexión fundamental en los tiempos que vivimos: ¿cuál es el valor de la apertura?

 

This article is also available in English in my Medium page, “Open source as a competitive advantage

9 comentarios

  • #001
    Daniel Terán - 25 marzo 2015 - 20:30

    Esto es un poco como Linux, el reto se encuentra en conseguir que los fabricantes cedan los drivers de los componentes de cada dispositivo.

  • #002
    Antonio Castro - 26 marzo 2015 - 09:45

    A mí me parece que las arquitecturas abiertas crean un ecosistema que se realimenta solo sin apenas esfuerzo económico. Durante muchos años los expertos en economía se han reído de las posibilidades de Linux frente al gigante Microsoft. La evolución de esta competencia ha sido lenta, pero los economistas ahora tienen una percepción muy diferente de este duelo.

    Los sistemas cerrados actúan como si a un nadador le pusieras aletas pero también le colgaras un peso en el cuello que le obliga a hacer un gran esfuerzo.

    Por el contrario, las arquitecturas abiertas parecen viajar más despacio pero plácidamente y flotando a favor de la corriente.

  • #003
    Benjamin - 26 marzo 2015 - 10:17

    La verdad es que llevo años con un Cyanogenmod instalado y destaca por varios motivos:
    – Actualiza más que las operadoras
    – Teléfono rooteado
    – Nueva vida al móvil con un S.O en actualización constante
    – Más opciones que nunca
    – Libre de google
    – Todos los cyanogenmod ofrecen una experiencia similar en cualquier terminal

    No está sin sus fallos, pero es que no tenían 80 millones de euros detrás para hacer lo que han hecho. Cosas a mejorar
    – Gestión de batería
    – Estabilidad en las cámaras y calidad en las fotos
    – No tantos bugs en cada versión

  • #004
    Gorki - 26 marzo 2015 - 10:58

    Soy consciente que en muchos temas soy un total incompetente, como periódicamente me recuerda Observador, pero en la mayoría de ellos, con dedicación, estudio y esfuerzo, podría llegar al menos, a ejercerlos decorosamente.

    Pero ante el reto de diseñar estrategias comerciales de empresas tecnológicas, por más que me esfuerzo en tratar de entender cuales son sus mimbres y como se entrelazan, declaro paladinamente mi incapacidad para definir una estrntegia aunque sea mala. No llego a entender las ventajas Opens Source y propietarias, ni los ecosistemas desarrolladores, plataformas y toda esa pléyade de terminos, que comprendo, pero no consigo aprehender. Y menos aun las implicaciones económicas que todos esos térmimos implican.

    Todo será muy lógico, pero para mi, el hundimiento de Nokía, la desaparición de Dell o HP, o el resurgimiemto de Sansung son fenómenos que ocurren pero que me resultan inexplicables, igual que los terremotos del Pacifico, Suceden, simplemente

  • #005
    Antonio Castro - 26 marzo 2015 - 11:35

    #004 El éxito depende mucho en hacer las cosas mejor que otros y no existe una receta mágica para eso, porque de existir todos la usarían y todo el mundo tendría éxito, lo cual es absurdo.

    Una buena estrategia no te va a evitar que tengas que poner todos lo sentidos en infinidad de detallitos, que en efecto, pueden ser un lío de mimbres para el que aún no ha dado con algo que le funcione.

    Una posición exitosa te da cierta ventaja, pero no tampoco garantiza que el el éxito se mantenga solo.

    Para tener éxito no basta hacer una sola cosa muy bien, pero para fracasar si basta hacer una sola cosa mal.

  • #006
    Gorki - 26 marzo 2015 - 16:27

    Ante este panorama de incertidumbre, basta que cometas un error para que todo se te derrumbe, uno siente que la mayor posibilidad de acertar es volver a donde salió, a la agricultura. También la cosecha depende de una serie de factores que has de cuidar y otros que no controlas, pero tiene una ventaja, si no aciertas, no lo haces ni tu ni nadie, todos tienen cosechas malas y el producto sube de precio. Si aciertas en todo, muchos aciertan y el producto baja. Nunca te harás millonario, pero no te arruinas de la noche a la mañana.

  • #007
    Maestre Patarran - 26 marzo 2015 - 21:52

    CyanoGen
    Que tiempos cuando tenia un HTC diamond flasheado con una de sus ROMS.
    Con Windows Mobile…!
    Desde entonces, en todos los terminales que he tenido he intentado reproducir el mismo escenario y el mismo concepto de simplicidad y productividad (ojo, con calendarios, agendas y correo corporativo siempre por enmedio)
    Y no crean ustedes que lo he conseguido siempre.

  • #008
    Krigan - 27 marzo 2015 - 08:41

    Dado que Android es Linux, la situación en el viejo duelo Windows vs. Linux ha acabado siendo que Linux se usa en todos los aparatos (móviles, tablets, smartTVs, smartwatches, lectores e-tinta, reproductores de vídeo, routers, NAS, etc) salvo en el PC y las consolas.

    A no ser que compres Apple, claro.

  • #009
    pedro - 27 marzo 2015 - 11:18

    A mi me gustaría saber si el interés de las empresas que financiaran CyanogenMod, será al igual que Google para recabar información del uso de sus usuarios, ¿por que a santo de qué ponen el pastizal que ponen si no se benefician de nada? No lo entiendo y me temo que la tan libertad pregonada del sistema se va ver corrompida, no?
    Saludos!

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados