Dell Ophelia: la deconstrucción del PC

Algo importante está pasando en Dell. Por un lado, fuertes rumores de cambios en la estructura y de una posible salida del NASDAQ de la mano de algún tipo de  management buyout. Por otro, un proyecto, Ophelia, con nombre inspirado en el personaje de Hamlet, y un aspecto completamente atípico para la compañía: un dispositivo de un tamaño no muy superior al de un disco USB, que enchufado a una pantalla y conectado por vía inalámbrica a la red y a un teclado permitiría la ejecución de prácticamente cualquier sistema operativo en la nube, y que se vendería a un precio final de unos cincuenta dólares.

Estrictamente, estaríamos hablando de un dispositivo ultra-compacto de conexión a la nube (ultra-compact cloud connection device) con un sistema operativo Android 4.1 Jelly Bean capaz de correr instancias virtualizadas de cualquier otro sistema operativo en un servidor en la nube. Un concepto que provendría de la reciente adquisición de Wyse, y que podría tener muchísimo interés como posible disrupción en este entorno. Que la compañía que llegó a ser en su momento líder del mercado de ordenadores personales terminase, en medio de una fase de profunda reestructuración y reinvención de sí misma, por sacar al mercado una especie de “anti-PC” o “deconstrucción del PC” por un precio de cincuenta dólares sería una forma enormemente poética de justificar el nombre del dispositivo. Imaginemos el potencial de reducción de coste para entornos corporativos de tener puestos de trabajo consistentes simplemente en una pantalla con conexión USB, un teclado Bluetooth y una WiFi.

Por el momento, poco se sabe de Ophelia más que la nota de prensa, una foto al lado de unas gafas como referencia de tamaño, una cita en Slashdot, y algunos artículos más en International Business Timesen Ars Technica o en Quartz que especulan sobre el tema. Pero parece claro que una Dell  reinventada y reestructurada, fuera del negocio de los smartphones y redefiniendo el entorno de la era post-PC con un movimiento así podría ser una compañía radicalmente diferente a la que conocemos. Y potencialmente, muy interesante.

 

ACTUALIZACIÓN (07/02/2013): Marimar Jiménez cita esta entrada en su artículo “Dell busca una identidad difícil“, publicado en Cinco Días al hilo de la operación de salida del NASDAQ de la compañías tras veinticinco años cotizando en él.

21 comentarios

  • #001
    Antonio Garcia Saenz - 17 enero 2013 - 13:20

    Esta claro que con el cacharrillo, como ya de costumbre repleto de electronica mas y mas compleja exponencialmente cada vez … no van a sacar el dinero, el truco tiene que estar despues al “conectarse a la nube y registrarse como usuario gratuito, a ver”… ahora bien tanto truco y tanto truco no va cabiendo, a ver quien se lo queda al final … vamos con 40 euros no hay ya ni para un chandal ni mucho menos …

  • #002
    Antonio Castro - 17 enero 2013 - 13:57

    La deconstrucción no me parece tal. La placa se está haciendo tan pequeña que permite nuevos usos del PC. El PC es un concepto caracterizado por su versatilidad de uso. El abaratamiento y la miniaturización del hardware hace aparecer nuevos conceptos, pero son conceptos de uso que encajan en el concepto PC siempre que no nos refiramos al PC de sobremesa.

    Llegaremos al PC de un solo uso, como los mecheros y los bolis, porque el objeto de los avances tecnológicos actuales es convertir todo lo anterior en obsoleto. Todo lo que sea fabricar aparatos cada vez más perecederos es malo. Hay un afán de inventar necesidades nuevas que creo se está desmadrando bastante. No tenemos control sobre la sostenibilidad de nuestra forma de vida a nivel global y a largo plazo.

  • #003
    Rambes - 17 enero 2013 - 14:21

    No creo que sea una deconstrucción del PC, “simplemente” una adaptación del mismo

  • #004
    felixcuesta2003 - 17 enero 2013 - 14:40

    El aparato en si tampoco representa ninguna novedad, hay multitud de aparatos de estos marca blanca ofrecidos por MSI, Blusens,Woxter… Lo unico que podria hacer una diferencia es ofrecer un ecosistema en el que se puedan a traves de entornos virtualizados, ofrecer una alternativa economicamente viable y barata a los entornos host con terminales tontos que aun siguen montando por ahi empresas como CapGemini y otras… que amparandose en reducciones en la factura de hardware y con la seguridad como excusa, estan engordando su factura de servicios…

    Veremos si es una deconstruccion, una tercera via, o si al final se queda como todos los demas… como un reproductor multimedia un poco mas listo de la cuenta enchufado en el usb de una tele tonta…

  • #005
    jlahuer - 17 enero 2013 - 15:07

    “Imaginemos el potencial de reducción de coste para entornos corporativos de tener puestos de trabajo consistentes simplemente en una pantalla con conexión USB, un teclado Bluetooth y una WiFi”

    Bueno, esto es la virtualización del puesto de trabajo que hace años que se intenta implantar en entornos empresariales y no acaba de triunfar. La razón no es tanto que no haya un dispositivo como éste de Dell, sino que, en ocasiones, los clientes tienen demasiados perfiles con necesidades distintas como para que es encaje un modelo que funciona mejor cuanto más ‘estándar’ sean los clientes. También porque, si lo sumas todo, no sale mucho más barato (o te tienes que creer unos ejercicios de TCO con ahorros en mantenimientos e intangibles que no todos se creen).

  • #006
    Goomer - 17 enero 2013 - 15:26

    Es deconstrucción al menos del modelo de negocio, si pasas de ser el tercer fabricante de PC’s, a vender un aparatito “tonto” que sirve para conectarse a la inteligencia en la nube. Pasas de vender un producto, a vender un servicio. Y si eso lo hace el tercer productor como digo de PC’s, creo que es un cambio relevante.

    Sobre lo que dice #2 de perecederos y obsolescencia programada, yo creo que es al revés en el caso de los PC’s. Los productos pasan por una fase de mejora rápida de características, en la que están los smartphones, y mucho más los tablets. Pero el PC está en una fase madura, hoy en día un usuario no tiene demasiadas razones para renovar su PC pues ya son máquinas potentes que le permiten hacer ya lo que quiere. En ese sentido, el movimiento de Dell, que ya veremos si lo estructura jugando a dos barajas, o solo a la nueva, puede ser la jugada de Ofelia como dice Enrique que de el primer paso hacia otro modelo, más enfocado al servicio que al producto. Y eso, ¿no sería más sostenible? :)

  • #007
    Eylan - 17 enero 2013 - 15:35

    Bueno, mini-PCs / sticks como ese, con android, hay ya a patadas. Acabo de pedir uno justamente, no le veo la novedad. Cuando hace tanto que la potencia de un ordenador de sobremesa de hace 10 años cabe en un movil, saltar a poder enchufarlo a la TV y “desubicar” el PC era un paso obvio…

  • #008
    Juan - 17 enero 2013 - 16:27

    Esto no deja de ser poner la marca DELL sobre cualquiera de los “aparatitos” similares que se pueden comprar desde hace tiempo en cualquier tienda china y que hacen correr un sistema Android en la pantalla de tu TV y controlado a traves de un teclado y ratón inalámbricos. Lo mismo que está haciendo en España Androide-TV

    http://www.aliexpress.com/item/New-arrival-MK809-II-Android-4-1-1-MINI-TV-Stick-Pocket-TV-Rockchip-RK3066-1/722405858.html

    Creo que del vuelve a llegar tarde.

  • #009
    Ricardo - 17 enero 2013 - 17:43

    …Desde luego que el camino que se abre con Ophelia o Raspberry es interesantísimo y tiene fuerza para cambiar totalmente el mercado de los ordenadores.
    …Dentro de poco con tener una pantalla + unos pocos euros ya tendrás montado un ordenador; eso es un cambio brutal para el mercado actual, para integrar nuevos países y públicos en el mercado informático y para encontrar nuevos usos para los ordenadores. En definitiva para multiplicar el uso de la informática en el planeta (pese a que las empresas tradicionales de PC pierdan mucho por el camino).
    …Es evidente que muchos de esos nuevos usos estarán relacionados con la nube y que, si cada persona empezara a usar un mayor número de microordenadores y encima los cambia más a menudo, la nube se volvería más necesaria. Sin embargo, las aplicaciones en la nube (como Google Drive o Skydrive) aún tienen que mejorar muchísimo para ofrecer una experiencia a la altura de las aplicaciones tradicionales.

  • #010
    Gorki - 17 enero 2013 - 19:04

    En este momento debido a mi mala vista, utilizo una pantalla bastante grande unida por cable al portátil. Por otra parte por comodidad tengo unido al PC un teclado expandido y un ratón y ya hace tiempo que no uso el teclado del portátil, En consecuencia el portátil lo tengo cerrado debajo del Router de la fibra óptica y solo lo abro, (con bastantes molestias), cuando decido encenderle, cosa que no hago todos los días pues por rapidez en el arranque, normalmente solo dejo suspendido el ordenador, (con más frecuencia simplemente abandono el ordenador y la función de ahorro de energía me lo deja suspendido.

    Por otra parte excepto el Photoshop, que utilizo para retocar fotografías y algunos programas para recortar y pegar trozos de video, hay pocos programas que exijan un grandes recursos al PC.

    Ya estaba pensando en comprar una especie de “barebone” para la próxima (y aun distante), sustitución de mi Sony Vaio actual, esta puede ser la solución más perfecta. Si lo sacan ya tienen al menos un cliente potencial.

  • #011
    Mesosoma - 17 enero 2013 - 19:47

    Yo tambien creía que los stick Android sería el futuro Post-PC…
    Hasta que descubrí que hay infinidad de cosas que es imposible de hacer con esos aparatos, sin embargo para navegar Facebook y jugar Angry Bird es perfecto.

    ejecución de prácticamente cualquier sistema operativo en la nube

    Eso de un sistema operativo en la nube sería la enesima copia cutre de EyeOS, y además sería regalar todos nuestros datos a una empresa y cuando caiga el servicio habrá que reclamar ¿A dónde?

  • #012
    Anónimo - 17 enero 2013 - 20:06

    Vamos, que DELL ha inventado el terminal server o el vmware view …

  • #013
    Liborio - 17 enero 2013 - 20:14

    Estimado Enrique y lectores…

    Son cosas que ya existen y hasta se pueden comprar y probar.
    El que dice #008 Juan, parece interesante ya que lleva Android 4.1
    Están relacionados la Smart TV, dando externamente esta función a la TV.

    Aquí en España se pueden comprar varios:
    El primero es sencillo:
    http://www.blusens.com/es/productos/hogar-digital/smarttvnano/

    Luego hay otro que es el de más reciente aparición que ademas incluye sintonización TDT-HD, Grabación, Internet, Android 4.0.3, etc.
    http://www.tvtechco.com/producto.php?idpro=15

    Este último permite convertir una televisión normal, sin TDT-HD, en una televisión nueva y como recién comprada que además le añade la función SMART TV.

    Este aparato vale unos 99 €uros y funciona perfectamente, aunque se presupone que actualizaran el firware y algunos fallos que tiene. El fallo más gracioso es que resulta que para que una televisión con TDT-HD reciba la señal TDT-HD hay que encender y ejecutar el firmware 4.0.3 de Android. Esto es como si para ver la televisión tuviéramos que encender el Vídeo.

    En fin, como dice un amigo:
    “Para que quiero tantas cosas y tecnología si ya la tengo. Con enchufar el Portátil o el PC a un HDMI de la tele, tengo toda la Smart TV que quiera.”

    Uy… Más que destrucción, yo diría redescubrimiento del PC.
    Con el tiempo y la experiencia de Windows y con solo añadir unas cuantas cosas, puede dejar en pañales al Android. Mc2 o 3 cosas que cambie Windows Con la experiencia de Windows. ¿Sabéis algo del Google Chrome OS.?

    Saludos.

  • #014
    Luis Sanchez Campo - 17 enero 2013 - 21:16

    Esta claro (o eso pienso yo) que en la informatica personal a nivel de usuario se terminaran fabricando tablets o dispositivos moviles. En los hogares se quedara el tipico ordenador familiar y poco mas, en un futuro cercano.

  • #015
    Krigan - 18 enero 2013 - 00:38

    En mi opinión el futuro inmediato de los ordenadores en el hogar es este:

    Cada miembro de la familia con su smartphone, con pantallas de 4 a 6 pulgadas. Al principio compartirán tablet, después cada uno tendrá el suyo. Impresora multifunción wifi. Set top box para convertir tu tele en smart tv. Lo interesante NO es navegar con la tele (lo cual es un coñazo, mucho mejor un tablet), sino poder ejecutar toda clase de aplicaciones en la tele. Las aplicaciones que se usen en la tele serán principalmente de 2 clases:

    – Las que requieren un enchufe: cliente p2p, servidor de ficheros, cualquier cosa que quieras tener funcionando siempre o durante muchas horas. La tele en sí permanecerá apagada la mayor parte del tiempo.

    – Las que requieren una pantalla grande: generalmente esto significa ver fotos y vídeo (pelis, series, etc) entre varias personas (si la peli la va a ver una sola persona, con el tablet es más cómodo). Es decir, reproductores de streaming de Internet, clientes UPnP/DLNA, etc.

    ¿Por qué un set top box y no comprarse directamente una smart tv? Pues porque esto de las smart tv todavía está un poco verde. Los interfaces de usuario apestan, en los próximos años vamos a ver mucha evolución en este sentido. Mejor andar cambiando un set top box que es barato, que no toda una tele de 42 pulgadas.

    Y por supuesto, en un rincón habrá un viejo PC. En algunas familias cubrirá alguna función residual, en otras estará siempre apagado. Para trabajar un PC, eso sí. Trabajar en casa es el único caso en el que un PC se usará con frecuencia en el hogar.

  • #016
    Enrique Pérez - 18 enero 2013 - 00:54

    Lo que es tecnológicamente novedoso, creo, es añadir a un dispositivo android una buena interfaz con un gestor de máquinas virtuales. Esto lo distancia tanto de OSes como EyeOS, como de dispositivos android que se limitan a usar la tele como pantalla, como de terminales tontos. Con una buena conexión a la red en la que esté la nube, permitiría que el aparato fuese una ventana inmediata a un número arbitrario de máquinas distintas, cada una con su OS. Los miembros de un equipo de trabajo podrían trabajar en un mismo ordenador simultaneamente, en la distancia, como si se tratase de terminales tontos; pero la creación de estos “ordenadores” sería trivial e indolora, y cada trabajador podría acceder a muchos de estos ordenadores, cada uno con capacidades dispares.

    Una “nube” no tiene por qué ser externa, basta con unos cuantos ordenadores y software de virtualización, de redundencia de almacenamiento, etc. Cualquier empresa que tenga un número de ordenadores físicos los puede sustituir por -o convertir en- una “nube”. Y en esa “nube” puedes crear ordenadores virtuales como churros: con windows o con linux o con SCO UNIX, con más o menos memoria, cpus, discos, etc., todos virtuales. La red que une esa nube con los dispositivos de los trabajadores es muy rápida, y el dispositivo les permite “estar” en cualquiera de los ordenadores virtuales de la nube – para los que tenga permiso. Yo creo que, bien hecho, puede ser un avance.

  • #017
    JDPG - 18 enero 2013 - 08:18

    Bueno, el caso es que una empresa española, Zitralia, ya invento hace años la infraestructura de virtualizacion de escritorio a través de dispositivos usb que arrancaban un Linux para luego poder correr cualquier vm local o descargada de un servidor de infraestructura en la nube. La idea era revolucionaria y permitía ejecución casi en cualquier baremetal.

    La adopción de estas tendencias en corporativo siempre es difícil, veremos que tal le va a Dell…esta maduro el mercado?

    Zitralia también lo intenta para el usuario independiente a través de cloud personality

  • #018
    Gorki - 18 enero 2013 - 13:00

    Dandole vueltas al asunto, Yo me veo perfectamente en el futuro trabajando con algo parecido a una tablet, pudiera ser una pantalla de plástico flexible, que llaman papel digital, (siempre que sea lo suficientemente grade para que la vea con facilidad, ahora que tengo mala vista, pero en cambio no me veo escribiendo en algo que no sea un teclado físico, odio los teclados en pantalla, el ratón si se puede sustituir fácilmente, (pero sin ventaja), por una pantalla tactíl. pero en efecto para nada necesito un cajón sobre o bajo mi mesa, y ningún problema tengo por trabajar en la nu be, (aunque no exista un rival aun de calidad del Word), ni tengo problemas de privacidad, pues para mi tan (in) seguros están los datos en el disco duro lleno de malawere como en “la nube”.

    En cuanto a empresas, el que el empleado tenga en su mesa un Opheli,a no le obliga a trabajar en la nube, puede ser solamente una terminal vía wifi, que trabaja contra un servidor local, como en principio trabajan hoy en el 90% de los casos aun que normalment con una red física. No sé porque no va a ser útil ese sistema ytabajando con el ordenador en red de todoa la vida de la oficina.

  • #019
    Liborio - 18 enero 2013 - 14:52

    Krigan, Gorki y demás comentaristas… Muy interesantes todo.

    Hay una cosa curiosa y es que hay que redefinir algunos conceptos y adaptar u aumentar el tamaño de ciertos dispositivos hasta un punto en que sean económicos en consumo y precio.
    Me refiero principalmente a las Televisiones táctiles del tipo Touch Screen TV’s

    El tema de los Smart Box, el Dell Ophelia y los dispositivos del comentario #013 necesitan madurar y que realmente funcionen.
    – Pero ojo, ojo, ojo… ¿ Cuando maduraran.?
    – Personalmente creo que cuando funcionen perfectamente las nuevas TOUCH SECREEN TV’s o, lo que es lo mismo, en TABLETs-TVs gigantes.

    Las nuevas generaciones ya están acostumbradas a la interacción con este tipo de dispositivos y el ejemplo más claro es la Wii de Nintendo…

    Realmente creo que la clave está en redefinir típico “salón” o “sala de estar” Española, donde la reina incuestionable es: LA TELEVISIÓN.
    El empuje de la sociedad cibernetica y de los robot obliga a redefinarla.
    En primer lugar habría que descartar la “mesita clásica o del cafe” que se interpone entre los usuarios, sentados en el sofa, y la Televisión táctil.

    Dado el sedentarismo de la sociedad, también habría que redefinir el uso de los sofas o sillones. Una de las opciones sería la sustitución por tipos de asientos propios de los asientos de los conductores o los asientos de los aviones para largos viajes.
    Y esto sería el apertivo, ya que dado el sedentarismo social también habría que diseñar dispositivos correctores de posturas para evitar las posibles o futuras lesiones. Un ejemplo de ello serían los dispositivos para mantener la columna en su posición, el uso de “tubos” que eviten “doblar las rodillas” mientras se duerme…
    Y, por último, el principal: Unos guantes rígidos que corrijan el uso y el sobreuso de la mano o los dedos con el ratón, el teclado, y otros dispositivos o máquinas.

    Enrique. Te agradecería que profundizaras algo en este tema.

    Saludos.

  • #020
    Enrique Pérez - 18 enero 2013 - 17:38

    @JDPG: Según lo que cuentas, no me parece que lo de Zitralia vaya en la misma dirección que Dell. Zitralia estaría ejecutando máquinas virtuales en tu propia máquina física: Necesitas una máquina física potente, y a la máquina virtual sólo puedes acceder (en principio, y a falta de tecnología adicional para compartirla) tú. Puedes estar ejecutando una máquina virtual idéntica (un clon) a la que está ejecutando tu compañero, pero serán dos máquinas distintas.

    Lo que parece que está intentando Dell, es ofrecer una solución integrada, nube (pequeña o gran granja de computación sobre la que se instala un entorno de virtualización, q

  • #021
    Enrique Pérez - 18 enero 2013 - 18:20

    @JDPG: Según lo que cuentas, no me parece que lo de Zitralia vaya en la misma dirección que Dell. Zitralia estaría ejecutando máquinas virtuales en tu propia máquina física: Necesitas una máquina física potente, y a la máquina virtual sólo puedes acceder (en principio, y a falta de tecnología adicional para compartirla) tú. Puedes estar ejecutando una máquina virtual idéntica (un clon) a la que está ejecutando tu compañero, pero serán dos máquinas distintas. La ventaja es tener muchas máquinas en una.

    Lo que parece que está intentando Dell, es ofrecer una solución integrada, nube (pequeña o gran granja de computación sobre la que se instala un entorno de virtualización, que te permite crear máquinas virtuales a demanda) más terminales baratos (no tan tontos) que te dan acceso a esa nube, a esas máquinas virtuales. Es decir, tener muchas máquinas en un sitio, y disponer de muchas ventanas a ese sitio. Sobre esta idea, se pueden estudiar dos casos de uso. Uno es el del entorno laboral, y otro es el del entorno del hogar.

    En el entorno laboral, la nube sería local, lo que signicaría que podrías acceder directamente a las máquinas virtuales de la nube. Por ejemplo, en la nube de tu empresa se podría estar ejecutando una máquina virtual con windows, y al acceder a esa máquina desde tu terminal, lo que saldría en tu pantalla es el escritorio windows de esa máquina, y pincharías en el menú de inicio para arrancar Word y tendrías Word en tu pantalla – y tu teclado. Con respecto a la experiencia de usuario, la novedad sería disponer en el escritorio, debajo de la barra que te muestra las ventanas que tienes abiertas, una barra que te muestra los ordenadores que tienes abiertos.

    En el entorno del hogar, la cosa sería diferente, ya que la nube sería remota. Al ser remota (y lenta), no accederías directamente a una máquina virtual, sino a un programa local que se comunica con una máquina virtual remota. Al estilo de gmail o google docs: simplificando un poco, tus datos están en una máquina virtual remota en la nube (gigantesca) de google, y google te proporciona un programa (su página web con su javascript) que se comunica con la máquina virtual remota que maneja tus datos. En este entorno, los dispositivos de Dell no serían tan competitivos, puesto que tendrían que desarrollar todos los programas locales que se comunicarían con las máquinas virtuales remotas, y en este sentido, las tecnologías basadas en web llevan ventaja.

    La mayoría de los comentarios en este artículo se centran en el mercado del hogar, pero yo creo que en este caso el mercado objetivo de Dell es el de la oficina.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados