La evolución del reloj: el smartwatch

La idea de los smartwatch no es en absoluto un concepto novedoso, lleva ya cierto tiempo moviéndose por el mercado y hay ya modelos de marcas relativamente consolidadas, pero aún no parece haber tenido una aceptación real por parte de los usuarios. Por eso cuando ves que Pebble, un proyecto en Kickstarter supera su objetivo de financiación de cien mil dólares en tan solo dos horas y lo quintuplica a lo largo del primer día, te das cuenta de que el mercado debe estar ya realmente empezando a madurar la idea.

Un smartwatch es sencillamente una pantalla en tu muñeca que se comunica con tu smartphone a través de bluetooth, y que te permite hacer un poco de todo, desde cambiar la visualización de la hora entre un montón de posibilidades, hasta que vibre al recibir alertas, SMS, mensajes, identificación de llamadas, utilizarse como monitor para hacer ejercicio, controlar la música o incluso ejecutar determinadas apps. Si además, como es el caso, consigues que sea compatible con Android y iPhone, que la batería dure en torno a una semana, que tenga un precio de alrededor de los cien dólares y que su lanzamiento se acompañe de un cool factor importante a pesar de no ser el primero que avanza el concepto, te puedes encontrar con eso: que tus objetivos de financiación se vean ampliamente superados y te veas poniendo el primer modelo en el mercado con muchas más holguras económicas que las que esperabas tener.

Siempre me ha llamado la atención la incorporación de tecnología a objetos cotidianos. El reloj tiene muchísimas connotaciones: no solo es un elemento práctico, sino también de estilo, pero a pesar de la progresiva incorporación de tecnología electromecánica que le ha llevado a ofrecer múltiples funciones, resulta evidente con solo pensarlo que está muy por debajo de lo que podemos realmente llegar a hacer con él. Si queremos, claro.

El concepto de smartwatch puede seguir moviéndose lentamente en su proceso de adopción, o tal vez pueda, en algún momento, acelerarse y convertirse en masivo asociado a la penetración del smartphone. ¿Os veis usando uno?

 

ACTUALIZACIÓN: una semana después de haber escrito esto, Pebble está a punto de alcanzar en Kickstarter la asombrosa cantidad de ¡¡cinco millones de dólares!! (inicialmente intentaban obtener únicamente cien mil), y evoluciona para convertirse en una plataforma de desarrollo de aplicaciones para el reloj que puede tener bastante interés para programadores.

ACTUALIZACIÓN: tras haber alcanzado los diez millones de dólares y haberse convertido en el proyecto de mayor éxito en la historia de Kickstarter, el equipo de Pebble decide cortar la entrada de financiación cuando quedaba todavía una semana de plazo. Sencillamente impresionante.

ACTUALIZACIÓN (20/08/2012): La tendencia sigue adelante. El New York Times dedica un artículo al smartwatch como tendencia, titulado Disruptions: the next wave for the wristwatch.

ACTUALIZACIÓN (24/02/2015): casi tres años después del lanzamiento del Pebble original, la compañía lanza un nuevo crowdfunding para su nuevo modelo, Pebble Time. En las primeras horas, llega a los dos millones de dólares. Un reloj que no sigue “los cánones” impuestos por Apple con su Apple Watch: carece de sensor de pulso, no se orienta especialmente al control de parámetros de salud, y anuncia una duración de batería de una semana, a pesar de tener pantalla en color.

36 comentarios

  • #001
    Krigan - 12 abril 2012 - 05:43

    Yo hace tiempo que no uso reloj de pulsera, sino que miro la hora en el móvil.

  • #002
    Antonio Domingo - 12 abril 2012 - 07:06

    Hola Enrique,
    Es curioso este reloj y era evidente que antes o después alguien haría algo así (tengo que reconocer que me mola verlo), pero me recuerda a aquellos Casio digitales que incorporaron varias funciones de hora, cronómetro, cuanta atrás, alarmas varias, calculadora y no se cuantas cosas mas, solo les faltaba hacer chocolate con churros, y que arrasaron durante un tiempo pero que en unos años desaparecieron.
    Puede que ahora se ponga de moda, que parezca muy cool… pero no le veo mucho futuro, cualquier smartphone nos da todo eso y mucho mas y el reloj se ha convertido, en mi opinión, mas un elemento estético que funcional para mucha parte de la población, no hay mas que observar cuantos menores de 25 llevan reloj, prácticamente casi ninguno.

  • #003
    monosa - 12 abril 2012 - 07:37

    Yo no lo veo, de hecho no llevo reloj pero tampoco veía la Ipad cuando la presento Jobbs..

  • #004
    Guiomar Tuñón de Hita - 12 abril 2012 - 08:04

    Yo quiero uno, pero todavía me parecen muy grandes (sobre todo por lo grueso) y no he encontrado uno que se ajuste a mi presupuesto y que tenga un diseño que me guste. Pero desde luego que yo me veo con uno. Además al contrario que #002(Antonio) pienso que su uso va más allá de la moda, ya que los smartphones en vez de tender a ser mas pequeños tienden a ser mas grandes, y tener un “periférico” que te permita no tener que manejar el smartphone solo para ver la hora, o si te han llamado, tienes nuevos emails… me parece algo bastante útil y no solo “cool”.

  • #005
    Efore - 12 abril 2012 - 08:13

    Idem que el usuario anterior. Además, las baterías de los smartphone duran ya demasiado poco como para tener el bluetooth encendido

  • #006
    diego - 12 abril 2012 - 08:40

    kit, te necesito!

  • #007
    gabriel - 12 abril 2012 - 09:09

    te felicito por tu conocimiento. Pienso igual. Gracias por compartir.

  • #008
    Juan - 12 abril 2012 - 09:13

    Me parece que el caso de Krigan es el más extendido hoy por hoy. La última vez que se me acabó lo pila del reloj me acostumbré a mirar la hora en el móvil (a fuerza de olvidárseme ir a comprar una nueva) y dejé de echarlo en falta, y conozco muchísima gente que está en la misma situación. En nuestros casos me parece que la mentalidad generalizada será, más que incorporación de tecnología a objetos cotidianos, la sustitución de objetos cotidianos con tecnología mediocre por otros de alta tecnología. Si al menos nos sirviera para sustituir el móvil y no tener que llevar un ladrillo en el bolsillo algunos volveríamos a llevar pulseras pero me da que a muchos no nos interesa demasiado.

  • #009
    Julio - 12 abril 2012 - 09:22

    Hace unos años (unos treinta) estaban de moda nos relojes que además de dar la hora tenía hasta calculadora, como ejemplo esta imagen
    http://www.cuandoerachamo.com/wp-content/uploads/2008/03/reloj_calculadora_casio_ochentas.jpg

    ¿Qué pasó con este tipo de relojes que hacían de todo?

    Yo creo que es algo similar a estos nuevos que van apareciendo.

    Al hilo con lo que dice #2, yo sí veo chavales con relojes Casio y reconozco que esta marca ha conseguido poner de moda otra vez sus antiguos relojes y su estética de hace treinta años.

  • #010
    asmpredator - 12 abril 2012 - 10:02

    Otro trasto mas que llevar encima, ademas su uso obliga a tener una mochila con baterias de repuesto o a ir pidiendo un enchufe cada dos por tres, esto resulta como lo de la realidad aumentada, bastante mala es la realidad normal para que encima te bommbardeen con información aumentada…
    Sobre el papel tdo queda muy bonito, en la practica todo se convierte en un sacacuartos innecesario.

  • #011
    Jose Luis Portela - 12 abril 2012 - 10:17

    Supongo que esto irá por personas. Me gusta la tecnología, pero ya llevo una pantalla (movil) y otras veces otra pantalla mas grande (ipad) que puedo interactuar con el mundo que me rodea. No necesito una tercera/segunda pantalla mas pequeña en mi muñeca, no le veo sentido. (no digo que no lo tenga, solo que yo no se lo veo). Y que mi teléfono vibre al recibir un SMS ya vibra mi móvil, no necesito duplicidad. Ademas cuando tienes un ipad, el iphone por tener la pantalla mas pequeña le dejas de utilizar para muchas cosas que antes utilizabas. Si ahora llevo una tercera pantalla todavía mas pequeña ya ni te cuento.

    Yo donde este mi reloj (no diré la marca) para darme la hora y como la única joya que los hombres llevamos encima, porque para que nos vamos a engañar, hora ya la tenemos en el móvil y en mil sitios, el reloj es como los gemelos, una joya que llevamos encima, que se quite todos esos relojes feos con pantalla (no deja de ser una opinión).

  • #012
    Carlos - 12 abril 2012 - 11:38

    Enrique ya me ha dejado en rídiculo en varias ocasiones, donde se impuso la realidad que avecinaba. “Nunca mais” volvere a decir en este blog: de este agua no beberé… como Krigan veo la hora en el movil pero hace tiempo que hecho de menos mi casio de la infancia.

  • #013
    Santiago Carro - 12 abril 2012 - 13:07

    Sinceramente, no. Por varios motivos. Es como si los hombres llevásemos unos gemelos que se les encendiera la luz con cada nuevo correo electrónico. Creo que se traspasa el concepto de cada dispositivo. El smartphone está para lo que está. Y el reloj, que es otro complemento, tiene que ser eso: un reloj. Por otro lado, una cosa es ser cool y otra cosa, bien diferente, es ser un hortera. No digo que tengas que llevar un Baume Mercier o un Omega diferente cada semana en la muñeca, pero dudo mucho que los usuarios de relojes “normales” vayan a comprar este (con perdón) espantajo.
    Y aviso que quizá mi opinión no valga de mucho, teniendo en cuenta que soy amante y coleccionista de relojes de primeras firmas. Pero ya se sabe que, para gustos,…
    Un cordial saludo

  • #014
    Raúl Serradilla Bejarano - 12 abril 2012 - 13:25

    Las modas, algunas son pasajeras y otras duraderas. Los móviles tipo smartphones cada día son mas grandes y mas potentes (ver Galaxi Note), y no siempre se llevan accesibles (cada vez se ven mas bolsos bandolera), por lo que le veo un posible uso si se cumple: que tenga un diseño bonito y funcional, que la batería le dure al menos 2 días en uso intensivo, cargador universal y…. acuático o al menos resistente, no quiero pagar 100€ cafa vez que me lave las manos!

  • #015
    Enrique Dans - 12 abril 2012 - 13:39

    #001: Yo lo hice una temporada larga, unos tres años, y al final me di cuenta de que me resultaba muchas veces más cómodo mirar la hora en la muñeca…

  • #016
    Luarca65 - 12 abril 2012 - 14:39

    Por el momento lo mas inminente/productivo parece esto:

    http://www.imwatch.it/es-es/

    Hara falta ver cuantos estan dispuestos a gastarse el paston que cuestan, teniendo en cuenta que es mas una cuestion fashion que practica…

  • #017
    Gorki - 12 abril 2012 - 14:43

    Cuando era niño, (hace 60 años), leía unos tebeos de Dick Tracy, que se caracterizaban por que el protagonista, que era jefe de policía llevaba un reloj, que a su vez era microfono y radio portatil.

    Lo que entonces era cienciaficción, es ahora realidad, (aumentada), una pantalla de unos 9″ sujeta al antebrazo que nos valen para saber la hora, comunicarnos con todos, leer los twitter y conseguir los pronósticos del tiempo, que cuando no lo usamos queda oculta y protegida debajo de la manga del traje a salvo de golpes y rallones.

    Lo que no veo, es que vayan unidas al smartphone por bluetooth. ¿Por qué no ponemos el smartphone en el antebrazo mediante una muñequera elástica? – Parce más sencillo y con menos gasto de pila

  • #018
    Gorki - 12 abril 2012 - 14:45

    Continuo —> Al fin y al cabo saltar del bolsillo del chaleco, a la muñeca fue la evolución del reloj, estaba más amano y era mas cámodo y seguro su transporte.

  • #019
    Ana Suárez - 12 abril 2012 - 15:22

    Yo, en línea con lo que otros comentarios expresan, tampoco lo veo.

    Trabajo desde casa, por lo que tengo un gran reloj delante de mí. Cuando voy a algún sitio en el que necesito tener controlada la hora me pongo el reloj (que no uso en casa. Cuando voy a comer a casa de mi madre me llevo el móvil…

    Creo que posiblemente cubrirá la “necesidad” de algún friki de la tecnología, lo queme parece bien. Ni siquiera lo veo “cool”.Pero si alguien cree que no está suficientemente conectado y necesita aún más aparatejos (antes decía gadgets pero desde que es “cool” me he vuelto más castiza) para hacerlo, y para no vivir por el camino…Pues que es libre de comprarse dos de estos uno para cada muñeca…

  • #020
    Cristian - 12 abril 2012 - 17:03

    Aquí otro que no tiene reloj desde hace muchísimos años y siempre mira la hora en el móvil o la pregunta (en realidad dejé de usar reloj de pulsera desde mucho antes de tener móvil, y jamás me quedé con la duda de saber qué hora era cuando necesitaba saberla). El reloj a mi me parece que ha quedado relegado en realidad a la función de adorno que casualmente puede ser usado para consultar la hora. El añadirle tantas funciones que realmente están en tu móvil creo que es simplemente es añadir otro gadget que será una extensión del móvil, la única utilidad será no tener que alargar tu mano y sacar el móvil del bolsillo, ya que al girar la muñeca se podrá consultar todo aquello que proporcione, en mi opinión innecesario, pero no diré que va a ser algo que no tenga éxito, las modas a veces son un tanto inexplicables y no tienen tanto que ver con la utilidad de los objectos como de los caprichos de la gente y lo bien que se vendan.

  • #021
    Observador - 12 abril 2012 - 17:28

    #001 Como Krigan no usa reloj, que cierren todas las tiendas de relojes, los intermediarios que compran y luego los venden y que a los relojeros los absorba el mercado de las aplicaciones móviles para cuando no encuentren empleo.

    ¿Voy bien, Krigan?

    P.D.: yo tampoco uso.

  • #022
    Javiespa - 12 abril 2012 - 18:12

    Entre gafas de realidad aumentada, smartphone, smartwatch, pda y tablet al final vamos a llevar un pequeño CPD encima…
    Personalmente no le veo mucha utilidad al smartwatch, coincido con algunas opiniones anteriores en que es muy cómodo ver la hora en el móvil, soy de los que no llevan reloj de pulsera. Además, por muy cool que sea el trasto, siempre será más cómodo controlar las apps en el smartphone, con su mayor pantalla táctil. Ni siquiera lo veo cómodo para ir a hacer deporte, os imagináis controlar el volumen del sonido desde el reloj mientras vamos corriendo? Farola!

  • #023
    Victory - 12 abril 2012 - 19:08

    Ahjajajajaaa…..
    Yo llevo reloj mecánico automático porque me fascina absolutamente (Y no hay nada de poca tecnología o tecnología mediocre en un buen reloj). Y, efectivamente, lo uso sobre todo para saber la hora.

    Así que cuando estos relojitos se masifiquen, me voy a ver en grandes dificultades para decidir qué hacer !!!

    La idea de no tener que tocar el smartphone a cada rato para tareas menores me parece algo muy útil. En algo mucho más básico, como controlar remotamente el reproductor de música del phone, ya se aprecia enormemente esta ventaja.

    Por otro lado tiene la desventaja importante de que hay que utilizar las dos manos para usarlo aún para lo más elemental; una clásica ventaja del reloj de pulsera, e incluso de un celular. Y a su vez tampoco se pueden usar los dedos de la mano que lo lleva en la muñeca… Apuesto a que a nadie se le pasó por la cabeza este problema… Luego habrá que inventar algún tipo de código Morse de sacudidas para darle instrucciones .

    Como sea, está muy bueno el concepto (sólo conocía el “ImWatch”) y no dudo de que tendrá un éxito al menos temporal.

    Mucha tecnología y novedad. Sin embargo, de belleza y elegancia entienden menos que el sombrerero real británico :)

    Gracias.
    Saludos

  • #024
    Angel - 12 abril 2012 - 19:50

    Después de la chapuza del primer liveview de ericcson, y como dejaron de lado a sus usuarios con un montòn de incompatibilidades y problemas, mucho tienen que mejorar para que vuelvan a captar mi atenciòn.

  • #025
    1ppy - 12 abril 2012 - 21:01

    Creo que hay una equivocación de muchos comentaristas al creer que el smartwatch es, como parece indicar su nombre, una especie de reloj inteligente.

    En realidad, se trata de un accesorio del smartphone, no algo que pretenda sustituirlo. para ser más preciso, actúa como mando a distancia pero con la ventaja añadida de que, al contrario de nuestros mandos de auriculares actuales, devuelve información y además lo hace en una pantalla interactiva (y táctil en lo que se refiere al sony smartwatch, el cual me gusta/convence mucho más que el inpulse).

    De otro accesorio de nuestro smartphone hablaste recientemente: las gafas. La limitación a nivel de tamaño físico de pantalla, que sea por motivos prácticos o de tamaño, convierten las gafas-pantalla en la solución perfecta: 50″ en la punta de la nariz!

    Esta combinación reloj = mando + gafas-pantalla con auriculares + smartphone en el bolsillo a modo de CPU me parece extremamente atractiva. Los problemas por resolver -el primero que se me viene a la cabeza es el consumo de batería- me parecen de poca altura para las grandes compañías.

    Una última cosa: lo que más me apasiona de este tema es ver como el móvil ha canibalizado otros productos (reloj, cámara de foto, de video, agenda,…) hasta convertirse en EL aparato único para mucha gente y ahora está a punto de llevarse a cabo el proceso inverso con una fragmentación de este aparato en varios componentes que nada tienen ver con sus antepasados… salvo en el caso del reloj.

    My two cents

  • #026
    Unsigned Words - 12 abril 2012 - 21:17

    Yo compré recientemente un Sony Smartwatch. La verdad, no para mi, sino para mi mujer. Suele llevar el móvil en el bolso y en ocasiones es frustrante intentar contactar con ella. Problema resuelto. Aparte de la hora y la gestión de las llamadas el resto de aplicaciones disponibles están bien pero creo que aún tiene mucho potencial por explotar. Como nota curiosa todo el peso de las aplicaciones recaen en el móvil no en el reloj, que actua prácticamente como una pantalla interactiva adicional al teléfono.

  • #027
    Krigan - 13 abril 2012 - 01:03

    #15 Enrique Dans:

    Sí, es más cómodo, pero la ventaja es muy marginal (vivimos rodeados de relojes por todos lados, incluidos el ordenador y el televisor), y me ahorro tener que llevar otro cacharro más. Aunque para gustos los colores, claro.

  • #028
    josep Marraia - 13 abril 2012 - 07:11

    Yo tengo encargado un Sony desde hace un mes, pero no acaban de ponerlo a la venta.
    Esteticamente me encantan, la funcionalidad, ya la veremos más adelante.el precio”razonable”

  • #029
    Ankxo - 13 abril 2012 - 08:05

    Estoy con Krigan. Hace mucho que no uso reloj, encuentro la hora por todas partes y si no, en el smartphone. Y uno acaba agradeciendo tener la muñeca libre. Ya sólo veo utilidad a los relojes de pulsera en entornos donde el smartphone no se pueda usar (nadando, en entornos de trabajo duros, haciendo ejercicio, etc)

    Eso sí, cuando inventen uno que proyecte una pantalla holográfica interactiva de tamaño aceptable, y con todas las funciones del smartphone, igual vuelvo al reloj de pulsera :-)

  • #030
    Silvio - 13 abril 2012 - 09:05

    Hace bastante tiempo que no uso reloj. Con el móvil en el bolsillo es fácil saber la hora casi permanentemente, uno está siempre mirando si ha recibido mensajes, si ha pasado algo en facebook, etc. No necesitamos un reloj!

  • #031
    Alex Lastra - 13 abril 2012 - 10:53

    Otra caracteristica a tener en cuenta es que al estar conectado con el smartphone o tablet podria ser utilizado como medida anti robo/perdida de este, ya que podria notificar en el smartwatch cuando la distancia con respecto a este supere la marcada por el usuario.

  • #032
    Juanmi - 13 abril 2012 - 12:26

    Yo, de hecho, empezaría de nuevo a usar reloj si estuviese “conectado”

  • #033
    Krigan - 13 abril 2012 - 12:59

    Observador:

    No digas tonterías.

  • #034
    Eva - 13 abril 2012 - 17:39

    No sabía ni que existía un reloj así. Aunque en los tiempos que corren, lo raro sería que nadie hubiese ideado uno.
    No entiendo como no está más explotado este producto, la verdad, sería muy cómodo llevar toda esa funcionalidad en la muñeca…y los modelos son chulis…

    Habrá que preguntar dónde se está comercializando y a qué precio…

  • #035
    Observador - 14 abril 2012 - 16:32

    #033 Krigan: no las digo. Me limito a mimetizar tu propia lógica de las cosas en base a tus afirmaciones. Tan sencillo como eso.

  • #036
    Teresa - 28 abril 2012 - 16:53

    Si quieres un smartphone de bolsillo perfecto, un smartwatch te obliga a seguir con el otro en el bolsillo igualmente, pero las dos cosas unidas, reloj y smartphone, mucho mejor,e todo en la muñeca en un solo dispositivo, para eso mejor tener un Androwatch.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados