La red y la brutal generalización de la corrupción

corruptionTodo es corrupción. Todo. La corrupción es el auténtico cáncer del sistema, el elefante en la habitación, el problema fundamental. La corrupción está detrás de todos los problemas, del primero al último, y no solo los origina, sino que impide además que actúen todos los mecanismos correctores que podrían solventarlos.

La corrupción destruye, una a una, todas las capas y controles que se intentan establecer para atajarla, para intentar impedirla. Una intensa podredumbre que alcanza todas las estructuras. Está en todas partes: en todas las empresas, en todos los gobiernos, en todas las instituciones. En esa empresa que lleva a cabo prácticas que sabe perfectamente que son censurables, que en caso de conocerse harían escapar a todos sus clientes corriendo, que son en muchos casos incluso ilegales… pero que hace porque ello le permite incrementar una cifra de beneficios que los mercados le reclaman, que están embebidos en su misma noción de subsistencia. En ese partido que cobra donaciones ocultas de empresas que se preadjudican contratos de todo tipo que se ejecutarán cuando el partido llegue al poder. En esos gobiernos que hace ya muchos años que abandonaron toda ilusión de representar a sus ciudadanos, y que simplemente se dedican a administrar contratos con quienes hacen donaciones más cuantiosas.

Todos los problemas actuales están relacionados directamente con la corrupción. Vivimos en un mundo completamente enfermo, en el que todo lo que hacemos es espiado, controlado, grabado y analizado, sin ningún tipo de control. Es mucho peor de cualquier cosa que hubiésemos podido imaginar: lo alcanza todo, hasta el punto de que el gobierno llega a reclamar a las empresas las contraseñas y algoritmos de cifrado de los ciudadanos, como en la peor de las dictaduras. Es algo que viola todas las normas establecidas, que contraviene desde las leyes a la lógica pasando por el sentido común. Cuando se descubre, no pasa nada: aunque las evidencias se acumulen, basta con negarlo todo, aunque raye en lo irracional. Cuando se intenta impedir, una serie de parlamentarios corruptos que han recibido dinero de las empresas que desarrollan el entramado necesario para llevar a cabo esa vigilancia lo impiden votando en contra. Y se atreven a llamarlo “democracia”.

Vivo en España, un país asolado por la corrupción, víctima de una crisis económica provocada fundamentalmente por la cantidad de dinero que fluyó de manera irregular a las manos equivocadas. Una partitocracia, caricatura de una verdadera democracia, en la dos partidos políticos con tramas de corrupción completamente institucionalizadas se reparten el gobierno, manipulan la ley electoral para minimizar la importancia del voto de los disconformes, traicionan la separación de poderes poniendo ellos mismos a los jueces que deberían juzgarlos, y tapan los escándalos para que los delitos prescriban, nunca pase nada, y nadie pase tiempo en prisión. Un país en el que una amplísima mayoría de la población piensa que el mayor de sus problemas es la corrupta clase política que los gobierna.

Eso en España. Pero si miras más lejos, hacia los Estados Unidos, es igual o peor. Presidentes que venden la voluntad popular, traicionan todas y cada una de sus promesas, y organizan sistemas demenciales de vigilancia buscando enemigos imaginarios que pueden saber todo lo que un ciudadano busca, lee o piensa, sus movimientos y desplazamientos aunque lleve el teléfono móvil apagado, capaz de enviar un misil con precisión milimétrica a donde considere, sin supervisión de ningún tipo, que hace falta. Un sistema que se autoprotege encarcelando de por vida al que lo amenaza, poniéndolo en busca y captura, y convirtiéndolo en ejemplo de hasta qué punto puedes destrozar tu vida si rompes las normas y expones aquello que te parece una barbaridad. En realidad, en España somos simples aprendices. Este problema no es español: es algo universal, inherente al sistema, posiblemente incluso a la naturaleza humana. Es universal.

El único problema que amenaza a la corrupción es que las cosas que antes no se sabían y no hacían ruido, ahora se destapan y corren como la pólvora en un entorno hiperconectado. El único problema que tiene la corrupción se llama internet, una red difícil de controlar por lo que conlleva de caída de las barreras de entrada a la publicación y a la expresión. Una red que facilita la posibilidad de que se filtre información, una red que permite que aparezca un WikiLeaks, que surja la transparencia en entornos que jamás la habían tenido. De ahí que muchos de los esfuerzos de los corruptos se centren en intentar controlar esa red que expone “lo que no debe ser expuesto”. Resulta fundamental proteger un sistema amparado por secretos, por información clasificada, por acciones llevadas a cabo en la más completa oscuridad. Un sistema que ya no se cuestiona, porque “todos sabemos que es así”. Si hablas de ello o lo expones, no eres más que un iluso al que dedicar miradas de condescendencia, una especie de hippie que cree que se pueden cambiar cosas que resulta completamente imposible que cambien, porque están en la raíz del sistema.

No, no puede ser así. Las cosas pueden cambiar, y tienen que hacerlo. Algunos llevan ya muchos años denunciando lo evidente. Necesitamos un movimiento de absoluto puritanismo, una exigencia histérica de transparencia como valor fundamental. Ya estamos viendo ejemplos: ISP que se niegan a comulgar con ciertas políticas, investigadores que protestan contra quienes les conceden un premio, empresas que ejercen su libertad de elección y se niegan a contratar con quienes permiten determinadas prácticas. Es preciso aprender de los actuales errores para intentar que el sistema se depure. Y de cara a ese fin debemos utilizar todo lo que esté a nuestro alcance: las reglas del mercado, las de la competencia, la presión popular, la moda, el voto… todo vale con tal de acabar con una corrupción completamente institucionalizada y generalizada, con la que hoy parece que va a ser completamente imposible acabar. El fatalismo no nos va a llevar a ningún sitio: si el problema está en la naturaleza humana, hay que asumirlo e imponerle controles y contrapoderes efectivos. Lo contrario es asumir que todo va a seguir empeorando, y que nos disponemos a vivir, cada día más, en una auténtica pocilga maloliente. Y además, gracias a internet, sabiéndolo. Sin poder hacer… ¿nada?

El primer paso es creer de verdad que puede hacerse.

 

(This post is available in English in my Medium page, “The internet: the tool to cleanse public life“)

48 comentarios

  • #001
    Antonio Castro - 1 agosto 2013 - 13:41

    Algunos héroes ya están haciendo eso. Son héroes que pasarán a la historia como catalizadores del cambio más radical al que jamás se enfrentó la humanidad. El cambio a una democracia real. Estamos en medio de una lucha de clases entre los poderosos que temen a una verdadera democracia y los ciudadanitos de a pie.

    Enrique, coincido en que la opacidad es la madre de todas las corrupciones, pero todos la practican por propio interés y no saldrá de ellos ese cambio.

    Cuando tu contratas a un representante y no cumple ¿Que ocurre? pues que lo despides en 0.0 segundos. Mientras no lleguemos a un sistema político que, con las debidas garantías, permita la inmediatez del despido de líderes políticos que han perdido totalmente su credibilidad, estaremos cambiando a unos corruptos por otros, porque estos tienen la capacidad de forrarse en muy poco tiempo.

    Es una desgracia que personas ejemplares se estén inmolando en defensa de la transparencia, pero no reciben el apoyo que merecen porque es muy difícil de valorar algo, la transparencia, que nunca se tuvo y que cada día es más importante de conseguir. Si esa transparencia no se puede equilibrar la asimetría en el flujo de información entre representados y unos representantes poderosos, farsantes, corruptos, traidores, … bueno creo que es evidente lo que son.

  • #002
    Observador - 1 agosto 2013 - 14:21

    Unas 75 entradas antes de esta, España era un ejemplo de sociedad en el que no porque cuatro personas estuvieran inmersas en actividades corruptas debían describir un conjunto. 75 entradas después España es un país “asolado por la corrupción”.

    Bien, Dans, bien. Como siempre, te tomas tu tiempo para llegar a conclusiones. Al menos llegas. Ya puedes borrar lo de Observador was here

    Un problema mucho peor que la corrupción en sí misma es el tipo de “cultura” que la legaliza. Te espero dentro de 75 entradas… ;)

  • #003
    Enrique Dans - 1 agosto 2013 - 14:33

    #002. Te equivocas de página o de persona. Hace setenta y cinco entradas, en el caso de esta página, son algo menos de setenta y cinco días, menos de dos meses y medio. Y no encuentro ninguna entrada de hace dos meses y medio ni anteriores en la que diga o implique de alguna manera algo así. Es más: hace mucho tiempo que estoy significándome contra la corrupción en todas sus manifestaciones, pidiendo transparencia e incluso saliendo a la calle para pedir que la democracia se parezca más a lo que se supone que debe ser una democracia. Las incoherencias te puedes ir a buscarlas a otro lado.

  • #004
    Krigan - 1 agosto 2013 - 14:43

    Verdaderamente necesitamos regenerar el sistema democrático. Los derechos constitucionales son violados de manera rutinariamente masiva. El dinero público es robado también de forma rutinariamente masiva, y otro tanto cabe decir de las violaciones de las promesas electorales.

    La democracia representativa se ha convertido en ese sistema que es justo lo contrario de lo que se supone que debería ser.

  • #005
    Luis Hernández - 1 agosto 2013 - 14:44

    La democracia tal y como está concebida actualmente es anacrónica en muchos sentidos. Al igual que existen sociedades que aun hoy viven con tecnología medieval en remotos lugares, en los países avanzados coexisten avances científicos, tecnológicos y culturales con formas arcaicas de trabajo y organización.
    No creo que la corrupción sea inherente al condición humana, yo creo que es una propiedad emergente en estructuras de poder que se saben por encima de cualquier control.

  • #006
    Asier - 1 agosto 2013 - 15:16

    Enrique,

    conclusiones tan simplistas son las que hacen que este problema ni mejore ni tenga visos de hacerlo.

    La corrupción política que asola España es muy real y con consecuencias que las estamos padeciendo. Sin embargo es un simple reflejo y no el origen del problema.

    El origen está en las personas, y en concreto en nosotros, los ciudadanos.

    En España nos encanta criticar el dinero que se lleva Bárcenas, lo corrupto que es tal o cual concejal de una provincia que se ha llevado pasta, o los lazos irregulares entre políticos y grandes corporaciones. Sin embargo, mientras tanto, si el albañil de la chapuza de casa me pregunta por factura sin IVA, le digo que por supuesto. En la vida hemos pedido factura al fontanero, dentista, podólogo, etc… Si puedo no declaro este dinero que ingresé en por ese curso que di a través de un conocido, no vaya a ser que la declaración me salga a pagar. Voy a invertir 30 minutos en buscar una canción, descargarla, conectar el iPod y transferirla por iTunes, ya que pagar un euro por pulsar en el iPod prefiero ahorrármelo…para la entrada de 90€ del Fútbol que viene el Barça.

    Etc, Etc, Etc…

    Hasta que no comprendamos que somos nosotros el origen, y los políticos un simple reflejo, seguiremos donde estamos.

    Creo que es el momento de afrontar los problemas, sí, pero asumiendo el “qué hago yo mal” primero, en lugar de sacar el dedo y apuntar por costumbre al de enfrente.

    Asier

  • #007
    Asier - 1 agosto 2013 - 15:19

    Perdonad, añado una cosa al texto anterior.

    Aunque este post es reciente, seguro que genera bastante polémica. Que la mayoría de los que respondan te sigan o feliciten por el racional de que el origen del problema de la corrupción es del poder (políticos, empresarios, me da igual), nos da una visión de cuán lejos estamos actualmente de que se resuelva.

    Un saludo,

    Asier

  • #008
    Carlos (econ) - 1 agosto 2013 - 15:39

    Gracias Enrique. El gato ha salido de la caja y se ha encontrado con el elefante :-)

    Todos llevamos un “elefante” dentro desde el día que nacemos en una familia y nos amamantan en el corporativismo: la familia es buena y los de fuera son malos…

    Durante el boom inmobiliario toda España con la irracional idea de que “los pisos no pueden bajar”, Aznar presumiendo de “España va bien” y ZP “Somos la champions de la economía”.

    Es justo lo que nos hizo crecer tanto, la irracionalidad de nuestro subconsciente que prefiere simplificar conceptos, la que ahora nos hunde.

    El reto no es apuntar el dedo cuando los resultados son malos, sino identificar los errores cuando los resultados son buenos.

    Yo no invertí en bolsa, ni compre vivienda, ni me hipotequé, ni compre preferentes, ni cambie de trabajo. No pretendo ser un ejemplo de racionalidad, soy extremadamente frágil, simplemente el niño de “el traje del emperador” que ve que esta en pelotas subido en un elefante…

  • #009
    Cristina - 1 agosto 2013 - 15:55

    El otro día, trataba de entender la relación entre lo sucedido en Argentina, EEUU, México y España.
    En Argentina, grandes corporaciones saqueando dinero del país. En EEUU las hipotecas y el,poder del lobby financiero, en México, el reparto y en España la venta por piezas.
    Recuerdo que hace 20 años pase la frontera de Bolivia hacia Perú. La cantidad de obras no concluidas era espectacular. Me llevaron a zonas residenciales y me explicaron quienes vivían en ellas (Miembros de ONG’s)
    El otro día aquí en México, comprendí el concepto de corrupción generalizada en la sociedad como algo con lo que convives. Fuimos a una competición de artística de caballos. Una de las competidoras, dueña de una de las casas representativas por largo tiempo de la charreria, lloraba de impotencia con muchísima rabia, porque una juez, había calificado claramente para favorecer a dos novatas, hijas de un cargo,importante relacionado, las cuales ganaron la competición, no,nacional, pues en competiciones nacionales todo,se graba.
    Horas de esfuerzo, de profesionalidad tiradas a la,basura, porque quien ostenta el cargo de poder, ( no,politico) paga y gana. Hablamos de situaciones donde las personas se ven las caras. Se conocen. Se sabe lo,que ocurre y se calla porque aquí la vida vale menos que un pedazo de pan.
    Cuando comprendo la situación,veo la cara de la corrupción, enquistada en parte de una sociedad que ya funciona de esta manera.
    Eso es reconocerlo como normal. Internet contribuye a difundir conversaciones como esta, para que muchos puedan leer y comprender.

  • #010
    Livia de Andrés - 1 agosto 2013 - 16:21

    Desgraciadamente, tras mi paso por el Parlamento Europeo, debo decirte que la corrupción salpica, más bien inunda, a todos los países, incluso a los tan admirados países del centro y norte de Europa.

    Si se produjese esa limpieza de la que hablas, tendría que abrir una botella de Albariño a diario y me saldría bastante caro, pero lo haría con sumo gusto.

  • #011
    Krigan - 1 agosto 2013 - 16:29

    Asier:

    Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, ¿es eso?

    Me hace gracia cómo se culpabiliza siempre al ciudadano de a pie de los abusos de otros.

  • #012
    Gorki - 1 agosto 2013 - 16:49

    Yo creo que exageras un poco. ¡Hombre!, no todo es corrupcion, como no todos son personas honradas, pero de los unos y de los otros hay bastantes.

    No creo que presentar en las listas para ser concejal no separatista en el País Vasco, se haya hecho para ganar dinero, más incluso cuando muchos ocupaban un puesto en la lista que no tenía ninguna posibilida de salir. Pues fuera del Pais Vasco, tambien hay muchos que entra en la política por ideales y no para forrarse, lo cual no quita, que haya gente, no sé si pocos o muchos, que se meta para medrar.

  • #013
    Clarisa - 1 agosto 2013 - 17:37

    Como cada post que usted publica, (los cuales me llegan a mi humilde blog), porque soy una seguidora de sus noticias, aunque no siempre las comparta y me parezcan acertadas, ni cuenten (a mi juicio) el reflejo vivo, de este nuestro país común, aún así, me gusta leerlo, porque algo de provecho siempre saco; curiosamente, mi profesión tiene que ver algo con la suya, aunque mi vocación es muy distinta.
    Escribo un poco perpleja y casi con temor, no sé, Enrique, parece que a usted sólo le leen lectores masculinos, al menos quienes le replican en algún comentario, no tengo idea del porqué…
    Bien, el argumento, algo simplista, que hoy nos cuenta para llegar a la conclusión evidente de que vivimos en tiempos de corruptelas y que estas son una epidemia común en todas las economías, pues eso, ya hasta los que no sabemos nada de “macros ni micros”, pues eso, ya lo vemos.
    Yo quiero decirle, que el problema no es ni de las democracias, que no son democracias; ni de las variables económicas, que siempre las hacemos “variar” para el mismo lado; ni de los gobiernos que nos gobiernan (y da igual si de derechas o izquierdas), que mas bien se “gobiernan” muy bien ellos solitos; ni de los estamentos públicos a donde se va a debatir y aprobar leyes entre siesta y almuerzos; ni de las grandes multinacionales poderosas, que nos hacen consumir y pagar hasta por esos rayitos del sol que en su bondad, nuestro “astro” nos regala… No. Usted y yo, y muchos, sabemos que esta crisis es algo más profundo que el análisis de las “cuatro” componentes de un conjunto(¿cual conjunto de cosas?), pues esto no es un simple problema mecánico. Y usted y yo, y muchos, sabemos que el problema es de las personas. Las personas que ejercemos nuestras voluntades de hacer y con ellas “hacemos”. Es el comportamiento real y decadente de cada individuo el causante de tanta miseria. Las leyes pueden ser justas en su forma, las ideas democráticas excelentes proyectos; los volátiles mercados ofreciendo equilibrios en la balanza; los distintos mecanismos sociales actuando en las mejoras e igualdades sociales… El problema, persiste, se acucia, y ya estamos “in-extremis”.., y todo, todo, por culpa del comportamiento individual de las personas. Porque prima el enriquecimiento particular y la avaricia, y sólo el interés individual de cada individuo, y los encargados de administrar y equilibrar esos repartos de poder, leyes, etc…, están más interesados en sus logros privados que en solucionar las necesidades de otros. Y así, vemos, esta vergonzosa lista de barbaridades diarias en nuestro país y el resto del mundo, que dan ganas de irse a Marte (si Marte fuera una posibilidad para una terrícola de pie).
    Todas las incongruencias sociales, y aberraciones a las que asistimos, son las personas las que las llevan a cabo, no nos engañemos. Y da igual que cambien las políticas y a los políticos, mientra no cambien las personas…
    Hoy leí en un noticiario, una de esas noticias “extraordinarias”, que llenan los noticiarios, aunque no sirvan para nada…”La seguridad social le quita la ayuda a la dependencia a una mujer sin piernas ( unos 270€ al mes), porque considera que la mujer (sin piernas), ha mejorado bastante ” Y justo al lado de la noticia del Señor M… del Señor U…de la Señora…
    Sencillamente señor Enrique, al final esto tan grave que pasa en nuestro país y el resto, es muy profundo, pero muy simple y con una sola “variable constante”: CONCIENCIA. Que es lo mismo que decir “sentido común”, aquel por el cual abogaba el ilustre Hermann Hesse en su “Obstinación”. Y esto es lo que FALTA. (Le aclaro voluntariamente, que no comulgo con ninguna religión ni dogma, sólo mi “sentido común”) Porque usted y yo, y muchos, sabemos del poder de la palabra.

    (Fragmento)
    “Una virtud hay que quiero mucho, una sola. Se llama obstinación. Todas las demás, sobre las que leemos en los libros y oímos hablar a los maestros, no me interesan. En el fondo se podría englobar todo ese sinfín de virtudes que ha inventado el hombre en un solo nombre. Virtud es: obediencia. La cuestión es a quién se obedece. La obstinación también es obediencia. Todas las demás virtudes, tan apreciadas y ensalzadas, son obediencia a las leyes dictadas por los hombres. Tan sólo la obstinación no pregunta por esas leyes. El que es obstinado obedece a otra ley, a una sola, absolutamente sagrada, a la ley que lleva en sí mismo, al “propio sentido”. ”

    Le deseo un lindo día.

  • #014
    toni - 1 agosto 2013 - 17:47

    Bien, ahora que casi todo el mundo coincide en el problema, sería bueno que se hablara sobre posibles soluciones . Y no será por falta de ideas, algunas como por ejemplo :
    http://es.m.wikipedia.org/wiki/Democracia_l%C3%ADquida
    http://es.m.wikipedia.org/wiki/Econom%C3%ADa_del_bien_com%C3%BAn
    Dedicando la mitad de las energias que dedicamos a discutir las alineaciones del Madrid o el Barça ya tendriamos alguna funcionando.

  • #015
    Asier - 1 agosto 2013 - 18:41

    Krigan, he puesto 5 ejemplos de corrupción ciudadana y ninguno era “vivir por encima de las posibilidades”.

    Sí, me rebatirás 1 de ellos ahora e intentarás que pierda credibilidad, cosa que sólo redundará en que el problema persista y continúes en tu juego de ante un problema, mejor 2 partes diametralmente enfrentadas. O la otra parte abdica y se arrodilla ante mí, o no pienso ceder un ápice.

    El objetivo siempre debiera ser que haya una mayoría que no actúe de esta manera.

    Asier

  • #016
    Krigan - 1 agosto 2013 - 20:21

    Asier:

    Yo cuento 3 ejemplos, no 5, y uno es tan esperpéntico como considerar corruptos por hacer copia privada a aquellos que ya pagan por hacerla. Excelente manera de empezar uniendo.

    Por lo demás, me parece que a la hora de asignar responsabilidades lo justo es que cada uno cargue con lo que haya hecho, no con lo que hicieron unos cuantos sinvergüenzas que se han hinchado a ganar millones de mala manera. Sin ánimo de pretender justificarlo, un señor que no paga el IVA de un ocasional fontanero es alguien que paga casi todos sus impuestos, mientras que alguien que desfalca 50 millones (por supuesto, “libres” de impuestos) es la clase de persona que lleva a la ruina a toda la sociedad.

    Tu solución, ¿cuál es? ¿Diluir entre la masa las responsabilidades de los delincuentes? ¿Creerse que el delincuente se abstendrá de coger los 50 millones si tú pagas el IVA al fontanero?

  • #017
    Antonio Castro - 1 agosto 2013 - 21:00

    Quizás no estemos preparados para pasar de la democracia representativa a la democracia 100% participativa, porque de nuestra libertad de pensamiento ha quedado poco tras siglos de lavado de coco, pero hay una mayoría suficiente de gente preparada para reconocer a un corrupto, ladrón, mentiroso, estafador que se ríe en nuestra cara sin apenas disimularlo.

    No me parece utópico que el pueblo tenga la capacidad de convocar elecciones generales por propia iniciativa en determinadas circunstancias o de inhabilitar a políticos en ejercicio si se establece un sistema que garantice que esos mecanismos funcionen para lo que se pretende, para que sean excepcionales para cuando todo lo demás falla.

    El cheque en blanco ni por cuatro años ni por dos. El cheque en blanco y la opacidad se tiene que acabar. Tendríamos que tener información hasta del último céntimo del dinero público que se gaste tan pronto como sea posible.

  • #018
    Isabel - 2 agosto 2013 - 00:48

    Enrique,

    Y para todos sus seguidores. Por favor,leed a Morozov. Le considero un intelectual brillante y un visionario, sí. El habló y escribió sobre la desilusión de la red. Y anticipó muchas cosas…No me extiendo más.

  • #019
    Esteban - 2 agosto 2013 - 00:50

    Hace tiempo me contaban que en Méjico, cuando un policía quería ponerte una multa de tráfico, la costumbre era darle unos billetes para que hiciera la vista gorda. En España no pasa eso.

    Es sólo un ejemplo, pero vale para decir que hay niveles de corrupción. Podemos pensar en países dónde la corrupción dejaría no sólo a España como aficionados al respecto, sino también a Estados Unidos. No sé, por ejemplo Rusia.

    Sí, la corrupción está por ahí, siempre ha estado por ahí, pero en eso anda la humanidad desde siempre, dando pasos para que todo sea cada vez un poco mejor. Si las cosas fueran aún como hace trescientos años, dónde los aristócratas hacían y deshacían a su antojo, y sin necesidad de tener un Internet para saberlo, dónde apenas había Derechos Humanos que respetar, dónde la esclavitud era un negocio bollante… si las cosas fueran aún así entonces sí que no habría esperanza.

    No, las cosa no están peor que nunca, están mejor que nunca, pero por supuesto no están como soñamos que deberían estar. Creo que el error está en creer que estamos en la cúspide de la evolución de la Humanidad y que estando en este famoso siglo XXI todo debería ser perfecto. Debe ser cosa de toda la ciencia ficción que nos tragamos en el siglo XX. En la Edad Media probablemente la gente se aguantaba con lo que había y no soñaba con que las cosas se arreglaran “el siglo que viene”, en todo caso esperaban por el reino de los cielos, y otros por la reencarnación.

  • #020
    asmpredator - 2 agosto 2013 - 07:12

    Asier:

    No puedes culpar a la ciudadanía de los desmanes de una casta de privilegiados mangantes, hipócritas, embusteros y farsantes.
    Ya me gustaría que sobre toda la chusma que nos gobierna y sus compinches, hubiera la misma presión y control fiscal y legal que sobre, por ejemplo, los autónomos.
    Sobre ese hombre que te propone no cobrarte el IVA por la chapucilla domestica hay en proporción mucho mas control que sobre un gran empresario al que incluso amnistían por evadir cientos de millones al extranjero.
    Para cualquier ratero de poca monta hay penas mas duras que para un corrupto al que incluso se le protege descaradamente y sale indemne de los delitos que se le imputan.
    En este país las leyes parecen hechas exclusivamente para que las cumplan solo los ciudadanos , no para la casta y de eso la ciudadanía somos victimas.
    El problema es que nos han robado por encima de nuestras posibilidades y ahora hemos de pagar por sus saqueos.

  • #021
    Sebas - 2 agosto 2013 - 07:55

    Naturaleza humana: poder, corrupción, calumnias… Al igual que hablabas el otro día en ‘Twitter y los límites de la conversación’ de los insultos
    El bien contra el mal: tendemos a lo básico de nuestra naturaleza y como siempre prestamos más atención a lo malo que a lo bueno, consiguen el poder los malos o se corrompen al conseguirlo?
    Por suerte siempre habrá gente que se niegue a creer que ese es el camino y seguirá intentando cultivar bondad.
    Los tiempos son distintos, la tecnología también, pero el problema es el mismo. Es nuestra historia y la propia lucha por cambiar ¿nuestro destino?

  • #022
    José Luis Portela López - 2 agosto 2013 - 09:42

    Coincido con Enrique que la corrupción es uno de los mayores problemas que tiene la sociedad mundial, porque para mi no es un problema de España o EEUU, es un problema mundial.

    Yo añado que comencemos por mirarnos el ombligo también

    * ¿Hemos pagado alguna vez algo sin IVA?
    * ¿Nuestra declaración de la renta es real al 100%?
    * ¿Cumplimos con las normativas de circulación, o normas mínimas cívicas?
    * ¿Estamos seguros que no aceptaríamos un pago grande y (repito grande) dinero a cambio de un favor?. Esta claro que por unos pocos euros no nos mojamos, pero estamos seguros que por muchos haríamos lo mismo…
    * ¿Hemos vendido o comprado un piso y hemos escriturado realmente lo real?
    * ¿Mentimos en nuestro trabajo a proveedores, clientes o compañeros?
    * ¿Hemos modificado una hoja excel de trabajo con datos sabiendo que era falso?

  • #023
    Enrique Dans - 2 agosto 2013 - 09:49

    #006, #022: Hace años, comentar con tus amigos cuánto defraudabas a Hacienda era el deporte nacional. Era como “demostrar lo listo que eras”, el que pagaba impuestos era un idiota que no sabía hacer las cosas, el fraude era “lo normal”, “lo que todo el mundo hace”. Lo recuerdo perfectamente. Ahora, no se te ocurre comentar con los amigos lo listo que eres y como engañas a Hacienda, porque quedas como un sinvergüenza, te miran mal, e interpretan – correctamente además – que lo que estás haciendo es robarles a ellos. Es un gran avance. Las cosas pueden cambiar, y lo están haciendo en el caso del ciudadano de a pie. En el caso de los políticos y del poder en general, sin embargo, la evolución es exactamente la contraria: cada día más consideran que las normas son para los otros, y que ellos están por encima de esas cosas. Hace falta una ola de puritanismo económico que llene las cárceles, y que destroce la vida tanto del que recibió comisiones como del que las entregó. E incluso del que lo supo y no hizo nada. Y desde luego, lo que no sirve de nada es el fatalismo de “es que somos todos así”. Primero, porque no es cierto (yo al menos no soy así). Y segundo, porque eso indicaría que hay que cambiar más cosas, no que no haya que hacer nada…

  • #024
    javier - 2 agosto 2013 - 10:36

    Gracias por tu artículo. Cómo siempre, una reflexión interesante.

    Pero no confundamos la herramienta con la solución. Internet es la gran herramienta de la que ahora disfrutamos todas las personas para poder conocer, saber y ejercer función de control a los poderes, pero no deja ser la herramienta instrumental.

    Para “conotrolar la corrupción” es necesario que cada uno de nosotros, individualmente, asumamos la no utilización de la corrupción a nuestro nivel como vía para el cambio de modelo a uno menos corrupto y mas saludable para todos.

    Os dejo un árticulo de nuestro blog que reflexiona sobre esta necesidad:

    “El culpable de la crisis eres TÚ” http://ow.ly/nyXG5

  • #025
    Kate - 2 agosto 2013 - 11:55

    Es sencillamente falso que todo sea corrupción. Trabajo en la administración pública y la lista de cosas que se hacen sin que la corrupción tenga absolutamente nada que ver en ellas es interminable. Yo adjudico contratos por valor acumulado de millones de euros cada año, mis pliegos son impecables y mis criterios de adjudicación cristalinos, y nadie por encima de mí me dice absolutamente nada sobre a quién doy o dejo de dar contratos. Las empresas llegan, hacen su trabajo en el 99% de las veces de forma completamente profesional y punto (y el 1% restante no es corrupción, es pura torpeza). No hay nada turbio, no hay nada raro, no hay dinero de más ni de menos en ningún sitio.

    Poniendo el ventilador llamándonos a todos corruptos demuestra usted, señor Dans, por un lado tener muy poco conocimiento del mundo en que vive, y por otro lado una falta de consideración absoluta a quienes nos limitamos a hacer nuestro trabajo de forma profesional y limpia, que insisto, a pesar de lo que pueda creer, somos la inmensa mayoría, al menos en el entorno en el que me muevo.

    Supongo que cuando dice “Está en todas partes: en todas las empresas(…)”, ¿se refiere también a Enrique Dans, S.L.? ¿O es usted la única persona pura del planeta?

  • #026
    Enrique Dans - 2 agosto 2013 - 12:46

    #025: Por supuesto que en Enrique Dans, S.L. lo tengo todo en orden. No iba a ser tan imbécil como para dedicarme a reclamar transparencia y después hacer tonterías que me expusiesen a que me señalasen con el dedo. Me pueden inspeccionar cuando quieran, como quieran, que tal vez encuentren alguna diferencia de criterio – siempre puede haberlas, pero poco más, y desde luego nada relevante. Pago mis facturas con IVA, pago los impuestos que debo pagar, no escaqueo nada, y si alguien lo hace, que no me lo diga. No sé si eso me convierte en “puro” o no, algún pensamiento impuro tengo a veces, pero desde luego, me permite vivir mucho más tranquilo.

  • #027
    Kate - 2 agosto 2013 - 12:55

    Entiendo, entonces todos somos corruptos menos usted. 7.000 millones de personas en el mundo (o las que haya) son corruptas salvo Enrique Dans, que viene a salvarnos a todos. El post ha quedado bien, pero creo más ajustado a la realidad comenzarlo así:

    Todo es corrupción. Todo. Menos yo.

  • #028
    Gorki - 2 agosto 2013 - 13:45

    Pues honradamente reco0nozco que cuando he tenido ocasión propicia, he evitaedo pagar impuestos, aunque tambien es cierto, que siempre he sido empleado y que mis haberes pasaban por el ojo de Hacienda, por lo que lo que he defraudado, es una mínima fracción de lo que hubiera tenido que pagar, alguna pago en B y cosas por el estilo.

    No obstante, creo que la obligacion del preso es intentar escaparse de la carcel, y la del ciudadano, intentar eludir impuestos, es el Estado el que tiene la obligacion de evitar que los presos no se escapen y que los ciudadanos pagen impuestos. Yo al menos no tengo el menor espíritu masoquieta.

  • #029
    Carlos (econ) - 2 agosto 2013 - 13:55

    Gorki, puede que todos seamos buenos hijos de vecino, pero cuando nos juntamos, ya sea en una empresa, partido o asociación, la dinámica no refleja nuestra bondadosa naturaleza.

    La suma, lejos de ser mas que las partes, es muchísimo menos.

    No es en el individuo donde busco los defectos, sino en los aspectos que determinan la dinámica de grupo.

    Respecto a pagar impuestos pienso lo mismo que de la ley Sinde-Wert, o el nuevo código penal de Gallardón… ¡QUE ME LA ESTÁN METIENDO DOBLADA!

    Presumir de pagar impuestos es equivalente a Rajoy presumiendo de cobrar sobre sueldos.

  • #030
    Enrique Dans - 2 agosto 2013 - 14:34

    #027: Ah, perdón, no me había dado cuenta de lo que eras. Ya no te contesto más, que a los que son como tú no se les debe alimentar… :-)

  • #031
    Gorki - 2 agosto 2013 - 14:54

    He trabajado en una multinacional he visto sus cuentas pues era informático, y puedo asegurar que alli no habia contabilidad B, no se eludían impuestos. Sin embargo, tenian contratado los servicios de “los Garrigues” que tienen expertos en inpuestos, que hacen que se pague lo menos posible, y realmente se pagaba muy poco. No obstante todo era impecablemente legal, aunque como indica Enrique pudieran aparecer “diferencia de criterio” con los inspectores de Hacienda.

    A mi me parece razonable, si la ley lo permite, que o por ejemplo abras una empresa fantasma en semiparaiso fiscales, como lo es Irlanda, y que hagan de intermediario, de modo que lo que importas es muy caro y lo que exportas es muy barato y casi no dejes beneficios localmete.

    No hay engaño, los inspectores de Hacienda, estan al cabo de la calle, lo saben de sobra, pero no pueden hacer nada,… porque es legal.

    Cabe que se hagan leyes para “tapar” ese vacío legal. De quién es la culpa, ¿de la empresa que aprovecha un resquicio de la ley, o de el Estado que no cubre esos huecos?.

    Otro ejemplo, se me olvidó decirlo antes. Durante años tuve como complemento, un “coche de empresa” en Leasing, que la empresa se desgravaba como gasto y yo no contabilizaba como ingreso en especie. Esto es un secreto a voces, ¿para que diablos va a tener un informátuico que trabaja en las oficinas de la empresa un “coche de empresa”, si no es para ir de su casa a la oficina y viajar con la familia en vacaciones?.

    De quien es la culpa, ¿de mi laxa moral, que no me obliga a declarar como sueldo en especie, el uso de un coche, o de las leyes que hacen la vista gorda sobre el tema?

    Repito, no se puede pedir al ciudadano que por las buenas pague impuestos, pues es de una candidez espantosa, corresponde al Estado el exigirlos. Para ello, tiene un medio muy eficaz, se llama el BOE y hay un monton de sesudos diputados, (que viven de nuestros impuestos), para sacar leyes que tapen, (no olvidemos que el congreso es el Órgano Legislativo), los agujeros que encuentran en las leyes los Garrigues, (que para eso se les paga y esos si que funcionan como relojes).

  • #032
    Anónimo - 2 agosto 2013 - 15:20

    Lo del pago de impuestos se me quedo grabada una entrevista al grupo de musica sueco ABBA, decia Aneta llorando; si no llega a ser por el fisco sueco en lugar de tan solo 20 mil millones de pesetas tendriamos una fortuna de unos 100 mil millones de pesetas, y lo decia llorando. A unos esta “retencion” del estado sueco les parece bien y a otros mal, pero lo cierto es que todos los economistas coinciden en que algo asi como uno de cada dos dolares o euros del mundo esta en paraiso fiscal, islas en el Pacifico la mitad del dinero mundial que se dice pronto, dinero que ganan los ricos y las corporaciones, y que no esta creando ni puestos de trabajo ni bienestar, la mitad del dinero del mundo en paraiso fiscal y creando malestar ( casinos, talleres de esclavos etc ) , si interesa invertirlos es en algun taller de ropa en la India, y en el “mundo del bienestar” cada vez menos menos y menos, a no ser para algo como casinos en Madrid o alguna diarrea asi es todo lo que ha quedado, a no ser que quieran volver a ser obreros-ingenieros esclavos que no es descabellado …

    Desde luego es un problema fundamental, cuando vi las imagenes de la quiebra de Detroit; barriobajismo, marginacion, incultura, precariedad en los mismos EEUU, pero eso si, cada uno con un par de Ipads y portatiles de los que no se despega en todo el dia, ES NUESTRO FUTURO, y me recordo esas imagines de los que llegan en patera de Africa, y conozco alguno personalmente, y da para escribir un libro; tienen creencias tribales profundas y es muy curioso y serio, estos que llegan en patera se traen su movil y portatil tambien, con los que se pasan todo el dia conectados y te enseñan los trucos y hackeos que no sabias …

  • #033
    Asier - 2 agosto 2013 - 15:21

    #30 Enrique, típica respuesta Kriganiana. Cuando no puedo o no quiero rebatir el fondo del asunto (una persona se ha ofendido porque has generalizado el uso de la corrupción a “todas partes”), te llamo troll, hereje, o busco una errata en tu post para desacreditarte.

    Bastaba un “no ha sido mi intención generalizar”, y punto. Todos seguiríamos hablando del origen y posibles soluciones a la corrupción desde la sociedad.

    Si el objetivo es que siempre haya 2 partes enfrentadas sin ninguna posibilidad de acercamiento, podemos continuar de la manera actual.

    De todas maneras, da esperanza ver como en este hilo ya hay varios que entrevén que sólo desde un reciclaje personal y “mirandose uno un poco más al espejo” vendrá la solución en instancias superiores.

    Asier

  • #034
    Jaime - 2 agosto 2013 - 15:54

    Indudablemente la corrupción se encuentra en todas ámbitos de nuestra sociedad, y del mundo entero. Primero al leer comentarios de muchos ciudadanos europeos, comprendo que la lucha contra la corrupción no es solo en países subdesarrollados como los latinoamericanos. La riqueza que abundaba en postreros años donde pocos se llevan la mayor parte de la torda y los muchos se conformaban con lo poco que se les asignaba, mantenía satisfecho al modelo, sin embargo hoy esta mal distribución donde la tajada es mas pequeña ya afecta a los bolsillos de los muchos apareciendo algunas verdades que no queríamos ver, que nuestra pequeña tajada no es por que nosotros dejamos de trabajar o tomamos malas decisiones sino por que una un grupo decidió que así fuera, un grupo tomo decisiones no éticas, decisiones corruptas para que su pedazo de torta sea mas grande. En latinoamericana esto es mas evidente por que la riqueza siempre estuvo mal distribuida y la corrupción es mas clara.

    Segundo este grupo que lidera nuestros países y la economía de los mismos, al que con nuestro voto les confiamos nuestros trabajos , nuestras familias, nuestro destinos, este grupo, estos hombres, no pueden culpar a la sociedad por sus actos. Estos hombres deberían estar por encima de los estándares del ciudadano común, son los llamados a no equivocarse, a no se corruptos, a no aprovecharse de su posición para sacar partida para uno o para pocos..pero creo que es una utopía…..
    Gracias Enrique por este espacio.

  • #035
    Observador - 2 agosto 2013 - 16:39

    #003 Dans, me es indiferente 75 entradas que 150. Según tu tesis para defender lo indefendible en el caso de las vulneraciones de a propiedad intelectual-científica, España es un ejemplo en el que la corrupción no era tan grave como algunos lo pintábamos.

    #006 El origen está en las personas, y en concreto en nosotros, los ciudadanos.

    Cuidado, que aquí decir eso no está bien visto, porque lo molón es enjuiciar al otro, pero no, los ciudadanos españoles no son nada corruptos… Y sí dices que sí ya no eres molón. Y algún tonto (#11 Krigan por ejemplo) pensará que los ciudadanos nunca tienen nada que ver con lo que hacen “las altas esferas”.

    #10 Livia, si tú tienes un país en el que de cada 1000 está implicado 1 en corrupción y en otro tienes 35, ¿para ti es lo mismo?

    #19 Esteban. Querer justificar España porque en México hay más corrupción es como querer justificar a un padre que roba en pequeños comercios porque su hijo roba en bancos. Repasa un poco la Historia. Te recuerdo que estamos hablando de un país en el que ahora mismo parte de la cúpula política es sospechosa de demasiadas cosas. No hablamos solo de Ayuntamientos y demás. Por favor, dejemos las gilipolleces a un lado. Y te recuerdo que si lo que quieres es decir que en España no hay policías corruptos, deberías dar un repaso a hemerotecas. Con el resto del comentario sí estoy de acuerdo.

    #025, hay un problema, y es que los que no son corruptos viven en una especie de planeta aparte en el que su pareja o su vecino sí lo es y ellos piensan que no, por alguna razón. Que tus pliegos administrativos sean limpios no significa que no haya habido miles de ciudadanos implicados en todo tipo de fraudes, que en España se haya instalado una especie de cultura del listillo, el elegido y el pícaro, y que determinadas personas que no trabajan en la Administración -o incluso ellas- acaben por hacer y deshacer ilícitamente para mantener su statu quo. Es más, cuando un Gobierno es corrupto es reflejo absoluto de lo que son los ciudadanos que le han dado el poder. Porque también hay una corrupción de la que nadie habla y es la del voto agradecido que mira para otro lado mientras indirectamente le llegue algo. De esos hay cientos de miles. El Derecho Administrativo en España es, perdona que te diga, una perfecta payasada a todas luces manipulable, como ya se ha visto en muchísimos casos. Así que no nos vengas con tus cuentos de Una Administración Feliz, porque es sencillamente una ilusión de alguien demasiado tonto o demasiado iluso.

    Tendría pelotas que después de ver toda la mierda que cae todos los días desde todo tipo de ámbitos aún tuviéramos que pensar que España no se merece el adjetivo de corrupta. Eso sería hacer el ridículo doblemente. Que es lo que hacéis algunos.

  • #036
    Enrique Dans - 2 agosto 2013 - 16:57

    #033: No. Lo que esa persona plantea es la llamada “prueba diabólica”: si digo que “hombre, que algún chanchullo habré hecho”, me contestará eso de “¡¡¡VES!!! ¡¡LA CULPA ES TUYA, QUE ERES TAN CORRUPTO COMO TODOS!!!”. Y si digo que no, me sale con “Es que somos todos corruptos menos tú”. Si flota, es bruja y hay que quemarla; si no flota no era bruja, pero mira, se ahogó. Es de Primero de Trolling. Anda y que le den mucho, a trollear a la casa de otro…

  • #037
    Carlos (econ) - 2 agosto 2013 - 17:50

    #031 Gorki, yo no acepto la discriminación: unos impuestos para quienes no pueden irse al extranjero y otros impuestos para quien si pueden irse al extrangero o por lo menos tienen abierta la puerta de los despachos de Moncloa, Genova o Ferraz.

    Esto es como con las telecos, que en el momento que reciben la solicitud de portabilidad te dan las “buenas” ofertas.

    EN ECONOMÍA SE LLAMA “DISCRIMINACIÓN DE PRECIOS” Y ESTÁ PROHIBIDO POR LEY.

    Me gusta tu visión de que es el estado quien tiene que exigirte que cumplas la ley y no al revés. Por mi parte, entiendo que me obligan a “conocer” las leyes, pero no a “interpretarlas”, que para eso está el juez. Si me equivoco, que venga el juez y me lo diga, y si no me convence, a recurrir… Claro que a mi no me verán por un juzgado defendiendo mi “honor”… No me lo puedo permitir.

    E insistiría en nuestro relativismo, pues la corrupción solo la vemos y denunciamos cuando estamos en crisis, y no cuando todo va bien.

    Ya lo dice Rajoy, que lo hacen TODOS y por lo visto, llevan DÉCADAS haciéndolo…

  • #038
    Esteban - 2 agosto 2013 - 19:24

    #35. Observador, a lo que me refiero es que en cuanto a corrupción hay grados, y esto es bueno porque indica que algo se puede hacer contra ella y de hecho algo se logra. Puede haber policías corruptos en España, pero en otros países esa corrupción policial en masiva, incluso institucionalizada, luego la corrupción policial no está en el ADN de ser policía. Cero justificación de la corrupción, y esperanza de que se puede lograr reducir la corrupción.

  • #039
    Observador - 2 agosto 2013 - 19:47

    #038 claro, pero eso no justifica de ningún modo lo que pueda suceder en España. Luego entraríamos en el subjetivo debate de si es mejor o peor una multa corrupta de un policía o una adjudicación, una construcción ilícita, una evasión masiva de capitales por entramados empresariales-políticos u otros determinados casos que desvían mucho más dinero que X multas corruptas de policías. A mí que en México o Albania la corrupción policial sea agua de cada día no me sirve para justificar nada de lo que hemos visto en España. Entre otras cosas porque es una comparación muy forzada. Si quieres hacer una comparación científica de la que sacar conclusiones, en lo que te tendrías que fijarte es en los países que funcionan, no en los que no. O principalmente en los primeros y secundariamente en los segundos, pero no directamente en los segundos para llegar a una conclusión tan curiosa como: “a nosotros no nos va tan mal porque en otros países les va mucho peor”.

  • #040
    Anonimous - 3 agosto 2013 - 08:23

    #25. Jajajaja, eso es lo que dice Bárcenas. No he visto una obra pública en la que el contratista no intente inflar las certificaciones. Y cuanto los pillas todo el mundo ve normal que el técnico haya mentido porque “está defendiendo a su empresa”.
    Precisamente porque nunca me he dejado sobornar, ni me ofendo ni necesito ir pregonándolo: me basta lo que me dice el espejo. Por lo visto a ti no.

  • #041
    Carlos - 3 agosto 2013 - 09:43

    Buenos días.
    La corrupción la estamos viviendo en primera plana, con el caso de un ex-tesorero y un partido.- Casos como este dan mala imagen y si yo fuera un hombre de negocios o que tiene una buena idea para invertir en España, me pensaría dos veces hacerlo, no sea que venga el político de turno y me pida, “propina” por no se que….
    Uno de los males es darle a cualquier partido, mayoría para gobernar, pues asi rebaten lo que los demás intentan cambiar.
    Soy de los que pienso que esto cambiara (o al menos es mi idea) Costará mucho “Si” pero debemos convencernos que la red puede ayudarnos, tomando buenas ideas de todo el mundo, y aplicandolas en nuestro país.
    Una de las primeras que yo tomaría, es como en Islandia, que han llevado a ciertos políticos a la cárcel.
    Un saludo.

  • #042
    Miguel A. Tovar - 3 agosto 2013 - 10:40

    Una propuesta sobre la que reflexionar: la democracia líquida
    http://www.xatakaciencia.com/tecnologia/ya-no-confias-en-ningun-partido-politico-bienvenido-a-la-democracia-liquida-ii

  • #043
    alex - 3 agosto 2013 - 13:25

    Francamente, creo que si tenemos democracia. Es una democracia tramposa, deficiente, defectuosa. Pero la base de la democracia existe. El gobierno es elegido por la ciudadanía en sufragio universal. Eso es un comienzo mas que suficiente. Y el libre acceso a la información ya estaba con nosotros antes de elegir al actual gobierno, cuya campaña electoral se basaba en un programa surrealista y un mensaje resumido en “un gobierno como dios manda” ¿o ya no lo recordamos?

    Sin embargo el actual gobierno ganó las elecciones por mayoría absoluta. Y si le sumas el partido de la oposición, igual de corrupto, van juntos veinte millones de votos.

    Así que el problema no es la corrupción. No tengo claro cual es, pero en mi opinión esta claro que la corrupción es un efecto, no una causa. La corrupción no forma parte del sistema, la corrupcion es el sistema. Y mas de 20 millones de españoles lo avalan cada vez que votan.

  • #044
    Observador - 3 agosto 2013 - 16:48

    #027 Kate, no había leído esa entrada, pero ahí te doy totalmente la razón. Dans tiene una deficiente forma de pensar cuando se limita a creer que todo el mundo actuaría igual que él. En general creo que es un problema bastante común en el panorama español. Y empieza a ser bastante típico que, cuando un español se pone en la piel de otro acabe en conclusiones como ésta: Y si tú tuvieras oportunidad, ¿no lo harías? Paletismo en estado puro.

    Pero no hay de que preocuparse, en italia, Grecia y Portugal es semejante. Y en México y Albania los policías cobran para quitarte multas.

    Al menos no estamos tan mal.

  • #045
    Herbert Andres Rodriguez Cadena - 3 agosto 2013 - 22:59

    En Colombia, como decía un conocido en las licitaciones o contratos públicos, se roban el 90% y con el 10% ejecutan los procesos, aquí la clase política es el principal opio del pueblo, legislan a favor de sus intereses y ganan por mes 40 a 50 veces el salario básico mensual de cualquier ciudadano, en fin, unos casos que no dan esperanza de sentirse ciudadano Colombiano, Saludos Profesor. Espero me recuerde cuando le di mi tarjeta en Bogota en Corferias.

  • #046
    Miguel A. Tovar - 4 agosto 2013 - 16:36

    Vale la pena leer la opinión de Susan George (presidenta de honor de Attac): http://internacional.elpais.com/internacional/2013/07/31/actualidad/1375269264_738518.html

  • #047
    José Luis Portela López - 5 agosto 2013 - 10:13

    @Enrique

    Totalmente de acuerdo, ahora ya no “queda tan bien” el decir que engañas a hacienda. Pero también está afectando a otras áreas antes decir que tu ibas en tu coche a 200 la gente te admiraba, ahora te dicen que eres un loco, antes muchos tomaban copas y conducían, ahora el decir que te han quitado el carnet por beber te mirarían mal, antes casi nadie recogía los excrementos de los perros, ahora la gente te mira mal si no lo haces….

    Eso si ahora cada vez se ven mas casos de corrupción en política, mi reflexión no es que ahora exista mas sino que ahora con las nuevas posibilidades de comunicación y difusión de noticias, ahora se sabe mas todo.

  • #048
    José Manuel Alarcón - 6 agosto 2013 - 09:29

    De esto precisamente escribí yo hace unos meses desde un punto de vista “clásico”, pero con la misma tesis en esencia:

    http://jmalarcon.es/post/Tolkien-Platon-y-la-sensacion-de-impunidad.aspx

    Es lamentable lo que está pasando, y esperemos que no lleguen a controlar Internet nunca, pero seguramente llevamos las de perder :-(

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados