Hackeando el sistema nervioso

VBLOC Maestro - EnteroMedicsUna noticia que leo en Los Angeles Times, FDA approves a device for weight loss, me lleva a interesarme por un dispositivo de intercepción del nervio vago o neumogástrico, el Maestro Rechargeable System, que permite suprimir las señales relacionadas con el hambre que el estómago envía al cerebro, lo que puede ayudar a la pérdida de peso al provocar una disminución del apetito, una reducción de la cantidad de alimento ingerido en cada comida, y una sensación de saciedad más prolongada entre comidas. Intercepción de señales entre órganos del cuerpo humano mediante estímulos eléctricos generados por un aparato implantado en el cuerpo.

El dispositivo, creado por EnteroMedics y recién aprobado por la Food and Drug Administration, es el primero aprobado para esta finalidad desde el año 2007. Se recomienda para personas con sobrepeso elevado (índice de masa corporal, o BMI, superior a 35-45), y con al menos una complicación derivada de dicha obesidad, como la diabetes de tipo 2.

El dispositivo utiliza técnicas de neuromodulación ya probadas previamente en el tratamiento de la epilepsia: estímulos eléctricos intermitentes aplicados al nervio vago, que interrumpen las señales que hace que el estómago se relaje, se expanda y se prepare para la llegada de alimento. El nervio vago, correspondiente al décimo par craneal, es clave en el sistema parasimpático, que regula la inervación de vísceras como corazón, bronquios, estómago, esófago, intestino, páncreas o hígado, con funciones tan importantes como la frecuencia cardíaca, los procesos digestivos o la respiración. Su intercepción a nivel del estómago permite interceptar los mensajes que señalizan el hambre y preparan al estómago para recibir alimento, haciendo que las personas coman menos y reduzcan consecuentemente su peso

El dispositivo se implanta mediante laparoscopia en una intervención que dura entre una hora y hora y media, y la terapia de bloqueo (Vagal Blocking therapy, o VBLOC) permite tratar pacientes sin alterar quirúrgicamente su sistema digestivo, técnicas que suelen ser mucho más complejas, intrusivas y costosas, además de provocar en muchas ocasiones complicaciones en los procesos de absorción. Durante el tiempo que el paciente está despierto, el dispositivo genera pulsos alternativos de cinco minutos de inervación y cinco minutos de inactividad, lo que evita que, en función de un excesivo tiempo de silencio, el sistema nervioso central trate de encontrar un medio de compensación alternativo. Durante las horas de sueño, el dispositivo se apaga. Además, el sistema puede activarse o desactivarse en función de las necesidades, o para evitar, por ejemplo, complicaciones derivadas de un embarazo.

Utilizar tecnología para interceptar nuestros nervios y hacer que transmitan o dejen de transmitir determinados estímulos. Obviamente,no es la primera vez que se hace: hace ya muchos años que disponemos de dispositivos como los marcapasos, que generan impulsos eléctricos que regulan la frecuencia cardíaca, pero esto va un paso más allá: básicamente, hackea las comunicaciones entre órganos de nuestro cuerpo para evitar la transmisión de determinados estímulos. Bienvenidos al siglo XXI.

 

This article is also available in English in my Medium page, “Hacking into our central nervous system

10 comentarios

  • #001
    Anónimo - 19 enero 2015 - 14:31

    Machines revolution! Welcome if it means support for human beings but in my opinion it’s necessary trying and see the results in real time. Let’hope!

  • #002
    Eduardo - 19 enero 2015 - 15:14

    Buenas tardes

    Desde hace años que un sistema parecido se viene utilizando con éxito en el control del dolor crónico. La tecnología de estos dispositivos evoluciona constantemente: cada vez son más pequeños, más autónomos e “inteligentes”.

    Si queréis mas info, http://www.tuvidasindolor.es/neuroestimuladores/

    Un saludo

  • #003
    Carlos - 19 enero 2015 - 16:23

    Será por eso que Dick Cheney declaro en el programa de la de CBS ’60 minutos’, que en 2007 ordenó a su médico personal desactivar la función inalámbrica de su marcapasos por miedo a que el dispositivo fuera ‘hackeado’ en un intento de asesinato… Igual que ocurre a su homólogo en ‘Homeland’?

    http://www.elmundo.es/elmundo/2013/10/27/television/1382872145.html

  • #004
    Antonio Castro - 19 enero 2015 - 16:55

    Muy interesante. Sin duda la humanidad ha ido pasando por diversas etapas, algunas de ellas han echo de nosotros algo muy diferente. En mi humilde opinión no somos más que simples animales. Lo de racionales, es puro antropocentrismo y necesitaría mucho matiz. Lo que realmente nos diferencia son algunas tecnologías que nos han permitido un mayor control de nuestro entorno. Creo que la torpeza en el control de nuestro entorno es cada vez mayor y pronto podremos presumir de ser el bicho más estúpido del planeta, pero el control sobre nuestras propias funciones neuronales, podría conllevar uno de esos hitos de la humanidad que comportan transformaciones profundas.

    Yo no creo que exista ninguna información ni ninguna tecnología que pueda ser considerada mala en si misma. Por desgracia el uso de determinadas informaciones y el uso de determinadas tecnologías si que pueden llegar tan negativas como la mente enferma de turno sea capaz de imaginar y aplicar.

    Dicho todo esto, espero que la política cambie mucho antes de que estas tecnologías maduren.

  • #005
    Anónimo - 19 enero 2015 - 19:56

    Bien está y me alegro que no se pueda automedicar una cosa de este tipo sino que precise una mínima intervencion quirúrgica.

    Sin embargo a mi me parece más avance el corazon artificicial que acaban de implantar a un paciente en lugar de hacerle un trasplate. http://www.corazonyvida.org/Se-implanta-en-Francia-el-primer-corazon-artificial-autonomo_a863.html

  • #006
    Maestre Patarrán - 20 enero 2015 - 07:21

    #004 Don Antonio… opino igual que usted. Las tecnologías no son malas en si mismas. Lo es el uso que se dá de ellas. Ahi ya… terrreno pantanoso.
    Todo esto tiene un aire a “Ghost in the Shell”… ¿A que si?
    ;-)
    Que tengan un buen dia.

  • #007
    Pedro - 20 enero 2015 - 13:06

    Enrique es medio cyborg, y si no tiempo al tiempo :P

  • #008
    Antonio Castro - 20 enero 2015 - 16:51

    #007
    Tu afirmación resulta preocupante porque puede significar dos cosas.
    Tanto los 100% humanos como los 100% robots son medio cyborgs. ;-)

  • #009
    alberto Lozano - 21 enero 2015 - 18:56

    Tecnologia Tens… BTW

    Respecto a los marcapasos, de hecho y por lo que sé, no tienen relación alguna con los impulsos nerviosos aunque sí con la electricidad.
    El marcapasos viene a ser el sustituto del nódulo sinusal que es donde se generan los impulsos eléctricos que viajando por el corazón a través de unos caminos (haces) hacen que éste músculo se contraiga/expanda en la forma y cadencia adecuadas.

  • #010
    Maria - 24 enero 2015 - 11:25

    Estos tratamientos son demasiado invasivos. En lugar de utilizar los remedios naturales más fáciles: comer menos, hacer más ejercicio,… Creo que nos estamos volviendo todos locos con la tecnología invasiva.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados

4 comentarios en Menéame

#001
kampanita - 19 enero 2015 - 13:42

Con el Speed consigues lo mismo y no gasta pilas.» autor: kampanita

#002
sacreew - 19 enero 2015 - 13:44

Mira justo lo que hicieron con Chernobil» autor: sacreew

#003
forms - 19 enero 2015 - 13:47

#1 te da pilas » autor: forms

#004
pollo - 19 enero 2015 - 15:03

Eso, estimulemos o inhibamos el nervio vago, que regula montones de sistemas en el organismo. ¿Qué podría ir mal?

Pero claro, es que es un IMPLANTE tío. Eres medio cyborg y puedes ir por ahí flipándolo.» autor: pollo