Airbnb y Uber: hablando de negocios

Uber and AirbnbLas dos empresas que muchos consideran los exponentes más claros de la llamada “economía colaborativa” han elegido la misma semana para presentar el desarrollo de líneas de producto pensadas específicamente para los viajeros de negocios: tanto en el caso de Airbnb como en el de Uber, el nuevo enfoque puede suponer un salto muy importante en su volumen de actividad, y también una manera clara de corroborar lo que muchos veníamos comentando: que en ningún caso hablamos de competidores que entren por el segmento bajo, con precios, calidad o prestaciones menores que las opciones tradicionales, sino de servicios que tratan de posicionarse por arriba, por el segmento alto, en donde suele situarse la demanda tradicional de servicios de transporte o alojamiento que responden a las necesidades del viajero de negocios.

Con el fin de posicionarse como una opción interesante para este segmento, ambas aplicaciones han desarrollado alianzas con Concur, una plataforma de control y reporte de gastos de viaje utilizada por más de veinticinco millones de usuarios en todo el mundo pertenecientes, entre otras, a más de setenta compañías del Fortune 100. En el caso de Uber, la compañía ha desarrollado una opción para que las compañías usuarias inviten a los trabajadores que deseen, y estos puedan, en cada viaje, decidir si desean cargarlo a su cuenta personal o a la de su empresa, con una consola que permite a la compañía llevar un control de esos gastos. Por su parte, Airbnb ha creado una página especializada para viajes de negocios, en la que se agrupan propiedades completas (no compartidas), con una serie de requisitos que la compañía especifica, con disponibilidad para su alquiler inmediato, y provistas de WiFi. Además, la compañía ha anunciado acuerdos con los ayuntamientos de Portland y San Francisco para ofrecer programas organizados de respuesta a posibles catástrofes que requieran acomodar a damnificados.

El movimiento hacia el segmento del viaje de negocios tiene toda la lógica del mundo si lo analizamos en función de las necesidades específicas de este colectivo: desplazamientos más previsibles y pre-concertados, que permiten la solicitud y el seguimiento mediante una app en un smartphone, que incorporan el medio de pago y facilitan el reporting, y con una capilaridad a la hora de ofrecer diferentes localizaciones que ninguna cadena de hoteles sería capaz de ofrecer. Para una compañía, hablamos del tipo de acuerdos que muchas veces plantean con una cadena de hoteles o con una empresa de taxis, pero dotada de una oferta y una flexibilidad mucho mayores, y con un alcance prácticamente mundial.

En ambos casos, hablamos de servicios que ya estaban, en muchos casos, siendo utilizados para viajes de negocios, de manera que la idea es, simplemente, facilitar las cosas, retirar fricción del proceso, incorporar una trazabilidad intrínseca al negocio electrónico, y promover la demanda cruzada: si pruebas Uber o Airbnb en un viaje corporativo, es muy posible que a partir de ahí lo sigas utilizando también en tus viajes particulares. Por otro lado, plantearse este tipo de mercado, habitualmente selectivo, permite posicionar y consolidar una imagen de calidad de servicio que puede actuar como incentivo para usuarios en otro tipo de viajes. Para muchos, una disrupción deja de ser una disrupción y pasa a ser considerada “business as usual” precisamente cuando se produce la adopción por parte del mercado corporativo.

En realidad, la imagen de economía sumergida, prestadores de servicio poco aseados o sin garantías, propiedades de bajo nivel o enfocadas al “turismo mochilero”, etc. solo existen en la mentalidad calenturienta de quienes desean proteger los privilegios y el control de la oferta que poseían los competidores tradicionales en esas industrias. El problema, claro, es que legislar en favor de los taxistas o en favor de los hoteles para tratar de evitar la competencia de Uber o de Airbnb supone tratar de retirar opciones del mercado y, por tanto, establecer barreras de entrada artificiales, o lo que es lo mismo, tomar una actitud contraria a los intereses de los usuarios. Ese es el balance sobre el que las administraciones públicas y los legisladores van a tener que decidir: a partir del momento en que la tecnología ofrece soluciones para un mejor ajuste entre oferta y demanda, y las barreras de entrada que existían anteriormente se convierten en anacrónicas, todo lo que no sea exigir unos controles razonables se convierte en una lucha contra natura, y en una actitud que los usuarios terminarán por reprochar.

Mientras algunos competidores tradicionales adoptan técnicas puramente mafiosas y se convierten en cada vez menos amigables para la comunidad empresarial, el salto al mercado corporativo de estas dos compañías va a otorgar una muy importante carta de naturaleza a la economía colaborativa, acelerando seguramente la adopción, y poniendo a prueba una de las principales hipótesis detrás de la misma: que una mayor abundancia de oferta más diversa puede cubrir mucho mejor el área que se forma debajo de la curva de la oferta y la demanda, dando lugar a una flexibilidad capaz de adaptarse a todos lo segmentos. Decididamente, ni “economía sumergida”, ni el tipo de público “poco exigente” o “barato” en el que muchos creían que estas compañías se iban a enfocar.

 

This article is also available in English in my Medium page, “Airbnb and Uber: let’s talk business (travelers)

28 comentarios

  • #001
    Dress4Excess - 29 julio 2014 - 20:21

    Sinceramente, no entiendo como puedes seguir diciendo que Uber y Airbnb son los “exponentes más claros de la llamada economía colaborativa”.

    Creo que es deformar la realidad y crear una falsa imagen de lo que la economía colaborativa es.

    Me gustaría saber en donde podríamos encuadrar estas dos aplicaciones según las definiciones que se dan en la Wikipedia para “Consumo colaborativo” (http://es.wikipedia.org/wiki/Consumo_colaborativo).

    Uber no es una aplicación de economía colaborativa. Y da igual las veces que nos lo repitan sus “relaciones públicas”. No lo es.

    Del mismo modo que tampoco lo es Cabify.

    La diferencia es que Cabify no se describe como tal, porque no le hace falta. No necesita intentar limpiar su imagen usando palabras biensonantes y que suenen a progreso y cercanía con el usuario. Y no necesita usarlas porque se ciñe a la legalidad.

    La verdad es que se me hace muy difícil tener que repetir siempre lo mismo, porque me parece algo tan sencillo y tan obvio que no comprendo como sigue sin entenderse. El problema de Uber no es que quiera innovar, es que quiere irrumpir arrasando con todo, ignorando toda la legislación actual sobre el transporte de personas.

    Lo peor es que Uber opera con distintos servicios alrededor del mundo y muchos de ellos podrían haber encajado perfectamente en el mercado español (UberLux, UberExec, UberBlack…) y ha decidido lanzar el más cutre y el que menos inversión le requiere (UberPop), porque ha pensado que podía torearse nuestra legislación.

    Lasegunda gran falacia que usa Uber es que es una nueva Start-up y que en españa no se deja crecer a compañías con nuevas visiones de mercado.

    Volvamos a la wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Compa%C3%B1%C3%ADa_startup).

    ¿Desde cuando se le llama Start-up a una compañía con dos enormes gigantes como Google y Goldman Sachs detrás y que ya opera en más de 20 países?

    Me parece algo inaudito que después de todo sigas dándole soporte desde aquí. Inaudito y tremendamente decepcionante.

  • #002
    Toni Cañabate - 30 julio 2014 - 02:17

    +1 Dress4Excess parece que aqui solo cabe el blanco y el negro, innovació o caverna. Pero hay muchos matices como algunos que señalas y hay mås ¿Están dispuestos Uber y Airbnb a pagar enEspaña los impuestos derivados de los beneficios por sus operaciones en España o canibalizaran todo un sector como ha hecho Google con el de la publicidad online comiendose el 95%, para tributar 0€ con ingenieria finaciera de double irish y dutch sandwich? ¿Están dispuestos a colabrar ccn hacienda para que todas las transacciones economicas que gestionan entre particulares tributen iva y irpf? Porque a mi la sanidad y la educación publicas me parecen ejemplos exitosisimos de economia colaborativa. Esto de que entre todos hayamos conseguido financiar dos instrumentos que permiten que nadie se muera como un perro sin atenciòn medica por caer enfermo y que nadie se tenga que resignar a ser analfabeto por pobre que sea me parece algo muy innovador y valiosiiiiiiiiiiiiiiisimo en la historia de la humanidad. Pero hay que financiarlo entre todos. Bueno, por desgracia, entre todos no, Google no contribuye, … Aunque son una empresa muy cool, son regresivos en el fondo y destruyen esa gran economía colaborativa que se llama servicio publico cuando evaden o “sortean” sus obligaciones fiscales.

  • #003
    Rafael Martínez-Cortiña - 30 julio 2014 - 05:04

    Yo he experimentado una sensación totalmente diferente a Dress4Excess, sin embargo. Al ir leyendo, iba sintiendo cierto relax al ver que efectivamente hay personas que interpretan los hechos de una manera sensata, aunque eso mismo cueste a otros entenderlo, por estar obcecados en usar referencias pasadas que ya no funcionan. Sr Dress4Excess, las claves del P2P actual no se pueden entender con las que entendíamos el B2C en el pasado. Si hacemos eso, efectivamente el P2P es una amenaza. Si empezamos a variar referencias legales, fiscales, corporativas y sociales (y puntos de vista), aparece como una oportunidad. Es necesario entender que esa demanda se ha producido porque es lo que la gente desea y, encima, paga por ella.

    Podría empezar rebatiéndole que en la wikipedia dice “compartir, intercambiar, prestar, ALQUILAR y regalar” en la primera frase y continuar rebatiendo cada una de sus afirmaciones en las que estoy en desacuerdo, pero es más constructivo si le invito a valorar los siguientes cambios reales, y usted me indica si son baladíes:

    1. La empresa industrial busca incrementar sus ingresos vendiendo cosas nuevas a sus clientes (señores, ¡a producir!). Ahora, la empresa P2P conecta a miembros de comunidades que buscan reducir gastos compartiendo cosas que ya tienen y que ahora pueden monetizar (vivienda, transporte, comida, talento y tiempo). Los miembros han generado la demanda y su moneda de cambio es la confianza. No es antisistema, es altersistema. Esas personas están en contra de la sobreproducción y han elegido otras alternativas más sostenibles.

    2. La empresa industrial está diseñada bajo la economía de propiedad (si quiero crecer, compro o alquilo). Ahora, la empresa P2P está diseñada bajo la economía de acceso (puedo convertime en la mayor cadena hotelera del mundo sin tener una sola habitación en propiedad).

    3. Los clientes de las empresas industriales tienen que pagar los costes de intermediación de empresas a menudo ineficientes por gigantiasis personal. Los clientes del P2P pagan costes de intermediación tan ridículos que la ecuación permite que el ciudadano-productor gane el doble mientras el ciudadano-cliente pague la mitad. ¿Cómo?. Si. Los costes de intermediación se han reducido a meros costes de transacción. La eficiencia total que llevamos pidiendo a todas las empresas porque estamos hartos de pagar sobreprecios. Eso es. Pero luego van las empresas industriales ineficientes y gritan “Y qué hay de lo mío?”

    Hablamos de un esquema eficiente que, por primera vez, responde a la demanda, detallada por los miembros de una comunidad generalmente transparente que no necesita producir bienes porque ya existen. Esas personas ya no quieren más bienes, quieren experiencias. Ya no tenemos que diseñar una oferta basada en lo que creemos que quieren nuestros clientes, para luego meter costosas campañas de publicidad y a ver si vendo. No, ahora las comunidades dicen lo que desean y los más avispados les ofrecen una solución específica que contenta a todos. Tú dime lo que quieres….

    Ah, no, no contenta a todos. Este esquema no contenta a los políticos que han demostrado sólo saber prohibir o sobrerregular, y que además por no tener ni pajolera idea, ni siquiera son conscientes del ridículo tan espantoso que hacemos los españolitos con sus ocurrencias interesadas. Este esquema tampoco contenta a los empresaurios, pero de esos no comento nada por si me dan una patada en la boca. Es su manera de explicar que sólo ellos pueden ser legales, bajo los parámetros de los anteriores (muchos imputados en casos de corrupción) y que, además, desean la muerte del contrario.

    Dress4Excess, ¿te decepciona que a día de hoy airbnb sea considerada todavía una start up? Si imaginas que en 2017 ya se ha convertido en una comunidad de 100 millones de personas en 190 países que actúan de bancos entre sí y éstos se aseguran entre sí, con rentabilidades muchos mayores en productos financieros y costes mucho menores en cuotas de seguros del hogar con coberturas inigualables, entonces la airbnb de los pisos sigue en pañales. Por eso vale 10.000 millones de dólares, porque esos son sus planes, ya revelados. Si Uber hoy se dedica a transportar personas, entonces es una start up porque en 2017 tiene la intención de convertirse en una comunidad de n millones de conductores de confianza en también 190 países, que terminarán siendo integrados en el servicio de transporte público y de emergencias, de personas y de objetos, en ciudades y en centros rurales, simplemente con lo que ya hay. Imagina los n millones asegurándose los unos a los otros en seguros de automóvil, de transporte, etc. Por eso Uber vale 18.000 millones y Lyft, 12.500 millones. Y subiendo.

    Yo creo que el baile no ha hecho más que empezar. Ya veremos con quien quiere bailar la concurrencia. La misma semana que uno lanza un mensaje corporativo basado en el amor, los valores y la pertenencia, el otro responde con amenazas de muerte. Ains. Me da que uno se va a quedar viendo como bailan los demás.

    Algunos chavales lo tienen muy claro y se expresan así: http://blog.obsso.com/hoteleros-vs-consumo-colaborativo-el-apocalipsis-de-los-empresarios-zombies/

  • #004
    Borrás - 30 julio 2014 - 07:17

    Para Toni Cañabate. Una acotación. La sanidad y la educación pública no pueden ser considerados éxitos de “economía colaborativa” desde el momento en el que todos estamos OBLIGADOS a colaborar y tenemos una capacidad de elección mínima en los servicios que DESEAMOS recibir. Y no profundizo en el tema.

  • #005
    Victor - 30 julio 2014 - 09:41

    Para Toni Cañabate
    Sobre el tema de Google, no seamos ni hipócritas ni demagogos. Lo que hace es perfectamente legal, no es una treta ni ingeniería financiera. Es algo permitido por las leyes europeas. No se trata de evasión de impuestos, sino de aprovechar las ventajas que le sirven en bandeja los políticos europeos, entre los que están los españoles. No creerás también que la tasa Google tiene como fin cobrar a Google por “sus robos”?

    Respecto a Uber, Dress4Excess, parece que si lanza servicios de lujo esta bien, porque eso siempre ha sido coto para empresas elitistas y tal. Pero claro, lanzar un servicio dirigido a la población media, eso es intrusismo, no? Me parto. Y además, le llamas cutre a ese servicio cuando resulta que tiene valoraciones por encima de la media del servicio de taxis, ese que tanto se queja de lo mismo que tu, diciendo que Uber es de baja calidad. Y también resulta ser mas barato para el cliente y mas rentable para el conductor. Me parece a mi que los que tanto se quejan, o tienen parte interesada o es que están viendo las barbas de su vecino remojar. En cualquier caso, el problema de la posible falta de legislación es en realidad un exceso de la misma. Motivo por el cual el sector del taxi ha sido y es el niño mimado. Y como todos los mimados, cuando les quitan la pelota porque juegan mejor que ellos, lloran a papa estado para que ejerza de matón de colegio. Dejemos que sean los usuarios los que elijan, los ciudadanos, usando o no ese servicio, facilitando eso si, la justa competencia. Justo lo contrario de lo que es el taxi y el sector de transportes en general.

  • #006
    jaiport - 30 julio 2014 - 12:30

    Si los profetas a sueldo creen que los taxistas van a regalarle a google el patrimonio de una vida se equivocan,ellos no son culpables del sistema y por consiguiente no deben pagarlo,nadie habla de una posible transición donde se beneficien las partes sólo se habla de destruir un sector para centralizar beneficios en Google e inversores de riesgo y centrifugar la precariedad en los taxistas actuales y los próximos conductores de la mal llamada economía colaborativa pero claro lo que España necesita es 4 millones de parados taxistas a tiempo completo y 20 millones de habitantes taxistas a tiempo parcial,señores uber es un despropósito q solo cambia el bolsillo de las ganancias,o creéis q cuando rompan el mercado no estableceran un pago para entrar como conductor que sera lo mismo que las actuales licencias y pondrán sus precios que fluctuaran al alza.porque para bien o para mal el taxi tiene la tarifa intervenida y no te pueden cobrar más caro por falta momentánea de servicio.

  • #007
    Enrique Dans - 30 julio 2014 - 12:34

    #006: Ni profeta, ni a sueldo, salvo de una institución académica. Si quieres embestir en vez de comentar, es problema tuyo, pero a mi independencia la dejas tranquila. Ah, y si lo que pretendes es que mantengamos la exclusividad de quienes pagaron unas licencias a costa de la libertad de elección de los usuarios, me parece que el que se equivoca eres tú…

  • #008
    Observador - 30 julio 2014 - 14:14

    El problema, básicamente, es que los tecnólogos no tienen NI PUTA IDEA del tema jurídico más allá de lo que comenta la vecina en el ascensor y que los juristas no tienen NI PUTA IDEA más allá de lo que comenta el hermano del primo del tío del ex-novio de un amigo.

    Imagino que para un tecnólogo este “modelo de negocio” debería ser legal:

    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/07/30/actualidad/1406711476_208400.html

    Asaber, unos tipos usando una marca ajena, con la que no tienen absolutamente nada que ver ganando 100.000 euros en una semana a costa de pobres imbéciles que además, si te descuidas, están defendiendo ese mismo modelo que les ha estafado.

    Es lo que sucede cuando no tienes NI PUTA IDEA de algo. Yo por eso ahora estoy a favor de Uber y a los taxistas que les vayan dando (lo cual indirectamente me afectaba por el tema tributario hasta que residía la mayor parte del tiempo en España, ahora ya no).

    Lo curioso es que dentro de no mucho tiempo sucederá lo mismo con los defensores de ese tipo de apps.

    Entre el “compartir” y el “colaborar”, hay que ver el cinismo del 2.0. Imagino que lo de “compartir” lo puso de moda algún webmaster de algún chiringuito peliculero. Como si lo viera. Y hale, todos diciendo que descargar películas ajenas es “compartir”.

    La de gilipollas que hay a lo largo y ancho de este planeta es realmente fascinante.

  • #009
    Javier - 30 julio 2014 - 15:06

    Hay una cosa que no entiendo de esta polémica y es el tema del precio. Sinceramente, si los viajes con Uber me cuestan algo parecido a lo que me cuesta un taxi, no le veo la ventaja comparativa y competitiva por mucho wifi gratis o cargador de móvil que me pongan, solo vería interesante a Uber si el precio fuera significantemente más bajo (por ejemplo, que una carrera en taxi que te cobran 7 euros con Uber fuese de 3 ó 4 euros). Es como cuando hablamos de lo caros que están los CD’s de música, el tema no es bajarles el IVA o ponerles un IVA especial porque igual de caro me parece un CD de música a 15 euros que a 13. Muchos taxistas dirán que el precio de cada viaje es el que es para compensar toda la gasolina que queman dando vueltas en busca de clientes, pero es que precisamente ese es el modelo que quizá está obsoleto, el de un taxi dando vueltas por la ciudad a la caza de clientes gastando gasofa tontamente. Que el sector de taxi debe evolucionar, por supuesto. Pero de ahí a decir que vamos a usar Uber para ahorrarnos un cochino euro, pues no.

  • #010
    Victor - 30 julio 2014 - 15:09

    #006 Hombre! es que solo faltaba que ademas de un monopolio de facto tuviesen capacidad para imponer precios. Para eso ya tenemos a las eléctricas.

  • #011
    Felix Maocho - 30 julio 2014 - 15:09

    La economía entre particulares, econonomía P2P, o economía colaborativa, precisa a veces de la ayuda de un lugar de encuentro como pueden ser UBER, AirBnb, Infojob, eBay, o por que no, las españolas Idealista, o SegundaMano.

    Por supuesto quienes crean el lugar de encuentro , de una forma u otra cobran por su trabajo y se supone que pagan por ello los impuestos correspondientes. Si lo hacen en España, Irlanda o las Islas Caimán, dependerá de la legislación a las que tengan que someterse. Comprendo que nos moleste que lo hagan en otros sitios lejos de España, pero la legislación que les compete se lo permite aunque hagan sus negocios con españoles.

    No obstante, la parte del importe de la transacción no es lo que se llevan estas compañías sino el resto del importe, que se genera y recibe por personas generalmente españolas, por tanto sujetas a las normas del fisco español y que pagarán impuestos o no, pero de no hacerlo estarán cometiendo una infracción punible, lo mismo que un taxista que no los pague. No sé por tanto, por qué preocupa a la gente el pago de estos impuestos, dejemos que se preocupen los Inspectyores de Hacienda que es e a los que les compete hacerlo.

    Por otra parte, la “Economía colaborativa” se basa en poner en producción recursos ociosos de particulares, como coches infrautilizados o segundas viviendas cerradas, para que produzcan a sus dueños, beneficios monetarios o de otro tipo, y eso en épocas como la actual. donde no hay inversión, es beneficioso, pues pone en el mercado bienes para quien los necesita a precios competitivos.

  • #012
    Observador - 30 julio 2014 - 16:28

    No sé por tanto, por qué preocupa a la gente el pago de estos impuestos, dejemos que se preocupen los Inspectores de Hacienda que es e a los que les compete hacerlo.

    De no ser porque algunos no hemos parado de dar la brasa con este asunto en muchos ámbitos distintos aún estarías tú esperando… ¿Es que no has visto lo de Gowex? ¿Es que te crees tú que Hacienda sabe o se entera de algo? Hacienda es otro cementerio de elefantes acomodados que va al son de sus amos. Además de no tener NI PUTA IDEA en según qué temas (la Hacienda española, me refiero, claro está).

    Félix, que todavía no te has enterado, macho… Que lo de menos son los “coches infrautilizados”, que el tema es competencial y normativo, lo cual existe por unas cuestiones muy claras que un lego en Derecho no va a entender porque le falta información. Así que empieza por abrir alguna página para mejorar tu lógica jurídica y después, si eso, dejas que tus dedos se manifiesten en este tema…

    Uber no es el problema, el problema es la falta de amoldarse a cuestiones jurídicas esenciales. Pero para eso hay que tener un poquito de idea.

    ¿También esta app te parece innovadora y el futuro del modelo económico? Vamos, hombre. Cualquiera que pueda defender esto es sencillamente un imbécil, no hay otra definición. Incluso San Francisco lo entiende (la ciudad, no el santo, claro).

    http://www.eluniverso.com/noticias/2014/06/24/nota/3146526/san-francisco-veta-app-que-subasta-parqueo

  • #013
    Rafael Martínez-Cortiña - 30 julio 2014 - 17:21

    Para Felix Maocho, desearía hacer una puntualización. Mejor que idealista y SegundaMano hay otros ejemplos de empresas colaborativas españolas que han surgido como respuesta a la demanda de comunidades de personas que se consideran pares. Idealista y SegundaMano eran anteriores y están intentando adaptar su esquema de negocio. A mí me gustan los siguientes ejemplos de empresas 100% españolas (en este caso, todas de Madrid), de chavales que podían hacer eso o seguir en el paro. No deseo hacer publicidad, que el moderador cape lo que considere necesario:

    1. En “home sharing” tenemos alterkeys.com
    2. En “car sharing” tenemos a bluemove.es
    3. En “food sharing” tenemos a meetmeals.com y a compartoplato.es
    4. En “talent sharing tenemos a sherpandipity.com y a swapsee.com
    5. En “time sharing” tenemos a timerepublik.com

    Hay decenas ya. A mí personalmente el ejemplo que más me gusta del P2P es Trazeo (http://goteo.org/project/trazeo). Es un ejemplo real y español:

    a. Imagina una comunidad de padres en Córdoba que ya no pueden pagar el transporte escolar por la crisis = se genera una necesidad. (“¿Cómo llevo a mis hijos al colegio si ni me puedo pagar la gasolina del coche?”)

    b. Imagina que todos los padres se ponen de acuerdo en desarrollar una aplicación (app) que permita (1) que los niños vuelvan a ir al colegio andando; (2) que alguien de confianza se encargue de los niños, como un vecino en paro o una abuelilla con necesidad de ingresos (“Que se encargue Francisca, que tiene nueve hijos y 23 nietos, a esa no la tosen y le vendrá bien”) y que (3) los padres puedan saber en todo momento dónde se encuentran sus hijos en el camino, sabiendo que (4) reciben fotos de selfies de sus retoños felices, que les encanta y (5) una notificación de que tu hijo está sano y salvo en el colegio (a pesar de las patadas que se ha dado con sus amigos en el camino al cole, mientras sus amigas compartían confidencias). Es volver a lo que hemos hecho toda la vida y que nos encantaba.

    c. Imagina que no tenemos dinero para pagar la app (“¿Cómo? Pero chiquillo, ¿y de dónde sacamos los 9.000 euros?”). Bien, por crowdfunding, 228 personas aportaron un 137% de lo solicitado.

    Ya lo tenemos todo. Bueno, todo no. Las grandes empresas exigen que esa abuelilla de Trazeo se dé de alta en autónomos, que haga todos los cursos certificados de seguridad vial, de guía turístico, de primeros auxilios, de manipulación alimentaria, y que pague impuestos por servicios relacionados con el turismo (y ya sé que no tiene nada que ver, pero todo se mete en turismo). Además, esa abuelilla no podrá empezar hasta que firme un acuerdo con los padres para el uso de la imagen sin pixelar de sus hijos menores de edad, además de un acuerdo de exención de responsabilidad mercantil, penal o civil. ¿Y la licencia?. Sólo el Ayuntamiento sabe los requisitos para que esa abuelilla pueda ir con sus nietos al colegio y, de paso, legisla para evitar que ella pueda hacerlo. “Sin licencia, acompañar a tus nietos al colegio, y obtener dinero por ello, será ilegal”. ¿Y la parte de responsabilidad legal de los padres también hay que asegurarla con una póliza de seguros y abogados?

    Mientras los políticos piensan como regular a la abuelilla, en Córdoba ella irá andando con un montón de chicos al colegio en septiembre. Sea ilegal o no (“Que vengan y me cuenten que esto es ilegal y ya verás lo que les contesto”). Los empresarios arcaicos clamarán contra la abuelilla, pero otros padres con las mismas necesidades se pondrán en contacto por las redes y querrán participar de lo mismo. En Madrid, ya se ha hecho una prueba. A ver cómo regula Ignacio González a la abuelilla madrileña, que también empieza en septiembre.

    Nos guste o no, es simplemente una nueva realidad.

  • #014
    Julio2 - 30 julio 2014 - 19:55

    Parece que los conductores de Uber van a tener que trabajar como chinos para llegar a fin de mes:

    How Much You Earn As An Uber Driver – Business Insider

  • #015
    Dress4Excess - 31 julio 2014 - 00:34

    Rafael Martínez-Cortiña

    El cuento muy bonito, muy colorido y muy de nubes de azúcar.

    Los padres encuentran la solución para que sus niños vayan al colegio por cuatro chavos y la abuelita, que no tenía ni para leche con galletas, consigue algo de dinero para subsistir… hasta que suceda algo.

    Que para ti “que haga todos los cursos certificados de seguridad vial” o “de primeros auxilios” te parezca un problema ya muestra el grado de sentido común que atesoras.

    Un monitor o un profesor han de pasar una serie de requisitos, que no son ni fáciles ni gratis, y no lo hacen porque si, si no para intentar que haya el mínimo riesgo para la seguridad de esos niños. Del mismo modo que se regula un tope de chavales que puede haber por responsable adulto o se asegura que esta persona tendrá ciertos conocimientos sobre como reaccionar en caso de accidente.

    Digo yo que esos 9.000€ que ha costado la aplicación y el “sueldo” (en negro) de la anciana daba para contratar a alguien en condiciones para hacer dicho trabajo durante una buena temporada, que también hay profesores y monitores en paro y tienen el mismo derecho (en realidad tienen más porque están preparados) que la anciana para poder hacer su trabajo.

  • #016
    Rafael Martínez-Cortiña - 31 julio 2014 - 06:33

    Dress4Excess. Tienes toda la razón. La solución decidida entre 228 personas para resolver su problema no es viable y el riesgo de su amenaza es indudablemente inasumible para la sociedad. ¿Tienes tú alguna idea? No importa que no sea ni muy bonita, ni muy colorida ni muy de nubes de azúcar. Una.

  • #017
    Victor - 31 julio 2014 - 08:55

    Me encantan los fieles creyentes de la ley como Observador: para esta gente las leyes no son marcos que nos damos para que las cosas funcionen en las actividades e interacciones de la gente, no, las leyes son palabra sagrada a la que se tiene que adaptar la sociedad sin mediar cambio alguno, aunque sean claramente anticuadas. Palabra divina vaya.

    Y Dress4Excess: me hice el curso de monitor de tiempo libre y todo lo que dices es absurdo. Al final no se valoran ninguna de esas aptitudes ni se enseña nada especialmente útil. Simplemente es un tramite que tiene como objetivo pegar una pequeña mordida de impuestos y tasas. Así que no alucinemos. Por otro lado, respecto a posibles accidentes, con un seguro de responsabilidad civil esta cubierto.

    Pero vamos, al final resulta que lo que parece mal es que la gente intente encontrar sus propias soluciones cuando el sistema no es capaz de proporcionarlas. Se supone que el gobierno esta para servir a los ciudadanos, pero cada vez mas, resulta que esta para controlarlos y sacar tajada de cada cosa que hacen.

  • #018
    Alfonso - 31 julio 2014 - 09:02

    Estoy con dress4excess, uber no es economía colaborativa, no me explico porqué Enrique lo define así, creo que nunca ha explicado qué tiene de colaborativo hacerse conductor de uber y vender un servicio de transporte.
    Compartir coche es colaborativo, el intercambio de bienes/servicios por bienes /servicos es colaborativo, vender un servicio por dinero es simplemente un negocio. De los de toda la vida.
    Ofrecer un servicio que en todos los países está regulado sin ninguna regulación no es disrruptivo, simplemente es competencia desleal ilegal. Siempre ha habido gente ofreciendo taxi sin licencia, habitaciones sin licencia, etc. Si lo que no gusta es la regulación entonces hay que cambiarla, no defender que unos tienen que respetarla y otros no.
    Parece que mola mucho poner la etiqueta de colaborativo, disruptivo, a algo para que parezca atractivo pero la realidad es la que esto ha existido siempre, sólo le faltaba la app.
    Si ahora se dedican a los viajes de negocios, seguirá Enrique sosteniendo que es colaborativo……?

  • #019
    Observador - 31 julio 2014 - 12:51

    Me encantan los fieles creyentes de la ley como Observador: para esta gente las leyes no son marcos que nos damos para que las cosas funcionen en las actividades e interacciones de la gente, no, las leyes son palabra sagrada a la que se tiene que adaptar la sociedad sin mediar cambio alguno

    El problema que “tiene” Observador es que no es creyente de nada, así que ya has comenzado mal la exposición. Observador, a diferencia de ti, ha abierto bastantes libros sobre el por qué, cuando y cómo de las leyes y por qué estas son unas y no otras, cuáles son sus fuentes, cuáles pueden ser sostenibles y cuáles son meras gilipolleces destiladas por diputados que no tienen ni puñetera idea sobre lo que se está debatiendo y cuya función se limita a seguir la corriente de un partido.

    Lo que no se puede es ir de alegal por al vida porque por alguna razón nos interese y después quejarse de que no hay leyes para otras cuestiones. La Ley es como todo: hay legislaciones de calidad suprema, unas que intentan arreglar/parchear cosas que no fueron capaces de prever y luego también hay auténticas mierdas legislativas que uno se pregunta cómo es posible que alguien las haya sancionado.

    Pero vamos, que esa imbecilidad supina de los 2.0 de que la Ley es un obstáculo para la innovación es simplemente eso: una imbecilidad supina propia del cateto medio que además de no tener ni puñetera idea se atreve a dar lecciones.

    ¿Dejarías tú que una app como la que enlazo sobre los aparcamientos funcionara en tu ciudad simplemente por ser algo tecnológico?

    Uber estará muy bien cuando dentro de su modelo se aplique el modelo que otros se tienen que aplicar, mientras tanto será un participante dopado y eso, cuando tienes un mínimo de idea sobre economía, no es nada bueno. Claro que habiendo discutido en blogs jurídicos españoles sobre si el doping debe o no existir en competiciones deportivas, ya no espero mucho de según qué personajes.

  • #020
    Victor - 31 julio 2014 - 12:52

    #18

    Comentar un detalle de lo que dices. Sí es disruptivo, debido a la app, que cambia sustancialmente el asunto. Antes habría taxis ilegales, desde luego, pero encontrar uno en cualquier sitio en cualquier lugar y que el precio se adaptase a la demanda, que los propios clientes con sus valoraciones permitiesen que un conductor continuase operando y que otro no. Eso es disruptivo. Y mucho. La diferencia es abismal, no es una situación en que “sólo le faltaba la app” ya que es precisamente eso y el sistema de puntuación y gestión la que hace que sea algo totalmente diferente y, en principio, mejor que lo que hay. Calificarlo como lo de siempre pero con una aplicación para el teléfono es infravalorar el potencial que tiene y el valor añadido.

    Y por mi parte, no se Enrique, he defendido siempre que el sistema de licencias de taxi era un monopolio o un protectorado que desde hace mucho tiempo no tenia razón de ser.

  • #021
    Pedro Torres - 31 julio 2014 - 13:08

    #017 Veo que observador sigue haciendo de las suyas.

    El desconocimiento de las leyes no exime de la pena, y el conocimiento de estas no obliga a cumplirlas.

    Como decia un gran liberal americano, hay quienes tenemos conciencia para enfrentarnos a leyes que consideramos injustas, y por supuesto, ello no nos exime de cumplir la pena.

    ————-

    Como economista, con un 26% de paro creo que hay que centrarse en crear empleos, y sea UBER o servicios de “mochilero”, entiendo que hay millones de parados que tienen un coche autorizado para el transporte de pasajeros y merecen una oportunidad.

    26% de paro… ¿Y aquí el problema es Interné?

  • #022
    Felix Maocho - 31 julio 2014 - 13:37

    #013 Rafael Martínez-Cortiña

    De acuerdo con lo que cuentas, lo tuyo, a mi entender, no es una puntualización, sino una mapliación a mi comentario. Para mi lo que se llama “Economia colaborativa”, es simplemente que una persona satisface con algo que le sobra, (un bien o su propio trabajo), las necesidades de otro persona, (en sentido amplio lo que se entiende por persona, pues también hay personas jurídicas) y que para que unos y otros se encuentren y se pongan de acuerdo, un intermediario crea un espacio digital de encuentro y marca las reglas de la transacción, de modo que ambas partes disminuyan el riesgo de pactar con desconocidos.

    En ese sentido, tanto es “economíia colborativa”, eBay e Idealista, como las muchas páginas que que tu has nombrado y en efecto, si los padres de un colegio se ponen de acuerdo para encontrar una persona que acompañen sus hijos al colegio y ese trabajo, lo realiza una viuda y todos se coordinan a través de una App, eso es pura economía colaborativa. Por supuesto no es imprescindible que el lugar de encuentro lo monte una multinacional ni siquiera una gran empresa nacionna. Hoy mismo me he enterado de una App que orienta a los ciudadanos de San Sebastian donde tomar pintxos, más local imposible

    http://www.elmundo.es/el-mundo-tv/2014/07/30/53d9114f268e3e79738b4591.html?cid=SMBOSO25301&s_kw=twitter

  • #023
    Toni Cañabate - 31 julio 2014 - 14:15

    Yo me preocupo por los impuestos porque son los ingresos con los que se financian MIS SERVICIOS PUBLICOS y me interesan muchísimo. El otro día un conocido me llamó para que me quedase con el crio mientras se iba con su esposa al hopital. De fondo se oían unos horripilantes gritos constantes, horripilantes. Cuando llegué a su casa 20min despues, aun estaba llamando a su seguro privado para que le enviasen a una ambulancia, varios teléfonos, esperas, te paso con, que nosotros esto no … y ella tumbada en el suelo berreando, hasta bajó una vecina que yo creo que pensó que la estaban matando a palos. Cojo el telf. llamo al 061 (uffff malo, público, ineficiente, funcionarios vagos escaqueadores, las site colas del monstruo …) Me cogen al momento, les pido una ambulancia, me hacen dos o tres preguntas y me pasan con un médico (público claro) 5 segundo y me coge el médico lo primero que me dice es que la ambulancia está de camino y me pregunta varias cosas para diagnosticar y llamar luego a los ineficientes públicos ats de la ambulancia para que cuando lleguen sepan a qué atenerse y empezar a tratar.

    Espero que algunos comentaristas hayan podido entender porqué me preocupa que las actividades económicas tributen lo que corresponde y no les deseo que pasen por tragos similares para tener que entenderlo. Pero a buen seguro que pasarán por ellos porque la vida nos tiene guardadito de todo a todos, no se libra nadie.

    En cuanto a la legislación actual que permite la evasión fiscal a través de paraisos fiscales. Cierto es legal, pero no me gusta un pelo y me parece INMORAL. Tan inmorar que como consumidor procuro siempre que puedo sin montar un número no generar con mi consumo ingresos para esas empresas. Por ejemplo, nunca nunca nunca hago click en un anuncio de adwords (Google). Y por supuesto, solo voto a partidos que estén por cambiar la legislación que legaliza la evasión fiscal.

    De todas formas, acepto el principio de que mientras sea legal evadir impuestos a través de paraisos fiscales las empresas lo harán porque pueden. De la misma manera, espero que el comentarista que hace esta observación entienda también la viceversa. Así, mientras sea ilegal que un particular preste un servicio de alquiler de su vivienda sin licencia turística o de transporte sin licencia de transporte de personas, las empresas como uber o AirB&B no deberían poder ejercer su actividad en España. ¿Es lo justo no?

    Yo creo que propuestas como AirB&B y Uber aportan cosas positivas y cosas negativas y que no hay que rechazarlas de pleno por intereses corporativistas. Pero sí hay que ponerles condiciones para que su oferta suponga una contribución global positiva a esta sociedad. Si su contribución global va a ser negativa ¿Porqué hemos de dejarles? Cambiemos las leyes que haya que cambiar, pero para el bien de esta sociedad.

    Y si me sale ahora algún neoliberal, que sepa que yo a eso también me apunto, pero a saco, desregulación completa y no solo para los intereses de algunos. Así pués, que se liberalice la venta de armas y el tiro al humano. Y recortemos los servicios públicos empezando por las fuerzas de orden “público” y por el ejército. Estos neoliberales necesitan una buena dosis de neoliberalismo del de verdad para entender cómo funciona la ley del más fuerte. Del más fuerte, no del más tramposo o del que pasa los sobres más grandes al gobernante de turno.

  • #024
    Felix Maocho - 31 julio 2014 - 16:44

    023 Toni Cañabate

    Así, mientras sea ilegal que un particular preste un servicio de alquiler de su vivienda sin licencia turística o de transporte sin licencia de transporte de personas, las empresas como uber o AirB&B no deberían poder ejercer su actividad en España. ¿Es lo justo no?

    ¿Desde cuando es ilegal que yo monte a n conocido en mi coche y que ese conocido me pague un dinero en compensación por el transporte? — No has conocido gente que van juntos al mismo trabajo en el extraradio y pagan el transporte a medias, ¿Desde cuando es ilegal hacer eso?. Indícame que ley dice que eso no lo puedo hacer. ¿El Código de la circulación?

    ¿Desde cuando es ilegal que yo alquile mi segunda casa? Indícame un articulo que dice que no lo puedo hacer?– No sabes de nadie que alquile su casa a un pariete o a un amigo en el verano. Indícame que ley dice que eso no lo puedo hacer. ¿La ley de arrendamientos urbanos?

    Pero por favor, una ley de un cierto rango, no una alcaldada que se haya sacado el mandamás de turno de cualquier región.

    Que la cosa no esta clara es que la CNMV que es el mayor arbitro de la competencia en este país esta a favor de la Economía Colaborativa” http://www.elconfidencial.com/empresas/2014-07-20/la-cnmc-protege-a-blablacar-y-rompe-una-lanza-por-la-nueva-economia-colaborativa_164548/

  • #025
    Garepubaro - 31 julio 2014 - 17:06

    #12 jolin Observador, ya vemos a los rumanos pasandose el dia buscando sitio por las ciudades para aparcar sus mugrientas furgonetas y haciendose con automoviles de tercera mano para aparcarlos luego a lo largo de la ciudad, e ir vendiendo aparcamientos a todos por internet, http://www.eluniverso.com/noticias/2014/06/24/nota/3146526/san-francisco-veta-app-que-subasta-parqueo , lo curioso que en EEUU hay mas de automovil por habitante, y muchos albañiles u oficinistas en paro por ejemplo, pero que tienen varios vehiculos porque mucha gente alli los colecciona y no tiene un automovil sino muchos aunque no tengan ya valor economico apenas, se dedicaran todo el dia en irlos aparcando por las ciudades para vender luego el sitio y vivir de eso … menudo caos … nadie se va a atrever mover su coche todo el mundo va ir andando otra vez … vamos a ver las calles de todo el mundo llenas de automoviles mugrientos aparcados vendiendo el sitio por internet … ¿ es viable esto ?

  • #026
    Observador - 31 julio 2014 - 17:40

    #21 He leído hasta “como decía un gran liberal norteamericano” y ahí me he dado cuenta de que no tienes NI PUTA IDEA (por supuesto lo último, lo de preguntarse si la culpa es de Interné en vez de preguntarse cómo es posible que llegue un país a un 26% y si Interné va a arreglar eso por muchos minimierdastrabajos con los que os coman la cabeza, ya ni lo debato…).

    Lo que suelo decir a comentaristas de tu perfil: coge un par de libros, te los lees y luego, si acaso, te pasas a decir tonterías pero basadas en algo.

    Y si no hacemos un crowdfunding y acabamos con el desempleo de una vez, so memos. Yo mañana también puedo acabar con el paro a 2 euros la hora, so gilipollas. Que no tenéis ni puta idea.

  • #027
    Toni Cañabate - 31 julio 2014 - 19:04

    024 Felix Maocho

    Desconozco cual es tu rasero para decidir qué legislación es una alcaldada. Yo voy a mantenerme en una pauta menos subjetiva tal que cualquier legislación es de obligado complimiento, de la misma manera que asumo que las normas que legalizan la evasión fiscal a través de paraisos fiscales es de obligado cumplimiento, a pesar de que no estoy de acuerdo con ellas y de que mucho me temo que la manera en que se han gestado no resistiría su exposición ante la opinión pública.

    Respecto al alquiler de viviendas y AirB&B:
    ——————————————–

    aquí http://www.abogadosparatodos.net/regulacion-del-alquiler-de-viviendas-de-uso-turistico-vacacional/# tienes un estudio bastante completo de la legislación estatal y autonómica al respecto. Te copio un trozo de la parte que habla de este tema en el caso de Cataluña que ha legislado al respecto. Podrás consultar también la de otras CCAA que han legislado esta competencia transferida como son Andalucía, Canarias, Comunidad Valenciana y Madrid:

    “3.- Son VUT las viviendas que se ceden en su totalidad, y no se permite la cesión por estancias. Bajo mi punto de vista, por tanto, la autorización sólo se concede para practicar cesiones de viviendas completas, con lo que la cesión por habitaciones supondría una infracción a este Decreto y, además, esta prohibición estaría excluyendo la posibilidad de escudarse en la LAU para arrendar por temporada.”

    En el caso de cesión de la vivienda en su totalidad, en el mismo artículo verás que hay que cumplir una serie de requisitos que dudo mucho que cumplan todos los ofertantes de AirB&B. De todas formas si los cumplen y alquilan la vivienda al completo no veo inconveniente legal alguno en que utilicen esta plataforma.

    En cualquier caso, dicha actividad económica está sujeta a tributación y me parecería lo lógico que AirB&B proporcione regularmente a Hacienda los listados de dichas transacciones y de los perceptores de esos ingresos.

    Respecto al transporte de pasajeros y Uber:
    ——————————————-

    Que tu montes a un conocido en tu coche y compartas los gastos del viaje creo que debe ser legal. Pero no es ese el servicio que está proponiendo Uber. En cambio Blablacar sí está proponiendo algo muy muy parecido. Yo he estado mirando Blablacar y todas las ofertas que contiene parecen ser personas que hacen un viaje y deciden compartir gastos con otras. No se trata de conocidos, pero creo que eso no debe establecer una diferencia legal. Además facilitar esa compartición de viajes que sino se harían “de vacío” con un sólo ocupante permite un ahorro energético lo cual es una externalidad positiva.

    Uber está ofreciendo una plataforma para facilitar que particulares presten un servicio de taxi. No he encontrado un estudio similar de la diferente legislación sobre transporte terrestre de vehículos como en el caso anterior, pero por las diferentes legislaciones y artículos sobre la misma que he consultado, te puedo asegurar que una persona que utilice Uber para prestar un servicio equivalente al de taxi imcumple al menos los siguientes requisitos legales: obtención del permiso o licencia correspondiente, obligatoriedad de distinguir el vehículo como tal, contratación del seguro obligatorios, con ampliación de ocupantes y responsabilidad civil limitada, que cubra dicho servicio, darse de alta como autónomo para prestar dicho servicio.

    En cualquier caso, dicha actividad económica está sujeta a tributación y me parecería lo lógico que AirB&B proporcione regularmente a Hacienda los listado de dichas transacciones y de los perceptores de esos ingresos.

    Seguramente, la aparición de propuestas como Uber y AirB&B son un síntoma de la necesidad de repensar nuestras legislaciones y actualizarlas para que este tipo de servicios, adaptados convenientmente, se puedan prestar de formas legales y cumpliendo los requisitos que corresponda y siempre tributando como cualquier otra actividad económica o incluso desarrollando algún tipo de impuesto específico que recoja las especificidades de este tipo de actividad semiprofesional. De la misma manera, la prácticamente nula tributación de las grandes empresas por los beneficios de su actividad en los territorios donde la ejercen son un síntoma de la urgente necesidad de cambiar y actualizar nuestras regulaciones, no sólo a nivel autonómico o estatal, sino también y sobre todo a nivel UE y acuerdos internacionales, para que estas empresas compartan los beneficios de su actividad con las sociedades donde los generan a través del impuesto de sociedades. Dicho impuesto no es otra cosa en el fondo que el reconocimiento de que todas estas empresas existen y pueden operar gracias al talento de sus fundadores y a la inversión de sus accionistas, al esfuerzo de sus empleados, pero también gracias a la explotación de todas una serie de activos tangibles e intangibles que son propiedad colectiva de la sociedad y sin los cuales jamás existirían. Para que dichas empresas puedan existir es imprescindible poder explotar esos activos sociales. Para que en el futuro puedan nacer y desarrollarse otras empresas aun más innovadoras, es necesario mantener e incrementar dichos activos colectivos y para ello es necesario que se devuelva a la sociedad una parte de los beneficios que retribuya su aportación. La actual legislación que legaliza la evasión fiscal a través de paraisos fiscales es perniciosa para el mantenimiento y desarrollo de esos activos colectivos y por ende para el futuro del bien colectivo. Esa legislación está permitiendo a unos pocos canibalizar activos que se han construido entre muchos durante decenios o siglos. Con casi toda seguridad se trata de legislaciones aprobadas gracias a la influencia indebida de algunos de “esos pocos” sobre gobernantes dóciles y de fácil corromper.

  • #028
    Toni Cañabate - 31 julio 2014 - 19:48

    021 Pedro Torres 26% de paro… ¿Y aquí el problema es Interné?

    No diré que el problema sea Interné. Quizás el problema de fondo es que algunos sólo hacen cálculos parciales de las consecuencias que tienen las cosas. Que Uber cree puestos de trabajo precarios para sus usuarios no es gratuito, es a costa de destruir otros. No te voy a decir que eso sea positivo o negativo y seguro que la cosa tiene muchas ramificaciones y más si se piensa en el largo palzo. Pero hacer solo una parte del cálculo es la receta segura para equivocarse.

    En cuanto al impacto de la tecnología sobre el empleo te recomendaría un par de libros y si no tienes tiempo, sólo el más actual que es breve:
    “El fin del trabajo. El declive de la fuerza del trabajo global y el nacimiento de la era posmercado” (1995) de Jeremy Rifkin

    “Race Against The Machine” (2011) de Erik Brynjolfsson (muy barato en ebook). El autor es profesor de Management en el MIT (Sloan School of Management) y director del MIT Center for Digital Business y también Research Associate del National Bureau of Economic Research (USA).

    A posteriori creo que han salido algunos estudios más sobre el tema. Si a alguien le interesa una nota sobre el tema http://es.scribd.com/doc/79286596/El-Fin-Del-Trabajo

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados