Ministros de… ¿cultura?

Los cuatro últimos ministros de cultura – Carmen Calvo, César Antonio Molina, Ángeles González-Sinde y ahora Jose Ignacio Wert – han estado sistemáticamente entre los peor valorados de sus respectivos gabinetes.

Dos mujeres y dos hombres, en gobiernos de dos colores diferentes, con experiencias y currículos sumamente variados… ¿eran tal vez todos ellos torpes de solemnidad? ¿Ignorantes? ¿Perversos? ¿Corruptos? ¿Arrogantes? ¿Qué lleva a que la cartera de cultura, con connotaciones supuestamente positivas para el ciudadano medio, sea merecedora de un tratamiento semejante?

Hagamos un pequeño análisis de algunos de los motivos que posiblemente puedan estar teniendo alguna influencia en el hecho de que tan negativa valoración se mantenga de una manera tan sostenida y persistente en el tiempo:

 

  • No existe un ministerio (o una secretaría de Estado) de cultura como tal, sino un “ministerio de industria cultural”. Su interlocución se produce de manera exclusiva con los lobbies y los empresarios de la industria del entretenimiento (discográfica, cinematográfica y editorial), que reclaman constantemente la protección de sus negocios mediante leyes más propicias y subvenciones.
  • Los ministros asumen de manera directa e inmediata la dialéctica propia de dicha industria. Los ministros, desde el primer día que juran o prometen su cargo, comienzan a hablar de “robo”, “expolio”, “piratería”, y a referirse a internet como “un problema que hay que resolver”… cuando internet es, en realidad y desde hace ya muchos años, el mayor y más potente aliado de la cultura.
  • Enfrentamiento frontal y permanente con los que llaman “los internautas”. Cuando, en realidad, un porcentaje cada vez mayor de españoles son ya usuarios de internet. El enfrentamiento de los ministros de cultura tiene lugar, en realidad, con todos los ciudadanos dotados de un mínimo de sentido común, que ven cómo sus ministros ignoran la realidad de la red y la criminalizan en sucesivas campañas profundamente impopulares pagadas con dinero público. Los problemas de la industria del entretenimiento derivan de su incapacidad para entender a sus usuarios. Los de los ministros de cultura, de lo mismo: cuando no provienen directamente de dicha industria, son “asimilados” completamente por ella.
  • Nula relación con “el otro lado”. No solo es que la interlocución se dé únicamente con los lobbies del entretenimiento, es que además, carece de todo contrapunto susceptible de equilibrarlo, aunque fuese mínimamente. Las posturas de los usuarios son simplificada hasta el ridículo (“todo gratis”, etc.), y sus sugerencias de cambio, a pesar de contar en ocasiones con un importante nivel de elaboración y análisis, son sistemáticamente desestimadas. La única interlocución con los ciudadanos se reduce a intentar “explicarles lo que no han entendido” o a través de “campañas y acciones formativas”.
  • Visión restrictiva del fenómeno cultural, y confusión total con el mundo del entretenimiento. Ministros que “se dejan seducir por la farándula”, se rodean de equipos de personas procedentes de las entidades de gestión, y desprecian toda manifestación cultural que no traiga consigo una licencia de copyright. Que España sea uno de los países con mayor producción cultural mediante licencias libres es un hecho que ha sido permanentemente obviado por todos y cada uno de los ocupantes de la cartera.
  • Desprecio total y absoluto del dominio público, de la liberación de obras, del acceso a la cultura, de la situación de obras huérfanas y, en general, de todo aquello que no esté directamente en la agenda de la industria del entretenimiento. La preservación y puesta a disposición de los ciudadanos del patrimonio cultural, a pesar de su importancia y del valor que muchos ciudadanos le otorgan, nunca ha estado en los planes de los ministros de cultura.
  • Negativa a considerar análisis diferentes a los marcados por la agenda de la industria del entretenimiento. Los datos y estudios utilizados provienen de estudios invariablemente sesgados que son financiados por dicha industria, y se alude a “presiones internacionales” que, en realidad, son gestionadas por los propios lobbies.
  • Asunción de los mecanismos de funcionamiento propios de la industria: la industria del entretenimiento española ha sido acusada en numerosas ocasiones de manejar cuentas de resultados drásticamente hinchadas para obtener subvenciones, de recurrir a la compra de taquilla, de utilizar mecanismos de colusión y monopolio en su acceso al mercado, o hasta de escribir directamente los borradores de determinadas leyes. La identificación entre entidades de gestión, asociaciones y lobbies de la industria y el propio ministerio de cultura es, en el imaginario popular, total y absoluta. La inacción del ministerio en este sentido y sucesos recientes y con fuerte repercusión mediática como el “caso SGAE” no han hecho más que empeorar el tema.

 

¿No sería interesante plantear de una vez un cambio en la forma de gestionar este ministerio? ¿Dar entrada a un poco de aire fresco? ¿Equilibrar las visiones con respecto a la gestión cultural? Políticamente, resignarse a que los ministros de cultura sean de forma invariable los peor valorados en cada gabinete no parece un enfoque demasiado inteligente…

21 comentarios

  • #001
    gorka - 4 Marzo 2012 - 19:15

    enrique, no hay huevos de hacer un cambio de gestion ni en ese ministerio ni en otros. el dia que uno de ellos diga que el emperador va desnudo lo corren a trompazos.
    somos unicos copiando lo malo de distintos gobiernos, me encanta cuando descontextualizan politicas extranjeras para poder aplicarlas aqui y luego se sorprenden de que no funcionen.

  • #002
    Juan Manuel Lázaro - 4 Marzo 2012 - 19:25

    Gracias Enrique, como siempre tu análisis es muy correcto y completo, y muy alejado de los que suele ser habitual entre tertulianos, que comen en pesebre. Comparto en todo extremo tu visión de la industría que contrasta con la miopía habitual de los que nos gobiernan, cualquiera que sea su color, todos han demostrado una gran torpeza con Internet. Gracias.

  • #003
    Roberto Santos - 4 Marzo 2012 - 20:23

    Desgraciadamente ya se ha escrito mucho, no ya sobre como debería legislar el ministerio de cultura, si no que debería cumplir la legislación vigente (para empezar)
    No me refiero al “Artículo 44 de la Carta Magna

    1. Los poderes públicos promoverán y tutelarán el acceso a la cultura, a la que todos tienen derecho.

    2. Los poderes públicos promoverán la ciencia y la investigación científica y técnica en beneficio del interés general.

    …que para algunos es “impreciso”, “genérico” y el ideal a alcanzar.

    Me refiero al cumplimiento de la Ley 23/2006, de 7 de julio, por la que se modifica el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril.
    DISPOSICIÓN ADICIONAL TERCERA. Fomento de la difusión de obras digitales.

    El Gobierno favorecerá la creación de espacios de utilidad pública y para todos, que contendrán obras que se hallen en dominio público en formato digital y aquellas otras que sean de titularidad pública susceptibles de ser incorporadas en dicho régimen, prestando particular atención a la diversidad cultural española. Estos espacios serán preferentemente de acceso gratuito y de libre acceso por sistemas telemáticos, mediante estándares de libre uso y universalmente disponibles.

    Asimismo, a estos espacios podrán incorporarse las obras cuyos autores así lo manifiesten expresamente.”

    http://www.kriptopolis.org/node/7881

  • #004
    Optimista - 4 Marzo 2012 - 20:25

    ¿Qué se puede esperar de ministros que no son más que abogados? Ninguno sabe lo que es la expresión artística!

    Saludos!

  • #005
    Anónimo - 4 Marzo 2012 - 20:34

    Como dice Enrique no son ministros de cultura sino ministros de industria, la de la cultura. Es triste ver una y otra vez que cuando decimos que este no es el sistema se nos tache de personas cuanto menos poco informadas ¿porqué? ¿porque disentimos de que las cosas en este mundo se sigan haciendo igual? ¿porque creemos que internet ha supuesto un cambio muy importante en nuestras vidas y queremos que ese cambio se traslade a la forma de adquirir/llegar a la cultura?.

  • #006
    Gorki - 4 Marzo 2012 - 20:54

    Mi respuesta a estos “ministros”:

    #marzonegro, cuatro días sin comprar periódicos, ir al cine y comprar música. Mas de un 10% de mi objetivo personal cumplido http://felixmaocho.wordpress.com/2012/03/01/13669/

  • #007
    asmpredator - 4 Marzo 2012 - 22:22

    La imagen y la reputación de la industria del ocio en España no puede ser peor, se les considera y de hecho es un grupo mafioso que actua en permanente colisión con los derechos de los ciudadanos, los que como no concuerdan con el modus operandi de este grupo radical deben ser adoctrinados, educados y aleccionados para que accedan a mantener un grupo creciente de parásitos, de artistas muertos y de sinvergüenzas que viven de no dar palo al agua y de subvenciones otorgadas por ministros perroflautas de la industria que lejos de armonizar posturas las tornan mas y mas radicales para justificar cada vez peores medidas contra los ciudadanos a los que acusan de ladrones.
    SGAE en un acto de cinismo inaudito se permitió al mas puro estilo 1984 pomocionar una guia de “buenas maneras” en Internet para aleccionar a los jovenes y padres en la defensa del copyright, un pestilente panfleto propagandístico.
    http://ibercrea.es/wp-content/uploads/2011/04/guia-español.pdf
    Es curioso que en todo el panfleto no se mencionan las licencias libres, ni las Creative Comons haciendo evidente que solo les interesa la promoción del copyright.
    Es muy evidente tambien la total oposición de la industria del ocio al dialogo con sus clientes a los que consideran ovejas listas para trasquilar o simplemente ladrones.

  • #008
    cristina - 4 Marzo 2012 - 23:56

    Enrique, como siempre, verdades como puños.

  • #009
    Francisco Tapia - 5 Marzo 2012 - 00:51

    El virus que destroza cerebros ministeriales es el prestigio. Son adictos a él. La realidad no importa. Nadie les va impedir ejercer el poder en el culmen de su carrera política.Confunden la autoridad con la razón. Quien va contra ellos va contra la democracia
    La realidad es que son como GILA cuando decía aquello de “yo toco de oído y no me dejo aconsejar”. Y en manos de estos incompetentes están cosas que nos importan mucho como la cultura, y también la educación.
    Cuando nos miramos , somos algo, cuando nos comparamos , no somos nada

  • #010
    Txemi - 5 Marzo 2012 - 07:48

    Qué se puede esperar de un ministro que se autodefine ‘immigrante digital’ y que reconoce que la Ley Sinde viene impuesta de America, aunque alli NO hayan aprobado la SOPA.
    ¿Cómo es posible que el canon siga existiendo despues de los escandalos de corrupcion de la SGAE?
    Una cosa es ser ‘immigrante digital’ y otra ser un ‘ignorante digital’. Que ignora que Internet ES CULTURA. Que ignora que el canon solo ha servido para enriquecer corruptos. Que ignora que la Cultura de la subvencion, y no Internet, es la que está hundiendo al cine español.
    ¿Cómo un Ministro de Cultura puede ser un IGNORANTE DIGITAL?

  • #011
    bloggerdelei - 5 Marzo 2012 - 08:48

    La única interlocución con los ciudadanos se reduce a intentar “explicarles lo que no han entendido” o a través de “campañas y acciones formativas”

    Que exaspera aún más si cabe porque esas campañas las costean esos mismos ciudadanos.

  • #012
    asmpredator - 5 Marzo 2012 - 10:01

    La mala gestión y los malos directivos son los que destrozan la industria cultural española es así de facil, o se realiza una reorganización profunda de esta industria o seguiremos igual por los siglos de los siglos.
    Como dice #10 Txemi, tenemos de ministros de cultura a autenticos incultos con poder que son los peores ignorantes.
    Encima la única opción de comunicación con los ciudadanos es el adoctrinamiento no el dialogo constructivo y así pretenden que les sigamos manteniendo el negocio ruinoso del ocio y la cultura donde el dinero se lo quedan cuatro y los impuestos los pagamos todos.

  • #013
    X - 5 Marzo 2012 - 11:18

    ¡Enrique, por Dios! ¡Esto no se hace un lunes por la mañana! ¡Casi me caigo de la silla al ver a esos 4 juntos en la pantalla…!! Para recuperarme le daré al Gimp y le añadiré arriba un “WANTED” y abajo un “RECOMPENSA: Democracia y Libertad”

  • #014
    Alienaragorn - 5 Marzo 2012 - 12:53

    Estoy de acuerdo contigo Enrique. Los cuatro ministros de cultura han servido y claudicado a la presión de los lobbys cinematográfica,editorial y discográfico.
    Si una entrada de cine no costara 9 euros,un cd de cualquier grupo entre 14 y 18 euros y un libro 21.95 probablemente la cultura de la descarga sería otra.

  • #015
    mig29 - 5 Marzo 2012 - 16:18

    Lo primero que he pensado ha sido “… podría haber sido peor, si la explosión digital llega a ocurrir en tiempos de laEspe…”

  • #016
    Gil - 5 Marzo 2012 - 19:38

    Por desgracia la cultura se ve hoy como un negocio muyyyyy lucrativo en el cual todos quieren tomar una tajada, sea artista, intelectual o politico. Por desgracia tambien los ministros de cultura se inclinan mas hacia la politica que hacia el arte y la propia cultura, porque por desgracia tambien si quieren vivir de su puesto tienen que doblegarse al poder de Don dinero. Hoy no valen los partidos ni tampoco las ideologias. Por desgracia tambien hoy vale el dinero y punto, y quien no este del lado del capital pues no levanta cabeza en ningun ministerio. Odio decir esto pero es la realidad. Si queremos cambiar esta tendencia palpable e indiscutible tenemos que “coertarle las alas a los poderes financieros, y solo dos poderes pueden hacerlo, los pueblos y sus representantes. Solo falta ver si nos podemos de acuerdo, porque al parecer los politicos y nosotros olvidamos que contratamos a los politicos para que nos representen y no lo contrario.

  • #017
    Antonio Garcia Saenz - 5 Marzo 2012 - 23:50

    Pero estos ministros suelen tener carreras en Historia, Derecho etc … no se ha dicho muchas veces que si pusieran a un ministro ingeniero o doctor en informatica diria, lo mismo que se dice aqui, “que no hay manera de controlar las descargas por tanto no hay nada que hacer” y entonces que critica podriamos hacerle a un ministro que, si que sabe ? no como estos…

  • #018
    David Viñuales - 6 Marzo 2012 - 01:14

    Seguramente Enrique ya lo habrá visto, pero ya que viene a cuento os enlazo (palabra proscrita donde las haya) un vídeo del día en que se presentaron las más de 200 webs de wertdeenlaces, donde haciendo declaraciones después de presentar la denuncia, inician un debate gente de hacktivistas, el músico Eme Navarro, y Carlos Guervós, Subdirector General de Propiedad Intelectual.

    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=KvmbLFZfHWE#

    Aprovechad para verlo ahora que todavía no le han cerrado la web al pobre Dans ;)

  • #019
    Carlos Jerez - 6 Marzo 2012 - 09:54

    Es el típico caso de industria que atrapa al regulador. En este caso, los principales valedores de la existencia del propio ministerio es la propia industria, con gran peso coercitivo (sobretodo si pensamos las múltiples lazos empresariales entre empresas editoriales y medios de comunicación), por lo que el ministro de cultura hace lo que manda el que realmente le da trabajo.

  • #020
    TRABAJO ONLINE - 6 Marzo 2012 - 11:03

    Por supuesto, la cultura debe tratarse como lo que es, un bien universal, artístico y gratuito. Si se gestiona como una industria, con sombríos intereses económicos, de forma restrictiva y mediante una política mercantil que convierte el patrimonio cultural en inaccesible para el conjunto de la sociedad, no existe la cultura.

    A nuestra sociedad nos la han arrebatado, y los esfuerzos del ministerio, lejos de promocionar y acercar la cultura al pueblo, centra sus esfuerzos y su presupuesto en perseguir, combatir y sancionar a los usuarios que puedan beneficiarse de ella sin reembolsar las cantidades pertinentes.

    No creo que en este contexto o bajo este panorama, los ministros puedan tener una buena reputación ni en el mundo de la cultura ni en la sociedad en general.

    Un saludo,

  • #021
    roger osom - 25 Marzo 2012 - 17:18

    En España tanto la cultura como la Educación han sido duramente maltratadas en los últimos años. Es vergonzoso los gobernantes de un país pueden ser tan ineptos, cómo queremos mejorar el país si los mismos gobernantes no son capaces ni de escribir sin faltas de ortografía? Miren un ejemplo:

    www.osomplanet.blogspot.com

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados

8 comentarios en Menéame

#001
yoma - 4 Marzo 2012 - 18:20

Y algunos de los anteriores también, recordemos que tanto Esperanza Aguirre como Mariano Rajoy fueron en su día Ministros de Cultura. » autor: yoma

#002
subrutina - 4 Marzo 2012 - 18:24

#1, de aquellos barros estos lodos » autor: subrutina

#003
haha - 4 Marzo 2012 - 18:25

En la era de la información cada persona puede elegir su cultura. Los ministerios de cultura de muchos países están empeñados en subvencionar una idea muerta. La creación de cultura nueva es cosa de los mercados, los estados sobran.» autor: haha

#004
cloudy - 4 Marzo 2012 - 18:38

Adivina adivinanza, que intereses hay para corromper un ministerio? Que oscuro fin tendra? Sera por vulgares rateros que les corrompen? Seran intereses de grandes fortunas? Y si lo son…. guardaran todas alguna relacion para algun oscuro fin contra los intereses del pueblo? Esraran a su vez sometidas a unas pocas superfortunas mundiales? Sera un oscuro objetivo contra el puebliblo en brneficntra elTAN TAN TAAAN (bso expediente X)» autor: cloudy

#005
PacoGZ - 4 Marzo 2012 - 18:50

Meter a gente afín al lobby del copyright a defender la cultura es como poner a un lobo a cuidar a las gallinas. Así nos va.» autor: PacoGZ

#006
Gazza - 4 Marzo 2012 - 19:08

#3, La creación de cultura nueva es cosa de los mercados

Ahí, con dos cojones. Vivan Lady Gaga, el Hollywood más palomitero, Dan Brown y demás ejemplos de cultura basada en el éxito de mercado. Si no vende, sobra, claro que sí.» autor: Gazza

#007
haha - 4 Marzo 2012 - 19:11

#6 Los mercados también invierten en cultura que no es de masas, no sé si lo sabes. También se mueve mucho dinero ahí.» autor: haha

#008
IPanonima - 4 Marzo 2012 - 19:18

#3 Lo dices como si lo que no hace el Estado lo tuviera que hacer el mercado.

#5 O como poner de ministro de Defensa a un vendedor de armas. O a alguien de Lehman Brothers en Economía.» autor: IPanonima