“Vigilados”, mi columna de Expansión

Mi columna de Expansión de esta semana se titula “Vigilados“, y es una adaptación al formato papel de esta entrada de hace unos días, “¿Es viable una sociedad con sus ciudadanos bajo vigilancia permanente?”

A continuación, el texto completo de la columna:

 

Vigilados

En Canadá, un ciudadano nacido en Marruecos es detenido mientras recoge a su hijo en el colegio. La policía irrumpe en su casa y la registra de arriba a abajo, y un grupo de compañeros de trabajo que viajaban a los Estados Unidos son retenidos en la frontera. ¿Por qué? Por haberles enviado un inocente SMS en el que les animaba a “reventar a la competencia”.

En Los Ángeles, dos turistas británicos son detenidos y encerrados durante doce horas, y finalmente deportados. ¿Su pecado? Haber intercambiado mensajes en Twitter en los que hablaban de la juerga que estaban planeando, en los que decían que iban a “destruir América” y a “desenterrar a Marilyn Monroe”.

Desde septiembre de 2001, algunos gobiernos decidieron redefinir algunos de los que se suponían derechos fundamentales de los individuos, en aras de preservar una supuesta seguridad. Vivimos en un mundo en el que nuestros razonables deseos de seguridad, entretenimiento y confort están siendo manipulados con el fin de que aceptemos voluntariamente un estado de excepción permanente, que condiciona nuestras libertades a la vigilancia a la que nos someten proveedores de acceso a internet, aplicaciones de correo electrónico, mensajería instantánea, buscadores o teléfonos.

¿Paranoia? En absoluto. Paso a paso, en función del interés de gobiernos y de industrias como la del entretenimiento, estamos empezando a ver como natural el vivir en un estado de auténtica libertad vigilada. La manipulación llega a tal punto que hay personas que, al conocer este tipo de prácticas, las califican como razonables, “porque ellos no tienen nada que esconder”.

Vigilando a todos los ciudadanos no se impiden las actuaciones de “los malos”: simplemente se les anima a utilizar sistemas de comunicación más sofisticados. En un estado democrático, la tecnología debe servir para que los ciudadanos controlen a los poderes públicos, no al revés. Como bien decía Benjamin Franklin, “aquellos que sacrifican libertad por seguridad no merecen tener ninguna de las dos.”

11 comentarios

  • #001
    asmpredator - 10 Febrero 2012 - 09:28

    Prefiero correr riesgos en libertad que perder la libertad por no correr riesgos.
    Ademas la hipocresia del poder es evidente, gracias a la paranoia del miedo a perder la seguridad cada dia nos coartan mas nuestra libertad y nuestros derechos, la revolución se acerca tanto mas deprisa cuanto mas nos censuren y controlen.

  • #002
    Victor - 10 Febrero 2012 - 09:31

    Esto es un arma de doble filo. Observemos que es lo que le ha pasado al juez Garzon por las escuchas ilegales… Como offtopic y spoiler tambien podemos ver al final de la película “The Dark Knight”, cuando Bruce Wayne, alias Batman se dedica a vigilar a todo el mundo en detrimento de la libertad por la seguridad….
    Lo dicho, es un arma de doble filo, la cual todavía ni estoy a favor ni en contra (si la causa es justa…pero…esto también puede ser relativo), pero las palabras de Franklin me hacen temblar…
    Saludos!

  • #003
    Anónimo - 10 Febrero 2012 - 10:56

    Creo que fue Iván el Terrible quien inventó el “ojo que todo lo mira” (ademas de descubrir eso de colocar “pruebas falsas”). Inventos perfeccionados por un tal Fouché, quien, como buen jacobino que acabó en duque, le dio un estilo especial a lo de convertir en traidor a la persona más inocente…
    Parece mentira que, a estas alturas de la historia de la humanidad, aún se defienda que la seguridad excesiva es una defensa de la democracia y no una manifestación de la paranoia (además de la defensa de intereses espúreos) de los gobernantes…a cada cosa por su nombre…

  • #004
    Carlos Economista Ingles - 10 Febrero 2012 - 12:07

    Disculpad, estoy sorprendido por la cantidad de comentarios que borra El Pais, referentes a la noticia de la condena a Garzón.

    En 18 años de internet no he visto nada parecido y entendía que quien dice una tontería queda como un tonto, y quien la borra como un estúpido.

    Por supuesto que hay que eliminar comentarios que insultan o fomentan el delito como la pedofilia, el racismo o el trafico de armas. Pero no veo que este sea el caso, sino mas bien, la pataleta de cada uno ante la sentencia.

    ¿Nos quiere quitar El Pais el derecho a la pataleta?

    ¿Que opinan de que nos “vigile” y censure El Pais?

    Es triste que un periodista se ponga a borrar comentarios, para eso ya tenemos la ley Biden-Sinde-Wert. Personalmente me siento traicionado e indignado.

    Si van a borrar tantos comentarios ¿No es preferible deshabilitar los mensajes? O mover la discusión a otro sitio. No respeto a quien cuelga algo en la red y no permite comentarios, pero mucho más desprecio siento hacia quien pretende controlarlos y usar sus sesgo para borrarlos.

  • #005
    Anónimo - 10 Febrero 2012 - 13:23

    La única utilidad que le encuentra el poder a la tecnologia es para controlar mejor a la gente, nada de comunicarse mejor con los ciudadanos o mejorar su cultura o comodidad, mal vamos, muy nal vamos si esto sigue así.

  • #006
    una - 10 Febrero 2012 - 15:15

    No sé, pero tal vez David Icke tenía razon?
    http://youtu.be/YuiC0PoYHDs

  • #007
    Alastair McKenzie - 10 Febrero 2012 - 20:08

    This week a very interesting case came to the High Court in England.

    http://www.guardian.co.uk/law/2012/feb/08/twitter-joke-case-court-appeal

    In January 2010, realising that the Nottingham “Robin Hood” airport was being snowed in, and that he might not see his girlfriend, Paul Chambers tweeted: “Crap! Robin Hood airport is closed. You’ve got a week and a bit to get your shit together otherwise I’m blowing the airport sky high!!”

    Result: He was arrested, fined by local magistrates and lost his job. Astonishingly, when he appealed, a Crown Court judge upheld the conviction!

    At this point, public outrage and derision went wild on Twitter and in a “I am Spartacus” protest 4,000+ people (including me) re-tweeted his original tweet, daring the authorities to similarly charge us all.

    Somewhere in the law there has to be an understanding of the medium’s context and the role of irony. In other words, the authorities have to get a better grasp on whether a communication is ‘serious’ or ‘not serious’.

  • #008
    Pedro Jiménez - 10 Febrero 2012 - 20:40

    Creo que este libro te puede interesar http://www.zemos98.org/paneldecontrol/?page_id=63

  • #009
    Krigan - 11 Febrero 2012 - 10:19

    En uno de los casos señalados por Enrique, y en el expuesto por Alastair McKenzie en #7, estamos hablando de mensajes de Twitter. ¿De verdad las autoridades de USA y Gran Bretaña se creen que los terroristas planean sus acciones usando Twitter?

    Por cierto, se me olvidó comentaros que mañana pienso volar el parlamento español.

  • #010
    Joey - 13 Febrero 2012 - 12:29

    En UK hemos retrocedido años en cuanto a derechos civiles con la excusa del 2001.

    Algunos ejemplos de poderes especiales de la policia:

    – el “stop an search” que permite parar y registrar a la gente sin él más mínimo indicio. En algunos barrios hay varones jóvenes que han sido parados y registrados cientos de veces simplemente por se jóvenes. La mayoría pertenecientes a minorías. Se ha citado como una de los principales motivos de los disturbios de verano. Los jóvenes marginales de UK están en batalla constante con la policia.

    – Arrestos domiciliarios o “custodia”. El caso más polémico: En la prensa esta semana, clérigo islamista de tendendias radicales, sin una sola condena en UK, retenido desde 2005 por el estado (más de 6 años!), sin cargos ni condena, por suponer una “amenaza”. Lo querían extraditar a Jordania (de donde procede) pero el tribunal europeo de derechos humanos no les deja, porque es evidente que le van a torturar (ya lo hicieron, como a los testigos de cargo). El tipo es un bicho, pero no ha cometido ningún delito (o no se puede probar).

    Si en la cuna de las libertades civiles y los derechos del individuo, el Gobierno puede tener a alguien encerrado 6 años sin condena ni cargos, o pararte y registrarte por tu barrio cientos de veces “porque sí”, es que algo no funciona. Es una clara extralimitación del estado y no es justo.

  • #011
    Carlos Rondón Ávila - 9 Mayo 2012 - 07:04

    Para los que les interese el tema, un post de la misma línea: Panóptico Digital: http://www.nodnor.com/index.php?option=com_content&view=article&id=46:panoptico&catid=3:latest-news&Itemid=2

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados

Un comentario en Menéame

#001
StanTheMan - 10 Febrero 2012 - 08:24

Quién me iba a decir que alguna vez estaría de acuerdo con edans» autor: StanTheMan