Sobre los errores en la web social, en EFE

FacepalmAldara Pérez, de EFE, me llamó por teléfono para hablar sobre los errores en las redes sociales y sus efectos, al hilo del relativo escándalo que se organizó cuando se descubrió que la cuenta de Twitter oficial del primer ministro británico, David Cameron, seguía a una agencia de señoritas de compañía. Hoy publica una noticia titulada “Equivocarse en la red es fácil y causa mucho revuelo, pero pasa rápido“, en la que recoge algunos de mis comentarios.

Los errores de cualquier tipo cometidos en las redes sociales adolecen de un factor fundamental: el medio en el que se producen está especialmente diseñado para la viralidad, para la transmisión rápida. Las redes sociales son como una conversación, pero una conversación en la que cada una de las frases que se pronuncian quedan recogidas y dotadas de un enlace permanente.

Si mantienes un perfil activo en una red social, no lo dudes: en algún momento, te equivocarás de manera embarazosa. Cuando ocurra, que te ocurrirá, ten en cuenta algunas cuestiones:

  1. Todos cometemos errores, y casi todo se puede disculpar.
  2. El indicador válido no es tu opinión sobre la gravedad del error, sino el número de reacciones (contestaciones, retweets y favoritos) que genere.
  3. Borrar el error no implica que desaparezca. Si es suficientemente importante (sea por la visibilidad del error o por la tuya), siempre habrá alguien que haya hecho una captura de pantalla. Borrarlo como única reacción es no entender el medio, y demostrar que no entiendes el medio es lo peor que se puede hacer ante un error. Haber borrado el error no te libra de disculparte.
  4. Si nadie comenta nada sobre tu error… déjalo estar. O bórralo. O haz lo que quieras con él. Si nadie comenta nada, es porque es irrelevante (o el error, o tú).
  5. La sinceridad y la transparencia suelen ser las mejores recetas. Ante un error, una disculpa y una explicación sincera. Eso de “fue mi hijo pequeño” o “me han hackeado la cuenta” es demasiado obvio… salvo que sea cierto!
  6. Si el error es importante y ha molestado a muchos, asúmelo y discúlpate. Es de buena educación. Si no ha sido tan grave, o si se puede rebajar su gravedad, tomárselo con un cierto sentido del humor suele ayudar bastante. Pero un sentido del humor mal entendido, hecho con poco estilo, o aplicado a un caso grave puede provocar una auténtica escalada armamentística, o hacerte quedar como una persona carente de sensibilidad.
  7. Si te disculpas, hazlo en un tweet general, no contestando a otro usuario. O tendrás que repetir la disculpa muchas veces.
  8. Las tormentas en Twitter pasan relativamente rápido, y generan también un sentimiento paralelo de “¡pero si no es para tanto!” Si ya te has disculpado, apaga Twitter un rato y relájate, no te quedes contestando a todo aquel que te diga algo. No lleva a ningún sitio.
  9. Evita siempre la agresividad. Si cometes un error, no te defiendas dando bofetadas dialécticas, Siempre, siempre, siempre te acabarás arrepintiendo – tanto del error como de las bofetadas.
  10. Si te insultan gravemente, te difaman o te amenazan, denúncialo. Una difamación o una amenaza en una red social es igual de grave que en la calle. Pero tampoco seas tan histérico o tengas la piel tan fina como para llegar a judicializar la conversación.

 

Todas ellas son discutibles y matizables, por supuesto. Pero como guía general, creo que puede servir. ¿Opiniones?

9 comentarios

  • #001
    Gorki - 23 noviembre 2013 - 22:20

    Yo tengo otro consejo más, “No contestes nunca en caliente”. Si algo que han dicho de ti, con razón o sin ella, te ha dolido, espera a que se te pese el cabreo y luego serénamente actúa como corresponda. (En la mayoría de los casos lo que corresponde es dejarlo pasar sin más).

    Puedes haber cometido un error y eso siempre te lo disculparan, pero si por actuar con precipitación, encadenas un error con otro, has metido la pata hasta el zancajo el resultado final no es la suma de errores sino su producto.

  • #002
    Cristina - 23 noviembre 2013 - 22:21

    Me centro en el punto 2. Entiendo que el error genera reacciones que total y absolutamente implican consecuencias negativas en la reputación?
    Dicen que lo importante es que hablen bien o hablen mal, pero que hablen. Que se genere movimiento.
    Entonces, la percepción de uno mismo es la que determina si uno se disculpa o no.
    Ejemplo: afirmar que los que se quieran marchar, se marchen del territorio español, si no has vivido nunca en Cataluña, a algunos no les puede parecer un error. Hay opiniones divididas. El problema es el contexto donde uno se sitúe. En un foro, invitado, NO lo puedes decir, pero…… En twitter?????
    Otro ejemplo, declararte abiertamente misógino, te puede costar muy caro, aunque a lo mejor en tu ángulo reducido de amistades, todos te aplaudan, machote!!!!
    Hay una línea entre lo conveniente y lo que realmente uno piensa. Y decir lo que uno realmente piensa, te puede generar una buena reputación y muchos enemigos.
    Seguir a una casa de señoritas de reputación alegre, en la cuenta de un personaje publico, es un error , pero de principiante. Puedes seguir la cuenta sin seguirla!!!!!!
    Si la dejas de seguir, envías un twitter indicando que es un error y te disculpas? Si.

  • #003
    Sunfas Tradelo ("Garepubaro") - 24 noviembre 2013 - 02:18

    Es que no veo donde esta el error, porque a un político se le pide que conozca todos los aspectos y el pie de calle, como aquel que le preguntaron simplemente cuanto cuesta un cafe en un bar, no lo supo bien y quedo mal mal, hombre pues debe tener alguna referencia de como esta el paño actual de la prostitucion, es completamente normal y un indicador del pais, muy a tener en cuenta … y como siempre, hoy ya se sabe que internet es incapaz de generar contextos válidos y las redes sociales por tanto tampoco son un contexto válido, uno esta en Facebook por ejemplo y recibe cientos de peticiones de “haz click en me gusta”, a los intereses de cada usuario, uno porque escribe otro porque saca música etc, y te pide que le digas delante del resto “me gusta” por ejemplo su obra, los usuarios ya se quejan y postean cosas como “me han pedido clickear me gusta en un monton de páginas que no me gustan”, osea ni los “me gusta” ni por tanto los “me disgusta” vienen a ser muy creibles, ni sirven para nada, ni hay tiempo, ni atencion de nadie para verlos. Cosas con “mil me gusta” ni siquiera nadie le ha dedicado un minuto, sino click y adios. Y no te digo nada los foros de política, ahi se meten con el gobernante de turno, de una manera, unos insultos y unas difamaciones, a 100 por minuto, que en este contexto no válido de internet o de redes sociales, la única manera de tomarselo es como el que juega al Grand Thef Auto, disparando y atropellando a toda la ciudad, todo el que se pone por delante y riendo pues es de mentirijillas todo, si al final son los mismos que lo votan y que estan de broma … una perdida de tiempo todo en realidad y no se avanza por ningun lado ni se llega a nada: un contexto como jugar al GTA videojuego, son las redes sociales. Hemos pasado por, foros, lista de correos, webs, redes sociales y algo mas, la proxima burbuja la creara el que sepa inventar, un tipo de entorno, donde el usuario postee y comunique, y se crea que alguien le presta atencion, ah no que eso es precisamente lo que esta ya inventado mil veces !!!!

  • #004
    Arquitectura - 24 noviembre 2013 - 09:36

    Cuando se tiene presencia en las redes sociales, tanto los personajes públicos como las empresas, si quieren dar un buen servicio y preservar su imagen deben contar con un comunity manager que filtre toda la información y que sepa actuar en esos momentos de crisis delicados, ya que seguro que tarde o temprano como muy bien dices se meterá la pata de alguna manera, pero gracias a estos profesionales la crisis puede resultar una simple anécdota o puede incluso beneficiar a la compañía si se actúa bien.

    Un Saludo

  • #005
    Aleph - 24 noviembre 2013 - 09:52

    Como dice Gorki, no contestar en caliente es fundamental, en redes sociales virtuales y en redes sociales reales. Al cabo de un rato (o al día siguiente) la respuesta que se da es mucho, pero que mucho mas inteligente. Otro tema que destacaría es no tener miedo a la propagación. Probablemente tan rápido como se extienda, igualmente se apagará (en el mundo virtual). Hacer retuit o escribir dos palabras es muy fácil porque es virtual y representa a veces un interés morboso y autocomplaciente mas que un interés real. El interés real se demuestra en otras cosas que cuestan mas esfuerzo que un retuit.

  • #006
    Cristina - 24 noviembre 2013 - 16:12

    Bueno, cada uno es libre de seguir a quien quiera. Es obvio que la cuenta de acompañantes de lujo, no cuenta con twits. Pero apuntar dos cosas: la cuenta de twitter de un cargo politico, debería ser tomada mas en serio. No hubo una criba de seguidores. Convino seguir a todo el mundo, (cuentas maliciosas no incluidas)? Porque es conveniente tener mas seguidores o porque twitter no es un medio serio a tener en cuenta!.
    Por otro lado, parece que sea frívolo, poder “equivocarse” y total….como no pasa nada…..un pequeño revuelo que no trasciende???
    #003 sunflas Tadeo. Me refiero a esto.
    Un error camuflado de conveniencia, un error que no es error o un error que es disculpado alegremente.

  • #007
    El Astuto Pendenciero - 24 noviembre 2013 - 19:22

    Lo bueno y lo malo de todo esto es que es contacto directo sin filtros (normalmente) y en tiempo real, eso hace que todo sea mas crudo tanto para lo bueno como para lo malo. El problema es que los politicos suelen estar aislados del mundo real asi que es normal que se les escapen burradas y no sepan reaccionar muy bien a los errores

  • #008
    José Luis Portela López - 24 noviembre 2013 - 22:32

    Di siempre la verdad.

  • #009
    carlos (Econ) - 25 noviembre 2013 - 18:16

    En Teoría de Juegos triunfa la estrategia “Tit for Tat”: socialmente lo que mejor funciona es castigar RÁPIDO y perdonar RÁPIDO.

    Si estas castigando a los demás, no estas “jugando” con ellos, colaborando en ser felices.

    Por mi parte, será que estoy tan seguro de mi mismo, que cuando cometo un error soy el primero en reconocerlo. Es humano equivocarse. “El que tiene boca se equivoca”. Con frecuencia las he armado gordas… pero como reconozco inmediatamente que he sido yo, me miran con cara de “¿Y con este que hacemos?”… ¿Que harían con una persona que comete un error y lo reconoce?

    VERDAD Y RECONCILIACIÓN…

    Lo que se castiga es ocultar la verdad. Como perros que persiguen gatos, y cuando los arrinconan no saben que hacer con ellos…

    —————————————————————-

    En todo caso, EFE es el grupo Prisa, y están en mi lista negra por permitir spammers a sueldo en los comentarios de El Pais. Como bien dices, uno de los dos es irrelevante y ni yo he tenido eco en mi crítica, ni el spammer ha conseguido su objetivo: poner a la opinión publica Española de lado de USA y los Yihadistas Sirios.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados