Cuando ya no puedes fiarte de las noticias (o por qué una red neutral es imprescindible)

IMAGE: Santitep Mongkolsin - 123RFUn interesante estudio de Pew Research Center demuestra hasta qué punto el debate sobre la neutralidad de la red en los Estados Unidos está siendo eliminado de la luz pública gracias a la omisión interesada de toda noticia referente al tema por parte de las televisiones, parte obviamente interesada en el tema.

Un muestreo realizado sobre 2.820 programas de noticias emitidos entre enero y mayo muestra que el debate sobre la neutralidad de la red, un tema fuertemente controvertido, fue mencionado en tan solo veinticinco ocasiones, de las cuales seis tuvieron lugar en Al Jazeera America, no precisamente el canal más popular. A todos los efectos, si un norteamericano quiere informarse sobre la neutralidad de la red, solo puede hacerlo a través de la red: el resto del panorama informativo que podría representar una parte mayoritaria de su dieta informativa ha sido, de manera efectiva, censurado.

¿Hasta qué punto están filtradas o condicionadas las noticias que recibimos? ¿A nadie en España le llama la atención la auténtica basura sesgada que emiten Antena 3 y La Sexta, propiedad de Jose Manuel Lara, cada vez que hablan de temas como internet o los derechos de autor? ¿O hasta qué punto desaparecen o son filtradas las noticias referentes al vergonzoso canon de la AEDE (que es además parte del problema) en los medios pertenecientes a esa asociación? ¿Cómo pueden todos los medios y periodistas españoles quedarse tan tranquilos cuando tres de los medios más importantes del país cambian en menos de un mes sus directores y su línea editorial?

Que los medios de comunicación tengan una línea editorial definida es algo que entra dentro de lo razonable, o tal vez de lo inevitable. La línea editorial de un medio forma parte de su identidad, y en muchos casos, se convierte en uno de los criterios por los que sus lectores y espectadores los eligen: curiosamente, las personas prefieren que la realidad les sea presentada de maneras que refuercen sus creencias y sus valores, en lugar de optar por la objetividad, la imparcialidad o la presentación aséptica. Pero que algunos medios directamente sustraigan noticias relevantes del debate público en función de sus intereses económicos o empresariales resulta mucho más grave, porque no responde a un interés ideológico, sino a una prostitución directa de su función informativa.

En un país como España, en el que el panorama mediático ha sufrido un progresivo proceso de concentración, la obsesión del gobierno con los medios ha llegado a un punto verdaderamente preocupante. Si quieres que un problema se diluya o desaparezca, no tienes más que evitar su presencia en los grandes medios, y para eso, en nuestro país, tienes que hablar cada vez con menos personas. Si aunamos a eso la dependencia de esos medios de factores como la publicidad institucional o la posibilidad de obtener recursos de empresas de internet, el panorama aparece cada vez más claro. En ese contexto, el reciente interés por criminalizar el uso de las redes sociales aludiendo a una supuesta “impunidad” de las mismas no muestra más que un interés por poner bajo control uno de los pocos espacios que quedan en los que las personas pueden comunicarse con libertad.

La red es, cada día más, el recurso fundamental para intentar mantener la calidad democrática de un país. El único sitio en el que las barreras de entrada son suficientemente bajas como para que una persona o grupo de personas pueda informar de una manera independiente, sin tener que someterse necesariamente a presiones o intereses. Y la neutralidad de la red es, precisamente, lo que podría comprometer el valor de la red en ese sentido. Por el momento, cualquiera puede abrir una página en la red y hablar de lo que estime oportuno, con el punto de vista que le parezca más adecuado, independientemente de lo que opinen las empresas de telecomunicaciones que soportan las infraestructuras necesarias para la difusión de esa información. Una vez que la neutralidad de la red desaparece, ese principio también lo hace, y pasaremos a ver cómo solo aquellos medios en la red que pueden pagar la tasa son los que salen en la foto, mientras los demás se diluyen y desaparecen.

Ese, y no otro, es el verdadero valor de la neutralidad de la red. Y esa, y no otra, es la amenaza que estamos viviendo hoy. Tardamos muchos años en conseguir un medio como la red. Pero podríamos tardar muy pocos en matar su principal propuesta de valor.

 

(This article is also available in English in my Medium page, “When you can no longer trust the news (or why a neutral internet is so important)

6 comentarios

  • #001
    Krigan - 25 mayo 2014 - 01:06

    “Las redes son nuestras”, dijo el Alierta, pero mentía un poquitín. La red de Google llega hasta Madrid, lo mismo que la de Amazon, la de Facebook, y también las redes de CDNs como Akamai y carriers como Cogent. CDNs y carriers transportan los datos de sus clientes (por ejemplo Akamai transporta los de Yahoo). Son estas empresas las que tienen cada una su propia red mundial.

    ¿Y Telefónica? ¿Y Ono? Su red llega… hasta Madrid. Es como si quien hace las carreteras comarcales pretendiera que se las pagase el dueño de la autopista en la que desembocan estas carreteras. Los internautas le pagamos a las operadoras para que nos conecten a Internet. Es decir, para que nos conecten a las redes mundiales de Google y Facebook, de Akamai y Cogent, y a la de Amazon, que no solo es una punto-com, sino también líder mundial de servicios en la nube, y por tanto, además de sus propios datos, transporta los de infinidad de empresas de todos los tamaños.

    A las operadoras les llamamos telecos, pero hoy día las verdaderas telecos son las otras, las que transportan los datos por todo el planeta. La cáscara del huevo quiere cobrarle a la yema y la clara, pese a que lo que no interesa del huevo es precisamente la cáscara.

    ¿Y el método para que paguen? Usarnos a nosotros, sus clientes, los que mes tras mes les damos cada uno decenas de euros a las operadoras. Usarnos como rehenes. A tu conexión le pasará algo malo si Google, Facebook, y Amazon no pagan. Y Google no va a pagar, ergo…

    La respuesta a esta amenaza es bien sencilla: neutralidad de red. Pero que no se entere la gente, no vaya a ser que empiecen a pedirla a gritos. Mejor mentirles, decirles que la conexión les saldrá más barata si aceptan que la cáscara rompa la neutralidad.

  • #002
    Antonio Castro - 25 mayo 2014 - 08:42

    La red es, cada día más, el recurso fundamental para intentar mantener la calidad democrática de un país.

    Es muy triste comprobar como los representantes de los ciudadanos en todo el mundo han optado por mantener la indeseable situación de inacesibilidad y sordera pese a que hoy en día tienen más herramientas que nunca para saber lo que desean de ellos los ciudadanos.

    Carlos Sánchez Almeida pidió un voto a favor de Internet. http://www.bufetalmeida.com/667/un-voto-a-favor-de-internet.html

    Hoy esperan las urnas y es un poco tarde para hacer recomendaciones. Yo so espero que los ciudadanos se quiten la venda de los ojos y voten con tolerancia cero a la corrupción y al liberticidio (suelen ir de la mano).

    Solo con eso ya cambiarían muchas cosas.

  • #003
    Garepubaro - 25 mayo 2014 - 09:09

    “…La red es, cada día más, el recurso fundamental para intentar mantener la calidad democrática de un país…” es que se tiende a atribuir cualidades mágicas muchas veces a las cosas que no las tiene, es como cuando se invento la Televisión; Pues hala, a partir de ahora la mayoria de la gente que en vez de asistir a clases se saque los estudios por lecciones televisadas, pero despues resulta que la realidad es otra cosa y la realidad no va en bicicleta sino en carro oxidado. Y hay gente que pone su web con sus pensamientos y resulta que no le interesa a casi nadie, y asi cierran miles y miles de webs, no que detras este un gobierno amenazando a la gente para que no la vea

  • #004
    Julio2 - 26 mayo 2014 - 06:44

    En Internet la dieta informativa tampoco es muy variada: sólo se pueden leer apologías viscerales de la neutralidad de la Red, y los que argumentamos que es un mito que ha creado Google para que le paguemos entre todos la fiesta solemos ser censurados. No lo digo por este blog, que es precisamente uno de los pocos donde se permiten opiniones críticas en los comentarios.

  • #005
    Krigan - 26 mayo 2014 - 11:00

    Julio2:

    Si estás argumentando, ¿dónde está tu argumento? Te has limitado a decir que la neutralidad de red es un invento de Google, sin justificar tal afirmación lo más mínimo.

    Si tenemos en cuenta que le pago a Ono para poder acceder a las redes mundiales de Google y otros, tal vez debería ser Ono quien le pagase a Google, Facebook, Amazon, etc. ¿no crees? Esas redes mundiales son muy caras de construir. Pero es que además Google y compañía no solo construyen las redes mundiales, sino también los datacenters que alojan los servicios que usamos, y pagan auténticas millonadas por servicios exitosos creados por otros (Google compró Youtube, Facebook compró Whatsapp).

    Si queremos disfrutar de redes y servicios de nueva generación, Telefónica y Ono deberían pagarle a Google, ¿no te parece?

  • #006
    Manuel J - 26 mayo 2014 - 14:32

    Es muy raro conseguir una red neutral en españa, aquí la manipulacion de los medios es más imprescindible que respirar

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados

2 comentarios en Menéame

#001
passion - 24 mayo 2014 - 19:21

en spañistang la falange dicta las noticias aún. Ni ahora ni nunca.» autor: passion

#002
mcfgdbbn3 - 25 mayo 2014 - 10:51

Luego cuando los ciudadanos se encuentren que les ofrecen Internet capado y que tienes que pagar un extra por tener derecho a Wikipedia se llevarán las manos ala cabeza.» autor: mcfgdbbn3