El (repetitivo y triste) error de los libreros

La apertura de Liber, la Feria Internacional del Libro, que tuvo lugar ayer en IFEMA escenificó claramente hasta qué punto están los libreros dispuestos a repetir los errores de otros gremios de la producción cultural. Sobre el discurso de la ministra, poco puedo decir que no le hayan dicho ya. Me voy a referir fundamentalmente a otra intervención, a la de una persona que presuntamente sí sabe de lo que habla cuando se refiere a la industria editorial.

En la foto, Antoni Comas, presidente de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), que se dedicó a subrayar los tópicos de un sector al que el progreso le ha pasado claramente de largo. Atención a las perlas: “estamos en guerra contra la piratería, no librando una batalla”, “si no queremos que nos rompan la columna vertebral, habrá que entrar en guerra con la piratería”, “el libro digital se va implantando muy despacio y hasta que la demanda no demuestre su interés de un modo definitivo, la facturación seguirá siendo muy pequeña”, o reproches al retraso de la tramitación de la llamada ley Sinde.

Se equivoca, señor Comas. Es usted muy dueño de declarar la guerra a lo que quiera, y si la declara “a la piratería” debería estar usted, imagino, en las costas de Somalia o de Togo, que es donde dicen las noticias que la hay. Pero si lo que pretende es declarar la guerra a quienes intentamos consumir libros y no los encontramos porque ustedes no nos los ofrecen, me temo que lo que está haciendo es insultar a sus clientes, en una maniobra que va frontalmente en contra del más elemental instinto de conservación.

Señor Comas, la “piratería” en los libros no existe. No hay “piratería”, hay mercados desabastecidos. Mientras sigan ustedes metidos en un razonamiento tautológico que les lleva a “no hacemos libros digitales porque no hay demanda para ellos”, seguirán cometiendo un error de libro (nunca mejor dicho). No se puede sobrevivir en una industria intentando por todos los medios que el progreso no llegue a ella. Lo que hay que apuntarse al progreso, apostar decididamente por él, e intentar hacerlo lo mejor posible en el nuevo escenario que este progreso define. La realidad no es que el libro electrónico no triunfe, es otra completamente diferente: la demanda existe, existe además por parte de los que seguramente somos los mayores consumidores de libros. En Estados Unidos, la librería más importante ya vende más ejemplares en formato electrónico que en tapa dura. Y como ustedes no la quieren satisfacer, no nos queda otra que buscar los libros en la versión digital en donde buenamente podemos. Muchos de los que nos descargamos libros digitales y a los que usted insulta y califica de “piratas” (a pesar de que la ley dice que no lo somos en absoluto y de que podríamos – y deberíamos – denunciarlo a usted por difamación) estaríamos perfectamente dispuestos a pagar un precio razonable por un libro digital. Un precio que tuviese en cuenta los ahorros en los que se incurre al no tener que imprimir, ni almacenar, ni distribuir ese libro, no un par de eurillos menos para cumplir el expediente. A cambio de un precio y una experiencia de compra razonable, la gran mayoría de los clientes estamos dispuestos a pagar, entre otras cosas porque preferimos que aquellos que crean la cultura se vean remunerados por ello. Pero con su actitud de mantener un mercado patéticamente desabastecido porque según ustedes “no hay demanda” (cuando la demanda no la contabilizan porque nos está obligando a irnos a canales que escapan a su control), está usted creando el problema, y acostumbrando a toda una generación de lectores a que el sitio para encontrar los libros no es una librería, sino una búsqueda en Google con el título del libro y el formato deseado.

Siempre habrá un porcentaje de clientes que acudan a un mercado paralelo, y ese mercado paralelo siempre existirá, se ponga usted como se ponga y declare la guerra a lo que la quiera declarar. Invocar la ley Sinde para intentar evitarlo es, sencillamente, una estupidez, como bien demostró recientemente David Bravo en su conferencia en San Sebastián generando la creación de veinte páginas de descargas en menos de una hora. ¿Quiere cerrar páginas usando la absurda ley Sinde? No se preocupe, que se abrirán más. Muchas más. Es una lucha sin sentido, que no le va a llevar a ningún sitio más que a enconar las posturas y a convertirlo en el enemigo de sus clientes. Más le vale que, siguiendo el dictado del sentido común, el reglamento de la ley Sinde no se apruebe nunca y termine sus días siendo derogada, porque con la ley Sinde no va a llegar usted a ningún puerto al que de verdad quiera llegar. Se lo garantizo.

Su tan deseada ley Sinde, señor Comas, no va a ser puesta en funcionamiento antes de las elecciones, por razones evidentes: es tan profunda y merecidamente impopular, que supondría un desgaste que nadie quiere asumir. Tras las elecciones, el partido que según todos los pronósticos gobernará este país se encuentra con que el iluminado que desde sus filas defendió la postura de aprobar la ley Sinde está expuesto a un nivel de contestación popular próximo al de la alarma social, y con que las juventudes del partido han demandado públicamente  en su reciente congreso en Zaragoza la eliminación de dicha ley. Culminar su tramitación en contra de la opinión de la mayoría de la sociedad, de un amplio sector relevante del partido y de las juventudes que se supone son el futuro del mismo sería, sencillamente, una estupidez política.

En lugar de perseguir e insultar a sus clientes, ocúpese usted de hacer su trabajo: ponga en el mercado una buena oferta, y haga que esté disponible en todos los formatos posibles, sin obstáculos absurdos como el DRM que castigan a los clientes que pagan, con precios que puedan ser entendidos como razonables, y con una experiencia de compra agradable, que tenga en cuenta factores como la recomendación, que destile la información recogida en las redes sociales, que no busque perpetuar intermediarios innecesarios, y que no nos haga sentir como clientes de segunda. Si la experiencia que ustedes ofrezcan es suficientemente buena, el mercado paralelo irá disminuyendo su actividad, y quedará al final como un recurso que utilizarán aquellos que, en realidad, nunca fueron ni serán clientes suyos, porque nunca se habrían gastado ni se gastarán dinero en sus libros. Hay personas así, afróntelo. Pero la gran mayoría de los clientes lo que queremos es pagar cantidades razonables por obras a las que queremos acceder en buenas condiciones, cómodamente y con un buen surtido disponible. Esos a los que usted está “declarando la guerra”.

En la música han tenido que pasar varios años para empezar a ver algunos atisbos de sentido común, tras un desgaste horrible que, por supuesto, no ha generado nada positivo. Declare usted la guerra a lo que quiera, genere usted los titulares absurdos y grandilocuentes que quiera, pero se está equivocando. Con mayúsculas, E-QUI-VO-CAN-DO. Ese camino no le va a llevar, ni a usted ni a su industria, a ningún sitio.

62 comentarios

  • #001
    Juan Sánchez - 5 Octubre 2011 - 13:01

    Está claro que al frente de la industria del libro, están dinosaurios, que no verían que el modelo cambia ni aunque les cayese encima.

  • #002
    Miqui - 5 Octubre 2011 - 13:09

    Un diez, nada más que decir.

  • #003
    Javier - 5 Octubre 2011 - 13:11

    Acabo de comprarme 4 libros en Amazon.com por 16 € en inglés para mi Kindle. He intentado comprarlos en castellano… pero no existen. Gracias por vuestra visión, sres. de Libranda!!!

  • #004
    EBC - 5 Octubre 2011 - 13:18

    Los libros impresos tienen un IVA del 4% (catalogado como artículo de 1ª necesidad) y los ebooks soportan el 18% de IVA. Los libros impresos están sometidos a la llamada ley (de tiempos de Franco) del precio fijo del libro (art.33 de la Ley del Libro de 1975) y los editores argumentan que los ebooks no pueden estar sometidos a la libre fluctuación de precios al quedar regulados por la citada ley. El abogado más tonto de Europa ganaría el caso (basándose en el tipo de IVA diferente) defendiendo que un producto de IVA 18% no queda amparado por la ley del precio fijo del libro. Ahora bien, los grandes editores (que lo saben bien pero no lo admiten abiertamente) cierran su mano de hierro sobre los distribuidores de ebooks no permitiendo más que el 5% de descuento, como marca una ley NO APLICABLE para estos productos.
    Esto sólo lo romperá un poderoso (iBookstore, Google Books, Amazon, ..) o un extranjero, e-distribuyendo apetecibles libros en español desde sabe Dios donde. El pacto entre editores españoles es clamoroso…e ilegal.

  • #005
    ElisabethPG - 5 Octubre 2011 - 13:20

    Mas que no enterarse es que no les interesa que el modelo cambie. Es más facil pintar su propia realidad y rezar para que nos la creamos.

  • #006
    tomeu pons - 5 Octubre 2011 - 13:28

    Basta de caspa en cualquier industria de este país.
    Señores retírense y dejen entrar savia nueva.

    Si lo que quieren es manternerse con vida y no tener recurrir a la respiración artificial (ley sinde y sandeces similares) váyanse.

    Váyanse con dignidad ahora, porque para esta “guerra” ustedes no están preparados.

  • #007
    Hugo - 5 Octubre 2011 - 13:30

    Es un buen análisis este artículo, pero en cualquier caso, no me parece muy complicado llegar a estas conclusiones. ¿Qué ocurre entonces? ¿Por qué no lo entienden? a estas alturas no me queda nada claro. Entiendo la reticencia inicial como cualquier industria que quiere vivir de las rentas sin innovar y adaptarse, pero, amigos, ha pasado demasiado tiempo ya. Espavilen!

    Nota paralela: los que más “piratean” son los que más consumen también, quien no va nunca al cine no baja nunca una peli, quien no lee no baja nunca un libro. No parece complicado de entender.

    Nota 2: Antes en las casas había bliblioteca y estanterías, hoy NO hay sitio para más libros solo caben las letras de la hipoteca. XD.

  • #008
    Carlos Iglesias - 5 Octubre 2011 - 13:35

    Muy bueno. Enrique has estado muy acertado, y comparto tu visión. Gracias por tus aportaciones. La industria como ves está cada día más lejos del mercado.

  • #009
    Guillermo - 5 Octubre 2011 - 13:37

    Buenos días;

    Yo solo se que que hace tiempo dejé de comprar música hasta que vi la opción de spotify y no tengo inconveniente en pagar de momento 5€ al mes por escuchar música, y si salen servicios atractivos probablemente acabe pagando más.

    Tengo cerca de 3.000 libros en mi casa y hasta hace poco no me había parado a reflexionar. Sin embargo desde hace meses llevo plantéandome pasar al ebook, sobre todo por una mera cuestión de espacio físico.

    Pero lo que percibo es más de lo mismo. Leo cosas relativamente raras (además de colecciones más populares) que no encuentro. Cuando lo encuentro me cuesta igual o más que el libro físico y volvemos a la guerra de pirata y ladrón y sector indefenso por otro lado.

    Seguimos sin aprender. Ayer ponía en este mismo blog que dirijo una empresa de tecnología, pero que es muy convencional. Pues me aplico el cuento, señores. O cambia mi organización la manera de hacer software y venderlo, o nos comerá el mercado. Distribuimos software, somos uno de esos intermediarios llamados a morir, si no cambiamos. ¿Qué valor aportaremos excepto coste adicional cuando todo esté en la nube?

    Esto es lo mismo. Hay miedo, desconocimiento y pérdida de control y cuando se den cuenta, no habrá tiempo de reaccionar.

    Ójala se reaccione pronto, pero tengo la sensación de que no van a mover ficha. Desgraciadamente.

    Un saludo a todo el mundo.

  • #010
    Raul - 5 Octubre 2011 - 13:43

    Yo también considero que el modelo de negocio del libro está cambiando; de hecho la edición impresa de tapa dura para adultos que hace un año era tres veces las ventas de eBook en los EEUU, éste año las ventas de eBook los han superado con creces. Esto es un pequeño ejemplo de cómo las tendencias están cambiando y como pretender quedarse con el viejo modelo puede ser un error:
    Pueden ver una artículo del mismo tema en: http://technancial.blogspot.com/2011/10/la-transformacion-negocio-del-libro.html

  • #011
    Necesitamos1 - 5 Octubre 2011 - 13:46

    Estos tíos tienen el ego tan grande y el sillón tan aplastado contra su culo que no verían una oportunidad de negocio aunque estuvieran sentados encima de ella.

    Más les valía jubilarse y dar paso a gente más innovadora y alfabetizada tecnológicamente.

  • #012
    Enrique Dans - 5 Octubre 2011 - 13:47

    #008: Carlos, muchas gracias por tu comentario, hecho desde la perspectiva de alguien que conoce el sector muy bien, desde dentro y desde hace mucho tiempo, y a quien debo parte del apoyo práctico y factual del que surgen mis reflexiones en ese sentido. Menos mal que hay personas en el sector que veis estos temas de otra manera. En algún momento la industria debería plantearse que fuesen precisamente esas personas, y no las que defienden como toda postura la resistencia al cambio, las que inspirasen las políticas sectoriales…

  • #013
    Luis - 5 Octubre 2011 - 13:57

    Ayer mismo compré a mi madre un libro cd en amazon.fr por 41€ más 12€ de envío express (1 a 2 días). En amazon.es el mismo artículo salía por 101€ más envío.

    En la librería tradicional de toda la vida la dijeron que era un artículo muy difícil y que quizá podría decirla una fecha cuando hablase con el proveedor, una semana más para pedirlo y luego que llegase o no algún día…, de precio menos.

    Cuando el librero se enteró de que lo había comprado esa misma tarde a 41€ con un envío de 1 a 2 días se le iluminaron los ojos y se interesó en aquella web. Comprendió que podría prescindir de su proveedor tradicional y agilizar sus ventas. Supongo que más tarde se daría cuenta de que también podrían acabar prescindiendo de él por la misma razón…

    Por no hablar de los libros digitales, claro

    Salu2

  • #014
    Luis Novo - 5 Octubre 2011 - 13:58

    La única estrategia de la industria editorial española es tratar de retrasar lo mas posible la popularización del libro electrónico, porque no tienen los recursos (técnicos, humanos, empresariales, históricos) necesarios para crear un mercado digital equivalente al de otros paises y porque han asumido que no tienen la menor posibilidad de competir. Por eso no hay oferta de ebooks en España. Según su visión, cuánto mas tarde el ebook en implantarse, mas tiempo podrán seguir viviendo como hasta ahora. Cuando llegue el día, harán las maletas y se marcharán a casa, viendo como otros operadores (Amazon y compañía) les han robado la merienda sin que hayan podido hacer absolutamente nada para competir.

    Suerte con lo de la ley Sinde, la población lectora seguirá descargando libros alegremente mientras asiste divertida a las patéticas declaraciones de los que ya parecen los herreros del siglo XIX tirándole piedras a los trenes de vapor.

  • #015
    Albert - 5 Octubre 2011 - 13:58

    [está] “acostumbrando a toda una generación de lectores a que el sitio para encontrar los libros no es una librería, sino una búsqueda en Google con el título del libro y el formato deseado.”

    Es así.

    Esta es la muerte de la editoriales españolas. Boqueando con el negocio en papel.

    Grandes distribuidores externos venderán todo el pastel electrónico.

  • #016
    Umbriel - 5 Octubre 2011 - 14:09

    El domingo estuvimos un amigo y yo de debate sobre el tema, y llegamos exactamente a la misma conclusión. El inmobilismo de esta gente es directamente proporcional con su afán de mantener privilegios y beneficios desproporcionados.

    Han tenido 10 años, NADA MÁS Y NADA MENOS QUE 10 AÑOS para adaptarse, pero los han dedicado a llorar, quejarse y lamentarse, para lo único para lo que han usado la cabeza es para mentir y buscar excusas para cobrar los ebooks al mismo precio que la edición de papel. Ahora Amazon está aquí, y aunque aun no comercializa libros electrónicos, la cosa está cerca. Tras ellos, vendrán otros. Y si los editores de este país no han aprovechado cuando estaban solos para asentarse en el nuevo mercado… ahora les toca recibir palos hasta en el cielo de la boca por la competencia que antes no tenían… y ahora sí.

    Las editoriales pequeñas seguramente encuentren formas de adaptarse rápidamente -lo tienen más fácil precisamente por su tamaño-, aunque muchas caerán también por el camino. Pero las grandes, como el grupo Planeta, lo van a pasar muy mal. Seguramente sobrevivan precisamente por su enorme volumen, pero van a perder todo territorio ganado en los últimos 50 años. Eso, como mínimo.

    Aunque no me extrañaría que empezasen a recurrir a favores políticos para que sigamos atrás. No me extrañaría nada…

  • #017
    Aitor Calero García - 5 Octubre 2011 - 14:16

    Buen artículo, solo que yo difiero en lo del precio. Un libro electrónico podría costar mucho más que uno de papel. Todo está en función del valor que aporte. Si con la lectura de ese libro, por ejemplo, soy capaz de generar más ingresos podría merecer la pena pagar más. El precio no debería depender del formato de lectura y/o entrega, sino de la calidad y valor del contenido.
    Por otro lado, es cierto que el editor ahorra costes al vender online, pero el comprador también. No tiene que hacer desplazamientos y lo recibe de forma instantánea.

  • #018
    Goomer - 5 Octubre 2011 - 14:17

    Todo esto está muy claro para quien lo quiere ver. La cuestión es, que ese nicho desabastecido, es un filón para una empresa que lo quiera llenar.

    ¿Por qué nadie crea esa empresa?

    Supongo que porque los derechos de autor de los ebooks van, junto con los de los libros físicos, a la caja fuerte de las editoriales.

    Y yo me pregunto, ¿no es un freno a la libre competencia, y por tanto así se podría denunciar, el que una editorial ni publique en formato electrónico, ni deje que nadie lo haga con sus derechos no usados?

  • #019
    Arnaitz - 5 Octubre 2011 - 14:18

    Si, señor. Si el señor Comas lee esto, debería quedarle claro.

  • #020
    Jozarco - 5 Octubre 2011 - 14:58

    Totalmente de acuerdo. Sólo faltaba un lector barato y de prestigio para disparar la demanda. ¿No la ofrecen? Estará en en el P2P, Google, etc.
    http://tecnocomun.com/2011/09/29/nuevo-kindle-el-asesino-del-libro-de-papel-the-book-killer

  • #021
    Elena - 5 Octubre 2011 - 15:09

    Estoy de acuerdo con todo lo expuesto en el artículo y con los comentarios anteriores excepto con el de #17, si comparamos el mismo libro en formato digital con el formato “arbol muerto” tiene que ser mucho más barato el digital. No me imagino ningún caso en el que el digital me permita generar más ingresos que el mismo libro en papel.

    Por otro lado habría que conocer también la opinión de los autores, por que me pega a mí que muchos de los consagrados seguramente se nieguen al formato digital. ¿Nadie sabe nada al respecto?

  • #022
    Jose - 5 Octubre 2011 - 15:19

    Ese camino no le va a llevar, ni a usted ni a su industria, a ningún sitio.

    ¿Cómo que nos les va a llevar a ningún sitio? Se han puesto ellos solitos al borde del precipicio y ya sólo les falta dar el paso al frente.

  • #023
    Iván - 5 Octubre 2011 - 15:29

    Genial post Enrique. Nunca he entendido lo del DRM en nuestro país, siempre he optado por comprar en pdf y epub como por ejemplo en bubok o en libros de Universidades. Lo del DRM me hizo perder una compra y mi paciencia, pese a que soy gran consumidor de libros tanto en papel y el ebook siempre he pensado que nuestro país va a en el ebook detrás de todo el mundo. Hace unas semanas se puso el proyecto Libro sin libro. www.librosinlibro.es y he podido comprar en formato epub varios ejemplares electrónicos a precios razonables. Debido a que muchos libros que me interesan de viajes o management no los encuentro en digital en nuestro país sigo acudiendo a Amazon a comprarlos. Un saludo

  • #024
    EBC - 5 Octubre 2011 - 15:41

    #21 Hace tiempo que los autores que venden bien tienen agentes literarios que se encargan de estos menesteres, con un mandato “quiero el mayor dinero posible, con la mayor difusión posible, con la mayor seguridad posible y con el mayor anticipo posible”. Si los agentes consiguen consiguen esto sólo en papel, no querrán digital, pero si lo consiguen con lo digital, estarían también encantados. No es un problema de preferencia de soporte es un problema de “¿qué hay de lo mio?”. Lo que un autor no va a hacer es convertirse en el Robin Hood de la cultura y lo anteriormente entrecomillado seguirá por encima de cualquier otra cuestión.

  • #025
    Dali - 5 Octubre 2011 - 15:42

    Creo que piensan que por cada persona que compre un e-book la obra va a ser leída por otros mil, que cualquiera que compre un e-book lo va a compartir y que mucha gente lo va a leer sin pagar. No se dan cuenta de que el que no está dispuesto a comprar ahora no lo ha estado nunca. Casi merecería la pena si se fomentase la lectura. Con lo que se han quejado de lo poco que se lee.

  • #026
    SuD - 5 Octubre 2011 - 15:55

    Pues es cierto que la digitalizacion podria a acabar con las pymes de venta directa de libros. Gente que que ademas al no tener conocimientos tecnicos no es la mas adecuada para ningun tipo de reciclado.

  • #027
    Teresa - 5 Octubre 2011 - 15:59

    Hola, leo en electrónico desde hace cuatro años, quiero leer libros nuevos y pagarlos a un precio razonable (y razonable no son 3 euros menos que el ejemplar empresa y con librería de por medio, a ver si ahora vamos a ser tontos). ¡Y NO PUEDO! La música es muuuuuy fácil de piratear, un libro es más difícil, por lo que sólo se piratean los “best seller”, pero si quieres leer en electrónico algo que no está en las listas de ventas no puedes ¿cómo que no hay demanda? Está claro que no hay más ciego que el que no quiere ver. La torta se la darán las editoriales tarde o temprano.

  • #028
    Benjamin Frugoni - 5 Octubre 2011 - 16:13

    Aprovechando el libre intercambio de productos en la UE, estoy esperando a que alguno (¿Suecia de nuevo?) de nuestros países se anime a vender literatura española, alemana, francesa, inglesa, etc… al precio que le convenga en formato digital, que sería a mi entender entre 0€ y 3€ según si el libro tiene publicidad o no.

  • #029
    McBad - 5 Octubre 2011 - 16:25

    Respuesta a #017 (Aitor Calero García),

    Sinceramente, te enteras menos que el perro de Carracuca. Que si el precio en función de la calidad y el valor del contenido. Que claro, que ahorran un poco en el proceso de fabricación y distribución , pero que como también el comprador ahorra en desplazamientos, bla, bla, bla, bla, bla….

    ¿Tu no serás primo del Antoni Comas este?

  • #030
    Alvaro - 5 Octubre 2011 - 16:26

    Enhorabuena por el artículo Enrique, verdades como puños.

  • #031
    J.O. - 5 Octubre 2011 - 16:31

    Estos señores si hubiesen vivido en la época de Gutenberg lo habrían llevado a la hoguera por fastidiarles su negocio de copistas.

  • #032
    Anonimos - 5 Octubre 2011 - 16:56

    Para acabar con la “piratería” necesitarán un milagro.

    “Libranda es una sociedad constituida inicialmente por 7 editoriales: Grupo Planeta, Grupo Random House Mondadori, Grupo Santillana, Roca Editorial, Grup62, Grupo SM y Grupo Wolters Kluwer. La dirección general de Libranda está a cargo de Arantza Larrauri.”

    http://www.via-news.es/index.php/ebooks/3792

    Según la exdirectora general de la Biblioteca Nacional Milagros del Corral, el error ha sido trasladar, por parte de los profesionales, el modelo analógico al digital. “Esa es la razón por la cual la plataforma Libranda ha sido un fracaso y una experiencia frustrante. Trasponer lo analógico a lo digital es tiempo perdido”

    http://www.publico.es/culturas/376844/libranda-ha-sido-un-fracaso-y-una-experiencia-frustrante

  • #033
    Javier Cuchí - 5 Octubre 2011 - 16:59

    Yo voy llegando poco a poco a la conclusión de que en este país, el empresariado -así, en general, lo que implica las reglamentarias salvedades- no sabe ni quiere competir: el empresariado lo que busca, sobre todo si tiene razonables posibilidades de lograrlo, es el monopolio; y si el monopolio es impensable, lo intenta entonces con el oligopolio, repartirse el mercado con los presuntos competidores en iguales o proporcionales raciones de exclusividad. Incluso a pequeños niveles: los pequeños agentes inmobiliarios buscan la exclusiva del corretaje como locos; los fotógrafos sociales, lo mismo, una parroquia, un restaurante, que no deje entrar a nadie más con una cámara; los taxistas, igual. Y así en multitud de grandes y pequeños colectivos, modestos o potentes, tanto en términos globales como individuales.

    Lo que está pasando en el mundo editorial es exactamente lo mismo: de la mano de muy pocas y muy potentes distribuidoras, muy pocas y muy potentes editoriales tienen el mercado copado, cerrado y repartido (con una pequeña porción para cubrir el expediente del hormiguero de los pequeñitos); no hay más que ir a una gran librería o a la sección de libros de una gran superficie para verlo.

    Lo digital derrumba ese tinglado y ellos lo ven y lo saben. Lo que intentan no es buscar fórmulas para triunfar y adaptarse en ese nuevo ambiente sino para controlarlo. Y como no se puede controlar, no llegan a ninguna parte y por eso hacen como el perro del hortelano.

    Hasta que Amazon -y los que vendrán detrás- se los lleven por delante. El mercado hoy es global; tanto más cuanto más digital.

  • #034
    rick - 5 Octubre 2011 - 17:26

    Última Hora:
    “El sindicato (vertical) de amanuenses y copistas monásticos se manifiesta en las calles contra la piratería de los llamados “imprenta-perroflautas” al mando de un tal Gutemberg. “Es la guerra” han dicho en un comunicado que ha sido lentamente distribuido a los medios puesto que cada copia se escribía a mano de una en una.

  • #035
    Armando Rodera - 5 Octubre 2011 - 17:28

    Interesante artículo, Enrique. Como escritor novel te puedo decir que esta nueva revolución digital la llevamos tratando hace tiempo en mi blog. El sector editorial español peca de inmovilismo, de ser demasiado conservadores, por lo que esperemos que la llegada de Amazon y otras iniciativas como 24 Symbols ayuden a flexibilizar el tema.

    Las nuevas tecnologías y el marketing online permiten proyectos que hasta ahora era impensables. Aunque mis conocimientos sobre la materia me dan para ir tirando, he conseguido sacar adelante un proyecto editorial digital dadas las adversas circunstancias actuales para cualquier escritor que pretenda entrar en tan difícil mercado. A través de Amazon y mi propia web he lanzado en ebook una de mis novelas, obteniendo un resultado mucho mejor del esperado, tanto en número de ventas como en comentarios positivos sobre la obra. Un libro sin DRM, a 2,99 euros, que se ha colado en las listas de thrillers más vendidos en español sin apenas promoción.

    No todos los internautas somos piratas, como nos suelen llamar. Pero pagar 15 euros por un ebook es de chiste. Yo me he currado la maquetación en EPUB y MOBI, preparado el booktrailer y colaborado con la web que hemos montado para el lanzamiento de mi libro “El color de la maldad”. Y os aseguro que no soy ningún experto. Así que no nos cuenten milongas del dinero que les cuesta generar los libros digitales, yo lo he hecho partiendo de conocimientos casi nuelos sobre este tema.

    Es cierto que el consumidor puede estar en cualquier sitio, y por eso me ha sorprendido gratamente que el mayor volumen de usuarios que están comprando y leyendo la novela se encuentre en Estados Unidos, aparte de España, claro. Allí el español como lengua está ganando muchos enteros y además están mucho más acostumbrados que nosotros al eccommerce, los ereaders y demás. Esperemos que la vieja Europa siga sus pasos, aunque aquí nos costará más.

    Nos esperan unos meses apasionantes. A ver si Amazon España empieza también a trabajar con el Kindle y los ebooks, para ver la evolución del mercado digital en nuestro pais, aunque la ley del precio fijo es un claro handicap. O las editoriales espabilan, o quizás cuando se quieran dar cuenta el lobo se ha comido a las ovejas e incluso al pastor.

    Saludos.

  • #036
    Bruno - 5 Octubre 2011 - 17:48

    Mi historia es un tanto curiosa: tras ser rechazada por varias editoriales, decidí colgar mi primera novela, «Realidad Aumentada», de forma gratuita en Internet.

    Muchos me tacharon de loco, diciéndome que si hacía eso ya no la iba a querer ninguna editorial.

    4 meses después había superado las 42.000 descargas, y una joven editorial, Hermida Editores, decidió apostar por ella, y editarla en papel a nivel nacional (saldrá a la venta este mismo mes, octubre).

    Sólo tratamos dos condiciones: tenía que reescribirla para mejorar el estilo (algo que era necesario)… ¡y el ebook sería gratis!

    Y así va a ser: tras seis meses de duro trabajo adicional, en unos días, si nadie lo ha hecho antes, mi libro será el primero que, por el mero hecho de comprarlo en formato físico, incluirá la versión en digital (por supuesto sin DRM). La idea del editor (y la mía) es que si pagas por él, puedas leerlo en cualquier formato.

    Evidentemente que corremos riesgo de que la gente lo “piratee”, al regalar el ebook con el físico. ¡Pero es que ese riesgo está ahí, por mucho que te empeñes en oponerte! Así que, ¿qué mejor medida que ser tú mismo el que se ponga del lado de tus lectores?

    Lo único que espero es que los lectores sepan apreciar esta medida. Y, si les gusta el libro, lo compren. Y si lo “piratean” y no pagan por él, pues que al menos lo recomienden (y si no les gusta, pues al menos lo habrán conocido e incluso puede que lo sigan recomendando a quienes creeen que sí les va a gustar, soy de los que cree que siempre hay una oportunidad en cualquier situación).

    Pero lo que creo que es absurdo es “ponerle puertas al campo”, y negar a quien paga por tu libro, el derecho a leerlo en digital, si así lo desea, y guardar su copia física en su estantería, como a casi todos nos gusta hacer.

    Espero que os guste esta iniciativa, en la que el editor ha apostado muy fuerte… ¡ojalá le salga bien! :)

    ¡Gracias! :)

  • #037
    Galeón - 5 Octubre 2011 - 18:09

    Tras la penosa experiencia que relata el sr Enrique Dans, nos hemos planteado que era necesaria una plataforma que hiciera las cosas bien. Con ese objetivo acaba de nacer GALEONBOOKS, con el fin de hacer fácil, barato e instantáneo el acto de comprar un libro en formato digital. Nos proponemos no caer en los errores que estamos viendo en muchas editoriales y crear un entorno en el que el escritor se sienta respaldado y, lo que es más importante, que los lectores puedan adquirir libros electrónicos a precio asequible de verdad: entre 1,5 y 2 euros, gran parte de los cuáles quedan como beneficio para el autor. Se acabó eso de que un libro electrónico salga casi tan caro como uno de papel.

  • #038
    Manolito - 5 Octubre 2011 - 18:11

    Me ha costado reponerme de la risa con los comentarios de Aitor Calero #17.

    ¿Quién valora el contenido y define el precio de un libro?, ¿la inquisición con los libros de Galileo y de Copérnico?…jajajajajajajajaja. Creo que la ley de la oferta y la demanda cumple en este caso perfectamente su cometido.

    Por otra parte, no sé qué relación causa-efecto tiene el que el editor se ahorre el papel, pero el comprador no necesite desplazarse al establecimiento. ¿Quiere eso decir que el editor puede repercutir el “ahorro” del segundo en el precio del libro?…

    Demencial. Los ojos llenos de carne, hijo mío.

  • #039
    Jaime - 5 Octubre 2011 - 18:31

    Una recomendación al señor Comas, desde mi humilde posición de lector: ¿por qué no hace una encuesta de esas que tanto les gusta hacer a las grandes compañías preguntando el éxito que tendría la publicación de libros electrónicos en España? Si no le convence los datos de Amazon, a lo mejor esto le sería un referente más directo.

    Señor Comas, debería leer más de esos libros de historia que usted distribuye para ver que hay guerras que es mejor no empezar.

  • #040
    Carlos economistaingles - 5 Octubre 2011 - 18:38

    A #036. Este fin de semana he comprado mi primer disco en CD, Fuel Fandango. Nunca pense que tendría tanta satisfaccion de gastarme 15€ por escuchar la música con la calidad que quiere el artisat. Cuando algo es bueno y responde a nuestros tiempos, el público queremos ser participes, ir a los conciertos, comprar CD, recomendarles, escribir en su pagina de facebook, hacernos una foto, darles dos besos…

    Enrique tiene energias, yo simplemente disfruto de la cultura a mi alcance sin complejos.

  • #041
    Eneko - 5 Octubre 2011 - 18:44

    “La realidad no es que el libro electrónico no triunfe, es otra completamente diferente: la demanda existe, existe además por parte de los que seguramente somos los mayores consumidores de libros”.

    Tampoco te vengas tan arriba… No caigas en el mismo defecto que caemos muchos, no ver más allá de su sector y de su mercado.

  • #042
    Alfonso - 5 Octubre 2011 - 19:07

    Pues sí señor: un 10 no un 20 de puntuación al artículo, que es más internacional. Claro, clarísimo. Sin rodeos como los discursos políticos. Al pan, pan y al vino, vino. Lo mismo se podría decir de los discos, y de las películas, etc. ¿Es que los libreros no leen lo que se escribe en estos espacios virtuales que ha creado internet? ¿Es que no se dan cuenta de que sus hijos ya han ido aprendiendo inglés y les da igual comprar el libro en castellano-papel o en inglés-digital? ¿Es que Amazon.es tampoco se da cuenta que su misma franquicia en otros paises pueden ser su competencia? ¿No queriamos una aldea global? Pues, 2 tazas. Para vender y para comprar. No puede Vd. vender aquí a 120 y en el pais de al lado a 60, porque ese producto no tiene fronteras físicas. En resumen: no se puede poner puertas al campo ni se puede ser enemigo de tus clientes.

  • #043
    Albert - 5 Octubre 2011 - 19:58

    Basta fijarse en el ‘negocio’ de los libros de texto para los escolares y el montage que tienen instalado, para ver quienes son realmente los piratas.
    **

  • #044
    Alejandro González - 5 Octubre 2011 - 20:07

    Enrique, me quito el sombrero no sólo por el contenido del post, sino también por cómo está redactado. Alguna vez te lo he dicho en persona (aunque tú no te acordarás de mí): te admiro tanto por lo que escribes como por cómo lo escribes. Este post es una prueba de ello.

  • #045
    asmpredator - 5 Octubre 2011 - 22:30

    Que facil es darle la culpa a otros de tus propios errores, lastima que no todos podemos hacerlo sr. Comas, es una pena que yo no pueda culpar al vecino de mis errores, que comodo sería para mí cobrarle un canon al vecino para seguir viviendo con mis errores y crear una ley que al vecino le obligue a darme el dinero de sus cuentas,así no tendria que esfozarme en mejorar nada y todos me mantendrían sin dar palo al agua.
    El sr. Comas es u claro ejemplo de involución de negación de la evolución y e la pataleta del monopolio perdido.

  • #046
    David - 5 Octubre 2011 - 23:44

    Sencillamente excelente. Mas claro imposible.

    Enhorabuena por el post. David

  • #047
    Raskolnikov - 6 Octubre 2011 - 00:04

    Hombre! a este buen señor hay que entenderlo. Los editores están fastidiados pero pueden reconvertir aún su modelo de negocio (aunque ya no llegan a tiempo) pero la distribución pierde toda su razón de ser.

    Así que aunque desvaríe hay que ser comprensivos.

    Pd. al autor del #17 le diría que deberíamos asaltar la biblioteca de Warren Buffet, la de Soros, la de Slim y otros tantos millonarios, que tan buenas lecturas hicieron y bien les aprovecharon. Es más, contratemos un buen equipo de abogados y pidamos royalties sobre la riqueza que generaron leyendo sus libros.

  • #048
    KC - 6 Octubre 2011 - 00:12

    No hay “piratería”, hay mercados desabastecidos.

    Enrique Dans en 2011 y Plutarco de Samos en el siglo VI a.C

    Saludos.

  • #049
    Krigan - 6 Octubre 2011 - 01:27

    En realidad el tiempo ya se les acabó, así que da lo mismo lo que hagan. Hace un par de años habrían podido lanzarse al mercado de Internet, y construir una posición fuerte antes de la llegada de Amazon. Ahora ya es demasiado tarde, no tienen ni la más mínima posibilidad.

  • #050
    Lluís Vilarrasa - 6 Octubre 2011 - 06:29

    Rubalcaba lee los libros con la nariz… Un “buen” ejemplo de como nuestros políticos ven la evolución tecnológica.
    Foto publicada en El Pais: http://www.elpais.com/articulo/cultura/Editores/electronicos/mala/conciencia/elpepicul/20111006elpepicul_2/Tes

  • #051
    R.H.Oliver - 6 Octubre 2011 - 09:24

    El año pasado, en Liber, me quedé sorprendida ante la poca capacidad de reacción de los editores. Ha pasado un año y siguen igual.
    Los que observamos el mercado, y trabajamos para que la cultura llegue a cuantos más mejor, nos hemos puesto las pilas y estamos colaborando en que haya un cambio.
    Sin embargo, las grandes editoriales siguen ancladas en que primero deben cambiar las leyes, los hábitos de consumo, el mercado… o sea que cambien los demás y no ellos.
    Pero, en fin, no importa, porque la inmovilidad de los grandes es una ventaja para la agilidad de los pequeños.

  • #052
    spawn - 6 Octubre 2011 - 10:06

    Estoy de acuerdo con Krigan, el tiempo se les acabó. Es que además, no se puede insultar a tus clientes y esperar que estos te sigan comprando, como si nada. Asi no se va a ningún sitio.

    Excelente articulo

  • #053
    detective privado - 6 Octubre 2011 - 10:52

    Las empresas editoriales cuentan -de momento- con la ventaja de que su producto -repito, de momento- no puede replicarse con la facilidad de un CD de música. Rippear un CD es infinitamente más fácil que escanear un libro. El día que escanear un libro no sea una labor lenta y tediosa, y se haga tan rápida y fácilmente como rippear un CD… pienso que las editoriales cambiarán de manera forzosa su estrategia.

  • #054
    pepe - 6 Octubre 2011 - 14:54

    Detective Privado:

    Escanear un libro es relativamente facil:

    http://www.diybookscanner.org/

    Y Rippear un ebook con DRM es coser y cantar.

    El futuro esta aqui. Solo hay que abrir los ojos

  • #055
    detective privado - 6 Octubre 2011 - 20:53

    A #54: ese scanner todavía es un artefacto, seguramente fuera del alcance del bolsillo de la mayoría. Imagínate el día que cualquier impresora multifunción escanee de manera automática un libro como el diybookscanner ;-)

  • #056
    Diego - 6 Octubre 2011 - 22:25

    Pues si os quejáis de que no hay oferta en el mercado de libros electrónicos, imaginaos cómo está el mercado de audiolibros que, para personas con deficiencias visuales, es el único modo de poder “leer”. Menos mal que están los “Amigos de qué de cosas””

  • #057
    Lluís Vilarrasa - 7 Octubre 2011 - 06:30

    A #053,
    En internet hay mucha gente, siempre hay alguien que escanea un libro y lo cuelga.

  • #058
    Librero - 9 Octubre 2011 - 18:15

    El señor Comas no es librero, es representante de la FGEE (Editores), luego el artículo ya comienza equivocado…
    Los libreros no somos estúpidos y apostaremos por el papel mientras nos sea rentable, y dudo mucho que el libro digital sea rentable alguna vez para nosotros o incluso para los editores, ahora se pueden permitir todos editar en digital debido a que los costes ya están en su mayoría cubiertos por las ediciones en papel (derechos, traducciones, publicidad, etc), ya veremos si en alguna ocasión editan sólo en digital la rentabilidad que obtienen.
    La verdad es que el mercado del libro digital aún es inapreciable, es castellano al menos, y lo seguirá siendo por muchos años, luego a los libreros no nos interesa económicamente, debemos atender a nuestros compromisos con nuestras empresas, trabajadores y clientes, mejorando día a día nuestra oferta y servicios, sin distraernos en satisfacer una demanda inexistente en la práctica.
    Para nosotros, lo inteligente en renunciar a clientes minoritarios como el señor Dans, que usan el mercado del libro y de otros contenidos para labrarse fama de gurú y sacar sus buenos beneficios por otros medios, conferencias, colaboraciones, entrevistas, etc.
    Renunciamos a esos clientes “pejigueros”, al igual que él renuncia a dar conferencias en polaco o en swahili….
    Amazon puede vender más libros digitales que en tapa dura o en papel, pero no es el único vendedor de libros en EEUU, su cuota no en mayoritaria, su aseveración es una falacia, como si yo dijese que Enrique Dans es el blogero más leído de entre todos los Enriques….

  • #059
    Librero - 9 Octubre 2011 - 18:38

    El señor Comas no es librero, es el representante de la FGEE (editores), al artículo ya comienza equivocado en el título, y sigue con varias falacias más…
    Amazon vende más libros en digital que en tapa dura, de algunas categorías de libros, pero es que Amazon no es el único vendedor de libros en EEUU ni del mundo, no se pueden sacar conclusiones de ese dato parcial, es como decir que el señor Dans es el Enrique más seguido de la blogosfera….aunque lo sea, el dato no significa nada….
    Los libreros seguiremos vendiendo durante muchos más años libros en papel a la mayoría de los lectores, que así lo demandan, podemos prescindir de los clientes “peguijeros” como el señor Dans, al igual que él no se toma la molestia ni el intererés en traducir sus artículos al polaco o al swahili….simple cuestión de decidir si un mercado es rentable o no….

  • #060
    Anónimo - 10 Octubre 2011 - 18:24

    #59….Negar la evidencia y el presente no van a salvar al mundo del libro de tener que reconvertirse. Ya van tarde y les va a pillar el toro, y al final, seremos todos los que perdamos, pero por su obcecación obsesiva. Amazon no es más que un indicativo de lo que ocurre en el mercado, es una muestra muy representativa. En Estados Unidos van varios años por delante de España en comercio electrónico y por eso habría que fijarse bien en las señales y en la evidencia. Yo soy un consumidor medio de libros (unos 20-25 al año) y desde hace 8 meses tengo un e-book. ¿Compro libros electrónicos en España? ni de coña, a esos precios no. Los compro (porque pago si lo encuentro) en tiendas fuera de España y, si no los señores libreros españols no los ponen a precio de mercado, pues “los consigo”, no me quedo sin leer.

  • #061
    Krigan - 11 Octubre 2011 - 02:03

    Librero:

    No es sólo Amazon. Actualmente, en Estados Unidos, se venden más libros electrónicos que de cualquier categoría de papel por separado, salvo libros de texto. Es decir, el electrónico es ya la categoría de libro más vendida de Estados Unidos, si exceptuamos esa categoría en la que el comprador no tiene capacidad de elección. Borders ya quebró, B&N se salvó sólo por el éxito del Nook. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

    El mercado español del libro electrónico es inapreciable por una razón bien sencilla: apenas ofertan títulos. Obviamente, los clientes no pueden comprar lo que no está a la venta. Sin embargo, las estadísticas dejan bien claro que la venta de aparatos lectores está explotando, y cada vez más gente que yo conozco se compra uno. ¿Necesito explicar cómo están llenando de libros sus aparatos?

    Ya sé que tu no eres una editorial, pero hay en vuestra actitud (tuya y de las editoriales) algo que me pasma. Os negáis a vender en el mercado electrónico porque no da dinero (y no da dinero porque os negáis a vender) pero cuando Amazon abra la Kindle Store en España (ya lo ha hecho en Gran Bretaña, Alemania, y Francia) y las ventas le lluevan como si fueran un río de oro, entonces os quejaréis de que Amazon se ha adueñado del mercado español. ¿Qué coño esperabais que pasase? Si vosotros mismos le habéis dicho “pase usted primero”.

  • #062
    rachat d'or - 17 Octubre 2011 - 11:33

    Sí, Amazon ya vende más en digital que en papel, pero es que además cada vez está más lanzado en el terreno de la edición, como indica este artículo de ayer del New York Times: http://www.nytimes.com/2011/10/17/technology/amazon-rewrites-the-rules-of-book-publishing.html

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados