El ordenador de 28 euros, en mi columna de Expansión

Mi columna de Expansión de esta semana, tras el parón vacacional de dos semanas, se titula “El ordenador de 28 euros” (pdf), y habla, obviamente, del Raspberry Pi. Una verdadera sorpresa agradable que ha pasado de ser teóricamente un simple cacharrito de bajo coste para que los niños aprendiesen informática, a representar todo un arsenal de posibilidades: desde convertirlo en receptor para Airplay o en centro multimedia, máquina de juegos retro Arcade para ese gamer de los ’80 que aún hay en ti, añadirle un proxy para Siri y abrir tu garaje desde el iPhone, montarte un supercomputador uniendo sesenta y cuatro máquinas, o básicamente lo que se te ocurra. Por tener, ya tiene hasta su propia tienda de aplicaciones.

La clave está en la caída de las barreras de entrada a la experimentación: con un ordenador que te ha costado 28 euros, te atreves a intentar prácticamente cualquier cosa.

 

A continuación, el texto completo de la columna:

 

El ordenador de 28 euros

La mejor sorpresa tecnológica del año, desde mi punto de vista, es el Raspberry Pi. Si no ha oído hablar del tema, investíguelo: merece la pena. Una fundación británica sin ánimo de lucro ha diseñado un ordenador para reducir drásticamente las barreras al aprendizaje de la computación, pensando en escuelas y niños. Pero está teniendo un recorrido muchísimo más amplio.

La configuración es digna de verse: un procesador ARM razonablemente potente, 512MB de RAM, y sistema operativo en una tarjeta de memoria. Todo el conjunto cabe en una cajetilla de tabaco, y llega listo para enchufarle teclado y ratón, un cable HDMI a la televisión o a un monitor, y conectarlo a un cargador de móvil. Se enciende simplemente enchufándolo, se apaga desenchufándolo. Así de sencillo. En la configuración que trae de fábrica, el arranque da lugar a un interfaz gráfico totalmente sencillo, en el que todo está a un clic de ratón.

¿Dónde está la gracia del tema? Básicamente, en que al costar únicamente veintiocho euros, cualquiera se atreve a experimentar con él. A jugar a cosas. A conectar varios para construir un ordenador más potente. A convertirlo en media center conectado a la televisión. A conectarlo a una placa Arduino, paradigma del llamado “hardware abierto”, y hacer que controle cualquier objeto electrónico interactivo. O a enseñar a programar a un niño, con el lenguaje Scratch del MIT, Kids Ruby o similares. Y para todo ello, páginas y páginas en la red creadas por usuarios dedicadas al tema.

Con ese precio, la percepción de riesgo es tan sumamente baja, que se abre la puerta a la experimentación. Con su ordenador de sobremesa o con su portátil, la mayoría de los usuarios prefieren ser eso, simples usuarios. Con un Raspberry Pi, los límites a la experimentación se difuminan, y tomar un papel activo no cuesta tanto. Jugar. Y eso es, precisamente, lo interesante del tema.

16 comentarios

  • #001
    José - 11 enero 2013 - 10:55

    Otro proyecto muy interesante dentro de la misma temática es Arduino http://www.ted.com/talks/massimo_banzi_how_arduino_is_open_sourcing_imagination.html (no sé si está permitido linkear en los comentarios, pero es interesante, veanlo)

  • #002
    Antonio Garcia Saenz - 11 enero 2013 - 11:47

    Menos mal que España no fabrica ordenadores porque se ve que no nos va a salvar la economia para nada. De hecho California donde esta el Silicon Valey con Google Apple y las principales industrias informaticas del mundo, hace tiempo que dicen que los 100 billones que genera el sector alimentacion, la agricultura y demas, es el mayor activo economico con mucha diferencia de la region. Desde luego el conocimiento cada vez valdra menos, mas comun, y la fruta y las materias primas cada vez valen mas, cada vez mas escasas

    http://en.wikipedia.org/wiki/Economy_of_California

  • #003
    Benjamin Frugoni - 11 enero 2013 - 11:49

    Me parece genial. Es como Lego’s, pero más avanzado :D

    Aún así falta poder intercambiar las piezas por otras de costes similares. Eso está a 28€ por minimalismo, pero… si yo pudiera comprar RAM en cualquier ferretería de la esquina para jugar a poner y quitar los bloques… entonces tendríamos un hardware abierto de verdad

  • #004
    Ramón Egido - 11 enero 2013 - 13:13

    Enrique, se me ocurre una maldad :-)

    Enlazando con su post del otro día sobre el salón del automóvil de Detroit, y ya que cuesta tan poco este ordenador, que prueben a instalarlo en un vehículo, a ver si así se pueden poner las pelis a los niños, el navegador delante, y que cuando te estés tomando un bocadillo en una gasolinera, puedas echar una partida a las tres en raya con la mujer mientras los nenes se terminan la coca cola…

    O tal vez sea demasiado barato y demasiado prometedor para que una marca de coches se fije en él.

    Un saludo,

    Ramón Egido.

  • #005
    Jordi - 11 enero 2013 - 13:29

    Actualmente se está desarrollando un verdadero ecosistema de hardware low-cost alrededor de los procesadores ARM y del sistema operativo Linux y derivados, con Android como principal actor en muchos casos.

    El uso y configuración de RaspberryPi como media center es sumamente sencillo, gracias a la gente de raspbmc (http://www.raspbmc.com/). Enfocados en la integración de XBMC y linux, permiten disponer a los afortunados poseedores de una RaspberryPi de un Media Center avanzado por un coste ínfimo.

    A quien esté interesado en este mundillo, valga la redundancia, le recomiendo la web de noticias Liliputing.com

    Agur

  • #006
    José Ramón Novoa - 11 enero 2013 - 13:43

    El artículo responde en parte a la realidad, pero no es exacto.
    En vez de 28 Euros son 28 Libras, y en vez de un ordenador es una placa, a la que hay que añadir teclado, ratón, fuente de alimentación, una televisión con entrada HDMI como monitor, además de la tarjeta de memoria SD en la que se almacena el software.
    No es hardware abierto en absoluto, ni siquiera está disponible al público general la hoja de especificaciones del microprocesador que lleva dentro.
    Eso sí, para los que queremos recordar los 80 cuando jugábamos con un ZX81, es mejor que ver el cuéntame.

  • #007
    Achoo - 11 enero 2013 - 14:26

    Desde luego que desenchufando el aparato éste se apaga. Pero es aconsejable apagarlo como cualquier ordenador:
    Botoncito de apagar en el entorno gráfico o ejecutar poweroff desde el terminal.

  • #008
    Jose - 11 enero 2013 - 16:39

    El juguete es un lujazo: en vez de usar el ordenador con amule para p2p consumiendo de 400 a 600w se puede usar la RPi para hacer exactamente lo mismo consumiendo sólo 5w (en realidad son alrededor de 30w teniendo en cuenta el router y un disco duro externo).

    Ahora queda probarlo con Mega y descarga directa con cuenta premium… Faltan sólo 8 días

  • #009
    Nicran - 11 enero 2013 - 19:59

    Fantástico Enrique, gracias por utilizar tu poder de difusión para dar a conocer este tipo de cosas!

  • #010
    Gorki - 11 enero 2013 - 20:21

    He estado estudiando el Raspberry Pi desde hace algún tiempo. Creo que debemos aclarar dos cosas. Cuando hablamos del ordenador, estamos s realmente hablando del procesador, y un mínimo de memoria Ram y Rom, no hay pantalla, teclado, raton, disco duro, altavoces y todo lo que habitualmente compone un ordenador normal, Aun así es un precio bajísimo, pero no podemos compararlo con el de un ordenador comercial, porque nada tiene que ver.

    Por otra parte, no es un ordenador que se pueda manejar con los conocimientos medios de un usuario, ni incluso con conocimientos relativamente avanzados. Es un ordenador que aun esta a un nivel de experto, por ejemplo adecuado para experimentar de el laboratorio de una excuela de ingeniería.

    Ello no quita que muchos aficionados, (que podemos considerar frikis), lo estén utilizando en inventos más o menos curiosos. De eso a pensar que un niño cualquiera puede utilizarlo como si se tratara del ordenador que iba a costar d 100$ de Negroponte hay años luz.

    Sin embargo, todo se andará (aunque suba algo de precio) y muy probablemente en cuestion de meses. P

    Por mi parte, estoy jugando con algo mucho más modesto en su intención, que es la tarjeta controladora Arduino, que es otro, (como diría eDans), ecosistema fascinante, con cientos de desarrolladores de todos los niveles de formación, tanto de elemtos de Hardware como de Software, que permiten sin grandes conocimientos, (para proyectos poco ambiciosos) enfrentarte a cualquier tipo de desarrollo de domótica y de robótica y con buenos conocimientos de electrónica e informática a cualquier proyecto por grande que sea que te quieras proponer.

  • #011
    Osqui - 11 enero 2013 - 23:21

    No quiero ser más papista que el papa, pero me gustaría saber cómo es posible que esta placa sea tan barata…¿explotación de mano de obra en China, tal vez? Hemos de ver todo el contexto, creo yo.

    Tampoco quiero aguar la fiesta, pero estoy convencido que el R.Pi subirá su precio dentro de poco para igualarse al de placas parecidas, como la BeagleBoard o la PandaBoard, entre muchísimas otras (80-100 euros)…este precio tan bajo no es sostenible.

    Y recalcar, tal como ha dicho alguien antes, que de hardware libre esto no tiene ni un pelo.

  • #012
    Krigan - 12 enero 2013 - 00:41

    Osqui:

    Básicamente consiste en unos pocos chips unidos a una placa electrónica. Los chips y la placa los hacen las máquinas, no los seres humanos. Es cierto que estos componentes los ensamblan seres humanos, pero aquí no hay mucho que ensamblar. Vamos, que la influencia de los costes laborales es ínfima.

  • #013
    Krigan - 12 enero 2013 - 01:11

    Pregunta provocadora: este cacharrito solo cuesta 28 libras (unos 35 euros), pero un móvil jubilado es gratis. ¿Qué es mejor?

    Un ejemplo:

    http://www.gsmarena.com/htc_wildfire-3337.php

  • #014
    Gorki - 12 enero 2013 - 01:56

    # 13 Krigan

    Un chip es un poco de silicio con tecnología, su valor es prácticamente nulo para quien tiene la tecnología.

    Eso se ha hecho desde siempre, los europeos dábamos vidrios de colores, (silicio con tecnología), a los indios americanos, a cambio de su oro. Hoy son los americanos. los que desde Silicon Valley dan chips, (silicio con tecnología), a los europeos, a cambio de nuestro oro, y yo creo que que no nos podemos sentir estafados por ello.

    A ver que somos capaces de hacer los europeos, para poder volver a dar a los americanos silicio con tecnología, a cambio de su oro. Por lo pronto, los españoles hemos empezado a venderles paneles solares, y los ingleses Rapberry Pi, lo que indica que estamos en el buen camino.

  • #015
    Krigan - 12 enero 2013 - 02:09

    Gorki:

    ;-DDDDDD

    Muy bueno.

  • #016
    overbook.in - Viajes y Trucos - 13 enero 2013 - 16:21

    Raspberry Pi + Python + WebIOPi = La Bomba!
    http://trouch.com/2012/08/21/webiopi-control-your-pis-gpio-with-a-browser/

    No minusvaloremos el potencial de este cacharro para miles de cosas que hoy se hacen con electrónica que vale miles de euros.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados