#cuatrotuiteros: cuando los políticos ven que las tornas han cambiado

Unas absurdas declaraciones de Joan Navarro, Vicepresidente y Director Senior de Asuntos Públicos de Llorente y Cuenca hechas en El País, en las que se reconoce como “uno de los principales impulsores de la ley Sinde”, y califica a los que nos oponemos a dicha ley de “cuatro twiteros con el apoyo de unos pasmados medios de comunicación”, desencadenan una tormenta en Twitter que lleva a que la etiqueta #cuatrotuiteros se convierta, en un tiempo récord, en trending topic a nivel mundial. La cuestión, la verdad, no tenía desperdicio: en un solo y desafortunado texto, Navarro conseguía el récord de insultar a los que se oponen a la ley Sinde, a los medios y a los políticos; y de mentir con respecto al apoyo de la UE, el Consejo Fiscal, el CGPJ y el Consejo de Estado.

El tema, recogido por medios como El Economista, La Información, GQ, Nación Red, El Semanal Digital, El ReferentePúblico o ADSLZone, llama la atención por su valor como indicador: el trending topic #cuatrotuiteros subió en menos de una hora, fue completamente distribuido, y se mantuvo en la lista de temas para España durante el resto del día, con picos de más de dos mil actualizaciones a la hora. La evidencia es clara: los que son cuatro, son ellos. Los defensores de la censura, de los procesos que incumplen la tutela judicial efectiva, de las represalias por vía de comisión administrativa, de la indefensión jurídica, los cómplices de los infinitos escándalos de corrupción de la SGAE. Los que se llenan la boca al decir “eso es delito” aunque los jueces, que son quienes realmente deben definirlo en un estado democrático, insistan en que no hay delito de ningún tipo. Ellos sí que son cuatro, y cada día más aislados.

Por mucha llegada a los políticos que tengan, la evidencia es clara: son muy pocos, y son muy mala compañía. Si todo lo que puedes hacer por tu causa es poner titulares ruidosos en los diarios de tu propiedad y contratar a conseguidores y a lobbistas “expertos en comunicación”, es que a tu causa tiene poco que defender, porque sencillamente, es indefendible. Y ahora, además, sabemos que van completamente a contracorriente: ni el tribunal de justicia europeo, ni la comisaria Kroes, ni el estado suizo, ni el austríaco, ni una cantidad cada vez mayor de políticos amantes del sentido común aprueban que los derechos de autor sirvan, en lugar de para reconocer y remunerar a los autores, para enriquecer a los intermediarios que los explotan y para criminalizar absurda e inútilmente a la ciudadanía. Llega un punto en que ni las sobadas amenazas de la embajada de los Estados Unidos con una “Lista 301” más falsa que un euro de madera surten efecto, porque sabemos que por grandilocuente que suene, la Lista 301 no es más que una herramienta hecha por la industria para reclamar a los estados una legislación más favorable, más prebendas y más privilegios. Por no ser, ni siquiera es cierto que la cultura aporte a nuestro PIB lo que algunas dicen que aporta (y es más, podría aportar bastante más si se pudiese popularizar más gracias a una legislación de propiedad intelectual más adecuada). El PIB que genera internet es mucho más estratégico e importante.

¿Los argumentos de la contraparte? Los de siempre. Todos esos tópicos manidos sobre “el todo gratis”, “la música que se muere”, “hay que proteger la cultura”, “los parásitos”, “la piratería”, “la pérdida de puestos de trabajo”, “no robarías un coche”… igual de falsos y falaces que lo han sido siempre. Acabo de tener un ataque coordinado de team-trolling en mi página de Facebook, y ha sido exactamente eso: ni un solo argumento nuevo o mínimamente creíble, solo la basura habitual. Está claro: mientras a los defensores de la visión renovadora de la propiedad intelectual, el tiempo nos va dando indefectiblemente la razón, los de la caverna del copyright no han hecho sus deberes y siguen con los mismos argumentos desacreditados de siempre.

La ley Sinde era un engendro jurídico, una basura liberticida de primer nivel. Lo que hay que hacer con la ley Sinde no es reglamentarla, sino derogarla. Tirarla a la basura. Porque una amplísima mayoría de la sociedad española, además de juristas, economistas, profesores, políticos, directores de cine, el Tribunal Superior de Justicia Europeo, la Comisaria Europea para la Agenda Digital, los estados suizo y austríaco, y hasta alguno más de #cuatrotuiteros exigen que así sea.

Que la ley Sinde y las libertades en la red son casus belli para la ciudadanía ha quedado más que demostrado, por si no lo estuviese ya conociendo el papel central que jugó dicha ley en el inicio de los movimientos que devinieron en el llamado 15M. La resistencia sigue ahí: no solo somos muchos más que ellos, sino que además, nos acompañan la razón y los argumentos. Veremos como aplica su buen juicio el gobierno entrante en este tema.

21 comentarios

  • #001
    sinnombre - 6 diciembre 2011 - 19:37

    A ver si se quitan la venda de los ojos de una vez, que el mundo cambia y hay que moverse con él.

  • #002
    tomeu pons - 6 diciembre 2011 - 19:40

    nos acompañan la razón, los argumentos…. y el futuro

    sin duda nos acompaña el futuro!

  • #003
    Antonio - 6 diciembre 2011 - 19:45

    Enrique… Te fijas en todo.

    LLORENTE & CUENCA, consultores de comunicación.
    ¡ Dicen que entre 10 personas siempre hay una tonta.!

    Y, algunas veces, hasta tiene disculpa; ya que dicen que la cosa va por turnos y casi, casi: Somos y hacemos el tonto casi todas las personas de vez en cuando.
    Ahora bien, en este caso: Joan Navarro, Vicepresidente y Director Senior de Asuntos Públicos. Pues, presuntamente, podrá salir esto:
    “Uno sobre 10 entre todas las empresas consultoras de comunicación.”

    Saludos.

    PD.
    Si fuera Junior, se podría hablar de exceso de hormonas; al ser Senior, no sé qué decir.
    Ah… Sí. Sí sé qué decir: Si tiene más de 65 años, qué piense si no está ocupando o “robando” el puesto de alguna persona joven sin trabajo.

  • #004
    Andrés de Rojas - 6 diciembre 2011 - 20:08

    A ver si con cosas como esta al menos conseguimos arrinconarles. Quiero decir: si cada vez que uno de estos genios del tema abre la boca para defender lo indefendible vamos miles de personas y le contestamos que se equivoca, es posible que alguno de ellos acabe por entender su error. Vamos, sería lo lógico, aunque reconozco que no parece que vaya a pasar en un futuro próximo y todavía pensarán que ha habido una conspiración de ciudadanos, empresarios, algunos medios y algún político en contra de los #cuatroperrunos que quieren enriquecerse a costa del trabajo de unos y el uso de internet de otros.

  • #005
    Umbriel - 6 diciembre 2011 - 20:30

    Un pequeño detalle chorra Enrique: en el cuarto párrafo, en el listado de “tópicos manidos”, te has comido la doble comilla de apertura de “los parásitos”.
    Y en cuanto al artículo en sí, bueno, como siempre verdades como puños, pero como ya sabemos todos, esta gente seguirá viendo solo su “verdad” aunque estén al borde de un precipicio -que, por otro lado, ya lo están-.

  • #006
    Raquel - 6 diciembre 2011 - 20:39

    Estoy leyendo La empresa en la web 2.0 de Javier Celaya por lo que en este momento solo se me ocurre un adjetivo para estos señores que no entienden nada “arcaicos”. No hay que ser especialista en estos temas, solo hay que informase un poquito para ver como evoluciona todo y muchos de nuestro polícos solo piensan en primera persona y no ven, ni miran.

  • #007
    Andreu - 6 diciembre 2011 - 22:18

    Hombre, hay que decir que Twitter en España todavía es algo muy, pero que muy minoritario. Menos de tres millones de usuarios registrados, y una ínfima parte de los mismos realmente activos… Hay que salir a veces del mundillo hiperconectado en el que vivimos algunos para darnos cuenta de que ahí fuera al grueso de la ciudadanía realmente no le interesa lo más mínimo lo que cuatrotuiteros piensen, por muy activos que éstos sean tageando mensajitos.

    No sé, para nada quiero ningunear a nadie ni negar lo obvio, pero hay que saber relativizar eso de los “trending topic” y situarlo en lo que son: indicadores de lo que una minoría tecnofílica comenta o subraya en un momento dado. Lo que no son es, sin ningún género de duda, una muestra representativa de lo que el conjunto de la ciudadanía piensa o le interesa, y menos en España.

    E insisto en que lanzo esta reflexión con todo el cariño y respeto a esos cientos de miles de personas que publican, comparten y difunden sus inquietudes a través de Twitter en España.

    Saludos.

  • #008
    Krigan - 7 diciembre 2011 - 00:58

    Andreu:

    Debe ser que hablas poco con gente no tecnófila :-)

    Ellos son más radicales que nosotros.

  • #009
    Herel - 7 diciembre 2011 - 03:51

    A esta gente no hay que convencerla de que está en un error. Ya lo saben.
    Lo que quieren es imponer su visión de la realidad calculadamente falaz y victimista, no necesitan que les relevelen lo que ya saben: que son unos ladrones.

    Y mientras, el cánon y las subvenciones ahí siguen…

  • #010
    Konamiman - 7 diciembre 2011 - 08:58

    “Veremos como aplica su buen juicio el gobierno entrante en este tema.”

    Esto era un chiste, ¿verdad?

  • #011
    Melancólico - 7 diciembre 2011 - 09:44

    La última andanada la publica hoy El País. Gerardo Herrero, conocido productor y director de cine, declara que la paralización del reglamento de la Ley Sinde en el Consejo de Ministros “…demuestra como se asustan ante los piratas y las empresas que se hacen millonarias gracias a esos blogueros que están pagados por las compañías telefónicas”.

    Ante semejante acusación directísima, la pregunta es de cajón, Enrique: ¿a ti cuánto te pagan las compañías telefónicas por participar en la movilización contra la ley?

  • #012
    jose luis portela - 7 diciembre 2011 - 10:10

    Que bueno tu comentario…los que son cuatro son ellos. Pero yo hago una reflexión en voz alta.

    ¿Como son los políticos actuales?.

    Me encantaría que alguien tomara el tiempo de hacer un análisis de como es el perfil de la clase política actual. El tema es MUY preocupante. Muchísimos no tienen titulación superior, la mayoría no habla inglés (en un mundo globalizado…), muchos NO han tenido un cargo importante en empresas, con lo cual su conocimiento en Dirección General es nulo y por ultimo y no menos importante las tecnologías de la información a la mayoría les suena a chino. Si ha esto le añadimos que NO saben trabajar en equipo, que siguen con el rollo de la derecha e izquierda (señores esto es de principios del siglo XX) y hay 17 autonomías con objetivos distintos….¿Como queréis que esto funcione?

    Realmente preocupante….

  • #013
    Enrique Dans - 7 diciembre 2011 - 10:30

    #011: Mucho. Muchísimo. Los dos últimos Porsches, el blanco y el azul oscuro, y el Ferrari California me los he comprado enteritos con eso. No veas cómo mola. Pero este mes no sé que les pasa que se están retrasando en hacer el ingreso… No sé, a lo mejor están molestos con mi postura sobre la neutralidad de la red.

  • #014
    cessione del quinto - 7 diciembre 2011 - 11:17

    Yo, sinceramente, sigo teniendo mis dudas sobre el poder de los social network, pero es uno opiniòn muy personal con la que, por lo que leo, pocos coinciden. Esta claro y no me cuesta admitir que el mundo avanza, que las redes sociales son el futuro, y hay que estar ahi. Espabilarse, como decìa uno de los comentaristas anteriores. Felicidades por el post, bueno como casi todos los anteriores.

  • #015
    jose luis portela - 7 diciembre 2011 - 11:53

    #11. ¿sabes la pena que me da ver esto que comentas?. Que hay tanta gente indecente en este país, que no te puedas imaginar que haya gente decente que no necesite mentir ni engañar para ganar dinero.

    Te lo explico para que lo entiendas, hay muchas personas que son independientes, y que viven precisamente de investigar, difundir y ayudar en definitiva a una sociedad, como es el caso de los profesores de escuelas de negocio. Evidentemente hay mas colectivos que también son independientes, y si lo piensas un poco, no les hace falta casarse con nadie.

    Y para que veas que SI me preocupa el tema, yo estoy bastante seguro que muchísima de la culpa de la crisis, la sociedad y el mundo, es el poder del dinero y la gente/empresas que engañan a la sociedad. Lo bueno es que precisamente Internet esta haciendo posible que ahora todo el mundo pueda opinar y no solo los que tenían el poder y por eso cada vez iremos hacia un mundo mas justo y con menos sinvergüenzas.

  • #016
    Tomeu Pons - 7 diciembre 2011 - 13:36

    No puedo parar de reir con el comentario del #011…

    ¿De verdad el país publica semejante mamarrachada?jajajjajaja…
    No estamos partiendo la caja todos en nuestro departamento!
    Gracias a el país por alegrarnos el puente.

    ¿Que empresas se hacen millonarias gracias a los blogeros de las compañías telefónicas?
    La frase, no tiene ni pies ni cabeza.

    A Gerardo Herrero, le recomiendo que se apunte a los cursos gratuitos de Barcelona Activa-Cibernarium donde colaboro como formador. Allí podrá machar a preguntas al formador de turno e inundar de conocimiento todas esas lagunas que sin pudor, demuestra tener.
    Sr. Herrero acuda a formarse. http://www.cibernarium.cat/cibernarium/es/activitats/index.jsp
    Será bien recibido.

  • #017
    Josue - 7 diciembre 2011 - 13:41

    ¿”Ellos sí que son cuatro”? Nos guste o no, ellos tienen el apoyo de casi 20 millones de electores.

  • #018
    Carlos economistaingles - 7 diciembre 2011 - 13:52

    En este “brave new world” donde somos consumidores irracionales en vez de ciudadanos, la protesta contra la ley sinde se ha orquestrado desde el consenso independiente y no desde los movimientos de grupo.

    Esta visión nace del psicoanalisis y la irracionalidad del hombre, el miedo a los autocratas, el fundamentalismo de las ideologias, y el exito de la economia de mercado en crear y satisfacer deseos. No solo estamos ante un cambio de modelo de la industría audiovisual, tambien de visión del individuo y la sociedad; de como nos vemos y como nos ven.

    Recuerdo un post reciente de Enrique acerca de Dell y como se había llevado un varapalo en la bolsa por dar un mal servicio post-venta: https://www.enriquedans.com/2011/08/hp-y-el-liderazgo-triste.html

    La politica se ha convertido en un producto y la oposición a la ley Sinde nos muestra que como consumidores hemos ganado en consenso.

  • #019
    spawn - 7 diciembre 2011 - 16:07

    Excelente articulo. El problema de todo esto que aunque seamos mas y en teoria tenemos mas fuerza que ellos, los que cortan el bacalo para desgracia nuestra son ellos. Y estamos viendo que con tal de mantener los bolsillos llenos, a costa nuestra, no les importa crear las leyes necesarias para llevarlo a cabo, aunque signifique pisotear nuestros derechos.

  • #020
    Miguel Valero Seo - 8 diciembre 2011 - 19:04

    La ley Sinde … a ver que hace ahora el PP, yo no he votado al PP pero he dejado de votar al PSOE por este tema. y ESTOy DE ACUERDO SON CUATRO GATOS LO QUE APOYAN LA LEY SINDE.

  • #021
    jacinto - 9 diciembre 2011 - 01:44

    Dando la razón que la ley sinde es un anacronismo y una ‘caca’ legislativa, me gustaría saber cuantos de los comentaristas de este blog viven (es decir se ganan su sueldo) de la venta de contenidos digitales (videos, libros digitales, películas, música, etc), no sea que descubran que es un tema más complicado de lo que se esta resumiendo aquí.

    O cuantos, incluido el autor del blog, realmente tienen un negocio viable sobre contenidos digitales, por que como dice el refrán es más facil predicar que dar trigo.
    Exhorto a los comentaristas de este blog a que digan como tendría que regularse la propiedad intelectual en internet o que sanciones (por que creo que tendría que haber algún tipo de sanción) a los que venden (no enlazan, digo vender) contenidos digitales que no son suyos.

    Y confirmo que la ley sinde es un esperpento además de inutil para los fines que dice defender.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados