Sobre mi forma de trabajar

Hands on laptop

Hacía tiempo que no hacía una entrada sobre mis métodos de trabajo. Recientemente me propusieron que la escribiese, así que, como mi metodología suele ir cambiando y adaptándose a distintas herramientas, pensé que podría ser una buena idea. Por supuesto, no pretende ser ningún tipo de ejemplo de nada: es, simplemente, la forma que me funciona a mí, pero encantado si a alguien le puede aportar algo :-)

Es importante recordar que mi página no es ni ha sido nunca un fin en sí mismo. Es simplemente una forma de preparar mis clases, de mantener ordenado el material que utilizo en ellas, y de tratar de asegurarme a mí mismo que estoy al día en las novedades de la industria. Además, es y ha sido siempre una labor exclusiva mía: salvo la parte más técnica de la administración, que corresponde a Blogestudio, y la gestión de campañas publicitarias, que lleva SocialMedia S.L., absolutamente todas las tareas de selección de contenido, imágenes, escritura de las entradas, gestión de comentarios, etc. me corresponden única y exclusivamente a mí, y nunca las delego ni las he delegado a nadie. Simplemente, lo considero parte de mi trabajo como profesor.

Todo el trabajo lo hago en un portátil, desde hace años, un MacBook Pro. Uso la misma máquina en todas partes, aunque si lo uso en el despacho de casa o en el de IE Business School, le añado además un monitor adicional, al que paso las ventanas de correo y redes sociales mientras escribo. Si trabajo desde el salón, que es lo más habitual cuando estoy en casa, ni eso. Ratón, hace muchos años que no lo uso: con el trackpad me sobra.

Suelo empezar el día con Feedly. Ahí monitorizo treinta y tantas fuentes de información (las públicas, aquí), que suelo pasar rápidamente en modo lectura de titulares. De ahí, selecciono las noticias que me llaman la atención, me quedo generalmente con la fuente que más me ha gustado (a veces guardo varias versiones si creo que tienen enfoques que valen la pena), y las guardo en dos sitios: en mi revista de Flipboard, y en este tablero de Pinterest.

Generalmente, esa fase termina con la selección de algún tema sobre el que escribir. No siempre es así: algunos días, como los viernes, ya tengo la entrada predeterminada porque suelo dedicarlos a reseñar mi columna en Expansión (que entrego los miércoles por la noche), aunque si ocurre algo sobre lo que quiero escribir, puedo añadirlo como una entrada más. Lo que no me ocurre es tener algo escrito de otro día: nunca he escrito “para inventario”, no tengo absolutamente nada en las “entradas en borrador” de mi WordPress.

En otras ocasiones, si no he encontrado ningún tema que me llame especialmente la atención o no tengo tiempo, aprovecho para hacer entradas que recojan mi actividad en otros sitios, citas a mi trabajo, preguntas que me hayan hecho, etc. Ese tipo de entradas de reseña son obviamente más sencillas de hacer, y son un alivio cuando vienen días especialmente ocupados con otras actividades o cuando ocurren imprevistos que me impiden una dedicación normal. Para localizar esas entradas, me alimento del clipping de IE Business School, y de algunas búsquedas preconfiguradas de distintas variedades de mi nombre en Feedly, Google News, Twitter, etc. Por lo general, hago esas reseñas en cuanto las veo aparecer, aunque en algunos casos recibo un pdf directamente del editor, en ocasiones (cada vez menos) con la petición de no publicarlo hasta dentro de un cierto tiempo.

Las entradas de reseña son para mí una forma de poner en valor los recursos que invertí en su preparación: si alguien cita unas declaraciones mías, típicamente detrás de ello hubo una conversación, un intercambio de mensajes, la redacción de un artículo o cualquier otra cosa. Además, introducirlas en el blog me funciona como una forma de organizar mi propio repositorio de información.

Terminada la selección de tema, paso a documentarlo. Eso para mí incluye habitualmente dos paradas: la consulta de noticias recientes, que suelo hacer mediante mi propio tablero de Pinterest (la búsqueda es razonablemente buena), y desde hace poco, la Power Search de Feedly, que empiezo por mis feeds y en ocasiones, continúo con el Beyond My Feedly. Lo que suelo hacer es abrir una ventana nueva de navegador con la noticia que me inspiró la entrada, y en ella, abrir pestañas con todo lo que voy seleccionando para documentarla, que típicamente terminan siendo enlaces en el texto final.

El proceso de escritura suele tardar poco, habitualmente menos que la fase de selección y documentación. Empiezo con un título, que suele quedarse así (a veces lo cambio si el proceso de escritura me ha llevado por otros caminos, pero no es lo normal), y busco una ilustración, que puede salir o de una búsqueda si encuentro algo libre de derechos, o de librerías de imágenes como 123RF. Típicamente, imágenes con fondo blanco, o si no, con un simple marco. Cuando termino, le aplico unas palabras clave (de memoria, de ahí que a veces surjan algunas inconsistencias), y sin más, previsualizo y aprieto el botón mágico.

Inmediatamente tras la publicación, selecciono el título, y lo pego en LinkedIn, Facebook y Google+. Paso al enlace, sigo secuencialmente el mismo camino, y finalmente, utilizo los botones de la propia página para Pinterest y Twitter. La ilustración la paso a un directorio llamado Gallery al que recurro mucho en mis presentaciones, o bien se queda en el escritorio hasta que tengo lista la versión traducida, que publico en Medium habitualmente unas horas después.

Ese es el origen y proceso de la inmensa mayoría de mis entradas. En alguna ocasión dedico entradas a alguna experiencia personal, a alguna clase con invitado, a algún evento, a alguna conversación o reunión interesante, a algún producto con el que he tenido una experiencia reseñable o a algún tema que llevo tiempo siguiendo. Jamás escribo por encargo, es rarísimo que dedique entradas a quien me escribe pidiéndomelo. De hecho, pedírmelo suele ser la forma más directa de disminuir las posibilidades de que escriba sobre algo, solo superada por el envío de notas de prensa y por ofrecerme dinero por escribir, que directamente anula toda posibilidad de que lo haga (no sé si tengo un precio, pero por el momento, nadie lo ha encontrado :-) Enviarme un producto para que lo pruebe no asegura nada de nada: solo lo pruebo si me interesa, solo escribo si realmente hay algo que me haya llamado la atención, y avisando de que recibí el producto directamente de la compañía. En cualquier caso, la gran mayoría de los productos sobre los que escribo me los sigo comprando yo como haría cualquiera: tengo un cierto presupuesto dedicado a esas cosas, bastante más de lo que mi mujer querría.

Comentarios, trato de moderarlos lo antes posible, aunque hay unas ciento y pico personas cuyos comentarios aparecen sin necesidad de moderación. Contesto los que puedo, cuando puedo, y elimino muy, muy pocos, en torno a un par de ellos o tres cada semana.

Y esto es un poco mi día a día, o el día a día de esta página. Carece de una rutina como tal: hay días en los que empiezo con el tema definido, otros días en los que el tema aparece tempranito, otros en los que me lleva un buen tiempo de lectura decidirlo, y otros en los que no tengo tiempo de nada y termino encontrando algo que reseñar que me salva el día. No escribo por escribir ni por “llenar el día”, pero indudablemente, llevar más de diez años forzándome a escribir todos los días funciona como un potente elemento de disciplina que me viene muy bien. En el fondo, volvemos al principio: esta página y sus derivados no son más que la forma que un profesor de Innovación utiliza para intentar, en la medida de sus posibilidades, mantenerse al día sobre las cosas que utilizo en mis clases. Poco más. Y poco menos :-)

 

 

28 comentarios

  • #001
    Octavio Suarez - 12 febrero 2015 - 19:40

    Yo vivo a caballo entre San Francisco, Madrid y Las Palmas de GC, y no puedo dejar de comparar el nivel profesional que vivo en un lado y otro. Siempre te he leído y visto con gran interés ya que mi especialidad es la tecnología aplicada a la enseñanza y muchas ideas tu discurso lo empleo en mis “speeches”. Este post ha sido una demostración de profesionalidad nunca vista por mi en este país. No me gusta alabar porque pienso que debilita al alabado pero esta vez no me queda mas remedio que hacerlo porque me sale del corazón. He aprendido mucho con este texto, ahora que mis inversores me obligan a crear marca personal, y me cuesta mucho organizarme. Mil gracias

  • #002
    Gorki - 12 febrero 2015 - 20:35

    Lo que siempre me ha asombrado de ti, es tu capacidad de trabajo. Se que no hay “negro” que te suplante, ni tan siguiera, secretaria que te alivie en trabajos rutinarios, seleccion de imágenes, repaso del texto, traducción al inglés, subirlo a Google+, Twitter, Facebook, etc. y no solo eso que modere y filtre los comentarios a contestar del blog.

    Como tengo un blog y se lo que me cuesta documentarme y escribir sobre un tena, valoro el esfuerzo y tiempo que tiene el realizar la actividad que despliegas en Internet. Sobre todo, porque para mi, es, (actualmente), mi actividad principal, mientras que para ti, es una actividad secundaria, frente a tus trabajos profesionales, como profesor y conferenciante, aunque como indicas y estoy convencido además, que en gran parte radica la razón de tu éxito, esta actividad es complementaria, pero indispensable, de las otras, pues te obliga a estar al día, algo que en tu profesión es fundamental.

    Eres mi fuente de información fiable en tecnología, por lo que sables, y por estar perfectamente informado de lo que se “cuece” en cada momento y por los links que proporcionas. Contigo el flanco TIC lo tengo cubierto.

  • #003
    Xaquín - 12 febrero 2015 - 22:22

    No quisiera pecar de dogmático ni sabelotodo, pero al hilo de tu intervención me gustaría ir de maximero aficcionado: un blog debía ser para un profesor (actualizado) lo que un diario (personal) para un adolescente…

  • #004
    Iván - 12 febrero 2015 - 22:54

    Gracias por compartirlo Enrique y gracias por estar cada día dándole a la tecla. Eres un referente y te seguimos, tus entradas nos ayudan a estar al día de un gran número de temáticas relacionadas con la tecnología, internet y todos los cambios que están acarreando a nuestra sociedad y a las organizaciones. Un saludo.

  • #005
    Daniel RG - 13 febrero 2015 - 01:05

    Sigo con interés ferviente cuanto divulgas, desde que te descubrí en la barra de La Noche en 24 horas. El pasado año decidí romper con mi antigua actividad profesional, tras pasar una década infinita viviendo con el piloto automático encendido. He empezado una nueva etapa en la que me estoy formando en comunicación y tecnología, para poner en marcha un proyecto personal que es mucho más que eso: es mi sueño. Siento una sanísima envidia y una admiración profundas por tu conocimiento, tu incontestable capacidad pedagógica y tu don para comunicar. Pero, por encima de todo, venero tu generosidad por compartir lo mucho que sabes y, especialmente, por tu método. Es por ello que este post que hoy has escrito, haya sido inspirador y providencial para mí. Al calor del fenómeno internet, ha surgido un universo de “sabios” que con unas cuantas frases brillantes (“twitteables” por supuesto), un perfil “cool” en redes sociales y la inevitable foto de marras dando la ponencia de turno (con un una presentación proyectada al fondo, faltarías más) pretenden iluminarnos con refritos y fórmulas magistrales 2.0. Tener acceso a las entrañas del día a día del trabajo de alguien que como tú, realiza una labor infatigable desde la modestia y el el sentido común, es un verdadero privilegio y una lección de humildad. Publicaciones como la que nos ocupa, no es sólo una brújula para quienes queremos saber y ampliar horizontes. Es mucho más que eso. Es la proteína que alimenta el músculo del afán de superación. Hay espejos, y espejos en los que mirarse. Vamos, que hay color.

  • #006
    Miguel - 13 febrero 2015 - 06:29

    Enrique te sigo desde hace mucho tiempo y me gustaría saber si sueles utilizar algún tipo de herramienta de productividad para apuntar tus tareas. Admiro tu capacidad te trabajo y la mayoría de los mortales que yo no conozco no consiguen tener tanta constancia. Me gustaría también conocer si muchas personas de tu entorno así como tus alumnos suelen utilizar métodos de productividad.
    Agradecería mucho la respuesta si fuera posible.

  • #007
    Elisabet - 13 febrero 2015 - 10:11

    Muchísimas gracias por haber compartido este proceso, Enrique. Sinceramente, siempre me había preguntado cómo desarrollabas tu proceso de trabajo para con el blog y ya está el misterio resuelto.

    La única duda que tengo es sobre cuánto tiempo le dedicas, sobre todo al proceso de escribir. Tu blog es uno de mis referentes respecto al mío donde explico cosas sobre sociedad digital desde la sociedad y cultura y sigo un proceso similar de documentación -aunque habiendo leído las bondades de Feedly, creo que me pasaré a este servicio definitivamente-, a veces también le dedico más tiempo que a la escritura, pero luego llego al momento de la escritura y, aparte que va a días (días inspirados o creativos y más comunicadores, días más espesos,…), suelo dedicar por artículo una hora de escritura mínimo -excepto cuando comunico colaboraciones en medios y esos temas, que es un momento. Por eso me gustaría saber si también le dedicas un rato importante a escribir tus artículos :)

    Muchísimas gracias nuevamente!

  • #008
    jose luis portela - 13 febrero 2015 - 10:18

    Pues yo te agradezco tu trabajo que hace que siga conectado a un master on line sobre nuevas tecnologías desde hace varios años. Cuando te veo, no me sale la frase “lo tuve como profesor”, me sale la frase “lo tengo como profesor”

    un abrazo

  • #009
    Stepienybarno - 13 febrero 2015 - 10:19

    Solo agradecerte tu dedicación y constancia. Es un gusto ver cómo todos los días a primera hora de la mañana aparece tu post en mi casillero de correo y voy a ello. La verdad es que sería difícil valorar lo que blogs como el tuyo o el de Yoriento, han podido formarnos casi sin enterarnos. Todo un lujo.
    Un abrazo desde tierras navarras.
    Agnieszka y Lorenzo (Stepienybarno).

  • #010
    Benyi Arregocés - 13 febrero 2015 - 10:48

    Chapeau! Es una rutina modélica Enrique. Por ahorrar tiempo en la difusión a redes que comentas, ¿no te convencen Buffer, Hootsuite y compañía? Saludos

  • #011
    Observador - 13 febrero 2015 - 11:14

    No seas mentirosillo que sabemos que tienes monos y negros escribiéndote artículos a dos euros (que es lo que se lleva ahora en el “periodismo” español, gracias al mal uso de la tecnología, la cual, eso sí, ha conseguido que por 10 euros tengamos una mensualidad informativa y que aún así nos parezca mucho dinero). Me alegro (sinceramente) de que te hayas recuperado de tus problemas de salud, aunque te seguiré dando para el pelo con las tonterías que de vez en cuando sueltas tú y según qué comentaristas.

    Aquí dejo otro artículo que rebaten algunas de esas tonterías que tan alegremente soltáis los verduleros tecnológicos:

    http://www.theguardian.com/science/2015/jan/18/modern-world-bad-for-brain-daniel-j-levitin-organized-mind-information-overload

    Resumen: no porque a ti te vaya mejor, a los demás, en conjunto, les tiene por qué ir igual.

    Cuídate, que ya no estás para trotes.

    PD: lo de los monos y negros es obviamente una broma, por si hay algún despistado.

  • #012
    Xavier - 13 febrero 2015 - 11:31

    1 ¿Repasas apuntes de biología para escribir alguna entrada?

    2 ¿Te has planteado usar programas específicamente creados para hacer bases de datos, en vez de Feedly?

    3 ¿Que páginas usas actualmente para encontrar imágenes libres de derechos?

  • #013
    Gorki - 13 febrero 2015 - 11:51

    #007 Elisabet
    Lo de eDans no tiene secreto, consigue hacer todo lo que hace, porque trabaja como un burro. Lo mas que puede ocurrir es que escriba a máquina como una ametralladora.

    Me he dado una ligerísima vuelta por tu blog, tiene un pinta estupenda. Cuando tenga un rato lo exploro más afondo y mucho me temo, que va a ser otro blog que se sume a la lista de mis lecturas. Saludos.

  • #014
    Maestre Patarran - 13 febrero 2015 - 12:25

    Don Enrique, Maestro.
    Muchas gracias por compartir su “modus operandi”
    Me lo guardo a buen recaudo… Para releerlo de vez en cuando.
    Me va a servir de referencia, seguro.
    Sobre todo… a la hora de enfocar “el trabajo” aunque para algunos de nosotros esto sea sólo “aficion”
    Personalmente, leer estas lineas me ayudará a orientar mis esfuerzos.
    Trabajo, trabajo y trabajo.
    Ordenado y metódico.
    Como dijo Picasso (creo):
    “No se si existen las musas, pero si alguna vez vienen a verme… me encontrarán trabajando”
    Cuidese mucho, Don Enrique.
    de verdad de la buena.
    ;-)
    Un abrazote.

  • #015
    Mauricio - 13 febrero 2015 - 12:31

    Enrique, ya nos habías comentado en otras ocasiones que tu blog te ayuda a preparar el material para tus clases, lo cual me parece genial, pero siempre me he preguntado cómo organizas todo esto en la práctica.

    Una determinada asignatura que forme parte del plan de estudios de alguna carrera universitaria puede constar, por ejemplo, de 13 sesiones de 90 minutos. Cada sesión suele dedicarse a la profundización de un tema (sobre todo si se trata de un seminario), aunque también puede ocuparse para dar una visión panorámica de algunos temas dentro de un ámbito del conocimiento (especialmente si es una clase magistral). ¿Es posible que nos cuentes qué posts utilizaste en tres diferentes sesiones consecutivas y qué temas tratabas en dichas sesiones?

    Sé que profundizar sobre el asunto de la planificación de clases no entra dentro de los intereses de la mayoría de los lectores de este blog, pero para quienes estamos en el campo educativo resultaría interesante que en algún momento escribieras un post donde ilustraras qué temas trataste a lo largo de un semestre en la asignatura que impartes y cuáles fueron los posts de tu blog (y de tu Facebook, Twitter, Pinterest, etc. y otros materiales aparte) que utilizaste para prepararte y como apoyo didáctico para cada clase.

  • #016
    Enrique Dans - 13 febrero 2015 - 13:28

    #015: No, no funciona así. Nunca he usado mi página directamente para mis clases. Mi página – o mejor, la tarea de escribirla – me asegura que estoy al día para mis clases, pero jamás he pedido a mis alumnos que entren a leer tal o cual entrada. Hasta hace poco, además, no podía, porque mi página estaba en español y mis alumnos mayoritariamente no lo hablaban. De hecho, saben que tengo un blog porque es público y notorio, pero yo no les pido que lo lean en absoluto. Algunos alumnos me consta que lo leen, algunos incluso ya lo leían antes de tener clase conmigo, pero yo no lo uso como metodología de clase. Lo que sí puede ocurrir es que si decido utilizar un caso determinado, mucha de la información que vaya a intentar sacar en la discusión esté incluida de una u otra manera en entradas recientes – reciente puede ser un año – relacionadas con ese tema, seguramente más en la segunda capa – en los enlaces – que en la entrada en sí.

  • #017
    Juan Carlos - 13 febrero 2015 - 16:10

    Gracias por compartir tu experiencia. Ayuda mucho. Saludos!

  • #018
    Antonio Castro - 13 febrero 2015 - 17:11

    ¿En serio? ¿Funciona así de bien la psicología inversa contigo? ¿Por qué no vuelves a escribir otra vez sobre “Optimización Fiscal”? Me appetece cabrearme y perder el tiempo en largas y sesudas respuestas que será puntualmente ignoradas.

    Bueno, quitando ese temita, que vemos de forma muy diferente, reconozco que tu ritmo de trabajo en el Blog es impresionante y que eso implica un nivel de autodisciplina muy alto para aprovechar el tiempo al máximo, así como una gran capacidad de trabajo, posiblemente también significa que tiene una capacidad importante para la multitarea, y una metodología de trabajo que parece muy estudiada y muy eficiente. En cualquier caso los resultados están ahí. Te felicito por todo ello y te deseo que superes ese punto ciego, que te separa de la perfección y que delata tu condición humana.

  • #019
    Observador - 13 febrero 2015 - 18:42

    #18 Dans tiene muchos “puntos ciegos”, pero sí, ese es el negro (la gran cagada de Dans, que además no tardará en reconocer). La otra cagada suya fue decir que Internet generaba más trabajos de los que eliminaba y ya ves la entrada de hoy de qué va…

    Imagino que las tonterías que dice a veces tienen que ver con el target de su audiencia y dejarse llevar por los Krigan y Novak60K y demás pesteantes de Pestéame.

    Por fin se ha percatado de que lo que decía era una auténtica burrada que sólo tenía como finalidad hacer felices a unos pocos idiotas (que es la base esencial de la política).

  • #020
    Jero Medina - 13 febrero 2015 - 18:57

    Espero que leas el comentario, te sería útil… Concretamente cuando dices: “Inmediatamente tras la publicación, selecciono el título, y lo pego en LinkedIn, Facebook y Google+. Paso al enlace, sigo secuencialmente el mismo camino, y finalmente, utilizo los botones de la propia página para Pinterest y Twitter.” —> Esto lo puedes solucionar con Twitterfeed o Dlvr.ir (hay otras alternativas, pero estas son muy buenas) de modo automático y ahorras mucho tiempo. Otra opción, creo que usas WordPress, está en Ajustes/Compartir y ahí configuras tus redes sociales y cuando das a publicar, se encarga Wp de difundir.

  • #021
    Jero Medina - 13 febrero 2015 - 19:45

    Sólo una pequeña corrección, el dominio correcto es: www.dlvr.it

  • #022
    Antonio Castro - 14 febrero 2015 - 06:38

    #019 En mi opinión E.Dans no tiene tantos puntos ciegos. Hay que tener en cuenta que no todo es información contrastada. También aporta cantidad de opiniones. Lo que ocurre en mi opinión es que el mundo tecnológico y el de las finanzas le apasiona. Eso le convierte en un devorador de información. El peligro en estos casos, es que demasiados árboles no te dejen ver una parte del bosque.

    En su artículo sobre “Caligrafía, educación y futuro: examinando los argumentos”https://www.enriquedans.com/2014/12/caligrafia-educacion-y-futuro-examinando-los-argumentos.html creo que también se le fue la mano con lo de infravalorar la caligrafía en beneficio de enseñar a teclear. Cito sus palabras:

    “¿Es adecuado que los niños dejen de escribir a mano, en un entorno en el que ya prácticamente solo lo hacen cuando ejercitan dicha habilidad? Un examen detallado de la vida cotidiana de un niño en nuestros días revela claramente que escriben de manera constante en teclados de todo tipo, físicos o virtuales, en ordenadores o en smartphones, pero únicamente recurren a la escritura a mano cuando les es específicamente solicitado… para conseguir que aprendan a escribir a mano.

    Con el paso del tiempo, a medida que esos niños se van haciendo mayores, la necesidad de escribir a mano va disminuyendo todavía más. Yo llevo un bolígrafo en mi bolsillo por puro romanticismo y para firmar algo de vez en cuando, pero la realidad es que me pasan días y días sin utilizarlo.”

    Mi postura fue mucho más conservadora.

    “El tema da para mucho. Yo insisto en mi planteamiento inicial. La educación en las primeras etapas nunca debe ser especializada. Hay mucho tiempo para eso más adelante.

    Yo creo que sería muy insensato dar más importancia a una forma de escritura que a otra a edades tempranas. Son experiencias educativas compatibles y complementarias.”

    Creo sinceramente que ese artículo en particular fue un globo sonda de lo más provocador y contenía afirmaciones poco documentadas, pero no es su estilo habitual de escribir. Yo suelo aprender mucho de lo que leo aquí.

    Sobre el polémico tema de la caligrafía para niños, creo que por parte de E.Danas hubo intención de pulsar la opinión de sus lectores, pero ya hay especialistas en educación infantil que se han pronunciado con datos científicos y que han dado más valor a la caligrafía que al aprendizaje del uso del teclado. Me refiero a este artículo: “Las sorprendentes consecuencias de dejar de escribir a mano” http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2015/02/150212_salud_escribir_teclado_desarrollo_cognitivo_gch_ac

    A mí no me ha sorprendido.

  • #023
    lector - 14 febrero 2015 - 12:37

    Enrique, acerca del trackpad, ¿no te arriesgas a una lesión? Lo mismo ocurre con utilizar el monitor del propio portatil, no es especialmente bueno para el cuello y el ángulo de la muñeca al usar el teclado del portatil tampoco es del todo conveniente. No nos damos cuenta de que el cuerpo sufre con este tipo de posturas y ya por no ponerme a hablar de los ojos. Para el teclado por ejemplo, pasé a utilizar un Microsoft Natural y noté menos cansancio en las muñecas, el monitor del trabajo me aseguro de alinearlo para que tenga la cabezar horizontal.

  • #024
    Ramón Llano Atanes - 15 febrero 2015 - 14:31

    Feedly es una herramienta fantástica (como google reader antes de que nos dejara tirados). Yo soy optometrista y la utilizo para estar al día de todas las novedades que van saliendo en oftalmología, optometría, óptica y ciencias de la visión en general. Recientemente, utilizo Facebook para páginas de interés general (Edans, tecnología, cine, nutrición, música…), porque puedo compartirlas con mis contactos con gran facilidad. Cada vez más dejo de seguir a los contactos que tengo en esta red social ya que su vida no me interesa. Por lo que he abandonado la visión “cotilla” con la que empezó en su inicio Facebook, transformándola en una herramienta de conocimiento más.
    Gran artículo, un saludo!

  • #025
    Observador - 15 febrero 2015 - 16:14

    #022 Obviamente a mí tampoco me ha sorprendido…Lo leí el otro día y precisamente me acordé de ello. El problema de Dans es que, exceptuando cuatro cosas sobre lo que sabe mucho, sobre el resto no tiene ni puta idea, tal como suena. Pero no es algo que sólo le pase a él, lo he podido constatar cientos de veces en distintas Facultades con todo tipo de profesorado. Hay un problema en España y es que las materias/carreras no tienden a interrelacionarse con otras, a aprender y comparar los mecanismos de otras, y entonces empiezan las teorías e hipótesis de tostadas por la mañana cuando les da por salir de su especialidad.

    Pero bueno, aún peor que Dans son los gilipollas haciendo chistes en plan “pues que les enseñen a los niños escritura cuneiforme”, que son los mismos gilipollas que ven neoludismo y atraso en todo lo que dicen los demás, sin tener ni puta idea de lo que están hablando, ya que lo más cercano a neurociencia que han leído es un artículo del “Muy Interesante” de hace 10 años.

  • #026
    Daniel - 16 febrero 2015 - 13:48

    Gracias Enrique por compartir con nosotros tu rutina.

    Quería preguntarte si alguna vez has valorado el usar Evernote como repositorio de las noticias interesantes en vez de Pinterest. En algún post has comentado que sí usas Evernote para tomar notas. ¿Por qué no usar una sola solución para todos?
    Me interesa tu opinión al respecto ya que yo también uso Feedly y estoy buscando el mejor repositorio para lo que ahí veo.

    Gracias!
    Daniel

  • #027
    Mauricio - 16 febrero 2015 - 14:15

    Muchas gracias Enrique (#016) por tu respuesta. En realidad, sí había entendido que escribes el blog para mantenerte actualizado como docente y que no se trata de material de lectura obligatoria creado específicamente para tus alumnos. A lo que me refería, más bien, era a la posibilidad de que en algún momento nos dieras algunos ejemplos de posts específicos que te hayan servido para planificar determinadas clases, además de otros recursos que hayas utilizado para tu preparación y también aquellos materiales que -aquí sí- usaste directamente con los estudiantes.

    Dominar la materia que imparten, mantenerse actualizados y preparar bien las clases son aspectos que muchos docentes no hacen adecuadamente. Sería interesante que en un futuro no muy distante escribas más sobre tu experiencia al respecto.

  • #028
    Pedro Amador - 19 febrero 2015 - 21:32

    Siempre me pregunto… ¡cómo te alcanza el tiempo! ¡Muchas gracias por compartir!

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados