La foto misteriosa

The mystery pic - Enrique DansPasmado. Llevo un buen rato pasmado mirando un recuadro que ha aparecido en la esquina superior derecha de mi pantalla de Google+: una fotografía con bastante buen aspecto, en blanco y negro, de un grupo de árboles en una puesta de sol. Al verla, ni siquiera pensé que fuese mía, aunque sí me sonaba lejanamente.

Me despistaba lo de “Google+ Auto Awesome”, y no lo relacionaba con ninguna acción directa mía, hasta el punto que decidí empezar a investigar. La noche anterior, mi smartphone, un Motorola Moto X, me había propuesto de manera “espontánea” utilizar la función de auto-backup de mis fotografías, que sí había utilizado previamente en otros terminales, pero no había activado en este. Esta mañana, vi que había añadido algunas fotos al backup y que estaban “listas para compartir”, pero no le hice mucho caso. Y ahora, me encontraba con eso.

Empecé por los datos EXIF. Pocos, una fecha, el 5 de octubre de 2013; una hora, las 5:42PM, unas dimensiones, un tamaño de archivo, y el hecho de que no se había disparado el flash. Con la fecha, me fui a mi agenda de Google: recuperé esa fecha en pocos clics, y me encontré un día de lo más normal, un sábado en el que había salido a caminar, unos doce kilómetros por la Dehesa de Majadahonda. La foto, efectivamente, empezó a tener sentido: en mis caminatas, es muy habitual que me pare a tomar fotos, aunque luego termine olvidándome de ellas. Buscando más datos, me fui a la geolocalización de Google, otra de esas aplicaciones que me hacen pensar que vivo en medio de una película de ciencia-ficción: en efecto, a esa hora de ese día podía geolocalizarme perfectamente caminando en aquella zona. Me fui a Instagram: una foto con ese aspecto debería haberla subido, aunque me hubiese olvidado. Y sí, allí estaba, con un filtro un tanto “excesivo”, muy “a lo Instagram”… razonablemente bonita, pero tampoco “memorable”. Una de muchas fotos de puestas de sol.

Pero ahí estaba: filtrada en blanco y negro, bastante más artística, pero no por una decisión mía, sino… de una máquina. De hecho, haciendo un clic, hasta podía comparar la fotografía original con la filtrada automáticamente. Una máquina que se había “molestado” en localizar mi foto en una memoria olvidada, en “pensar” que podía filtrarla en blanco y negro, y en “presentármela” con una prestación, el Auto-Awesome, que ni siquiera recordaba que existiese. Si esto no es un tanto “spooky”, que baje Philip K. Dick y lo vea. Pero el caso es que una nueva mirada a mi smartphone me dice que son las 08:38, que tengo un vuelo con Iberia que sale exactamente en 2 h  56 min, y que debería salir de casa a las 09:31 para llegar con un tiempo prudente. No soy consciente de haber compartido con mi terminal ninguno de esos datos: simplemente ha leído el correo de Iberia con el billete de avión, lo ha identificado como tal, lo ha interpretado, ha comprobado la distancia desde mi casa al aeropuerto teniendo en cuenta el tráfico a estas horas, y me convierte todos esos datos en consejos y recomendaciones, además de dejarme la tarjeta de embarque a un solo clic de distancia. Sí, todo eso, simplemente con haber autorizado Google Now. Así que, disciplinado y obediente como yo soy, dejaré de escribir esta entrada para hacerme un desayuno rápido, terminar de cerrar la maleta, e irme para el aeropuerto como manda mi smartphone, el mismo que acaba de demostrar tener mejor gusto que yo para la fotografía.

Vale, mi coche no vuela. Pero la ciencia-ficción tampoco andaba tan desencaminada.

 

This article is also available in English in my Medium page, “The strange case of the phone that’s smarter than I am

30 comentarios

  • #001
    Ángel Gavín - 21 diciembre 2014 - 09:07

    Tener un asistente personal no es una innovación. Pero que todo el mundo pueda tenerlo, y además “sepa” de fotografía y de muchas cosas más… Como dices te avisa de viajes, reservas en restaurantes, seguimiento de envíos,… La integración con aplicaciones propias y de terceros puede no parar. ¿Qué será lo siguiente? ¿Que nos diga qué deberíamos comer en función de nuestra actividad del día anterior y agenda?

  • #002
    Manuel - 21 diciembre 2014 - 09:11

    Tuve la misma sensación el dia que -intentando ver la hora en mi móvil- descubrí el mensaje aquel que decía: “En las condiciones actuales tardarías xx minutos en llegar a tu trabajo”. Inquietantemente informativo…

  • #003
    Daniel Terán - 21 diciembre 2014 - 09:18

    Tranquilo que en el año 2015 los coches sí vuelan :)

  • #004
    #Jerby (@Blograme) - 21 diciembre 2014 - 10:07

    Una duda razonable sería pensar que cuando se apruebe definitivamente la #LeyMordaza, todos estos datos podrían estar al alcance de la policía sin autorización previa de un juez.

  • #005
    corneacraneo - 21 diciembre 2014 - 10:14

    Suelo salir a patinar los sábados por la mañana, a eso de las 10:00h, a veces antes, a veces algo después. Salgo desde un parque donde arranca un carril bici que corre paralelo al río. Después de unas semanas haciéndolo, Google Now me preguntó ayer sábado, alrededor de las 10:00h, si quería saber cuánto tardaría en llegar a ese sitio, al punto desde donde arranco mi camino patinando.
    No lo tengo en la agenda, ha aprendido por pura repetición.

  • #006
    #Bolboreta - 21 diciembre 2014 - 11:05

    Querido Enrique Dans, todavía prefiero los asistentes personales analógicos, por aquello de no olvidar lo artesanal…

    Por cierto, en este espacio ¿hay que comentar para ver los comentarios?

  • #007
    Gorki - 21 diciembre 2014 - 11:57

    Lo que no ha cambiado nada, ni posiblemente cambiara en muchos años, es que para hacer y vuelo que sale a las 2:56 y rara vez dura más de una hora, necesites salir de tu casa a las 09:31 y cuando desembarques, aun te quede casi otra hora de viaje hasta llegar a tu destino.

    En total inicias un viaje a las 9:30ia para aparecer donde sea a las 5 de la tarde, casi 8 horas de viaje. Si has ido a Barcelona, por ejemplo, has hecho una media de unos 70 K/h, más o menos como si lo hubieras hecho en Seat 600 de la época de Franco. Y esto lo llamamos progreso.

    ¿Para cuando el teletransporte?

  • #008
    Manuel - 21 diciembre 2014 - 12:02

    Gorki: yo solucioné (parcialmente) esto viniéndome a vivir a Santander, donde tenemos el aeropuerto a 10 minutos de casa ;)

  • #009
    Esteban - 21 diciembre 2014 - 12:13

    Que miedito…. tu vida controlada por google y puede saber todo lo que haces en cada momento… Google Now creo que es la aplicación amás peligrosa que he visto en mi vida.

  • #010
    CLAUDIA - 21 diciembre 2014 - 12:56

    Me encantaría ver la siguiente temporada de “The Jetsons” :)

  • #011
    Anónimo - 21 diciembre 2014 - 13:34

    Si a estas alturas Google sabe más de mí, q yo mismo!
    Je!!!

  • #012
    Paloma Carreño - 21 diciembre 2014 - 13:53

    Por lo que leo, A google Now ya solo le falta que al llegar a tu cocina tengas el desayuno preparado; el café con sacarina, pues sabe que tienes que controlar el peso porque un día rastreó en tu agenda que tenías cita con el endocrino, y las tostadas con la mermelada de fresa de aquella vez que hiciste la compra online.
    En mi opinión demasiada intromisión en nuestras vidas de la que si siquiera somos conscientes.

  • #013
    Gorki - 21 diciembre 2014 - 14:38

    #008 Manuel

    Vivo a 10 minutos del aeropuerto de Barajas, pero no me libra de tener que llegar dos horas antes del vuelo al aeropuerto, ni tener que esperar la maleta, vaya Vd a saber cuanto tiempo, ni tener que tardar una hora para desplazarme del Prat a Vilasar por ejemplo.

    Vivir cerca de un aeropuerto, que ademas tiene un número reducido de vuelos, no te soluciona absolutamente nada en cuanto a trasportes, pero no me importa reconocer que Santander te hace la vida muy agradable en otros aspectos, Yo en la zona, me gustaría vivir cerca de Liérganes.

  • #014
    Victor - 21 diciembre 2014 - 16:00

    ¿Y para qué vas al aeropuerto para ir adonde quiera que sea que vayas? Manda el teléfono por DHL y que se las apañe solo, seguro que lo hace mejor que tu XDDDDD (es coña). De momento.

  • #015
    Gorki - 21 diciembre 2014 - 17:00

    #014 Victor
    jaja, Exacto necesitas un embajador digital que largue tus conferencias, mejor que un asistente personal Pepito Grillo, que solo te da la murga cada cuarto de hora, para recordarte tus muchas obligaciones y deberes

  • #016
    Abelardo - 21 diciembre 2014 - 20:10

    La foto, la foto, … Ya está. ¡Enrique en el Caribe.!

    # x Gorki

    ¿ Y el AVE qué.?
    Desde Madrid, creo que perfecto, en los demás sitios no sé, tal vez sea cuestión de control y de buscar enlaces.
    A Barcelona con el AVE unas 3 Horas. Es mucho ya que Madrid-Zaragoza puede hacerse en una hora y a Barcelona otra hora. El sentido de lentitud puede deberse al trazado de las vías.

    En fin. La foto es del Caribe, Enrique no quiere decirlo y…

    ¡ Qué la foto de Enrique nos traiga suerte
    y que mañana nos toque la Lotería de Navidad. !

  • #017
    Xaquín - 22 diciembre 2014 - 00:36

    Por un lado comentar que los defensores del B/N tienen lo quee n términos de PM (o GW) llaman evidencia…y por otro decir que desde el momento que sales a la calle no puedes evitar que alguien te grabe en su cerebro o cualquier otro soporte… para cuando darse cuenta que la información ofertada fuera de tu cuerpo ya no es tuya (en exclusiva propiedad) por mucho que pienses lo contrario?

    Los bits en propiedad son como vender aire en frascos de chanel (valiendo el ejemplo mientras tengamos una atmosfera medianamente respirable!)..

  • #018
    Julio2 - 22 diciembre 2014 - 02:29

    Los hechos que relata Enrique son inquietantes y deberían desatar una ola de indignación. Vivimos en plena dictadura del algoritmo. Y ocurre con las cosas más cotidianas. Por ejemplo, mi nevera no hace lo que lo que yo quiero, sino lo que quiere el ingeniero que ha diseñado el algoritmo. Éste ha establecido que la puerta de la nevera se bloquee durante los treinta segundos siguientes a su cierre, supuestamente para evitar pérdidas de energía. Pero, por otra parte, me castiga con un ensordecedor pitido si mantengo abierta la puerta más de un minuto.

    Ingenieros sin escrúpulos nos imponen normas estúpidas desde sus despachos, sin conocer nuestra realidad cotidiana, y nos quitan cada vez más espacios de libertad. Con el Internet de las Cosas, que primero será una opción y luego una obligación, todos los objetos les servirán para monitorizarnos y reeducarnos cual ratones de laboratorio. Algunas personas ya están siendo reeducadas de esta manera a través de los smartphones, especie de terminales de la mente colmena, y ni siquiera son conscientes del proceso. Al final las máquinas pasarán el test de Turing, pero porque nos han convertido previamente en idiotas.

    La experiencia que cuenta Enrique debería hacerle más escéptico con la tecnología. Pero da la impresión de que Enrique, por el contrario, se reafirma en su visión utópica de la tecnología. Lo que algunos vemos como un peligro al que conviene dar respuesta él lo ve como una liberación, o en todo caso como algo de lo que no hay escapatoria posible. No entiendo por qué Enrique no modera su entusiasmo con la tecnología a raíz de estas experiencias, pero al menos nos deja escribir a los escépticos.

  • #019
    Miguel Ángel - 22 diciembre 2014 - 09:54

    Plas, plas, y plas, que gran contador de historias, Enrique

  • #020
    Antoni Serra - 22 diciembre 2014 - 10:44

    ¿Quieres saber cómo he llegado a este artículo? Me he despertado hoy, he encendido mi teléfono Nexus donde tengo Google Now y el señor Google me ha dicho “Antoni, fíjate que Historias más interesantes para leer te estoy mostrando” y nada allí estabas tu señor Enrique Dans. Sin duda Google está aprendiendo de nosotros porque conmigo ha acertado de lleno, ya que realmente el artículo me ha parecido muy interesante.

  • #021
    Vival Galanternik - 22 diciembre 2014 - 17:25

    Me gusto tu articulo, gracias por compartir tu experiencia de vida, a algunos les gusta otros no, pero lo bueno del articulo no es tanto lo que dice, sino en lo que te pone ea reflexionar.

  • #022
    David el Bueno - 22 diciembre 2014 - 19:31

    Simplemente aterrador.

  • #023
    Gorki - 22 diciembre 2014 - 22:07

    #018 Julio2
    Lo de Enrique es una opción personal que a nadie obliga, igual que lo contrario, Si a ti te gusta, nada te impide volver a las cavernas, sólo tienes que hacer la pregunta adecuada a Google. https://www.google.es/webhp?sourceid=chrome-instant&ion=1&espv=2&ie=UTF-8#q=se+vende+o+alquila++cueva

    ¿Cómo encontrarías una cueva en alquiler sin Google? Si escribes que te vas a las cavernas gracias a un algorit,o de búsqueda no escribiría “Los hechos que relata Julio2 son inquietantes y deberían desatar una ola de indignación.” Simplemente diria que Google te permitee hacer lo que sea tu deseo.

    Esa es precisamente la grandeza del mundo digital, que te permite con poco clicks y escasp importe, hacer lo que desees, sea lo que quieras.

  • #024
    Luis Caldevilla - 22 diciembre 2014 - 22:08

    No temáis. Tanta tecnología no tiene por donde seguir creciendo cuando se encuentra de bruces con las tradiciones más arraigadas.

    Hace ya unos cuantos años le quise regalar a un amigo una suscripción a Canal +. Cuando se enteró lo rechazó de plano. Su argumento: “a ver que disculpa pongo yo para salir de casa los Domingos con el plus en casa”.

    Yo sigo alucinando que con la de años que llevamos con la videoconferencia, skype, y todo lo digital, un tío como Enrique “tenga” que pillar tantos aviones. You know…

  • #025
    acerswap - 23 diciembre 2014 - 13:59

    A mi me desagrada profundamente la tendencia a la personalizacion automatica que tan de moda esta ultimamente. Yo hay algo que tengo muy claro, quiero mantener cada cosa en compartimentos separados. Si luego quiero unirlos, que me den la posibilidad, pero que no lo hagan por defecto. Supongamos que yo saco una foto y tengo en el movil la opcion de backup en la nube. Yo he autorizado a que esa foto se suba exclusivamente con fines de backup. No quiero que me muestre la foto (con sus filtros, por supuesto) que saque para mandarla al seguro del golpe que me di con el coche. Quiero descubrir artistas por mi cuenta, por recomendaciones de amigos, no porque una empresa ha decidido que “porque me gusta tal artista este otro deberia gustarme”, puesto que en musica dependiendo del dia escucho metal gótico o pop comercial asiatico.

    No quiero que me digan “tienes que hacer esto porque es lo mejor para ti” si no lo pido. No quiero tener un “coach” (palabra que esta de moda) si no lo busco.

  • #026
    Pedro Torres - 23 diciembre 2014 - 15:26

    Me das miedo Enrique… Un día de estos vas a perder el teléfono y no vamos a volver a saber de ti ;)

    ¡Feliz comilona con la Family!

    P.D. ¿Hemos dejado de ser “ciudadanos”, subditos de naciones? Me siento mas cómodo definiendome como internauta ante que ciudadano o español.

  • #027
    Luis - 24 diciembre 2014 - 07:20

    ¡¡Toda una vida perfectamente monitorizada querido!!

  • #028
    MigWell - 29 diciembre 2014 - 10:25

    Muy al hilo del último capítulo de Black Mirror. El avance de la tecnología es apasionante siempre y cuando no se nos vaya de las manos. Feliz año nuevo a todos!

  • #029
    nachodelmar - 29 diciembre 2014 - 16:58

    QUE GRAN POST, me siento identificado al 90

  • #030
    Eliot Rocha - 2 enero 2015 - 23:07

    Google Now no es tan extraordinario.

    Me gustaría que me mostrara mas cosas, no solo el resultado del futbol europeo que no veo (me clave un poco durante el mundial y ahora Google Now no deja de recordarmelo)

    Se agradece bastante las funciones de distancia y los horarios de vuelos, son muy cómodos.

    Por otro lado, eso de “Estoy siendo monitoreado” a veces raya en la paranoia injustificada. Quizá estamos muy cerca de un “Person of Interest”, sin embargo para que la fantasía este completa, se requiere de delincuentes reales y policías eficientes.

    El que nada debe, nada teme. A mi en lo personal me ha dado mucha gracia que Google Fotos me haga videos con mis fotos y otros videos que tome en un fin de semana de juerga… son muy cómicos.

    Siempre tendremos el control de lo que nos rodea. En este caso, solo hay que evitar usar internet, servicios de google now, o cualquier cosa que creas que puede “invadir” tu privacidad.

    Tengo el mismo teléfono, así que se de lo que hablo.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados