Wearable computing y Personal Area Networks

wearable-zoomnewsBenjamín Bilbao, de ZoomNews, me envió algunas preguntas por correo electrónico para documentar un artículo que estaba preparando sobre wearable computing, y que ha sido publicado hoy bajo el título “Google Glass, smartwatch y otros gadgets inteligentes… que te espían“.

Para mi respuesta, recuperé el viejo concepto de Personal area network (PAN), dado que la gran mayoría de los dispositivos de los que hablamos dentro de esta categoría parecen estar optando por tomar al smartphone como servidor central con el que se comunican utilizando habitualmente Bluetooth, que a partir de su versión 4.0 ya da lugar a un compromiso muy adecuado de velocidad, alcance y consumo de energía.

En mi día normal, mi red de área personal ya incluye tres dispositivos: un smartwatch que me da la hora y me permite ver correos electrónicos, mensajes o llamadas sin necesidad de sacar el smartphone del bolsillo, y un dispositivo a modo de tracker que registra todos mis movimientos en tres ejes mediante acelerómetros y los transmite cada poco tiempo al smartphone para su adecuada contabilización. La idea de llevar encima una red de dispositivos y sensores interconectados entre sí resulta, como mínimo, futurista.

Este fue el párrafo que envié en respuesta a la pregunta de Benjamín:

 

P. De todos estos nuevos dispositivos con acceso a Internet y a aplicaciones (gafas, relojes, pulseras, etc.), ¿cuál crees que será el que tenga el mayor impacto en nuestro día a día? ¿Por qué?

R. Evaluar qué dispositivo puede tener más impacto en nuestro día a día resulta muy complicado, porque esos dispositivos no pueden tomarse como partes aisladas, sino como elementos de un todo. El smartwatch no tiene ningún sentido sin el smartphone que lo alimenta de notificaciones, y lo mismo ocurre con mi tracker de Fitbit o con unas Google Glass: el smartphone parece estar constituyéndose como un elemento central de la PAN, o Personal Area Network, que cada día más llevamos con nosotros. En algunos casos hablamos de funciones que se distribuyen en periféricos que facilitan una visualización más interactiva, en otros de sensores que se especializan o desarrollan sus mediciones con una sensibilidad mayor, o que alivian a la batería del smartphone de una carga de tareas excesiva, pero todo indica que ese smartphone sigue jugando un papel fundamental, sigue configurándose como una unidad central de proceso a la que conectamos otras cosas.

 

(This post is also available in English in my Medium page, “Wearable computing and Personal Area Networks“)

5 comentarios

  • #001
    Gorki - 18 julio 2013 - 12:11

    Totalmente de acuerdo. cada día más el Smartphone pasa a ser un nucleo central y todos los demás gadgets, sensores o actuadores espscializados en tareas concretas que, dialogan con el smarphone que se reserva la mision principal de conectar con Internet.

  • #002
    Gorki - 18 julio 2013 - 12:14

    Claro está, que esta configuracion tienes serias implicaciones con el control masivo de los “gran Hermanos” y la pérdida de privacidad, pero esa es otra discusión, no exenta de interés, pero es otra diferente.

  • #003
    José Luis Portela López - 18 julio 2013 - 16:32

    Hay algo que valoro mucho, antes de hablar sobre algo lo pruebas a fondo. Eso dice mucho de ti. Se podrá estar o no de acuerdo, siempre que también por nuestra parte lo hayamos probado para estar al mismo nivel de conocimiento del producto que tu.

  • #004
    Cristina - 19 julio 2013 - 15:34

    Me ha encantado!! En una respuesta a una pregunta, y se da una composición de lugar donde se puede aportar muchísimo valor.:-)

  • #005
    mercadder - 20 julio 2013 - 09:36

    Las Google Glass entran al mercado como todo lo de Google: como el medio para que accedas a un torrente de información, si estas logueado en Google por supuesto.

    Y han saltado las alarmas de la privacidad, porque puedes ver en la calle lo que, por cierto, tambien puedes ver en la tranquilidad de tu escritorio.

    Pero lo que nadie se ha dado cuenta es que Google estará recopilando más información, de una manera más precisa y detallada que la de Facebook. Cada vez que dirijas tu mirada a un punto, Google lo capturará, y eso abultará tu perfil. Ves un libro? una vitrina de una tienda?, unas tetas?, una cara de hombre o mujer?, pues eso puede ser identificado y calificado, y luego listado en tu perfil de usuario.

    Esa data servirá para elaborar un completo perfil sicológico, ayudado por el resto de data de otros usuarios, para predecir tus gustos, aficiones, preferencias, y venderte eso que está buscando o eso que no necesitas aún pero que seguramente necesitarás.

    Ya no te parecen tan divertidas las Google Glass ah?

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados