Facebook y las entradas de espectáculos

Investigando entradas de musicales en Nueva York mediante Ticketmaster me encuentro esta curiosa integración con Facebook lanzada hace algo más de un año que me ha llamado la atención, y que aparece en la captura de pantalla de la izquierda (puedes hacer clic para ampliar): en el momento de elegir butaca, te muestra un mapa en el que aparecen marcadas todas las personas de tu red que hayan confirmado asiento en esa misma sesión, para que puedas escogerlo a su lado – o bien huir de ellos si corresponde :-)

Una extensión de las redes sociales hacia lo físico que pretende facilitar adquirir asientos contiguos a personas que compran entradas a través de la red. Si has quedado para ir al espectáculo con más gente, si buscas con quien ir o si no te importa que personas de tu red se sienten a tu lado, facilitas tu usuario de Facebook al hacer la compra, sirves si quieres como anuncio del espectáculo en tu muro y, si animas a alguno de tus amigos a acudir a la misma sesión, podrán elegir sentarse cerca de ti si lo prefieren. Conceptos sociales de toda la vida, adaptándose al entorno red.

11 comentarios

  • #001
    David Anthony - 1 septiembre 2012 - 09:32

    Un concepto muy valiente y creativo :)

  • #002
    Javier Poyatos - 1 septiembre 2012 - 10:18

    Desde luego, creatividad al poder. Concepto que además choca con el tan traido tema de las patentes de estas semanas, la creatividad nos hará estar siempre por delante de nuestra competencia.

  • #003
    Gorki - 1 septiembre 2012 - 11:11

    Volvemos a lo de siempre, vamos hacia una sociedad que cada vez tiene menos privacidad. No me parece mal la utilidad, pero no deja de ser molesto que cualquiera que te conozca se entere que has decidido ir al teatro.

    Cada vez considero más interesante dividir tu persona en sus intervenciones en la red, entre varios alias según los diferentes círculos en que te interrelaciones, circulo familiar, profesional, amigos, etc. y utilizar el alias que corresponda según la ocasión, el de los amigos para ir al teatro y el profesional para ir a una conferencia académica.

  • #004
    Gorki - 1 septiembre 2012 - 11:17

    Un programa útil de verdad sería poder utilizar estos diferentes alias, desde una misma pantalla, simplemente eligiendo en cada instante que personalidad prefieres a la hora de hacer un comentario con solo hacer clik en tu avatar, poner un email, hacer una visita a una pagina que exige inscribirse, etc. pues tal como lo hago yo, es cambiando de sesión, pero he de reconocer que es un poco “coñazo”.

    Una idea que regalo a los emprendedores de este blog. Si desean más información sobre el tema pueden escribirme.

  • #005
    Enrique Dans - 1 septiembre 2012 - 11:22

    #003: Gorki, volvemos a lo de siempre: la clave está en tres sílabas: si-quie-res. Si no quieres compartir, no compartes. Es una opción. A mí, que sistemáticamente todos mis amigos se enteren de que voy a ver esto o aquello me parece una pesadilla. Pero tener la opción de poner en Facebook que voy a ir al cine a ver tal cosa a tal hora (una película de ciencia-ficción, por ejemplo, que a mi mujer no le gustan) y ver que se han apuntado varios amigos míos y están sentados a mi lado, me encanta. Ya si voy a ver “El fontanero, su mujer y otras cosas de meter” no te preocupes, que no lo compartiré :-)

  • #006
    Gorki - 1 septiembre 2012 - 12:22

    Se me escapó la voluntariedad del, “que hayan confirmado asiento“, entendí que solo por el mero hecho de comprar una entrada, tu compra se hacia pública para toda tu lista de amigos en FB.

    Algo de mejora es que te dejen elegir, sin embargo no es suficiente, pues a mi nodo de ver, la lista de “amigos” de FB, no es lo suficientemente discriminante como lo es la de G+ y sus círculos, y yo, (si no fuera un jubilado), puedo tener como “amigo” a un cliente y lo último que deseo, es que se siente a mi lado durante una obra de teatro, en cambio si me puede apetecer que se siente un amigo de mundo real.

    El problema es que el mundo digital nos trata en bloque como si fueramos una persona monolítica y las personas reales, no somos monolíticas sino muy maleables, que actuamos de forma diferente, según sean los interlocutores que tienes enfrente. Uno no actúa igual ante un amigo, que ante un cliente, por muy abiertos y transparentes que seamos. Eso es algo que hecho en falta en Internet y que trato de conseguir con mis múltiples alias.

  • #007
    pedro - 1 septiembre 2012 - 12:34

    Dans el RSS (desde el cual te sigo) me falla, cuando pincho en tu entrada me lleva a la web principal de Google. Puedes comprobarlo tú mismo pinchando en tu RSS (lo acabo de hacer).

  • #008
    Antonio Garcia Saenz - 1 septiembre 2012 - 16:08

    Facebook son tantas cosas … tanta gente que dice tantas cosas tantos chistes traidos de no se donde o mas bien del mismo sitio calamares.com y las tres de chistes … menuda feria es Facebook cualquiera sabe ya ni por donde van ni que hace la gente de tanto de tanto y venga y venga cosas y venga …es como el que esta en Las Vegas con todas sus bombillas y lleva 36 horas sin dormir, la atencion KO, inactiva, acaba medio dormido… no es para humanos

  • #009
    Mario - 1 septiembre 2012 - 18:42

    #005 Enrique. Creo que no nos leemos correctamente pero a mi me parece también una integración intrusiva pues el solo hecho de confirmar asistencia a X hace que tu red social se entere, al momento de comprar ellos mismos su ticket, que tú también vas a asistir y dónde te vas a asentar, sin importar si consientes o no en darles esta información. Más allá de elementales reparos en cuanto a seguridad personal, lo que va a pasar es que ya no se podrá asistir privadamente, solo o con una amante, a ningún espectáculo. Ampliemos el concepto a Hoteles y restaurantes y los abogados divorcistas deberían estar de fiesta con esta integración.

    Uso el ejemplo de salir con una amante no por pasar por ese trámite sino por ser un ejemplo sencillo de que sí se necesita privacidad absoluta en determinadas circunstancias y esta integración te la quita.

    #Gorki: Gente de nuestra edad que ya no está en plan de tomarse fotos en ropa interior en el perfil para llegar a los cinco mil amigos puede manejar perfectamente su face con la veintena de amigos que realmente merecen ese título y en este ámbito reducido la integración adquiere pleno sentido y utilidad. De acuerdo sin embargo contigo en que esto sería mucho mejor si se pudiese elegir no aparecer en absoluto.

  • #010
    Enrique Dans - 1 septiembre 2012 - 20:02

    #009: Hola Mario! No, a mí no me parece especialmente intrusivo: puedes comprar tranquilamente tu entrada sin más, sin dar para nada tu ID de Facebook ni nada por el estilo, y habrás hecho una operación normal. Si proporcionas tu ID de Facebook, podrás elegir si publicarlo en tu muro (o no), y si quieres, podrá informar a tus amigos del sitio que has escogido (o no). En cada paso, confirmación, no me parece especialmente intrusivo, el opt-out parece claro y bien diseñado. Otra cosa es que haya quien no se fija en esas cosas, diga que sí a todo, y acabe metiéndose en líos de todo tipo… ¡que los habrá, seguro!! :-)

  • #011
    Cesar Pérez - 3 septiembre 2012 - 17:50

    Me parece una idea innovadora, monetizable y con alto valor añadido para el consumidor…. “Si quiere” :-)

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados

Un comentario en Menéame

#001
Churroflash - 2 septiembre 2012 - 05:51

Microbloging de libro» autor: Churroflash