Drones, legislación e innovación

Pocket droneEl desarrollo de los drones y la fortísima caída de las barreras de entrada a su adquisición y uso está dando lugar a todo un dilema legislativo: por un lado, su uso, tanto recreativo como comercial, entraña ciertos riesgos para los que parece obvio que es preciso tener algún tipo de cobertura legislativa. Por otro, la aplicación de una legislación excesivamente conservadora, creada en la época en la que este tipo de tecnología simplemente no existía o no era accesible, pondría en peligro el desarrollo de infinitas aplicaciones y de toda una industria innovadora.

Resulta interesante, en este sentido, ver las distintas reacciones de la administración norteamericana y española en relación con esta cuestión: una forma bastante clara de ilustrar la actitud de uno y otro país ante este tipo de cuestiones que ponen en forzada relación el entorno legal y el desarrollo tecnológico.

En los Estados Unidos, la capa del espacio aéreo en la que vuelan este tipo de artefactos, por debajo de los 120 metros de altura, no estaba en principio regulada por la autoridad de aviación (la Federal Aviation Administration, o FAA). Por eso, cuando Raphael Pirker, un operador multado por la FAA por “operar un dron de forma imprudente”  mientras filmaba en la Universidad de Virginia, decidió apelar su caso, y consiguió que la multa fuese invalidada.

El veredicto, que implicaba que la FAA no había prohibido de forma expresa el uso de dronesllevó a la FAA a apelar a su vez ante la National Transportation Safety Board, lo que, de forma efectiva, paralizaba el proceso hasta que se llegase a una decisión en este sentido. Sin embargo, y mientras en paralelo empiezan a surgir voces en industrias como la de los medios y los contenidos que afirman que una legislación excesivamente conservadora iría en contra de la Primera Enmienda de la Constitución (por el daño a la libertad de expresión que supondría no poder usar drones para tareas como el periodismo), la propia FAA ha comenzado el desarrollo de procedimientos que faciliten un uso comercial razonable de los drones, a modo de fast track que impida que la legislación se convierta de manera efectiva en un freno a la innovación. 

En España, la publicación y subsiguiente viralización de este vídeo provocó que la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) publicase una circular de cuatro páginas en la que dejaba meridianamente claro que el uso de drones no estaba permitido: si se trata de un uso recreativo, puede únicamente ser practicado de forma legal en lugares habilitados para la práctica del aeromodelismo, y si se trata de un uso profesional, está directamente prohibido. Para muchas industrias, una respuesta así, que simplemente alega la prevalencia de unas leyes creadas antes de que los drones tuviesen el nivel de accesibilidad que tienen hoy en día para prohibir todo posible uso comercial que se lleve a cabo, supone un verdadero desastre que muchos han calificado como de mentalidad estrecha y limitada. El tema no parece que vaya a tener ningún tipo de revisión hasta que se legisle a nivel europeo, donde las autoridades competentes parecen dispuestas a endurecer los estándares necesarios para operar este tipo de aparatos. Obviamente, la cuestión es más compleja de lo que parece: el “vale todo” no resulta razonable y nos lleva a un entorno en el que a cualquiera le puede caer en cualquier momento un dron en la cabeza, operado por cualquier persona que no necesariamente posee las cualificaciones adecuadas para utilizarlo, que no respeta los protocolos de seguridad o que no está provisto del necesario seguro de responsabilidad civil. Pero por otro, confinar el desarrollo de iniciativas a lo que marcan leyes creadas antes de que muchas cosas siquiera existiesen no parece la mejor receta para obtener una industria y una cultura basada en la innovación. A medida que dicha innovación acelera su paso, conciliar esas dos necesidades se convierte  en una parte cada vez más importante de la estrategia de los países de cara a su posicionamiento en el futuro.

La conclusión parece clara: todo retraso impuesto al desarrollo del tejido emprendedor que aprovecha los espacios abiertos por la innovación tecnológica supone un retraso global para el país como tal. Cuando los emprendedores locales no pueden, debido a un entorno legislativo excesivamente conservador o incierto, poner en funcionamiento de forma razonablemente segura sus iniciativas, lo que ocurre es que emprendedores de otros países terminan por estar mucho mejor preparados cuando dicho entorno legislativo, finalmente, se abre y deja de resultar limitante. Los sectores y las actividades emergentes que se generan en torno a la innovación pueden perfectamente representar oportunidades para el desarrollo profesional, algo que en España, país líder en su entorno en tasa de desempleo, no puede permitirse dejar pasar. Y los drones, en este sentido, son solo un ejemplo. Un ejemplo de una actitud .

 

ACTUALIZACIÓN (6 de julio de 2014): Ya está la legislación en el BOE, en menos de dos meses. Es bueno ver que a veces la respuesta legislativa está a la altura de los tiempos.

 

(This article is also available in English in my Medium page, “Drones, laws and innovation“)

19 comentarios

  • #001
    La Cibeles - 18 mayo 2014 - 16:04

    .
    Tras la nota de AESA, los profesionales que están tratando de hacerse hueco en el nuevo y diverso nicho de negocio – para ocio y trabajo- que supone la industria de los drones, y el sorprendente mercado que pueden generar, ya se han hecho oir por las autoridades competentes, y han hecho bien.

    Ésto es como todo lo que comentamos a diario: “Algo” -porque son varios los conceptos que agrupa- nuevo, que no está abarcado en su totalidad por las diversas normativas, ni se le esperaba como “problema” repentino.

    Si bien es cierto, que no tiene sentido ponerse a legislar antes de que se pronuncie la UE, no harían mal los profesionales del sector en hacerse notar dentro y fuera del país. Si se convierten en los “cuatro gatos” ;-) de los drones, acabarán por ser más, y por presionar a los legisladores. El argumento de estar en una nueva economía,-de innovación- y por supuesto, dentro de la Ley, es muy contundente.

    Que no se rindan, que los van a escuchar :-)

    .

  • #002
    Juan Carlos - 18 mayo 2014 - 16:14

    La respuesta por parte del gobierno era la esperada. Muchos de ellos viven en otra era o quieren llevarnos hacia ella.
    Otra oportunidad perdida para sacar al país de la crisis. Nos adelantará cualquier nación o estado en este tema y luego subirnos al carro de estas u otras tecnologías será demasiado tarde.
    Con las buenas ideas que hay en este país y sean cortadas por alguien que solo piensan en si mismo.
    Una pena.
    Un saludo.

  • #003
    La Cibeles - 18 mayo 2014 - 16:28

    .
    Juan Carlos:

    Esto será una carrera de profundidad. A unos “artefactos” que pueden invadir la intimidad de las personas, o la seguridad del Estado, no hay que subestimarlos.

    Los buenos, les darán un buen uso. Pero los malos, pueden “mejorarlo”. Así, que la Administración -no el Gobierno- debe andarse con pies de plomo.

    Pero a eso de “la respuesta era la esperada”, hay que concluir “de momento”.
    La Administración es lenta, pero segura. Es necesario llegar, ver, y convencer. Y todas las veces que sea necesario.

    Y que Dios os de paciencia :-)

    .

  • #004
    alguien - 18 mayo 2014 - 17:27

    Deberían regular el uso de los cuchillos de cocina, pueden ser peligrosos en según qué manos.
    Un carnet de manejador de cuchillos de cocina sería necesario, hacer examen, certificado médico y psicológico, pagar examen, tasas, impuestos, etc. y por supuesto, renovación cada año. Es algo muy serio y no se puede dejar en manos de cualquiera.

  • #005
    Antonio Castro - 18 mayo 2014 - 18:46

    No hay examen de conducir drones, ni carnet para conducirlos, ni código de circulación, ni seguro obligatorio, etc. Dudo que la mayoría de los drones sean capaces de detectar a otros drones y esquivarlos o de usar rutas de tráfico aereo ni que existan normativas suficientemente completas como para que el tráfico de los mismos sea seguro. La legislación siempre va por detrás, pero en este caso estamos hablando de una tecnología donde todo está por hacer.

    Me parece normal que la opción por defecto sea la prudencia y que restrinja su uso a espacios habilitados expresamente para ellos. En particular yo aplaudo que se prohiba su uso en zonas urbanas o en proximidades de zonas habitadas o volar demasiado alto. Lo único inofensivo en los drones es que todavía no hay muchos.

    Enrique, he tenido que usar un proxy para ver el video en vimeo porque tengo filtro AEDE. No hace falta obligarnos a pasar por expansión para ver ese espectacular video.

    http://vimeo.com/80162468

    No es un tema sencillo, parece una herramienta interesante para ampliar ciertas libertades, pero el potencial de esa tecnología en malas manos o simplemente en manos torpes puede llegar a ser realmente dramático.

    ¿A cuantas personas puede matar un dron volando por un pasillo aereo de despegue o aterrizaje de vuelos comerciales?

  • #006
    Felix Maocho - 18 mayo 2014 - 19:38

    Curiosamente España es un país bastante avanzado en área de los drones, tanto en lo referido a los tipo helicópteros, que son bastante conocidos en su versión de ocio pero menos en la versión industrial, como los de tipo avión, más bien utilizados en labores de observación de larga duración como puede ser vigilancia contra incendios, de fronteras y cosas por el estilo, pero que tienen un futuro difícil de predecir en el transporte de mercancía.

    En el desconocido aeropuerto industrial de Teruel, que, ¡oh, milagro!, no solo es rentable, sino que ha creado puestos de trabajo, se celebró ALNT 2014 Congreso de Aeronaves Ligeras no tripuladas, donde se reunieron los días 30 y 31 de octubre pasado representantes de un puñado de empresas que se dedican al control de líneas eléctricas, de fronteras o de cultivos, entre otros, aparte de las industrias militares, y en él se presentó el prototipo de la empresa aragonesa INDA, que es un helicóptero no tripulado especialmente diseñado para operaciones de observación, vigilancia y seguimiento desde el aire, que se puede utilizar para usos agrícolas o ganaderos, mantenimiento industrial o fotogrametría y ortofotografía, además de seguimiento en las avenidas de ríos o en la localización de personas.

    Por otra parte EADS tiene parado por razones presupuestarias el desarrollo de su programa de avión no tripulado Talarion, pero no cabe duda que más pronto o más tarde lo pondrá en marcha, y busca emplazamiento para realizar las pruebas y todo lo que supone de laboratorios a pie de pista, entre tres lugares: el Aeropuerto de Teruel, donde ya está establecida la empresa Tarmac Aerosave, que es filial de EADS, el antiguo campo de pruebas de cohetes de Arenosillo en Huelva, situado relativamente cerca de las instalaciones de EADS en Sevilla, y las instalaciones de EADS en Francia.

    Reacciones atávicas como la de AESA no son precisamente las que más empujan estos todos proyectos, quizá por ello pronto el gobierno se ha apresurado a decir que la regulación para el uso de ‘drones’ en España llegará a final de mes.

    Es evidente que hay que regular su uso de una forma lógica y sensata, pero prohibirlos a todo uso comercial, que es lo que dijo AESA, es absolutamente demencial. Suerte que se ha rectificado con bastante rapidez.

  • #007
    Miguel Angel - 19 mayo 2014 - 00:48

    http://mikesaintcross.wordpress.com/2014/01/31/la-conquista-de-los-drones/

  • #008
    Andoni - 19 mayo 2014 - 10:42

    La legislacion en el Reino Unido es clara; el proceso para operar profesionalmente drones (UAV) esta regulada en base al peso de los UAV y entorno operativo( altitud, distancia con respecto al piloto/operador).
    Se me requiere una qualificacion teorica/practica, un manual de operaciones que documente los procesos para operar los UAV, los UAV estan matriculados ( como las aeronaves con piloto) y una licencia anual de la autoridad aerea Britanica que , previa revision de los puntos antes mencionados, me permite trabajar operando UAVs.
    Segregacion del espacio aereo, comunicacion con control aereo, limitaciones de altitud, vuelo bajo control visual, seguros, etc. todo esta regulado claramente.
    En Holanda tienen un proceso similar .
    Los modelos Britanico/Holandes son los que bien pudieran adoptarse en la Union Europea.
    AESA debiera tomar nota, pero parece que esta es otra oportunidad perdida para desarrollar una tecnologia que va a revolucionar muchos campos de negocio.
    Por ahora, yo no operaré en España hasta que la reglamentacion esté definida.

  • #009
    Nacho - 19 mayo 2014 - 12:10

    Totalmente de acuerdo en que es necesario darles un espacio a los drones, pero también en que no es algo que pueda autorizarse sin una licencia que asegure un mínimo conocimiento del “piloto”.

    Para que AESA mueva un dedo, eso si, tiene que cambiar mucho. La zona en la que deberían autorizarse los drones, por lógica, sería la inferior a 1500 pies, que de momento es la única accesible a ultraligeros, al contrario que en el resto de Europa. Otra legislación pensada para un tiempo pasado, cuando los ultraligeros eran alas delta con motor. Que se encuentren en el mismo espacio drones y ultraligeros es una receta para el desastre seguro, ya que son aeronaves bastante frágiles y acostumbradas a moverse sin control ninguno, a consecuencia de la legislación que no les permite ser controladas.

  • #010
    Observador - 19 mayo 2014 - 12:20

    #004 Eres muy poco original, pero en parte tienes bastante razón. El caso es que es una persona quien decide darle un buen o mal uso a un objeto. Y como los objetos no tienen responsabilidad (creo que no hace falta que lo explique), entonces recae en las personas. Por ello Kim Doctom tenía razón cuando decía que la responsabilidad no recaía en el, sino en los usuarios, porque él sólo dejaba el cuchillo ahí y otros le daban uno u otro uso… De hecho, en el nuevo MEGA la responsabilidad recae sobre el usuario.

    Pero no, parece ser que entonces era diferente. Un poco paradójico, ¿no te parece?

  • #011
    alguien - 19 mayo 2014 - 14:14

    #010
    Exacto, mi comentario era irónico. ¿Cuántos años hace que cualquiera puede usar un avión o helicóptero radiocontrolado? y no hablo de los eléctricos de muy corto alcance, que también, sino de los que llevan motores, incluso reactores. ¿Alguien ha oido alguna vez de un accidente con ellos?
    Pues eso, que los gobiernos tienden a ser demasiado paternalistas. Una serie de normas básicas es suficente, nadie con dos dedos de frente va a usar un aparato de esos en una calle de la ciudad, y si lo hace que lo multen y ya verás como no lo hace más.
    Así de simple. No hace falta licencias de piloto, pagar impuestos, ni chorradas saca dinero al ciudadano.

  • #012
    Álex - 19 mayo 2014 - 15:01

    A esto lo llamo un coitus interruptus… después de la inversión inicial en empresa, personal, drones iniciales… y tras hacer un estudio de mercado fantástico en diferentes países para comenzar actividad en España… ¡zas! Ni terminar la web. Fue comenzar a programarla y antes de que pudiéramos subir contenidos, notita de la AESA… http://alquilerdron.es

    Por supuesto, les escribimos un email. ¿Os habéis fijado que la nota no la firma ningún departamento concreto, ni persona dentro de la agencia?

    Al primer email nos respondieron. En resumen, les preguntamos si estaban trabajando algún protocolo para licenciar a pilotos con fines comerciales. Su respuesta fue (y tengo ese email) reenviarnos de nuevo la misma nota que habían publicado (al menos ahora tengo un email de un responsable dentro de la agencia).

    Le respondimos insistiendo preguntando la fecha en que sabrían algo (ni siquiera la fecha en que terminaría de regular el tema). Y… mes y medio después, seguimos sin respuesta. Quizá no debí haber incluido en ese email un recordatorio de que los ciudadanos y empresas españoles pagamos impuestos y que al menos nos podrían orientar un poco o informar de su roadmap.

    Creo que nos iremos a Italia. Allí este tema ya está funcionando, y no queda tan lejos…

  • #013
    Nacho - 19 mayo 2014 - 16:14

    #011
    Das a entender que el aeromodelismo no esta regulado, y no es así en absoluto, mira aqui por ejemplo. Los campos de vuelo figuran en las cartas aeronáuticas, de modo que cualquier piloto sabe que en esa zona en concreto, puede encontrar aeromodelos.

  • #014
    Jesús - 20 mayo 2014 - 12:19

    Pequeño ejemplo de uso comercial:

    Estuve recientemente en una partida de Paintball y una de las novedades que tenían es que graban la partida con un dron desde el aire.

  • #015
    Rodrigo - 20 mayo 2014 - 16:07

    #Jesús. Yo he visto grabar pruebas deportivas al aire libre, como ciclismo, raids, … grabadas con drones

  • #016
    alguien - 21 mayo 2014 - 22:12

    #13 No puedes volarlo a más de 300 metros de altura, debes usar emisoras de una banda determinada, y cosas así. Pero no hay licencias de piloto, tasas, cursos, impuestos, renovaciones, chorradas saca dinero al ciudadano, etc.
    Vas, lo compras, y lo vuelas.
    Evidentemente, si lo haces en la calle de tu ciudad, llegará la policía o guardia civil y te empapelarán. Ya no volverás a hacerlo. Punto. No hace falta toda la regulación, reglamentación y control que quieren realizar, que solo sirve para sacar dinero.

  • #017
    Maestre Patarran - 25 mayo 2014 - 12:32

    Yo creo que… de momento son juguetes.
    Y se están sacando el asunto de contexto.
    En fin.
    Tampoco es para tanto.
    Leyes hay mas que de sobra ya.
    Sobre espectro radioelectrico y licencias de emisoras y lo que se tercie.
    Si delinques y atentas contra los derechos de algun ciudadano… ya sabes lo que hay si te pillan.
    En cuanto a loo del comunicado de la AESA es de chiste.
    NO hay referencia a BOE ni organismo publico que suscriba la publicacion (Orden ministerial o analogo)
    Es papel mojado.
    Supongo que emitido para justificar alguna R.P.T. y/o sueldos varios.
    Tiene toda la pinta… de una “agencia vaporosa” mas.
    Salu2.

  • #018
    Nacho - 26 mayo 2014 - 14:03

    #017
    1) Si son un juguete, son un aeromodelo, no “otra cosa”. Por tanto, a campos de vuelo, como dice AESA, y como tiene que hacer cualquier radioaficionado. Si se quiere salir de esos espacios, con cuidado: En el aire, es casi imposible para un piloto ver uno de estos artefactos sin saber donde se lo va a encontrar. Incluso sabiendo que sobrevuelas un campo de vuelo de aeromodelos, y “buscandolos” activamente, es fácil que te pasen desapercibidos. De hecho, no es dificil que, sin estar advertido, no veas otra aeronave hasta tenerla encima. Por eso es necesario usar la radio (aunque legalmente no es requisito para ultraligeros, es bastante temerario salir sin ella).

    2) Para bien o para mal, AESA está perfectamente legitimada para regular el espacio aéreo español como mejor crea conveniente. Deberian ser más agiles, sin duda, en este como en otros muchos asuntos. Pero tienen las competencias necesarias transferidas.

  • #019
    Maestre Patarran - 26 mayo 2014 - 22:50

    #18
    Efectivamente Nacho.
    Hay cacharros que son juguetes. Otros no tanto.
    Tampoco puedes coger un cohe de radiocontrol y ponerlo a rodar por La castellana.
    No?
    En cuanto a la AESa tienes razon.
    Sus competencias estan claras.Salu2

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados