Hablando sobre los quince años de Google, en La Nación

Google: 15 años de la empresa que cambió el mundo - La NaciónLuján Scarpinelli, de La Nación, me envió algunas preguntas por correo electrónico acerca del decimoquinto aniversario de Google, y hoy me cita en “Google: 15 años de la empresa que cambió el mundo“.

A continuación, el texto completo de las preguntas y respuestas que intercambiamos:

 

P. ¿Qué destacas de la estrategia de Google como compañía?

R. Lo fundamental de se puede destacar de Google es la visión práctica, la funcionalidad, la vocación por crear herramientas que cambian la forma de hacer las cosas. En torno al primer concepto que da origen a la compañía, la idea de relevancia y de “organizar la información del mundo y hacerla universalmente accesible y útil”, se ha generado todo un ecosistema de productos que intentan cambiar cosas, cómo hacemos publicidad, cómo usamos el correo electrónico, cómo nos comunicamos… y todo ello en base a una cultura en la que prima la ingeniería, el desarrollo y el enfrentarse a problemas con una aproximación pragmática, el “tú hazlo, que los problemas que pueda generar ya los solucionaremos después”.

P. ¿En qué reside en éxito, visto desde su modelo de negocio original?

R. La venta de publicidad no es el negocio original de Google. La publicidad contextual en función de lo que el usuario introduce en el buscador fue una idea original de GoTo.com, después Overture, después adquirida por Yahoo!, y de hecho, Google tuvo que pagar una cantidad en concepto de licencia perpetua para saldar extrajudicialmente una demanda que de otra manera habría perdido con total seguridad. Originalmente, la compañía no tenía más modelo de negocio que ofrecer el motor de búsqueda para su uso por terceros, algo que habría dado lugar a una Google mucho más modesta en dimensión de la que hoy conocemos. La evolución del modelo de negocio ha ido evolucionando en función del concepto de atención: Google es un broker de atención, capaz de generarla en torno a sus productos, de segmentarla en virtud de una serie de variables, y de revenderla a anunciantes de una manera que procure ser respetuosa y que trate de aportar un valor al usuario.

P. ¿En qué sentido crees que Google se constituyó como una compañía revolucionaria en cuanto a hábitos sociales, cambios en el mundo empresarial como era hasta entonces conocido…? ¿Fue su “revolución” descifrar la forma de explotar internet, cuando esa historia recién comenzaba?

R. La revolución fue entender el concepto de relevancia como un concepto social. ¿Qué es lo más relevante? Aquello que un número más elevado de personas señalan con sus enlaces. De todos los resultados que contienen la palabra o frase buscada, el que aparece más arriba es aquel que tiene mayor relevancia social, en función de criterios como el número de enlaces entrantes desde otras páginas, y actualmente también de otros como los +1 que los usuarios le otorgan, los compartidos en otras redes sociales, Nadie ha sido capaz de superar la medición de relevancia que hace Google porque por el momento, el criterio social es el único que está en juego, lo que hace que la gran mayoría de competidores se dediquen, en realidad, a copiar el algoritmo de Google con leves variaciones.

P. ¿Cuál es el desafío actualmente para mantener su éxito en un entorno tan competitivo? Da la sensación de que Google es un gigante imbatible… ¿es así?

R. En su momento, Google fue capaz de irrumpir en un mercado en el que ya había numerosos jugadores, y competir ventajosamente en base a un algoritmo de relevancia más eficiente que proporcionaba mejores resultados al usuario. Todo comienza con la base de datos: para poder hacer búsquedas, tienes que tener una copia de la web en tu base de datos y todo un desarrollo tecnológico que te permita hacer búsquedas de manera eficiente. Algo que en 1998 era relativamente sencillo, pero que en 2013 supone una barrera de entrada muy difícil de superar.

Un comentario

  • #001
    Antonio Castro - 6 octubre 2013 - 19:02

    Yo creo que cuando Google lanzó su buscador dominaba Altavista que, en comparación con Google, quizás confió excesivamente en la fuerza bruta. Google supo hilar más fino en el concepto de relevancia lo cual le permitió optimizar de forma extraordinaria las búsquedas.

    Podría estar equivocado, pero creo recordar que Google hizo daño a Altavista cuando aún no tenía servidores con la fuerza bruta de esta y una vez que alcanzó a Altavista continuó mejorando su servicio añadiendo fuerza bruta y pulverizando a Altavista. Sería interesante que alguien aportara datos más fiables que los míos sobre este interesante pero breve duelo.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados