“Llegó el día”, columna en Expansión

Mi columna en Expansión de esta semana se titula “Llegó el día” (pdf). A continuación, el texto completo:

 

Llegó el día

Tristemente, llegó el día de la entrada en vigor de una de las leyes más nefastas de la historia de nuestra democracia: la mal llamada “ley Sinde-Wert”. Tras más de dos años de vergonzosos cabildeos, funciona ya una ley que consagra la muerte de las libertades fundamentales en la red, la puesta en funcionamiento de una justicia paralela al servicio de la industria del entretenimiento y la censura, y la pérdida efectiva del proceso debido y las garantías judiciales.

Vamos a ver muchas, muchas aberraciones. Mañana mismo, mi página, en medio de una lista de más de doscientas, será denunciada. Una página en cuyo desarrollo he invertido los últimos nueve años de mi vida, pero que en cualquier momento puede ser cerrada mediante procedimiento exprés por una comisión administrativa, simplemente por haber vinculado a una canción, un libro, por haber usado una ilustración mal escogida.

Habrá que plantearse emigrar.

Hemos consagrado en España una “policía del copyright”, capaz de decidir qué debe y qué no debe estar en la web. Y lo peor, lo hemos hecho de tan esperpéntica manera, que no va a servir para nada. Quien quiera descargar materiales sujetos a derechos de autor, seguirá haciéndolo mediante protocolos P2P, con los prácticamente indetectables magnet links, o mediante páginas de descarga situadas en otros países a las que accederá mediante herramientas al alcance de todo el mundo.

¿Cree alguien de verdad que algo de esto se ha hecho para defender a los creadores, o que de alguna manera va a servir para ello? En realidad todos sabemos que es una forma de defender los intereses de una serie de empresas que manejan los tejemanejes del poder hasta el punto de hacer que los políticos actúen a su dictado. Enhorabuena por haber llevado a término una ley absurda y que no servirá para nada más que para ensuciar el nombre de sus defensores. La historia juzgará.

18 comentarios

  • #001
    OcéanoMar - 2 marzo 2012 - 09:16

    No sabes cómo lo siento… triste día, tristes días nos acompañan. A todos, aunque muchos no quieran enterarse, y así seguiran: sordos, ¿qué importa? si una página rusa te permite ver una película en español, si el Ares te permite seguir descargando lo que te de la gana… eso es lo único que les interesa a los sordos mientras los ogros nos pisan, comiéndonos vivos, pero mucha de nuestra sangre parece ser horchata que no duele al derramarse, ni aterra. Esto es lo que hay. Un triste sálvese quien pueda. Un terrorífico adiós a la libertad.

    (Me río por no llorar con los estúpidos “tomates” de algunos de esos seres pseudo inteligentes que de vez en cuando y para desgracia de todos abren la boca, hoy tendrá un huerto bien hermoso regado con el sacrificio de muchos)

  • #002
    jose - 2 marzo 2012 - 10:11

    La historia dice: Al principio los editores trabajaron al servicio del estado, despues el estado trabajaba al servicio de los editores; entonces…

  • #003
    Gorki - 2 marzo 2012 - 10:15

    Colaboro
    http://felixmaocho.wordpress.com/2012/03/01/13669/

  • #004
    Raúl C. - 2 marzo 2012 - 10:58

    Plas, plas, plas… (Sí, ya sé que este comentario no tiene contenido, más o menos como le pasa a la Ley Sinde-Wert).

  • #005
    Gustavo Mesa García - 2 marzo 2012 - 11:05

    Don Enrique:

    A mi humilde parecer, esta es una etapa mas en la inevitable evolución hacia la real libertad de expresión…. por cierto, no exenta de aberraciones como la por Ud. citada.-

    Le hago llegar mi total apoyo, no imaginando en este momento, de que maneras se pueda responder a tales atropellos… sino obrando de tal manera que sus señorías vean dificultado sus arcaicos procederes.-

  • #006
    Marcos - 2 marzo 2012 - 11:22

    Una preguntita, y perdón por mi ignorancia:
    ¿Esto es sólo para las páginas españolas? ¿Y cómo se sabe que una página es española?
    ¿Y sobre todo: no se pueden maltear, afrancesar, o inglesizar nuestras páginas, en vez de tener que emigrar nosotros?

  • #007
    Manuel Rozas Fernández - 2 marzo 2012 - 11:56

    Lo que no mata engorda. Una vez más, las dificultades que plantean los menticortos a los defensores de las libertades individuales solo servirá para perder un poco el tiempo y para hacernos más fuertes. algo que viene ocurriendo recursivamente desde la revolución francesa (cuando menos) hasta la (rabiosa) actualidad. Métodos policiales ya los usaron p.e. Hitler o Stalin. La etiqueta Sinde será recordada como p.e. la del senador McCarthy. La moderna versión de “la caza de brujas” aquí y ahora es perseguir a unos cuantos locos que creyeron que este era como Oregon en aquellos tiempos: un territorio sin ley. Algún día alguien hará buenas leyes para Internet, que reemplazaran esta chapuza improvisada, muestra de la impotencia de esos políticos (algunos de ellos hoy felizmente en la oposición) que en un monumento a la incompetencia hicieron este engendro para afirmar que (1) no saben como funciona la red, y (2) menos aún como solucionan sus problemas.

  • #008
    guillermo - 2 marzo 2012 - 13:39

    Tras haber asistido a multitud de conferencias, charlas, almuerzos, comidas, cafés y tertulias de bar relacionados con esta presunta ley, lo cierto es que cada vez tengo más dudas acerca del funcionamiento de la temida sección segunda (podrían marcarse un punto desde el ministerio y colocar a Teddy que ahora tiene un futuro laboral incierto) de la presunta “comisión de propiedad intelectual”.

    Show must go on, como decía el gran Farrokh Bulsara!

  • #009
    Mario - 2 marzo 2012 - 20:38

    ¿De verás vas a emigrar Enrique o es el puro afán de victimizarse y escandalizar por algo que de antemano sabes que no te va a pasar? Cosas peores dijeron de la Hadopi en Francia y no se produjo ningún apocalipsis ni el fin de las libertades, igual antes con la DMCA, o con las leyes en Australia. Los holandeses el día de hoy están bloqueando The Pirate Bay, ¿se acabó por eso la internet en Holanda? Nadie lo cree…

    Cualquiera que conozca tu blog sabe perfectamente que esta no es una página de piratería por favor. Aquí sólo hay contenido propio a borbotones y multitud de enlaces que se enmarcan en lo que son citas o se enlaza a fuentes legítimas; y es más, cuando recomiendas algún libro el enlace te lleva a Amazon y no a su versión pirata, o hasta nos enteramos cuándo una edición oficial se va a lanzar al mercado para esperar por el libro como buenos niños. O sea que más santo y respetuoso del derecho de autor (por más que hables pestes de ello) no puedes ser Enrique. No sé si serás un King Dotcom reprimido, pero como pirata no calificas.

    Lo gracioso de todo esto es que crees que si no te cierran estás demostrando la inutilidad de la Ley, pero lo que puedes lograr es exactamente lo opuesto: vas a demostrar que la participación judicial para evitar que la Ley vulnere la libertad de expresión sí funciona. Tú mismo vas a probar, con la permanencia de tu blog, que los jueces no estaban “pintados” ni “de adorno” sino que están allí para proteger tus derechos y separar la paja del trigo, las denuncias atendibles de las denuncias fraudulentas o malintencionadas como ésta. Que un grupo de hacktivistas y Enrique Dans en persona legitimen la Ley anti-descargas española… priceless

  • #010
    Jesus Raro - 2 marzo 2012 - 21:26

    #009 Muy cierto, y además el “denunciante” tiene su miga… considera injusto el reparto de derechos de autor por que…”si tiene éxito ganas dinero, pero si nó… no lo ganas…”. Brillante.

  • #011
    Javier Bernad Sopena - 2 marzo 2012 - 22:11

    Esperemos que el criterio de los jueces sea mejor que el articulado de la Ley. Que el poder judicial enmiende las presiones a las que se ha sometido el poder legislativo.

  • #012
    asmpredator - 3 marzo 2012 - 02:03

    #009 Mario

    No creo que la ley Sinde-Wert beneficie a nadie aparte de los cuatro que ya sabemos y espero que no salga otro grupo de listillos que consigan otra ley a medida de sus intereses porque sino esto va a ser un cachondeo.
    Lo de la denuncia y el enlace a la canción me parece mas teatro que otra cosa, en eso estoy de acuerdo.
    Y cuidado que estoy a favor de los derechos de los autores, pero no llevados como hasta ahora.

  • #013
    Matilde Garzón Ruipérez - 3 marzo 2012 - 10:20

    Para enviar el texto por FaceBook he tenido que pasar dos controles de seguridad, escribiendo una letras endiabladas. Esto es la primera vez que me ocurre. La cosa está clara.

  • #014
    Angel - 3 marzo 2012 - 12:57

    Si un arquitecto diseña un puente le pagan y punto. Si un médico le trasplanta a alguien un corazón, el trasplantado no le paga un canon de por vida ¡y eso si es una obra de arte!
    Si un maestro enseña a leer a sus alumnos, estos no tienen por qué pagarle un canon cada vez que leen el periodico o un libro…

    ¿Por qué alguien que hace una canción hay que pagarle toda la puta vida un canon? ¿No es más importante hacer un puente, salvar vidas o enseñar a leer?

    Vaya mierda de pais…

    Angel

  • #015
    Krigan - 3 marzo 2012 - 14:44

    Angel:

    Si un inventor, un ingeniero, o un científico, desarrollan una nueva tecnología revolucionaria, tan sólo se les paga durante 20 años, y eso suponiendo que su invención sea patentable, que no siempre lo es. Si alguien hace una canción, se le paga durante toda su vida, y a sus herederos durante 70 años después de su muerte.

    Desde hace años, las discográficas y los artistas no pagan derechos de patente por el CD Audio… pero quieren que sigamos pagando derechos de autor por canciones compuestas hace más de un siglo.

  • #016
    miguelc - 3 marzo 2012 - 19:07

    Toda la vida se ha dado la lucha entre los intereses enfrentados de unos y otros.

    Con frecuencia se trata de intereses de unos pocos, pero poderosos, contra los de muchos, pero débiles.

    A menudo se imponen a la corta los pocos poderosos, pero de ello resulta una situación inestable, que termina desembocando en una rebelión más o menos evidente de los muchos débiles, quienes al final terminan imponiendose.

    El problema es el sufrimiento que suele acompañar a este proceso; sufrimiento para los débiles, claro.

    En el caso que nos ocupa tenemos que los fuertes son las empresas del entretenimiento norteamericanas, que a su vez han secuestrado la voluntad del gobierno USA, que a su vez está realizando todo tipo de presiones sobre otros gobiernos, que también están siendo presionados desde dentro por sus respectivas industrias del entretenimiento.

    Con tanto poder de un solo lado resulta un poco sorprendente que el asunto no se haya resuelto por el sistema de ordeno y mando hace ya mucho tiempo, pero es que los mandados no estamos por cumplir sin más, van a tener que obligarnos.

    Y en eso están, y aún así no estaría yo tan seguro de que vayan a ganar.

  • #017
    Trabajo Online - 4 marzo 2012 - 15:23

    Ésto a lo único que responde es al afán del gobierno y de su partido de “controlar”, “fiscalizar”, “auditar” y “censurar” la información y el tráfico en el medio de comunicación más potente y avanzado de la historia: internet. La propiedad intelectual, tan de moda hoy en día, no es sino la justificación perfecta. Pero, como bien dices, Enrique, no podrán. En internet, cuando se cierra una puerta, se abren dos.

    Un saludo a todos,

  • #018
    Y por que - 5 marzo 2012 - 18:20

    Sr. Dans, como de costumbre Vd. falta a la verdad. A Vd. no le cierran nada, deje ya de hacerse la victima y por supuesto de provocar.
    Le aseguro que si intento saltarme por la fuerza el control en Barajas me van a detener, pero eso no significa que se limiten las libertades individuales, es que me he saltado la norma ¡PREMEDITADAMENTE!

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados