Foursquare vs. Facebook Places: el desenlace de un caso interesante

Hemos hablado en varias ocasiones de la competencia entre Foursquare y Facebook Places, un caso que he utilizado también mucho para su discusión en clase: primero comentamos el lanzamiento de Facebook Places en agosto de 2010 y sus posibles implicaciones, y después hicimos seguimiento de la competencia entre ambas aplicaciones tanto en octubre de 2010 como en junio de 2011.

Ahora, Facebook nos proporciona la última entrega al respecto con el replanteamiento completo de Facebook Places, en lo que supone un abandono de la competencia directa contra una Foursquare cada vez más fuerte (valoración de seiscientos millones de dólares tras una nueva ronda de inversiónapertura de oficinas en San Francisco y extensión de la filosofía a eventos) y una idea más amplia de la localización, expresada en este vídeo:

Un planteamiento que huye claramente de la batalla por los checkins y ofrece una idea más inclusiva, menos competitiva, más centrada en la filosofía habitual de Facebook de hacer fácil que los usuarios compartan cosas. Tras un año, Facebook elimina de facto Facebook Places y lo sustituye por un “geolocaliza todo lo que haces”, eso sí, con opciones de privacidad reformuladas para ofrecer más control al usuario de una manera más sencilla. La posibilidad de ofertas puntuales para quienes hacen checkin en un sitio se mantiene para aquellas empresas que lo quieran utilizar, pero con un énfasis mucho más reducido.

El análisis de la competencia entre Foursquare y Facebook Places nos deja un caso sin duda muy interesante, más teniendo en cuenta que los desenlaces en un entorno tan dinámico como la red social rara vez son definitivos. El caso no deja de ser alentador para emprendedores: tu proyecto puede funcionar incluso cuando viene un gigante e incorpora una funcionalidad muy parecida a la tuya. Y en el caso de Facebook, una demostración clara de algo que ya la caracteriza: la capacidad de aprender del feedback recibido de los usuarios – no solo de los suyos, sino también de los de otros servicios ajenos – y la cintura para reformular sus servicios según detecta indicios de que debe hacerlo, en el mismo sentido en que ayer precisamente lanzó una actualización de sus políticas de privacidad para hacerlas más sencillas y directas (revisión de etiquetas, controles sobre el perfil, ver tu perfil como lo ve otro, función “Deshacer”, controles sobre quiénes ven cada publicación, etc.), en lo que aparenta claramente ser una reacción a la llegada de Google+.

El desenlace resulta sumamente interesante: a pesar de ser “atacada” por un gigante que irrumpe en su área de actividad con un planteamiento de servicio muy similar y un logotipo que era ni más ni menos que un cuatro dentro de un cuadrado, la startup consigue mantener su empuje apoyándose en unos usuarios fieles y una evolución coherente. Facebook tenía muchos elementos para poder ganar esta batalla: cientos de millones de usuarios a los que ofrecer el servicio, y oficinas en todo el mundo para negociar con posibles socios (en España logró implicar directamente desde el lanzamiento a empresas de la talla de El Corte Inglés, BBVA, Sol Meliá o el FC Barcelona), frente a una Foursquare pequeña, con escasos recursos y que tenía que gestionar todas sus relaciones con empresas a través de la web o en sus entonces únicas oficinas en Nueva York. Sin embargo, la intuición de los fundadores fue correcta: Facebook Places se quedó como un servicio “aburrido” en el que muy pocos usuarios hacían algún checkin ocasional para probarlo o para acceder a alguna oferta si estaba fuertemente publicitada, mientras los usuarios de Foursquare seguían haciendo checkins como posesos cada vez que daban dos pasos. Entre los ingredientes, un planteamiento de juego social que, si bien puede llegar a cansar, mantiene el interés bastante bien, y una filosofía abierta de integración con plataformas como Twitter o la misma Facebook (que sin embargo, ha terminado siendo bastante criticada).

La batalla de la geolocalización aún no ha terminado, pero ahora tiene menos de “guerra” como tal: la geolocalización, como cabía esperar, va pasando a ser un componente natural integrado en todas las aplicaciones. Para un buen caso, un desenlace interesante.

14 comentarios

  • #001
    Guillermo - 24 agosto 2011 - 11:40

    Me parece un claro ejemplo de cómo el marketing de una compañía (en el sentido estructural de orientación hacia el consucmidor) es su mejor aliado. Foursquare ha sabido dar a los usuarios lo que querían en materia de CheckIns y a facebook Places no le quedado otra que reorientar su modelo de geolocalización. Veamos en qué queda todo esto ;)
    Un saludo!

  • #002
    Aitor Calero García - 24 agosto 2011 - 12:19

    Voy ahora mismo a hacer un check-in ;) En realidad me alegra de que Facebook places haya fracasado en cierta medida, David pudo con Goliat

  • #003
    Ismael El-Qudsi - 24 agosto 2011 - 12:20

    Me ha encantado tu análisis Enrique. Claro como el agua y ratifica lo que muchos pensabamos: Facebook Places es un coñazo.

    :)

  • #004
    Txerra Pardinas - 24 agosto 2011 - 12:42

    ¿Qué pasará con Deals? Esa es la parte gorda que tiene Facebook en cuanto a geolocalización (y en mi opinión, la más interesante).

  • #005
    Enrique Dans - 24 agosto 2011 - 12:50

    #004: Lo dicho, los mantienen como una opción para los establecimientos vinculada a una geolocalización. Literalmente,


    Once someone tags where they are on Facebook, they will be directed to the News Feed. If the Place is offering a Check-in Deal, the title of the deal will appear below the News Feed story. You’ll then be able to click on the deal title and will then be taken to the claim flow.

    Y un diagrama como explicación.

  • #006
    Gorki - 24 agosto 2011 - 13:10

    Lo mio es claramente un prejuicio. Lo de la geolocalización me parece una pampirolada, escepto en casos contados de geolocalización de fotografías. Me parece que su porvenir como medio publicitario es nulo, es decir que durará, lo que dure la moda tonta de la geolocalización, que calculo que comienza a pasarse. Que un señor luche por ser el “alcalde” de un lugar, me parece absolutamente infantil, lo que no es ni malo ni buenos, pero es raro en seres adultos.

    Después de es leer el post de ayer de Enrique, estoy dispuesto a aceptar que puedo estar absolutamente equivocado, pero eso es lo que pienso hoy sobre el asunto.

  • #007
    José Manuel Robles - 24 agosto 2011 - 13:24

    Veo un claro ejemplo de asociación de concepto a marca.
    A mi ver, “Facebook = the ONE social network”, y “Foursquare = check-ins & deals”.

    Cuando un usuario “virgen” ve Facebook, lo ve como red social para subir fotos y hablar con los amigos. En cambio 4sq, la ven como un “juego” (tiene bastante de gamification) de check-ins.

    Los usuario no comprenden o les difícil ver otras capacidades algo más lejanas de lo que era Facebook en un principio.

    Saludos.

  • #008
    Oscar Del Santo - 24 agosto 2011 - 15:11

    Muchas gracias por este analisis tan interesante. Foursquare obviamente se esta saliendo con la suya, maxime tras su nuevo seguidor el Presidente Obama.

  • #009
    Carlos Bitar - 24 agosto 2011 - 16:44

    Ya pero desde el punto de vista del negocio para posibles clientes de FB estan contando con que el usuario tome la iniciativa para decir donde se encuentra.

    Imaginemos que el Corte Ingles de Nuevos Ministerios quiere dar una promocion a los ususarios de FB Places, entonces tienen que confiar en que cada persona que pase por alli active su FB para luego recibir una promocion.
    Por otro lado tengo a foursquare donde el proceso es automatico tipo Minority Report.
    Como proceso de venta me decanto por el segundo es mas simple y efectivo.
    Poca parte de una gran masa o Mucha parte de un grupo mas reducido.

    Ademas aplicaciones fuera de lo economico, tipo llego a un evento y me descargo informacion relevante sobre el, museos, universidades, aeropuertos. El tema es que foursquare tiene que salia a patear la calle un poco.

  • #010
    Alfonso Calero - 24 agosto 2011 - 17:24

    Era algo qué se veía venir, según había leído, apenas el 6% de los usuarios de Facebook utilizaban places. Además, como bien dices, era aburrido y para mi personalmente nada interesante en comparación con foursquare.
    Bien por Facebook también por haber sabido tirar la toalla a tiempo.

  • #011
    Luis - 24 agosto 2011 - 17:45

    Buen análisis y coincido en que estos cambios de Facebook demuestran que pequeñas empresas como Foursquare pueden hacerse hueco via diferenciación, mejor experiencia de usuario, etc.

    Sin embargo, la cuestión es saber si con este nuevo planteamiento, Facebook es un mayor competidor por la publicidad local ya que parece al permitir geolocalizar todo lo que pasa en su red, lo que consiga sea lograr una mayor masa crítica que atraiga a los anunciantes…
    Si no es el caso, y dado el tamaño del mercado de publicidad local, creo que la valoración de Facebook debería ajustarse a esta noticia ya que las cifras que se manejan deben incluir que Facebook lidera tambien la publi local
    Como dice Enrique, iremos completando este análisis lso próximos meses

  • #012
    Pablo Delgado - 24 agosto 2011 - 20:09

    El análisis me parece muy acertado. Y al final, creo que #007 da en el clavo del asunto. El problema de Facebook Places ha sido falta de posicionamiento. Foursquare ya estaba posicionada como check-ins & deals, y Facebook Places se ha intentado posicionar como lo mismo (además de ser más aburrido), cosa que en la mente del usuario ya no era posible, sobre todo, teniendo en cuenta que para el usuario, Facebook no es check-ins & deals, es una red social para compartir cosas con sus amigos.

    El giro que ha dado Facebook lo veo totalmente correcto ya que va acorde con su filosofía y posicionamiento y no busca la lucha encarnizada con Foursquare, sino que ha adaptado ese concepto a su negocio. Al fin y al cabo, lo que quiere y busca Facebook es disponer de más información del usuario para adaptar mejor la publicidad que le sirve.

    Al final, y aunque es otra guerra totalmente distinta, pero creo que Google Plus le va a pasar exactamente lo mismo que a Facebook Place. Está luchando con el mismo concepto y posicionamiento contra la red que ya está posicionada en la mente del usuario. Además, el efecto red aquí es mortal y va a resultar difícil para Google convencer que su Red Social es “más guay” que la de Facebook. El usuario pensará, ¿para qué quiero otra red social, si ya tengo una, en la que están además todos mis amigos?.

    Pues eso, aunque al final me he salido un poco del tema, pero creo que todo se reduce a lo mismo, posicionamiento.

  • #013
    Ricardo Suarez - 24 agosto 2011 - 22:58

    No lo veo como que uno ganó y el otro perdió…creo que es una evolución de modelos y de foco y fit. Creo que FB sacó places como una medida quizás un poco defensiva y lo ha madurado en este tiempo para integrarlo adecuadamente a su offering…..no perdió, simplemente redefinió su campo de batalla con condiciones más favorables para ellos.

    Por otro lado, es relativamente normal que un startup chico le gane a uno grande cuando se enfoca en un offering compacto y puntual….la empresa grande tiene muchos temas prioritarios que atender y típicamente descuida algunos de ellos.

  • #014
    marco guastalli - 26 agosto 2011 - 10:25

    Yo creo que tambien mucha gente esta cansada de facebook.
    Y/o tiene miedo que una sola empresa pueda “controlar” tu vida diaria.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados