Hablando sobre geolocalización, en El País Semanal

Paloma Abad, de El País, me envió algunas preguntas por correo electrónico hace algunos meses con el fin de contextualizar un artículo sobre aplicaciones de geolocalización, que fue finalmente publicado en El País Semanal de ayer bajo el título “Usted está aquí” (ver en pdf).

A continuación, el texto completo que envié a Paloma:

 

La idea de la geolocalización como aplicación social surge por primera vez con cierto nivel de éxito gracias a Dennis Crowley y Alex Rainert, dos estudiantes de NYU que desarrollan Dodgeball en el 2000. La compañía fue adquirida por Google en 2005, pero su actividad fue mínima, Dennis y Alex abandonaron Google con sensación de frustración, y el proyecto terminó finalmente siendo cancelado en 2009. Tras salir de Google, Dennis Crowley fundó Foursquare con el mismo fundamento y un nuevo compañero, Naveen Selvadurai, pero esta vez en un momento en el que la cuota de smartphones en el mercado con funcionalidad GPS ye era sensiblemente mayor, lo que posibilitó una adopción mucho más exitosa.

La idea de Foursquare es proponer un “juego social”, una aplicación basada en la competencia con tus amigos mediante mecanismos como el leaderboard (tablero de puntuaciones), los mayorships (alcaldías) o los badges (insignias). Sobre ese componente lúdico se estructura un esquema de promociones a las que los sitios pueden acceder mediante acuerdos económicos con Foursquare: promociones basadas en frecuencia, en repetición, etc. que ofrecen incentivos a los usuarios y una oportunidad a los sitios de promover el consumo. Gracias a estos componentes, Foursquare se hizo con uno de los mejores catálogos de sitios del mundo completamente creado por sus usuarios: aún teniendo en cuenta problemas de duplicidad o multiplicidad de sitios, el catálogo abarca locales en los lugares más insospechados del mundo, y su explotación brinda un importante valor a la compañía.

Los supuestos “peligros” de la geolocalización son, en realidad, un mero artefacto periodístico para aficionados al sensacionalismo. El peligro de las aplicaciones de geolocalización está relacionado con un mal uso: obviamente, si compartimos todo con todo el mundo sin tener en cuenta que sean amigos o no lo sean, estaremos utilizando mal la herramienta, y correremos los mismos riesgos que si nos dedicásemos a anunciar a los cuatro vientos dónde vamos a estar o qué estamos haciendo: la herramienta no es mala, es malo el posible mal uso que se haga de ella. La idea de ladrones ultratecnológicos que actúan mirando Foursquare es otro fruto del sensacionalismo: no se ha demostrado ninguna actuación de este tipo, y en realidad, cualquier ladrón estaría más seguro mediante la metodología tradicional de observación de un barrio para deducir en función de las persianas o del buzón si una persona se encuentra en casa o no, que dedicándose a crear un perfil falso en una red social para saber si la persona está o no está.

Los beneficios son claros: por un lado, lúdicos, combinados con la posibilidad de saber dónde están tus amigos y poderles proporcionar, en un momento dado, consejos sobre sitios, etc. o encontrarte con ellos gracias a la aplicación. Por otro, incentivos promocionales, rebajas, especiales, etc. por parte de los establecimientos participantes. Sin embargo, la escasa dimensión internacional como compañía de Foursquare ha dañado estratégicamente su desarrollo: la empresa está radicada en Nueva York y carece de red en otros países, lo que lleva a los establecimientos a tener que contactar con una empresa extranjera para hacer sus promociones. Esto ha sido aprovechado por competidores como Facebook Places, que gracias a su amplia infraestructura de soporte internacional, ofrece un sistema similar descrito como “más aburrido”, pero con incentivos mayores al ser capaz de atraer a su servicio a empresas potentes como El Corte Inglés, BBVA o el Fútbol Club Barcelona, y ofrecerlo a sus más de setecientos millones de usuarios en todo el mundo. Sin embargo, por el momento, Foursquare sigue generando en sus usuarios una dinamica de checkins habituales, mientras Facebook Places solo obtiene un uso en el mejor de los casos esporádico. La dinámica de esta competencia en el futuro está por ver.”

11 comentarios

  • #001
    gersonbeltran - 19 Diciembre 2011 - 09:53

    Muy interesante la reflexión, quizás añadir que Facebook ha decidido abandonar su lucha con Foursquare y Places ha cambiado de estrategia, que facebook Deals ha fracasado, que Gowalla se ha lanzado al mundo de viajes experienciales y guias de viaje y que recientemente ha sido adquirida por Facebook y que se rumorea con la entrada de Google + en el mundo de la geolocalización social. Al final se trata de herramientas, lo importante es lo que hay debajo, la capacidad de identificar no sólo la geolocalización de un usuario sino sus necesidades y emociones en lo que yo llamo “Geolocalización emocinal” y que iría más en la línea de la llamada web 3.0. Un mundo apasionante para un geógrafo como yo que hace geografía en la red. Muchas gracias por compartir este artículo.

  • #002
    Enrique Dans - 19 Diciembre 2011 - 10:13

    #001: Efectivamente, todo eso, que no es poco, ha pasado desde que envié el mensaje a Paloma a finales del verano!! Gracias por completar las perspectiva :-)

  • #003
    Jos - 19 Diciembre 2011 - 10:18

    Facebook places cerró hace meses.

  • #004
    Wilfredo Gam - 19 Diciembre 2011 - 11:00

    La ausencia de oficinas de Foursquare fuera de Estados Unidos no me parece demasiado handicap. Mi experiencia personal a la hora de gestionar la cuenta de un local comercial en Foursquare ha sido muy sencilla. 4 simples pasos en su web, crear una cuenta, reclamar el local, esperar 2 semanas a recibir un código de verificación y una pegatina por correo postal y listo; ya puedo crear mis promociones y publicitar mi local.
    Y hablando de tipos de usuarios, hay quien lo usa como una aplicación util (encontrar promociones, ver donde están tus amigos) y otros como mero juego-vicio-obsesión (coleccionar medallas y alcaldías de lugares, bombardear con consejos inútiles)

  • #005
    Gorki - 19 Diciembre 2011 - 12:21

    Pasado el tiempo sigo si entender e la gracia de decir donde estas en cada momento y lo de las alcaldías y medallas, no comprendo como puede incentivar el comportamiento de una persona adulta. Por otra partee tampoco entiendo que nadie se fíe de las recomendaciones de establecimientos obtenidos en base a hacer descuentos a quien las edite. No obstante, dado el éxito evidente de Foursquare, debe ser que el problema no está en el programa, sino en mí, que debo ser un tío raro.

  • #006
    manu medina - 19 Diciembre 2011 - 15:08

    El único problema que veo a estas aplicaciones es que puedo llegar a ser el “mayorship” de un local sin haber entrado nunca dentro, siemplemente haciendo checkin al lado de la puerta de entrada sin llegar ni a traspasarla.
    Saludos

  • #007
    gersonbeltran - 19 Diciembre 2011 - 16:36

    #002 Gracias a ti, siempre aportando tanto valor. Tengo algunas presentaciones sobre el tema en http://slideshare.net/gersonbeltran compartidas como CC.

    #003: Facebook Places no ha cerrado, simplemente ha cambiado de rumbo y ha abandonado su lucha con Foursquare

    #005: Las recomendaciones no dependen de los descuentos sino de la voluntad del usuario en aportar una información cualitativa a su red de contactos, es la recomendación o crítica de toda la vida actualizado pero la base es la misma, la confianza en las recomendaciones

    Se trata de una herramienta y como tal cada uno la usa como quiere, como la vida misma. El tema del juego es porque viene de EE.UU. con otra cultura digital pero cada país y cada persona la adapta, yo por ejemplo no lo utilizo como coleccionista de badges o “chapas” sino como usuario de a pie y como investigador del tema de la geolocalización social. La clave está en la libertad de usarlo como uno desea.

  • #008
    diseño web zaragoza - 19 Diciembre 2011 - 16:37

    Sin lugar a dudas #6 el procedimiento de comprobación de visita a un sitio que usan este tipo de aplicaciones es “rudimentario”. Y lo califico así teniendo en cuenta que la tecnología de la telefonía es prácticamente no invasiva frente a nuestro cuerpo. Cuando lo sea, y eso está cerca, las técnicas de las aplicaciones serán otras, mucho más refinadas y precisas. Entonces el problema será otro, su alto grado de invasión del espacio “humano”, etc… El único fallo de foursquare es no ser visto como Google, al menos desde el principio. Es decir, su único fallo es que haya gente que le ve fallos. Su único fallo es, pues, tener detractores. Se trata de sorna, claro está. No sé cómo Google verá el tema, pero estoy seguro de que la geolocalización no se la toma como un tema menor o simplemente ventilable mediante una aplicación. Google le da el valor añadido a su búsqueda de la localización, y con ella mejora la calidad de las búsquedas. Tan sólo le queda que los usuarios entren al trapo de darle valor a resultados y así comenzar con el juego del SEO en los listados con mapa. A Google la falta algo que foursquare tiene, y viceversa. Uno ha de comerse al otro, y ya saben quién de los dos tiene más hambre.

  • #009
    Antonio - 20 Diciembre 2011 - 00:04

    Me gustaría que comentases en profundidad esta noticia (http://www.elmundo.es/elmundo/2011/12/19/cultura/1324317428.html), pero utilizando un poco la cabeza. Es decir, evitando “argumentos” como “un bit es un bit y esto no se puede parar” o “esta chica no es tan moderna como yo y no lo entiende”.

    No me refiero tanto a este caso particular sino al general, y a las soluciones que propones.

    Gracias.

  • #010
    Gorki - 20 Diciembre 2011 - 01:29

    #009 Antonio
    Lucía Echebarria hace muy bien. A mi me paso lo mismo, yo no hago esculturas desde que observe que la gente las miraba sin pagarme. ¿Hay derecho a que la gente pase por delante de “la Cibeles” y la gocen por la “face”?, ¿y que los cineastas se lucren sacándola en sus películas, siempre que quieren indicar que la acción transcurre en Madrid¡ ¿Cuanto han robado a los herederos del escultor?.

  • #011
    Manuel A. Moreno - 20 Diciembre 2011 - 19:05

    Segmentar y seguir explorando sobre la geolocalizacion personal o comercial según los intereses, la usabilidad y el acceso con menos clics es la tendencia, nosotros proponemos un nuevo sistema para dispositivos móviles o pc, alojado en el DNS, el dominio (.tel) desde el mismo se puede converger a varias plataformas en lo que respecta a geolocalizacion puedes hacer nodos de mapas para sucursales o agentes distribuidores, o cambiar en minutos si así lo deseas, utilizar enlaces a otros mapas mas amplios configurados a tus intereses desde el pc ya que es multiplataforma, funciona en cualquier dispositivo móvil conectado a la Internet con o sin configuración. aquí varios ejemplos http://valenciamovil.tel – http://visitingparis.tel – otros http://www.telnic.org/community-weeklytel.html

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados