Telecinco vs. Pablo Herreros: ¿bien está lo que bien acaba?

Finalmente, Telecinco retira la querella contra Pablo Herreros a cambio de una breve declaración cosmética del segundo en una nota de prensa conjunta emitida desde Mediaset España en la que dice que Pablo:

“reconoce la libertad de los anunciantes para gestionar sus acciones de publicidad independientemente de los contenidos de cualquier medio de comunicación y, en definitiva, que los anunciantes no pueden ser responsabilizados de los actos de los medios de comunicación en los que publicitan sus productos.”

La frase es, a todas luces, banal, un mero “sácame de aquí”: por supuesto que tanto Pablo como cualquiera en su sano juicio reconoce la libertad de los anunciantes para hacer de su capa un sayo… al mismo nivel que está la libertad de los consumidores para dejar de comprarlas. La frase, como tal, no quiere decir nada ni garantiza absolutamente nada. Si Telecinco quiere comprobarlo, lo tiene fácil: que vuelva a pagar a un delincuente por ser entrevistado en un programa, y ya verá lo que pasa.

Las firmas de casi ciento setenta mil personas (y creciendo a ritmo todavía elevado), unidas a la evidencia de acciones cada vez más acentuadas en las redes sociales, han sido suficientes como para que la cadena, presionada por las marcas y por la opinión pública, dé marcha atrás en su absurda querella contra una persona que no había hecho más que encabezar una acción popular con un gran apoyo. Queda en el aire la cuestión fundamental, qué  ocurre con las entrevistas pagadas a delincuentes, pero no puede culparse a Pablo por ello: bastante tiempo ha pasado ya en plena línea de fuego. Ahora, analicemos la jugada y veamos hasta qué punto, desde mi humilde punto de vista, bien está lo que bien acaba:

Por un lado, la cuestión principal, la de las entrevistas a delincuentes: Telecinco se negaba a aceptar el condicionante de dejar de hacerlas, porque lo consideraba un ataque a su libertad para escoger sus contenidos, y porque temía sentar un peligroso precedente que llevase a que, a partir de ahora, apareciesen plataformas presionando a los anunciantes para que no se emitiesen contenidos de cualquier otro tema que concitase suficiente nivel de rechazo popular. Bien, no han firmado. Pero dudo mucho que ellos o cualquier otra cadena, a volver a pagar a un delincuente para ser entrevistado en un programa. Si alguien es tan iluso como para creer que esta simple nota de prensa iba a evitar que el tema volviese a suceder, es que su optimismo raya en lo patológico. No, las cosas no funcionan así. Se ha establecido una línea roja en torno a este tema, y si Telecinco o cualquier otra cadena vuelve a incidir en el tema, la cosa volverá a saltar, aunque seguramente con un Pablo diferente. De hecho, mi recomendación a Telecinco para una salida digna es que presione a otras cadenas buscando una autorregulación muy necesaria en este tema.

Por otro, lo que para mí resultaba también extremadamente importante, por razones que a todos los que me seguís habitualmente no se os escapan: el uso de instrumentos jurídicos para callar la boca de quienes critican a una compañía, los llamados  SLAPP, Strategic Lawsuit Against Public Participation, o “pleitos estratégicos contra la participación pública”. La querella contra Pablo Herreros era a todas luces demencial, porque afirmaba que una acción popular en la que se invita a los consumidores a no consumir productos de una serie de marcas podía constituir un delito de “amenazas”. Una querella así nunca podría haberse ganado, porque supondría un recorte salvaje a la libertad de las personas de consumir lo que quieran, de votar con su bolsillo, o de tomar opciones personales a la hora de escoger la marca que consumen. Los boicots son una respuesta colectiva completamente lícita, e invitar a los mismos no es en ningún caso una amenaza, responde a la libertad inalienable de las personas.

La conducta de Telecinco en todo esto puede ser calificada con una palabra: irresponsable. Es irresponsable volver a poner a las marcas en el disparadero de una acción popular legítima. Y es ilusorio pensar que por haber llegado a un acuerdo en un tema que jamás debieron reabrir, esto no va a volver a suceder. Habrá peticiones a marcas para que retiren su publicidad de un medio de comunicación siempre que haya una persona con suficiente tirón para encabezarlas y una causa que un número suficiente de personas considere justificada. La vida es dura, Telecinco: si tu negocio consiste en congregar pares de ojos, segmentarlos someramente y venderlos a unas marcas, tendrás que entender que esos pares de ojos tienen, desde que internet lo permite, capacidad de organizarse y de pensar por sí mismos. A las personas corresponderá, en cada momento, decidir qué causas cuentan con su apoyo y justifican que se dirijan a las marcas, o no lo hacen. El debido reconocimiento a una cadena que, aunque haya sido muy tarde y bajo una fuerte presión, ha terminado por verlo así y por ser lo suficientemente flexible como para actuar en consecuencia.

La acción popular es, cada día más, un factor a tener en cuenta. Las marcas no pueden ignorarlo, porque hacerlo vulnera su credibilidad y, en muchos casos, se convierte en un incumplimiento flagrante de su compromiso de responsabilidad social corporativa. Para las marcas, lo que empezó con peticiones de firmas y páginas de boicot, continuó con peticiones a través de Facebook y Twitter, y empezaba ya ayer por la noche a convertirse en viñetas y descalificaciones a cada cual más ingeniosa y trabajada, con gran capacidad para convertirse en virales, y con posibilidad de dañar seriamente su reputación. La capacidad de organización es intrínseca al desarrollo de la web social y de iniciativas como Change.org y afines, y se ha convertido en una realidad con la que todas las empresas, sean anunciantes o medios, tienen que aprender a vivir. Si trabajas en una marca, tendrás que estar pendiente de en qué momento puedes estar, aunque sea sin saberlo, financiando algo que irrite a tus consumidores, y estar dispuesto a dejar de hacerlo si un número de éstos que te parezca suficientemente significativo te pide que lo hagas. No, no es un mundo tranquilo, ni sencillo. Antes lo era más, sin duda. Pero es lo que hay. Un triunfo para la fuerza de las personas cuando algo les lleva a actuar conjuntamente. Y una última apreciación: esto no va a quedarse en las relaciones entre anunciantes y medios: va a afectar a toda la economía, y a lo que no lo es. Es, sencillamente, un entorno diferente, con reglas diferentes.

26 comentarios

  • #001
    TaxiOVIEDO 615980000 - 27 noviembre 2012 - 21:45

    Felicitaciones Pablo.
    Creo que telecinco ha perdido, pablo se queda como estaba (bueno, con el cariño reconocimiento y el apoyo de casi 200.000 personas) y ha ganado Change.org me parece asombroso el poder de esta plataforma …

  • #002
    iokin - 27 noviembre 2012 - 21:46

    Igual que en otros casos hay que reconocer que la presión popular ha ganado, en este caso NO. Pablo (y su causa) ha cedido y accedido a sumarse al comunicado de Telecinco porque los abogados de la cadena “amiga” le iban a freir y arruinar la vida. Vulgarmente se suele decir que se ha tenido que “bajar los pantalones”.

  • #003
    ck - 27 noviembre 2012 - 21:48

    Mención especial a la imagen que ilustras la entrada.
    Un 10 para el autor de la web que ingeniosamente a usado la api de twitter…aunque haya durado un suspiro tras el anuncio de T5.

  • #004
    José Manuel - 27 noviembre 2012 - 21:58

    Imposible explicarlo de forma más clara.
    Muchas gracias Enrique, por facilitarnos la comprensión de estos temas tan cercanos a los ciudadanos pero que no nos resultan de tan fácil lectura como parece en otros medios.
    José Manuel IEEXMBA

  • #005
    Jose Maria - 27 noviembre 2012 - 22:27

    Creo que otra forma de verlo es que el espectáculo de Telecinco demandando a Herreros ha sido diseñado publicitariamente a instancias de las marcas.
    De hecho, la declaración que obtiene Telecinco -o Mediaset- es más como si la hubiera arrancado la Asociación Nacional de Anunciantes En TV, que no una empresa de contenidos audiovisuales. Es como un aviso a navegantes:’eh, chicos, que nosotros no somos responsables de la basura que ponen en la televisión, no somos los malos de la película, solo queremos vender nuestras cosas!’. Dado lo descabellado de la inciativa, creo que no hubiera llegado en ningún caso el juicio.
    Yo no firmé en su momento -no tengo claro que a la madre de un presunto criminal no se la pueda/deba entrevistar, diga lo que diga en antena-, pero lo de ahora rayaba la obscenidad: yo protesto, hago una llamada al boicot.. y me demandas!. Si lo trasladas a la política, alucinas: como digas que no me voten a mi, querella al canto.
    Lo de la entrevista era y es opinable. Esto no, y estaba claro. Mediaset -maestros de la publicidad, el impacto, el conseguir sin parecer que quieran conseguir algo- ha jugado a ser puching ball de los anunciantes -con la mosca detrás de la oreja- y la opinión pública.
    (Por supuesto, ni que decir tiene que ni media pulgada de censura o reproche a Herreros por haber firmado lo que ha considerado).

  • #006
    tomeu pons - 27 noviembre 2012 - 22:31

    Grande, Claro y Conciso.
    Y a tener en cuenta.

  • #007
    Juan Ferrandis - 27 noviembre 2012 - 22:35

    Pues Vodafone en su página de Facebook a hecho “oídos sordos” no dándose por aludida y no contestando a ni uno sólo de los cientos de mensajes que pusieron sus clientes, demostrando un desprecio absoluto por la opinión de los mismos.. Ha sido vergonzoso. Todo lo contrario de Trivago, empresa que ha sido recompensada con las felicitaciones de cientos de personas. Vodafone ni entiende ni conoce el uso de redes sociales. Mal futuro le intuyo.

  • #008
    Antonio Garcia Saenz - 27 noviembre 2012 - 23:15

    Cada dia es mas y mas necesaria la Television, un medio potente de difusion y refuerzo de ideas, no como Internet un medio que dispersa y acaba difuminando las ideas perdiendose y no sirve de mucho por tanto … un medio de concentracion de capitales, ideas, publicidad, es Television y al que Internet ayuda a que lo sea mas y mas protagonista cada dia como en este caso.

    Tele5, cada vez mas necesaria, acaba de aumentar sus ingresos publicitarios gracias a estos ataques

  • #009
    Rafael - 28 noviembre 2012 - 00:00

    Lo que veo que ha sido una denuncia estratégica de Telecinco.Le han dado un aviso y han negociado en “pasillo”.Ojo no la han retirado por las firmas , ni por las redes sociales… Ha sido porque le han dado un aviso.En otras palabras un tirón de orejas..¿Creíais que las marcas iban a retirar la publicidad de Telecinco por las redes sociales y que los consumidores iban a hacer boicot a todas las marcas de gran consumo que se anunciaban?…

  • #010
    Shoikan - 28 noviembre 2012 - 00:02

    No puedo estar de acuerdo en que esto “ha terminado bien”, al final Pablo se ha hecho caquita y Mediaset-T5 se sale con la suya.
    Por supuesto que el anunciante que financia un programa de TV tiene responsabilidad sobre su contenido, decir lo contrario es una imbecilidad y en caso de Herreros una bajada de pantalones en toda regla.

  • #011
    raskolnikov - 28 noviembre 2012 - 00:07

    Todo esto me parece fantastico, pero a ver cuando recogemos millones de firmas para temas de mayor enjundia, a saber:

    1.-Para entrullar a todos los chorizos que han gestionado el sistema financiero en el pasado reciente.
    2.-Para echar del machito a todos los corruptos de todos los colores que gracias a este sistema se lo están llevando crudo…
    3.-de la real familia ni hablo…
    4.-last but not least… el famoso cambio que necesitamos en este país, modelo de ley electoral, separación de poderes, transparencia. que empezo un quince de mayo y que parece que nunca más se supo.

    me temo que como de costumbre nos enredamos en estas cositas y otra semana (u año ) más ya solo nos queda todo por hacer…

  • #012
    AAlbertoAA - 28 noviembre 2012 - 00:16

    Yo sigo esperando que Enrique me conteste si él habría cambiado de operador de móvil (e irse a una OMV de las que no se anuncian en Telecinco) o dejar de colaborar con el grupo con el que colabora (dejando así de percibir sus merecido jornal) de seguir la querella hacia adelante.

  • #013
    AAlbertoAA - 28 noviembre 2012 - 00:18

    Lo más cachondo de la foto que ilustra este post es que ponga “Boicot a Telecinco” cuando el mismo autor de este blog alentaba al boicot contra las marcas que se anuncian.

    Coherencia en toda regla.

  • #014
    Miguel Mudarra - 28 noviembre 2012 - 01:08

    Como bien dice Pablo en algunos de sus artículos, es posible que durante bastante tiempo no volvamos a ver entrevistas remuneradas a asesinos ni a familiares pero delincuentes como tal van a la tele casi a diario… Miles de imputados por estafa, incluso condenados (Mario Conde es un ejemplo) van con frecuencia a los programas y no creo yo que vayan por amor al arte…

  • #015
    Consumidor - 28 noviembre 2012 - 01:38

    Por mi parte no volveré a comprar más productos anunciados en telecinco, independientemente de que se hayan retractado, mi codigo moral me lo impide, han llegado demasiado lejos como para poder seguir exisiendo como canal. Quien quiera seguir comprando y financiado que lo haga, yo no, ni animo a nadie a hacerlo. Pero espero que se respete mi opción personal. Me dolerían las manos de saber que uno solo de mis euros de la cesta de la compra acaba en financiar a la noria o chorradas similares.

  • #016
    David - 28 noviembre 2012 - 02:13

    Antonio Garcia Saenz. ¿Pagan bien Tele5 y compañia o te vendes gratis?

  • #017
    Material de Oficina on line - 28 noviembre 2012 - 08:28

    No tengo claro si esto representa un buen o un mal final pero lo que si creo que queda demostrado nuevamente es el gran poder real que ejercen los medios de comunicacion

  • #018
    José - 28 noviembre 2012 - 09:58

    Políticos y grandes empresas no acaban de entender que Internet ha cambiándolas las reglas de casi todo, sólo ven el riesgo que para ellos representa, por lo que intentan amordazar y censurar en una espiral absurda que se retroalimenta y ratifica su nulo entendimiento del nuevo juego.

    Por suerte para ellos el 99% tampoco somos todavía demasiado conscientes de nuestro poder, cómo canalizarlo y cómo unir nuestros esfuerzos. La diferencia es que nosotros aprenderemos muy deprisa porque el tiempo, las redes sociales y el “necesidad obliga” juega a nuestro favor. Ademas la humillación y prepotencia generan un contrismo que facilita y acelera nuestra respuesta.

    Me felicito con todos del final de la historia, aunque sólo ha terminado esta batalla, pero sobre Telecinco y otros tantos telecincos conviene recordar aquello de: “No confíes en la bondad del zorro, cuando éste haya perdido los dientes”

  • #019
    nazgulillo - 28 noviembre 2012 - 10:00

    Aquí el de la web del boicot (gracias por el cumplido, ck :D)

    A mi no me convence tampoco cómo ha quedado el tema pero los hechos son los hechos: Telecinco ha retirado la querella, que es lo importante y por lo que se montó la página y liamos todos la que liamos, y hay que parar. Ayudar a Pablo era el objetivo fundamental, no joder a Telecinco porque sí por muy poco que nos guste la cadena. Por mi parte, un boicot no puede hacerse sin una buena razón; su fuerza se basa en la convicción de los que lo hacen, y para apuntarse a un boicot la gente, que por lo general es razonable, necesita un buen motivo.

    De haber seguido promoviendo el boicot después de la retirada de la querella, muchos se habrían borrado porque seríamos nosotros los que habríamos adoptado la posición de “abusones”. Así que mejor detenerse, aprender de lo que se ha hecho y mejorarlo para la próxima vez. Y tal vez darle una nueva vuelta de tuerca. Por ejemplo, viendo lo que dice Juan Ferrandis, ¿por qué no hacer un nuevo listado de las marcas simplemente informativo para ver la respuesta que han dado a la gente que les reclamaba por el boicot? Para algunas puede ser algo positivo, y para otras, como Vodafone, de nuevo más mala publicidad.

    Será por ideas. Y ese es el problema al que se enfrentan estos entes monolíticos es que, en Internet, somos muchos teniendo muchas ideas, contra ellos y sus departamentos con una dirección y política únicas y poco flexibles. No sé qué habría pasado de haber continuado, pero ayer en seis horas, en una página en medio beta montada por una sola persona en cuatro días, hubo 9000 visitantes exclusivos y 600 apuntados para protestar. Son cifras modestas para algo que pretendía ser viral, pero esto lo lió una sola persona que se sumó a las otras decenas que estaban moviendo el tema por todo Internet con sus propias iniciativas. Decenas de pequeños fuegos que Telecinco sólo podía apagar de una forma, antes de que sus cifras de audiencia y de ingresos publicitarios se evaporaran. Ahora sus directivos deberían irse a sus cuartos y pensar bien en lo que han hecho. Y las demás cadenas deberían también tomar nota, si no lo han hecho ya.

  • #020
    AAlbertoAA - 28 noviembre 2012 - 12:59

    Nada, que Enrique no contesta a mis sencillas preguntas. Ya lo estoy viendo. El siguiente paso, el baneo.

  • #021
    1Qalkiera - 28 noviembre 2012 - 15:21

    Sí, los de los pleitos estratégicos no tendría sentido si los jueces desestimaran las causas cuyas denuncias son totalmente infundadas. Si yo acuso a mi vecino de amenazas tengo que ir a un tribunal con pruebas de que realmente me está amenazando, o de lo contrario el juez desestimará mi causa. Si un juez admite que una acción de boicot, perfectamente lícita en una sociedad democrática, como una forma de coacción, porque el demandante es poderoso y hace que el juicio continúe su curso e incluso deja la puerta abierta para la apelación estará demostrando que el sistema judicial está en clara contradicción con las libertades democráticas.

    De todas maneras estamos sufriendo una dictadura mediática, en donde la libertad de expresión parece que es un derecho exclusivo de los medios de comunicación, que están al servicio de los grandes capitales (los grandes medios pertenecen a grandes corporaciones de multinacionales). De hecho nadie se ha planteado la increíble responsabilidad que en esta crisis tienen los medios de comunicación de masas, que han estado mirando durante años al tendido, mientras que sucedían todo tipo de desfalcos.
    Los mismos medios de comunicación que ahora se enfrentan contra los ciudadanos que quieren una sociedad más justa, y no hablo solo de canales, radios y rotativos afines al régimen, sino de aquellos que parecen (digo solo parecen) mostrar una actitud más crítica, pero que en realidad nos metieron leyes como la Sinde-Wert por los ojos, e hicieron una clara campaña propagandística en favor de los abusos corporativos de productoras extranjeras de contenidos y de las sociedades de gestión de derechos de autor. Y es que generalmente los lobos disfrazados de ovejas son los más peligrosos.

  • #022
    Pedro Amador - 28 noviembre 2012 - 19:53

    Me encanta “La acción popular es, cada día más, un factor a tener en cuenta”. Muchas gracias por defender la coherencia.

  • #023
    Aloe - 29 noviembre 2012 - 01:00

    En todo el último año quizá he visto en Telecinco algún capítulo de CSI que en su día se me escapó, y ninguna otra cosa.
    Yo me entero de que en la tele echan estas cosas vergonzosas gracias a internet. No soy un caso raro. ¿Cuánto tiempo más pasará antes de que el espectador de Telecinco empiece a ser poca cosa desde el punto de vista de los anunciantes? La basura es barata de producir y rentable a corto plazo, pero una cadena de solo basura solo atraerá a medio plazo a anunciantes igualmente basura.

  • #024
    Sonia - 30 noviembre 2012 - 06:36

    Muy decepcionada con las palabras de Pablo Herreros. Dice “Por eso, igual que he sido y seré crítico con todo aquello de Telecinco que no me guste, hoy les doy las gracias por retirarme la querella”
    ¿Desde cuando se le dan las gracias a un matón cuando primero te amenaza y después te deja de amenazar? Salvando las distancias, ¿habría que dar las gracias a ETA si dejara de matar?
    Pablo Herreros ha pedido el apoyo y lo ha tenido de cientos de miles de personas. Esa frase supone traicionarles.

  • #025
    Koldo Parra - 30 noviembre 2012 - 10:15

    Para mí es una bajada de pantalones en toda regla.
    La demanda la tenía ganada. Si te embarcas, te embarcas. Si subes a tu barco a un montón de gente y con la razón de tu parte, hay que ir hasta el final.
    Se demuestra que las redes sociales tienen poder, pero las grandes compañías más aún.
    La lucha no debe queedarse en pedir, creo que hay que actuar, desde la individualidad, cada uno en la medida en que crea necesario de forma activa, y dejr de consumir todo aquello que nos parezca inmoral. No creo en los boicots, creo en el sentido común, la actitud crítica y la responsabilidad personal individual. Eso sí les hace daño.

  • #026
    Kike - 1 diciembre 2012 - 11:58

    http://www.elmundotoday.com/2012/11/telecinco-demanda-a-una-mujer-por-bajar-el-volumen-del-televisor-durante-los-anuncios/

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados