Empresas tecnológicas y gentrificación

Get the fuck out of Oakland (IMAGE: Craig Frost, on Twitter)Las empresas tecnológicas, pero fundamentalmente Google como iniciadora de la tendencia y ejemplo de todas ellas, están comenzando a tener un serio problema en la ciudad de San Francisco y alrededores: una ola cada vez más intensa de manifestaciones contra la presencia de sus trabajadores, debido fundamentalmente al fortísimo proceso de elevación del coste de la vivienda provocado por sus elevados sueldos y condiciones laborales.

Lo que comenzó con los buses de Google como simbólicas piñatas molidas a palos el mayo pasado ha escalado ya a tamaño real para convertirse en protestas en la calle con piquetes que obligan a los buses de Google o de Apple a detenerse, o incluso llegan a atacarlos.

Llamamos gentrificación al proceso por el cual algunos barrios experimentan una rápida ocupación por parte de personas de renta más elevada que la media preexistente, lo que da lugar a una marcada elevación de los costes de la vivienda y a un perjuicio para los residentes tradicionales o más desfavorecidos. El fenómeno es bastante habitual en ciudades de todo el mundo cada vez que un barrio, típicamente céntrico, es “descubierto” por personas de cierto nivel económico que consideran que tiene una buena relación calidad/precio y deciden instalarse en él.

Pero en los últimos tiempos, San Francisco se ha convertido en toda una “tormenta perfecta” a la hora de ilustrar el término: siguiendo las prácticas marcadas por Google, miles de trabajadores de empresas tecnológicas recorren los barrios de la ciudad en busca de vivienda, ofrecen precios muy superiores a la media, o superan incluso las pretensiones de los propietarios adelantando a los propietarios un año completo de alquiler. La propia pertenencia a esas recién definidas “élites” supone un atractivo imparable para esos propietarios: personas centradas en su trabajo, habitualmente de vida y hábitos tranquilos, con buenos sueldos y numerosos beneficios adicionales que incluyen el acceso a crédito en condiciones ventajosas.

Trata de imaginarlo por un momento: en la ciudad en la que has vivido toda tu vida aparece una nueva élite de trabajadores con sueldos elevados y beneficios extra-salariales nunca vistos, que son recogidos en sus domicilios por lujosos autobuses con asientos de cuero y con WiFi, y que dan lugar a una elevación generalizada del coste de la vida. Los restaurantes que te gustaban, ahora son demasiado caros. Las tiendas elevan sus precios para ajustarse al poder adquisitivo de los nuevos residentes. Los alquileres se van haciendo más y más caros, y empiezas a temer el momento en que toque renegociar el tuyo. En no mucho tiempo, empiezas a ver oleadas de desahucios de los residentes tradicionales que ya no pueden afrontar el pago de rentas cada vez más elevadas, y que se ven obligados a irse a vivir a otros sitios. El texto del manifiesto que reproduzco en la ilustración, entregado por los manifestantes a los trabajadores de Google que viajaban en uno de los autobuses que fueron obligados a detenerse, deja lugar a muy pocas dudas acerca de sus sentimientos.

Las empresas tecnológicas necesitan ofrecer sueldos elevados y beneficios extra-salariales significativos para conseguir atraer talento en un mercado sometido a una fuerte competencia. Y ese proceso está comenzando a dividir la sociedad en una nueva línea entre los “to have” y los “have-not” que redefine muchas reglas. El precio de los alquileres en algunas zonas de San Francisco se ha elevado en porcentajes que oscilan entre el 10% y el 135% solo a lo largo del pasado año, en un proceso que dura ya varios años. Directivos y empleados de las empresas tecnológicas se quedan con los pisos y locales que los residentes de toda la vida ya no pueden afrontar. Tras los barrios más evidentes y tradicionales, han seguido muchas otras zonas: cuando tu empresa te pone un autobús lujoso que te recoge cada poco tiempo, en el que puedes ir adelantando trabajo porque vas conectado, y que utiliza además las paradas de la red pública, puedes vivir donde buenamente quieras. Para los trabajadores tecnológicos, convertidos en nueva élite que despierta envidias, buenas noticias: están tomando la ciudad por asalto. Pero para los residentes de toda la vida, un verdadero problema.

 

(This post is also available in English in my Medium page, “Tech companies and gentrification“)

22 comentarios

  • #001
    jordi - 23 diciembre 2013 - 13:36

    En algunas zonas de Barcelona ya comienza a producirse… ¡con los piji-hipsters!

  • #002
    Jos - 23 diciembre 2013 - 14:34

    Esto es Silicon Valley. NASA, Intel, Motorola y otras tantas llevan allí más de 50 años. Apple lleva allí 35. ¿En serio les pilla por sorpresa?

    Google ha doblado su presencia en la zona, también lo están haciendo Facebook y Twitter después de su salida a bolsa, cada año hay una media de 9 IPOs en la zona de Silicon Valley y otras 9 en la bahía de San Francisco.

    Es solo cuestión de tiempo que todos los barrios estén ocupados por ricos de las tecnológicas. La única solución que veo es que Google, que es tan aficionado a gastar el dinero en negocios alejados de su negocio principal, se compre todo y lo ofrezca de alquiler a un precio razonable. Al fin y al cabo casi todo Mountain View ya es suyo, solo sería expandirse un poco.

    No sería la primera incursión de google en el negocio de las casas de alquiler, ya que en 2010 construyo 480 viviendas sociales de alquiler reducido http://techcrunch.com/2010/08/30/google-invests-86-million-in-low-income-housing/

  • #003
    marcos - 23 diciembre 2013 - 15:56

    Lo que más me sorprende de la noticia es que los norteamericanos protesten del libre mercado. Cada ciudadano estadounidense tiene la oportunidad, al menos en su país, de alcanzar el sueño americano.
    Los que protestan ayudan a difuminar el sueño americano y a hacernos más pobres a todos.
    La otra costa del pacífico debe estar muriéndose de risa.

  • #004
    Ernesto - 23 diciembre 2013 - 16:09

    Es justamente en situaciones como esta que se ven los problemas del “libre mercado”, cuando sectores son desalojados del consumo de algo (y en este caso algo tan vital como la vivienda) que han podido pagar de manera usual, algo esta mal. Hay que pensar en soluciones, hay un buen punto en sus protestas, los buses deberían pagar por el uso de la infraestructura publica, dinero que podría usarse para tratar de contener los desalojos.

  • #005
    Mario - 23 diciembre 2013 - 17:29

    Poco tiene que ver el libre mercado con la actitud arrogante que se inculca en las tecnológicas. No son los altos sueldos sino la soberbia lo que afecta a San Francisco. En Nueva York existen espacios públicos que son compartidos por todos y servicios que son utilizados por todos: Central Park es último refugio de un homeless pero también el lugar de paseo de residentes de Park Avenue; el Metro lo usa por igual una maestra de escuela con sueldo mínimo y el ejecutivo de una Fortune 500 con sueldo de 6 cifras. De tal manera que no me vengan a contar el cuento de que el problema es de que algunos ganen más que otros.

    Lo que está pasando en zonas de San Francisco es la desaparición progresiva de estos espacios comunes y lo que más molesta a cualquier habitante es ser objeto de exclusión social en su propia ciudad, practicada por empresas tecnológicas: autobuses, lavanderías, bares o cafés que son sólo para empleados de Google o de Facebook pero que se detienen en paraderos públcos u ocupan los locales a los que antes cualquiera podía entrar a tomarse un café.

    La exclusión del resto de conciudadanos a los buses o locales no es decisión de empleados sino una decisión claramente corporativa que tiene como objeto extender al límite las horas de trabajo productivas pero también eliminar la posibilidad de contacto y vida social fuera de la corporación. Después de todo, en el Bar de Joe después de las 5 sólo se hablaba de football o de política. ¿De qué creen que se va a hablar en el Bar de Google infestado de empleados de Google, del Super Bowl o del último proyecto? ¿Cómo se siente un empleado que teniendo todos los privilegios de la gratuidad de las guarderías de Google opta por mezclar sus hijos con los de otras empresas? ¿Para qué exponer a mi fuerza laboral al contacto externo de gente crítica a la corporación cuando se les puede separar del resto y hacerles pensar que son superiores a los demás?

    Una última reflexión: ¿Son estos autistas sociales, la única industria que ha sido capaz de construir un gueto de alto vuelo y crear descontento o disturbios en una ciudad, la más adecuada para diseñar nuestras redes sociales? ¿No es esto tan estúpido como darle a Shell y Mobil Oil la tarea de diseñar nuestra política medioambiental?

  • #006
    Gorki - 23 diciembre 2013 - 18:05

    En Madrid eso ha ocurrido en el llamado “Barrio Rosa”, la zona de Chueca, que ha aumentado bastantee la valoración de sus viejas casas, aunque en este caso, no ha sido porque una empresa pague bien, pues de eso ya no queda. (había alguna como IBM o AENA que pagaban más que la media, pero han “rectificado” y ahora todas paga igual de mal), sino porque el barrio se ha poblado de gays, que al no tener hijos, tiene como media un nivel de vida mejor que el resto de la población.

    Sin embargo, que yo sepa, lo han considerado una bendición, los que vendieron los pisos, porque obtuvieron más dinero, y los residentes originales, porque en vez de estar viviendo en una barriada deprimida, viven hoy en un barrio limpio y cuidado, y si bien se ha abierto comercio con mucho diseño, (y muy altos precios), desplazando al mercado tradicional, los antiguos residentes se desplazan a otros barrios cercanos, como los alrededores de la Calle del Pez, donde siguen encontrando los locales de toda la vida y a los precios de toda la vida y la molestia la compensan sabiendo que su propiedad vale más.

    Yo creo lo malo es lo contrario, cuando un barrio se puebla de personas de menor poder adquisitivo, como por ejemplo de emigrantes recién llegados que viven en “pisos patera” en barrios que antes eran obreros y desplazan con su presencia a los más ricos, y con ellos al mejor comercio, que see sustituye por locutorios, Kebab, o tiendas de alimentos étnicos. Por el contrario la vivienda cada vez se valora menos hasta llegar a un nivel que no merece la pena reparar los desperfectos que se originan en las mismas, entrando así el barrio en una espiral de degradación muy difícil de frenar.

    De esos barrios también hay ejemplos en Madrid y ciudades dormitorio y eso si que crea problemas a los antiguos residentes que quedan atrapados, generalmente ancianos con pocos medios económicos, y crea graves fricciones entre nuevos recién llegados.

    Lo ricos crean molestias, pero son manantial de dinero, los pobres siempre molestan y son sumideros de dinero.

  • #007
    Luis - 23 diciembre 2013 - 18:40

    #003, no todos los americanos son anarco-liberales ni creen que el sueño americano se base necesariamente en el individualismo más egoista. De hecho, la gente de San Francisco son por lo general más progresistas que la media americana.

  • #008
    Antonio Castro - 23 diciembre 2013 - 20:40

    Para mí que mi vivienda aumentara mucho de valor no sería un problema y si el barrio se pone imposible de caro, alquilo mi vivienda y me voy a otro lugar más acorde a mis necesidades. Lo que sobre pal bote.

  • #009
    Observador - 23 diciembre 2013 - 21:30

    Todo, absolutamente todo, cae por su propio peso…

  • #010
    Gorki - 24 diciembre 2013 - 12:14

    #007 Luis
    Curiosa manifestación de progresismo esta de atacar a autobuses de asalariados, por estar bien pagados. Qué es lo progresista, ¿solicitar a las empresas que paguen mal a sus empleados, o hacer guetos pasa pobres donde esté prohibido que entren los ricos?

  • #011
    Jesus Raro - 24 diciembre 2013 - 12:38

    Esto se puede resumir como la “arrogancia tecnológica”
    Antonio, miles de personas hemos visto como “subian” nuestros pisos…, y ya vemos los resultados del “Bote”.
    ¡¡Más burbujas¡¡, ¡¡Esto es la guerra…¡¡.

  • #012
    Luis - 24 diciembre 2013 - 15:29

    #010 en mi mensaje anterior criticaba el “sueño americano” como paradigma liberal, no decía nada de los autobuses.
    Lo progresista sería que los ayuntamientos de la zona hubiesen previsto esto, que no era difícil, y hubiesen tomado medidas a tiempo.

  • #013
    Ibai - 25 diciembre 2013 - 00:32

    Este es un tema que me toca muy de cerca (mi pareja es nacida en SF de segunda generacion y yo trabajo en una empresa tecnologica).

    La sobresimplificacion del problema que ha hecho Enrique es peligrosa. Y tal y como apuntan algunos, esto no es algo nuevo…ya paso en la primera burbuja del Dot Com (aunque entonces yo no estaba por aqui). Tampoco SF es el unico sitio donde esta pasando, Brooklyn esta experimentando similares dinamicas y como comentan algunos, SF y alrededores (bajando hasta Santa Cruz) es una zona significativamente progresista por lo que la “comunidad” importa.

    Dicho esto, el problema no es unicamente que las empresas tecnologicas pagen salarios excesivos, si no que esto se une a una mala planificacion urbanistica. En España, para controlar los precios de las casas y los alquileres existen las VPOs y los alquileres sociales. En SF por su lado lo que tenemos es el llamado “Rent Control” unido al Ellis Act.

    El Rent Control es la ley que prohibe a los caseros subir los alquileres mas de un par de puntos porcentuales al año. Esto hace que existan multitud de casas ocupadas por inquilinos que pagan una pequeña fraccion de lo que su alquiler estaria valorado a dia de hoy (ejemplo de unos amigos que se acaban de ir de una casa de 3 habitaciones en la que han estado 3 años y el alquiler fue de 3200 hasta los 3600 dolares actuales…los nuevos inquilinos van a pagar 5400). La unica forma, como apunto en el ejemplo, de subir el alquiler es generar un contrato nuevo con nuevos inquilinos.

    Y ahi es donde entra el Ellis Act que es la madre del cordero: http://en.wikipedia.org/wiki/Ellis_Act

    El caso se puede declarar “fuera del negocio” y dejar una casa ocupada como casa vacante por un periodo de varios años. Esa casa no se puede alquilar por 5 años.

    Esto hace que haya 3 tipos de casas en SF: Las vacias (muchas, muchisimas), las baratas (a la espera de un dueño sin escrupulos que quiera hacer negocio) y las que estan disponibles (que en funcion de la oferta y la demanda…se ponen en precios inalcanzables).

    Si a todo esto le sumamos una escrupulosa legislacion contra los edificio “altos”…tenemos una ciudad preciosa con casas victorianas que no cubre ni de lejos las necesidades de toda la gente que quiere mudarse aqui.

    Y por ultimo, el tradicional escrupulo de muchas multinacionales tecnologicas por contratar gente de universidades top donde gran parte son hijos de familias pudientes, hace que muchos jovenes en SF tengan ayudas de sus familias para pagar sus alquileres desorbitados…avivando mas el fuego.

    Un matiz incorrecto que apunta Enrique: los negocios no suben los precios… el problema es que muchos “transplantados” no compran en comercios locales y con menos clientela…se ven obligados a cerrar ya que no pueden afrontar los alquileres de los locales. Ahi es donde vienen los nuevos restaurantes “hip” que cobran precios impensables para las clases menos pudientes.

    Es un entramado muy complicado donde existen muchas victimas.

  • #014
    Gorki - 25 diciembre 2013 - 01:24

    #012 Luis
    Lo progresista sería que los ayuntamientos de la zona hubiesen previsto esto, que no era difícil, y hubiesen tomado medidas a tiempo.
    ¿Cómo? …. A mi solo se me ocurren dos sistemas, “solicitar a las empresas que paguen mal a sus empleados, o hacer guetos pasa pobres donde esté prohibido que entren los ricos”

    ¿Se te ocurre algún sistema más?.

  • #015
    Julio - 25 diciembre 2013 - 11:41

    Pues no entiendo que porque vengan algunos que cobran más a un barrio,la gente tenga que subir los precios jodiendo a si a los que viven alli de siempre, ah espera que en los pueblos de veraneo se hace lo mismo, de ahi la expresión hacer el agosto, aqui sería hacer el año

  • #016
    Vero - 26 diciembre 2013 - 09:30

    Lógicamente el problema no es para los propietarios de las casas, que como ya se comenta aquí, pueden mudarse a otros barrios y alquilar o vender su piso por un precio más alto. El problema es para los residentes que viven de alquiler, que ven aumentado el precio de sus alquileres debido a que los propietarios aprovechan para subir los precios ya que hay gente que puede pagarlo.

    La carta, lógicamente escrita desde la rabia y la impotencia de saber que no pueden hacer nada para impedirlo, tampoco es muy acertada al final, donde les amenazan con una “revolución” a no ser que “dejen sus trabajos y se vayan a vivir a otro sitio.” ¿En serio? ¿Así pretenden que los trabajadores se solidaricen con ellos y el problema que han generado (supongo) “sin querer”?

    Y es que asumo que, lógicamente, todos esos trabajadores no se han mudado de sus ciudades de origen donde tienen a su familia y amigos, para fastidiar a los residentes locales de otra ciudad o estado y echarlos de sus casas sin escrúpulos.

    Quizá haya sido con buena fe el pagar un año por adelantado. ¿A qué casero no le viene bien tener todo el dinero del año por adelantado?
    Quizá los culpables no sean los trabajadores que están ahí para eso, para trabajar y gastar su dinero, sino de los propietarios de los negocios de toda la vida que suben los precios de sus productos para tener más ganancias; o los propietarios de los locales que obligan a los negocios a hacerlo por haberles subido el alquiler.

    Son muchos, muchos factores los que hay que tener en cuenta.

  • #017
    Carlos (econ) - 26 diciembre 2013 - 17:16

    ¡¿COMO?!

    ¡¡¿¿PROTESTAS PORQUE SUBEN LOS PRECIOS DE LA VIVIENDA??!!

    En Spañistan entramos en crisis en el momento que dejaron de subir…

    Por otro lado, ¿Que google y otras empresas paguen sueldos DECENTES son para victimizarlas?

    Un ejemplo de nuestra insoportable levedad.

    Aquí en España se ataca a los funcionarios, por la “suerte” que tienen de tener sueldos fijos, buenos y garantizados…

    La cobardía de los mediocres a quienes les inflan a hostias desde “arriba” y en vez de plantar cara, la emprenden a hostias con quien tienen debajo.

    ¿Que los funcionarios son servidores públicos? ¡¡

  • #018
    Carlos (econ) - 26 diciembre 2013 - 17:18

    (continua de #017 que le di a enviar sin querer)

    ¿Que los funcionarios son servidores públicos?

    ¡¡Y UNA MIERDA!! Son individuos que a base de sacrificio y esfuerzo han aprobado duras oposiciones.

    Mezquindad de quienes no se defienden y atacan a quien ven como “débiles”.

    Luego nos topamos con un 26% de PARO y todos se echan las manos a la cabeza, con MIEDO de apuntar el dedo acusador y que este termine por apuntarles a ellos.

  • #019
    Gorki - 26 diciembre 2013 - 19:37

    #018 Carlos (econ)
    ¡¡Y UNA MIERDA!! Son individuos que a base de sacrificio y esfuerzo han aprobado duras oposiciones.

    Cualquiera que entra a trabajar en una compañía, supera pruebas de aptitud, pero eso no les da la ventaja que tiene los servidores públicos.

    Si a los servidores públicos se les da estabilidad en el empleo, no es por sus supuestos méritos, sino por protegerles de que los políticos coloquen a sus amigos en sus puestos, Enterate de lo que eran los cesantes http://es.wikipedia.org/wiki/Cesante_(funcionario) en el siglo XIX y los nombrados a dedo, (asesores), en el XXI y sabrás porque se les asegura el puesto de trabajo.

    El Estatuto de 1918, fue el que definio la inamovilidad de los funcionarios, tiene casi 100 años y quizá necesite algún retoque, pues son muchos los funcionarios que el último esfuerzo que hacen, es aprobar la oposición y eso tampoco es razonable.

  • #020
    Luis Rull - 26 diciembre 2013 - 20:14

    No es un problema sólo de los propietarios. Afecta también a los inquilinos.

    Un compañero de allí con el que trabajo ocasionalmente me dijo hace un tiempo que uno de los problemas es que los impuestos a la vivienda depende de la valoración de la misma. Y que esos precios, al contrario que en España, se actualizan muy regularmente. Si tienes una casa y el precio de las de la zona sube, pagas mucho más impuestos. No estoy seguro que esto afecte también a lo caseros, pero imagino que es así.

  • #021
    batch4j - 30 diciembre 2013 - 10:35

    Esto ya paso en Madrid con el boom de la contruccion, efecto 2000, Euro y las .com
    Trabajadores cualificados o no venian desde provincias y en funcion de su capacidad alquilaban pisos compartidos o no. Ademas se junto con la ley Boyer y se llego incluso al mobing inmobiliario.
    Al final es una burbuja que explotara cuando algun sector pare, en Madrid fue la construccion pero alli puede pasar lo que ya paso en Detroit.
    Respecto a los funcionarios, solo decirte que no lo soy y lo siguiente. El tener un trabajo garantizado, garantiza que los funcionarios no se van a plegar al partido que este en ese momento en el poder, por lo que no deben hacer politica y tratar a todo el mundo igual, es una garantia para el resto de ciudadanos.
    Cualquier camarero o albañil en la epoca del boom tenia varios pisos, chalet, garages, el funcionario no. Pero ahora que hay crisis tampoco.
    Una oposicion no se la saca cualquiera, lo he intentado y es mucho mas facil y rapido ponerse a trabajar al finalizar los estudios que opositar. Como ejemplo, un profesor de instituto gana menos que un repartidor de transporte urgente y para ejercer ademas de oposicion requiere cinco años de carrera.

  • #022
    Pedro - 2 enero 2014 - 15:37

    #019 Hola Gorki, Carlos (econ) ha muerto :-)

    Si vamos a hablar de funcionarios, hablemos de médicos, maestros, policías… Lo demás son “enchufados”, “Funcionarios sin Oposición”, “Interinos”, “puestos a dedo”. Incluso te hablaría de “Falsos opositores”, pues los procesos de oposiciones se pueden manipular, por los mismos delincuentes que han manipulado nuestro futuro…

    Para mi un “funcionario” es lo que puse arriba: “individuos que a base de sacrificio y esfuerzo han aprobado duras oposiciones”. Respeto que la sociedad use el lenguaje como le de la gana, pero los individuos estamos protegidos por los Derechos Humanos para poder evitar caer en las trampas que caen la mayoría.

    Subyacente en este debate es el concepto que tenemos cada uno del individuo, de nosotros mismos y los semejantes. Hay un 2% de psicópata… hay delincuencia y delincuentes, pero no por ello te considero uno :-)

    Yo creo en mis semejantes, creo que son buenas personas que me ayudarán si lo necesito, aunque no me conozcan, y creo que un trabajador al que se respeta su dignidad humana, me atenderá con diligencia.

    Si tu desconfías de tus semejantes, tienes que desconfiar de TODO, y sinceramente, no podemos ir con la escopeta cargada todo el día… Una España mediocre, una sociedad mediocre, individuos mediocres… ¿Y el problema son los funcionarios? ¿Los trabajadores? ¿Los empresarios? ¿Los políticos? En economía hace tiempo que se zanjo el tema con la idea del “second best”, y viene a decir que si la perfección es imposible, la mediocridad es la mejor alternativa.

    Los funcionarios con oposición son una de las pocas patas que mantienen la dignidad en este país. Según el CIS, médicos y maestros son el colectivo mejor valorado por la ciudadanía.

    Los funcionarios con oposición, si no cumplen con sus obligaciones pierden la plaza. Como con la delincuencia (corrupcion) o la productividad, el problema es saber donde está…

    Sinceramente, no respeto el mantra de quienes ven la paja en sus semejantes. Será que con la edad te has vuelto muy conservador :-) Ley de Vida…

    Feliz 2014 y olvídate de Carlos (econ) que no va a volver a aparecer :-)

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados