Y ahora, la televisión

Henry Blodget, tras estudiar la dinámica sufrida por la prensa a lo largo de los últimos sesenta años, afirma en Business Insider que la siguiente industria en sufrir el impacto de una caída dramática debida a la disrupción tecnológica está siendo la televisión. Lo cuenta en Don’t mean to be alarmist, but the TV business may be starting to collapse.

Una serie de realidades en las que me veo plenamente reflejado: el tiempo delante de la televisión en mi casa ha cambiado de manera notoria a lo largo de los últimos años: salvo los eventos deportivos, cada dia es más la televisión que se ve en diferido tras pasar por el DVR y, por supuesto, evitando todas las pausas publicitarias. El canal que domina nuestra parrilla es, sin duda, Tele-torrent, donde se ven la inmensa mayoría de las  series. Si vemos televisión en vivo, la aparición de una pausa publicitaria demanda una acción inmediata, bien sea pasarla rápido, cambiar de canal, dirigir la atención a otro dispositivo o levantarse a hacer alguna otra cosa. Básicamente, apenas vemos anuncios. Si la televisión tiene que mantenerse con televidentes como nosotros, la evidencia es clara: está engañando a unos anunciantes que realmente creen que sus anuncios nos llegan. O, mejor dicho: son los propios anunciantes los que se engañan a si mismos creyendo lo que quieren creer y escondiendo la cabeza en la arena ante las evidencias que apuntan lo contrario. Puedes pensar que en mi casa somos una panda de frikis – sin duda lo somos – pero precisamente de eso hablábamos el otro día al hilo de la industria editorial: es ese tipo de usuarios el que te muestra el camino a seguir. Si los pierdes, habrás perdido el tren del futuro.

La información, cada día más, viene a través de la red, no a traves de la televisión. Es más, si vemos un informativo, tenemos la sensación de que nos están contando todo lo que ya vimos en la red horas – a veces incluso días o semanas – antes. El tiempo dedicado a la televisión en directo se combina con otros dispositivos que le roban atención y que se usan para compartir lo que se está viendo con otras personas. Pagamos por un paquete de canales, pero tenemos la sensación de desperdiciar el 90% de lo que pagamos. Seguramente el contenido televisivo no haya muerto, pero la forma de financiarlo va a tener que cambiar, y el estatus de la televisión como la reina de la publicidad, también. Porque no hablamos de una crisis en los contenidos (aunque podríamos), sino de una crisis del formato. Simplemente, la publicidad en televisión no nos interesa. No ha llegado todavía al punto de la de la radio, convertida en una sucesión de patrocinios y de productos-milagro que solo existen en la radio, que se repiten de manera machacona y que el locutor mezcla constantemente de manera burda con los contenidos, pero poco le falta.

En realidad, además, la caída lleva viviéndose mucho tiempo. Concentración de cadenas para obtener más fuerza, paquetización de oferta para terminar vendiendo con descuentos próximos al escándalo, anunciantes cada vez más escépticos y que únicamente mantienen sus inversiones, si las mantienen, debido al desconocimiento que manifiestan con respecto a otros canales. Una Televisión Española sin publicidad que ve cómo sus audiencias se elevan. O un mes como el pasado marzo, el primero de la historia reciente en que uno de los principales anunciantes de nuestro país, Telefonica, no hizo publicidad en televisión.

¿El futuro? Sin duda, diferente. El artículo de Blodget apunta hacia librerías de contenidos a las que se accede mediante sistemas variados, que van desde la tarifa plana hasta el micropago, pasando por publicidad en formatos diferentes. Cadenas tradicionales siendo sustituidas por servicios a la carta. No desaparecerán, la caída es más lenta de lo que parece, pero deberán reorganizarse, adaptarse, reducir sus costes, volverse mucho más eficientes, repensar sus formatos de publicidad y presenciar cómo los tiempos cambian. Las marcas no van a seguir pagando por un alcance falso a unos precios abusivos como cuando la televisión era la única manera de alcanzar una audiencia masiva. Hoy, ni las audiencias son ya masivas, ni tiene demasiado sentido dirigirse a ellas con una herramienta unidireccional.

26 comentarios

  • #001
    Gonzalo Martín - 5 junio 2012 - 09:22

    “deberán reorganizarse, adaptarse, reducir sus costes, volverse mucho más eficientes, repensar sus formatos de publicidad y presenciar cómo los tiempos cambian”

    Pero yo diría que… ¡lo están haciendo!.

    “No desaparecerán, la caída es más lenta de lo que parece”

    Es mucho más lenta de lo que parece. Pero no hay que olvidarse de tres cosas: una, que la crisis – que es brutal – fuerza una reducción de la inversión publicitaria y enmascara algunas cosas. Dos, que siguen siendo los que tienen capacidad de financiar los grandes contenidos y eso atrae a la gente a un consumo que ya asumen como multiplataforma y que están pugnando por canalizar en su favor al ritmo de la mutación (sólo hay que ver las ofertas online, los videoclubs que crean, etc.) y tres que, pese a todo, la infraestructura les da muchísima ventaja a la hora de poner en valor el consumo tradicional: por cobertura, por eficiencia de coste y por precariedad de la banda ancha.

    En favor del cambio, el que los hogares y personas más atractivos publicitariamente aceleran sus cambios a la hora de consumir… lo que ya está en la televisión.

    Lo más revolucionario vendría, en realidad, porque los productores y artistas se empoderen para poder prescindir de los actores actuales a la hora de crear sus obras y negocios. Y eso está más lejos y es, desgraciadamente, aún muy complicado: poner el cine online no es más que cambiar un canal de distribución por otro, pero sin mutar la forma del producto que sigue diseñado para las estructuras actuales. Este tipo de cambio es incipiente y creo que será híbrido: el gran creador de audiencias masivas creará personajes y desarrollará talentos que ganarán autonomía para generarse espacios propios basados en su propio acceso directo a la audiencia y ganar autonomía creativa y palancas de negociacion con los más fuertes en dinero. Y, por el lado del mundo indie, el progreso desde acciones pequeñas soportadas por comunidades de fans abren oportunidades difícilmente de la parte alta de la cola, pero que contribuyen a reducir el negocio mainstream.

  • #002
    Pedro lorente - 5 junio 2012 - 09:22

    Como era de suponer la televisión tal y como la conocíamos, como en definitiva todo lo que tiene que ver con la tecnología y la sociedad actual, tiene que, tiene no, esta desapareciendo. Las principales empresas de telecomunicaciones se han ido dado cuenta y empezaron a instaurar el 2.0 o incluso algunos el 3.0 bien a base de pago o inserción de anuncios cada 14 minutos.

    Bajo mi punto de vista de todo esto lo positivo es que por fin tenemos una programación a la carta para poder verla cuando “deseemos” mientras la mantengan en la parrilla. Lo negativo, que seguimos dependiendo de lo que estas empresas decidan que atrae mas a la audiencia y muchos programas, series y peliculas no se pueden ver por que piensan que no llegara al share deseado, que para mi es lo mejor dentro del teletorrent (en mi caso seria teleDD) tienes tal cantidad de contenido que siempre encuentras algo que le gustara a alguien, esta claro que tienen que obtener beneficios pero dentro de la web los beneficios pueden venir indirectamente de que se produzca el visionado o no de un programa u otro

  • #003
    Jesus - 5 junio 2012 - 09:30

    Coincido con la línea general de la entrada y añado un ejemplo: Antena 3 es abusivo.

    Hace tiempo en Cuatro ponían pequeños juegos de agudeza visual antes del bloque de anuncios y la solución al final de ellos, con lo que estabas algo más atento. no sé por qué se abandonó esa fórmula.

    Pero con las audiencias hay algo que me escama mucho. Y es que se miden con encuestas y con mil y pico audímetros instalados en España (TV pública, me refiero). 4 mil y pico hogares que deciden qué ven las 47 millones de personas restantes. Y dicen que a penas hay error. Pues yo no me lo creo.

    ¿Para cuando una TV 2.0, bidireccional? El usuario podría participar en concursos desde su casa con el mando, opinar en pequeñas encuestas para debates e informativos y, por qué no, enviar estadísticas anónimas de audiencia.

    Ah no, que yo estoy loco. xD

  • #004
    Jose Luis Portela - 5 junio 2012 - 10:38

    Todo cambia……
    Mis padres ya jubilados, pero con mas de 40 años al servicio de RTVE, Jose luis Portela Director de Programas y mi Madre Mº Esther Lopez Gonzalez, Miembro del consejos de administración entre otros cargos vivieron las épocas doradas de la televisión y sobre todo el PODER que la misma tenía. Ellos que son Inteligentes, lo llevan diciendo hace años, desde la llegada de otras televisiones (desaparición del monopolio), y la aparición de Internet hace años, que recuerdo cuando le conté lo que era, me dijeron que esto terminaría con la televisión, porque la gente podrían elegir que leer o ver en todo momento y al bajar las audiencias no tendrían los ingresos que ahora tienen.

    Si es cierto que todavía tienen mucha audiencia y hay mucha gente que la utiliza como distracción, y existe todavía muchos intereses entre otros políticos de que esto siga así, pero veremos grandes cambios lo mismo que esta ocurriendo con los periódicos. Igual que la radio que continua, pero que ya no tiene ni el poder ni la influencia que tuvo en su día.

    El tema ahora, no radica en Luchar, radica en saber competir y adaptarse muy rápidamente al nuevo entorno. Una cosa buena tienen, NO se han inventado ningún CANON por utilizar los productos sustitutivos….

  • #005
    Carlos - 5 junio 2012 - 11:05

    Estamos en pleno apogeo del consumo de TV, cuando mas cadenas tenemos, en medio del auge de la TDT. Nunca en la historia se han visto tantas horas por persona (4:27 al dia), ni se han producido tantos programas y series de TV.

    Solo una minoría tenemos la dedicación y esfuerzo para programar nuestros propios contenidos. La cultura de DIY, “háztelo tu mismo”.

    Esta crisis es el fracaso de una manera de ver y confiar en el liberalismo. Liberal es programar tus propios contenidos, ser el dueño y señor de lo que ves, cuando lo ves y como lo ves. Socialista es tragarte lo que ve todo el mundo.

    Si entendemos TV como medios unidireccionales, creo que lejos de desaparecer está en pleno apogeo y adaptándose a internet.

    Ser liberal es duro y sacrificado. Los liberales somos la excepción de la regla. La mayoría prefieren los canales unidireccionales, la falta de libertad:

    ¿Que estás viendo? Lo que ponen….

    Y como dijo Franklin: “quien está dispuesto a sacrificar un poco de libertad a cambio de seguridad, no merece ninguna de las dos”.

    Quien está dispuesto a tragarse bazofia con anuncios por no hacer el esfuerzo de programar sus contenidos, no merece contenidos de calidad: la telebasura.

  • #006
    Capitán Alonso - 5 junio 2012 - 11:12

    Desde hace tiempo yo veo muy poca televisión convencional. Tenía Imagenio de Telefónica únicamente para ver el canal de Libertad Digital Televisión. Hace unos tres meses retiraron el canal de la parrilla de Imagenio, y posteriormente me enteré de que era porque los de Libertad Digital TV no quisieron pagar un rejón de 100.000 euros a Imagenio. Aquello fue la gota que colmó el vaso. Llamé a Telefónica para borrarme de Imagenio y quedarme solo con el teléfono y la ADSL, pero me dijeron que el Duplo salía algo más caro que el Trio. Cágate lorito. Le dije al operario que ni Duplo ni Trío, que me borrara de todo. Así fue como acabó mi relación con Telefónica y me pasé a otra compañía. Lo que hice después fue comprarme un ordenador pequeño de sobremesa, ponerlo junto a la tele y conectado vía wifi al router de la nueva conexión, y veo Libertad Digital por streaming, los vídeos que me interesan de LDTV están en Youtube, estoy descubriendo muchas televisiones que emiten en streaming, y las películas y series me las descargo con la mula por la noche y las paso al disco duro. He logrado prescindir prácticamente por completo de la televisión convencional y de una plataforma como Imagenio que ya me tocaba lo que no suena. Yo creo que el futuro de la televisión está al 100% en la internete y en la programación a la carta. Un saludo.

  • #007
    Anónimo - 5 junio 2012 - 11:23

    Pues en mi caso personal es Tele-Mula, Tele-Youtube y Tele-ustream/justin junto con rssTwitter-guía y demás feeds.

    Todos las fuentes automáticamente scripted para descarga vía rtmpdump/mplayer lo cual es imprescindible con los anuncios intrusivos de ustream/justin y los embedded dissabled o bloqueos geográficos de youtube. Demasiado tocamiento de narices y ya no hay perdón que valga, 0 anuncios y 0 molestias.

    Pero el ganador con diferencia es sin duda TeleMula. En mi casa sólo ve la TV convencional y a ratos la abuela. Los demás ya no ven ni los (des)informativos.

  • #008
    Ramiro - 5 junio 2012 - 11:34

    Me temo que Carlos tiene razón. Es cierto que existe una cantidad importante de usuarios capaces (tecnológica y anímicamente) de organizar su programación, y es cierto que hay contenidos (sobre todo series) que otro segmento de usuarios (fundamentalmente los más jóvenes) está aprendiendo a cazar “al vuelo”, pero siguen siendo una triste minoría.

    De hecho, la TDT desincentiva precisamente ese comportamiento “inteligente”… “algo habrá en los 40 canales que se pueda ver, ¿no?” y el usuario se acaba tragando lo menos malo que encuentre (adobado de publicidad) en ese momento.

  • #009
    Krigan - 5 junio 2012 - 13:26

    La televisión no tiene ni la más mínima posibilidad a medio/largo plazo de competir con Internet. Sin embargo, todavía falta una pieza fundamental: los televisores inteligentes. Es decir, televisores a los que les puedes meter el programa que quieras, como si fueran un smartphone. Ya hay propuestas, pero la llegada masiva al mercado todavía no se ha producido.

    Es largo el camino que ya se ha recorrido. Hasta hace pocos años no teníamos conexiones lo suficientemente rápidas como para servir vídeo de calidad PAL, y no digamos ya HD. Tampoco había televisores con conexión wifi, ni que soportasen una unidad de almacenamiento (un llavero USB, por ejemplo). Lo que queda (el televisor inteligente) es el último paso. Cuando se dé, nuestro programa favorito nos mostrará las fuentes de contenido que hayamos elegido. Pasos a seguir: encender el televisor (nuestro programa favorito se abre automáticamente), elegir la fuente (series que estás viendo, por ejemplo, o documentales de Discovery), elegir el contenido (una serie, desde el capítulo siguiente al último que viste), y a disfrutar.

    Ni la TDT ni Imagenio pueden competir con eso. Habrá tortas por ser el que haga el programa que usa la gente.

  • #010
    Anónimo - 5 junio 2012 - 13:32

    #009 Krigan: esa parece que no es la idea que tienen esta gente visto que siguen empecinados con el DRM y ahora lo van a tener más fácil con UEFI y el Fritz Chip.

  • #011
    montadito - 5 junio 2012 - 14:49

    Estimado Enrique:
    por lo que cuentas te llevo ventaja en lo que se refiere a no ver la tele en directo ni ver anuncios. Tu dices los últimos años, pues yo hace al menos 15 años que apenas veo la tele en directo y hace diez que todo lo que veo está grabado previamente en un DVR. Y estoy todo el día viendo películas y series desde alguno de los tres que utilizo.

    Te quería preguntar por lo que mencionas de que tu TV es tele-torrent. Me gustaría que debatiéramos sobre la comodidad del tele-torrent versus Digital Plus, que es como denominas al “paquete de canales que desperdicias”. Yo entiendo que la gente jóven diga que el iPlus es muy caro, pero teniéndolo como es tu caso me gustaría que me explicaras por qué dices que apenas lo usas.

    La única razón, es que los contenidos están antes (en mala calidad por lo general) en internet. En VO si que se pueden encontrar antes con calidad, pero doblados no están en “tele-torrent” hasta que el Digital+ no los emite. Incluso recientemente, series de éxito como House o Fringe han sido emitidas en VO y HD en el Digital + simultáneamente con USA. U otras series como Walking Dead con un día de retraso.

    En estos casos o en versión doblada, ¿cuál es la ventaja de tele-torrent? En tele-torrent (yo también lo he usado) te puedes encontrar cortes, ratos mezclados de VO y doblados, baja calidad de imagen, títulos de crédito cortados, pésima calidad de audio, etc, etc. Eso cuando no se baja con un codec de audio no soportado por mi reproductor y no se escucha nada.

    Y los grandes éxitos o las series de moda vale, pero encuentra series italianas o nórdicas dobladas y en HD en tele-torrent.

    En iPlus (yo tengo dos y les doy muchísima tralla) le doy a un botón y me repite la última jugada, dejo en pausa la retransmisión en directo y luego continúo viéndola, le doy a un botón y me graba todos los capítulos de una serie, etc, etc. En el mando tengo la rejilla de programación, la ficha técnica de la película, etc.

    ¿Por qué privilegias el uso de tele-torrent frente a iPlus?

  • #012
    james - 5 junio 2012 - 16:24

    Estoy con Enrique, mi familia tambien es friki. La tele es basicamente Tele-Torrent o bien iPlus. Pero este año hemos dado un giro importante hacia tele-torrent. La Razón? Seguir las series que te interesan en VO (saber idiomas es clave)Seguir The good wife un dia despues de su emision en usa, o series extrañas de las que no has oido hablar es una gozada.

    Si algun programa te interesa lo grabas con el DVR, peliculas quiza, y si un dia descubres una serie de la que no sabias nada, pues tele – torrent y te la tragas en un mes de sobredosis.

    El iplus es un buen aparato, pero prefiero ir secuencialmente de una serie a otra cuando las descubro, por ejemplo descubrimos Revenge y la hemos visto al mismo tiempo que en USA. Para mi las series son Torrent. Las peliculas puedo verlas en el plus ya qu eno tengo prisa.

    Cuando ves mucha television en VO te das cuenta de lo mal que esta doblada mucha television, y de la cantidad de registros que se pierden, pero bueno eso da para otra entrada.

    Ni recuerdo el ultimo anuncio que he visto por la television. Yo me preocuparia.

  • #013
    montadito - 5 junio 2012 - 17:21

    James, hay una cosa que dices que no entiendo:

    dices que prefieres ver las series en tele-torrent por verlas en VO. Pero si una de las cosas que más me gusta de iPlus es que emite tanto el audio tanto original como el doblado y puedes cambiar en tiempo real de la versión doblada a la original viendo una peli o serie. Además muchas de ellas en Dolby Digital ambas pistas de audio.

    Esa es una ventaja de iPlus frente a tele-torrent. En tele-torrent, o bien te bajas un capítulo de serie en VO o bien te lo bajas doblado. En las webs de descargas está señalado si el audio es VO o en español. Y una vez descargada en VO no puedes cambiar a doblado y viceversa.

    Spoiler Breaking Bad:

    brutal el capítulo de Breaking Bad en que viajan a Mexico y Gus envenena a Don Eladio y a toda la banda. El capítulo es “Salud” (4X10). Está muy bien escucharlo en VO. Ahora, también te das cuenta que los actores americanos que hablan en español, como el propio Gus Fringe, hablan fatal castellano y muchas palabras apenas se entienden.

  • #014
    montadito - 5 junio 2012 - 17:24

    Para el que no lo sepa, en el mando del iPlus dando al botón que tiene un “+” se puede cambiar al audio original y poner/quitar subtítulos.

    Yo he visto la serie “The killing” (Forbrydelsen) a ratos en VO, pero el danés no lo pillo mucho…

  • #015
    Anónimo - 5 junio 2012 - 19:06

    En tele-torrent, o bien te bajas un capítulo de serie en VO o bien te lo bajas doblado. En las webs de descargas está señalado si el audio es VO o en español. Y una vez descargada en VO no puedes cambiar a doblado y viceversa.

    montadito: No, te estás confundiendo. Yo me descargo los documentales, las series y pelis de TeleMula en dual y con subtítulos, y hasta a veces en VO+inglés+castellano. Y si se da el raro caso de que no está en dual, pues con 5 segundos más y un click te bajas las dos versiones y asunto arreglado.

    No tengo iPlus y por lo que he visto no me interesa. Puedo equivocarme, pero así a bote pronto:

    -El iPlus sigue siendo un canal unidirecional == fail.
    -Sólo puedes grabar lo que te echen == fail.
    -El C+YOMVI parece mejor, pero sólo tienes una ventana de 30 días para verlo == fail.
    -Para colmo parece que con C+YOMVI tienes que esperar una semana para verlo bajo demanda == fail.
    -Volver a ver una película que no terminaste, tienes que alquilarla de nuevo == fail.
    -No tienen ni una fracción infinitesimal de las cosas que vemos vía TeleMula == fail
    -Por lo que parece la gente lo tiene más que nada para el fútbol y deportes. No es lo mío == fail.
    -No se puede ver en varios sitios a la vez y cosas diferentes == fail.
    -Al cacharro sólo le caben 500GB, si no lo viste se te borran == megafail.
    -Cuota 20€/mes == megafail.
    -Instalación 149€+IVA == megafail.

    Y no sigo porque TeleMula == WinWin lo mire como lo mire. La única opción que se le acerca es algo como Netflix y ya hemos visto que no lo van a consentir. Pues bueno, es lo que hay, TeleMula para rato y todos felices.

  • #016
    Enrique Dans - 5 junio 2012 - 19:12

    #011: Efectivamente, lo tengo y lo uso, pero para otras cosas. Me explico: todos los viernes, por ejemplo, grabamos en automático la peli de estreno del Plus. Vemos solo algunas, pero es que el cine solo nos lo bajamos excepcionalmente, cuando por lo que sea nos es complicado encontrarlo en otras fuentes. El problema son las series: teniendo en cuenta que las vemos todas en VO, tele-torrent es sensiblemente más rápido. Las vemos (las ve Susana, en realidad, que yo solo sigo un par de ellas) a la misma velocidad que en los Estados Unidos. Dado que escribe sobre televisión y lee un montón de blogs americanos, es la única manera que tiene de no comerse todos los spoilers…

  • #017
    Mario - 5 junio 2012 - 19:17

    Ya en junio del 2009, este mismo articulista predijo la muerte de la televisión en un perídodo de 5 a 10 años. Ya han transcurrido 3/5 partes del tiempo anunciado para el apocalipsis y lejos de desaparecer el modelo televisivo se ha fortalecido. La televisión ha multiplicado su oferta de canales desde el 2009 y lo seguirá haciendo, el “paquete” deportes/series/películas sigue bien atado y los dueños de estos contenidos siguen en alianza estratégica con los distribuidores de cable-tv (hace poco Disney -ESPN,ABC, etc- renovó por 10 años más sus acuerdos con Comcast en EEUU). No sólo la estructura de relaciones comerciales sigue en pie sino que es la única hasta ahora rentable para los participantes. Poco o ningún incentivo le ha dado la internet a los dueños de contenido (no sólo artístico sino también deportivo) para salirse de ella. Más aún, esa rentabilidad le ha permitido a la televisión captar el talento más caro y hoy en día una estrella de Hollywood no tiene ningún reparo en aceptar protagonizar una serie de HBO cuando hace unos años la televisión era el premio consuelo o una escuela de aprendizaje para actores y directores. ¿Cuándo la televisión había ofrecido tantos, tan variados y tan audaces contenidos y había manejado presupuestos tan altos?

    No dudo que un friki pueda pasársela sin pagar cable, es más, también podría pasársela sin salir de la habitación. Pero eso es un tour de force bastante ridículo al final. La cantidad de molestias que se narran en esta misma entrada (#006) para salirse del TDT es sintomática. Ya lo han comentado algunos antes (#005), la posibilidad de crearse su propia programación no es tan atractiva para el común de la gente, acostumbrados a su serie de los martes, los jueves o los viernes sin más que pensar. Y aún así, para esta minoría, los contenidos ya se ofrecen a la carta en Hulu lo que es un síntoma de que la televisión realmente ya se viene adaptando como recuerda #001.

    Más que “disrupción” al modelo televisivo, hay en marcha una “disrupción” al modelo pirata tradicional de internet cuando tecchies como Netflix, Hulu y el propio Google empiezan a destinar importantes inversiones a financiar su propio contenido. Realmente innovador que las tecnológicas hayan descubierto el negocio de crear sus propios programas de televisión 50 años despúes. Pero nada raro cuando en este megaevento para start-ups, denominado “TechCrunch Disrupt NYC”, se presentan ante los inversionistas con algo tan revolucionario como… un abrelatas… y no es broma.

    http://www.buzzfeed.com/jackstuef/scenes-from-the-pounding-heart-of-a-tech-bubble

  • #018
    Antonio Garcia Saenz - 5 junio 2012 - 19:26

    Se hace peliculas para el cine, peliculas o progrmas menores para television generalista y aun menores para televisiones locales… telefilms … pero no se hacen peliculas para internet ( bueno si las de perrito de Youtube ) ya que este no sirve para crear industria y riqueza y si destruye a las demas industrias, no se puede hablar de como se van ha hacer peliculas para internet, sino que hay que meterse con algo, hoy toca destruir la television. Lo de siempre, y cuando se consiga y se elimine estas fuentes estas verdaderas industrias y creadores de riqueza que quedan para vampirizar, tele cine, mal vamos a estar …

  • #019
    montadito - 5 junio 2012 - 20:52

    #16, Enrique:
    efectivamente si la “chica de la tele” tiene que ver las series por trabajo me has convencido. Pero estarás conmigo en que se trata de un caso muy puntual, en absoluto general.

    Y precisamente si algún actor ha reducido notablemente la ventana de emisión entre USA y España ese ha sido Canal+. Como sabrás, en Netflix las ventanas de emisión son iguales o más largas que las de Canal+ aunque muchos se creen que si llega Netflix van a tener los estrenos de cine el mismo día que en salas.

    Porque antiguamente las series podían tardar un año desde su emisión en USA a la emisión en España, pero ahora que muchas de las seríes se emiten en Canal + al día siguiente de su emisión USA (Walking Dead) o a la semana siguiente (y en VO) (House o Fringe) no creo que sea una demora excesiva para la mayoría de la gente.

    O es que ¿la mayoría de la gente no puede esperar un día desde su emisión USA?

    Entonces ¿que hacía toda esta gente que ahora no puede esperar unos días, en los años 90 para ver grandes series que en España solo emitió Canal+ como Friends o Frasier?

    ¿No me digáis que las visteis un año después y no os pasó nada?

  • #020
    montadito - 5 junio 2012 - 21:27

    #15, Anónimo:

    – yo he visto un sitio muy popular (seriesyonkis) que tiene separados los capítulos en español de los VO. Me he bajado varios y no estaban en dual. De hecho incluso algún capítulo doblado, a ratos se volvía VO y luego volvía a doblado. Si me ha pasado a mi, intuyo que aunque a ti no te pase, le puede pasar a mucha más gente.

    Respecto al iPlus te diré que:

    – teniendo 150 canales emitiendo a la vez, lo de “solo puedes grabar lo que echen” es como si te digo que solo puedes descargar lo que otros comparten en la mula. Si te parece poco que una noche desde las 22:00 hasta las 01:05 emitan 24 películas distintas (el 1 de junio) o un día cualquiera 170 películas (el 3 de junio) pues tu mismo. Compruébalo en http://upload.plus.es/archivos/Programacion_pdf/CINE_01_06_2012.pdf. Calcula las que emiten al año.

    Además tener iPlus, que yo sepa no te impide usar además telemula para lo que quieras.

    – yo tengo dos iPlus y veo cosas diferentes en cada habitación. El segundo me salió tirado de precio. De hecho la instalación me salió GRATIS. Si uno está atento hay muchas veces que ponen las instalaciones gratis.

    – si te gusta el deporte y quieres ver los play-off NBA, el Madrid-Barsa de fútbol o la final de Wimbledon en HD pues no te queda más remedio.

    – las retransmisiones se pueden ver además de en la tele, en el smartphone, en el iPad, portátil, etc. Eso si, no todos los canales.

    – el deco, hace 4 años tenía 160 Gb, hace dos 500 GB por lo que no creo que tarden en sacar el de 1 o 2 Tb, y lo que grabas lo puedes tener almacenado todo el tiempo que quieras.

    – Yo alguna vez me bajo de telemula, y lo veo en el iMac o en la XBOX en la tele del salón. Y te diré que me parece una experiencia mucho peor, por la calidad de imagen y sonido, y sobre todo por el peor control con el mando: retroceder, repetir una escena o bajar el volumen me parece un coñazo con el mando a distancia de telemula.

    Pero, para gustos…

  • #021
    Anónimo - 5 junio 2012 - 22:32

    ¿No me digáis que las visteis un año después y no os pasó nada?

    En aquellos tiempos después de trabajar de sol a sol los 12 hermanos comían de un caldero de sopas de ajo un día de cada dos e iban descalzos a la escuela, nevando, y cuesta arriba tanto la ida como a la vuelta.

  • #022
    Krigan - 5 junio 2012 - 23:26

    Mario:

    En Estados Unidos la clientela de la tele por cable no para de caer, se están dando de baja en masa.

    Hulu no es televisión.

  • #023
    Gorki - 6 junio 2012 - 04:16

    Esceptuando la caída de la bola de la puerta del sol el fin de año, (y eso porque tradicionalmente celebramos toda ni familia – hermanos y sobrinos incluidos -, el cambio de año en mi casa), en mi casa no se ve la tele nunca, pues lo único que ne podría interesar de la televisión es el directo, pero los deportes no me atraen, nunca me gusto el fútbol y de las carreras de Formula 1 y el tenis, lo único que me interesa levemente son los resultados. Supongo que es en la única casa que quedaa en España dos televisiones de tubo catódico, pero como no se usan…

    Claro que yo soy un geek y prefiero ver el mundo a través del PC y mi mujer prefiere ecuchar la radio, mientras hace otra cosa, (hasta leer, no se como puede). Pero lo extraño es que mis tres hijos, tampoco ven la tele. El mayor tiene un ordenador que le vale de todo, de cadena de sonido, ver cine en casa, ver Television, etc, y creo que asi nunca ve televiión, ahora anda siempree con el wassup, no se si alguna vez verá por ahi las noticias, lo dudo. El segundo desde luego no ve la tele, por u carracter es como si fuera un extraterrestre lo que ocurre en la Tierra le preocupa bastantee poco, a él le interesa lo que le ocurre en su mundo interior. Es más pequeño es maniatico de bajarse cosas por el P2P, tienen su casa una tele gigantesca, (que yo llamo de matrimonio), pero cundo yo he ido siempre tiene conectado el salvapantallas de su ordenador que es un carrusel de fotos, quiza vean alguna serie tipo House pero parami que las ven descargadas de Internet, porque lasuelen ver esas cosas en Ibglés para practicar. no lo se con seguridad, pero si la ven es poco solo de vez en cuando.

    Creo que distamos de ser una familia atípica, pero en nuestro caso la tele debió morir mas o menos con la boda del Principe, ¿Alguno se acuerdo cuando fué?

    Yo en los anuncios que más me fijo, creo, es en los carteles de las paradas de autobuses y mobiliario urbano. Cuando paseo por la mañana, me distraen bastante mirarlos, suelen ser atractivos no te persiguen y muy silenciosos, lo cual es de agradecer

  • #024
    montadito - 6 junio 2012 - 14:24

    Gracias a plataformas como Canal+ podemos disponer en HD de productos que ninguna otra cadena estrenaría en prime time. Productos como el documental sobre Steve Jobs en cuyo coloquio participó Enrique, series como “Black Mirror” o películas como “Four Lions”.

    Este tipo de productos u otros similares como los emitidos en Canal XTRA o en TCM Autor solo puedes encontrarlos en este tipo de plataformas.
    Jamás van a ser emitidos en Tele5 o Antena3 y menos en prime time.

    En teletorrent curiosamente solo encuentras estos productos doblados al español al día siguiente de su estreno en Canal+. No se si esto produce alguna reflexión.

    Además, también está todo el trabajo de buscar productos de calidad y su promoción y crítica en la web, en la revista, en la TV. En tele-torrent es búsqueda sin más.

    Además gracias a Canal+ pude ver en octubre de 2011, solo unos días después de su emisión original en USA, el primer capítulo de la temporada 6 de Dexter en V.O.S. en el cine Proyecciones de Madrid. Esto si que es una pasada y desde luego imposible de conseguir via teletorrent.

  • #025
    Julio - 7 junio 2012 - 00:43

    Yo me he acostumbrado al teleyo. Yo decido cuando veo las series. A la gente que conozco cuando empieza con el teleyo, ya no pueden volver a otro modelo. Gente que de las series de 10:15 a 12:30 porque trabajan por la tarde, lo de 11 a 13 que va a buscar al niño. Sin anuncios, sin pausas. 3 capítulos de series de 45 min, 135 minutos, en tv son 180 minutos, es decir en 180 minutos verías 4 capítulos

  • #026
    Mesosoma - 7 junio 2012 - 22:01

    Hay un pequeño problema con tele-torrent y P2P en general, hay que dejar seedeando el vídeo por tiempo indefinido para que otros lo disfruten tambien, sin embargo esto exige una responsabilidad que la inmensa mayoria de los internautas carecen, ningun estará dispuesto a sacrificar ancho de banda o energía electrica (algunos afortunados tendrá miniservidores)

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados