Vivir geolocalizados

Llevaba unos días con ganas de escribir esta entrada al hilo de las recientes noticias sobre los problemas con la geolocalización. En rápida sucesión, hemos pasado de demonizar a Apple por mantener un fichero oculto en los ordenadores de sus usuarios con el histórico de localización geográfica de sus dispositivos, a comprobar que tanto Google como Microsoft hacen básicamente lo mismo, y finalmente a que la holandesa Tom Tom no solo recolecta los datos, sino que además se los vende a la policía para que sitúe los radares de control de tráfico en los puntos en los que sabe positivamente que se supera el límite de velocidad de manera más habitual y puedan utilizarlo para incrementar la recaudación.

Tanto Apple como Google son objeto ya de sendas demandas por violación de la privacidad, e imagino que será simplemente cuestión de tiempo que ocurra lo mismo en los otros casos, y en los que con toda seguridad están por aparecer. Y el tema, claramente, debería llevarnos a una reflexión: de la noche a la mañana, hemos perdido la inocencia en lo referente a la geolocalización. Nos hemos dado cuenta de que vivimos en estado de tracking permanente, que a partir del momento en que usas determinados dispositivos de amplia implantación social, hay empresas que pueden saber en todo momento dónde estás, e incluso recopilarlo. Y la cosa, no lo dudemos, no se queda en fabricantes de dispositivos: se extiende sin duda a operadoras, y a todos aquellos que, sin estar en posición de captar los datos, acceden a ellos a través de transacciones con quienes sí los tienen.

De los cuatro casos comentados, el de Tom Tom es sin duda el más grave. Fundamentalmente, porque hablamos de una empresa que por un lado capta los datos de geolocalización y velocidad de sus usuarios y los vende al Estado, que permite que la Policía los utilice de manera impropia no para velar por la seguridad de los ciudadanos, sino para incrementar su capacidad recaudatoria (como desde hace tiempo sabemos que se hace y de hecho debería llevar aparejada una demanda colectiva contra el propio Estado), ¡¡y que por otro lado vende a los usuarios un servicio para conocer la localización de esos mismos radares!!

Tomando algo de distancia con respecto al tema, es momento de reflexionar sobre el modelo de sociedad que pretendemos tener ahora que hemos comprobado que las tecnologías de geolocalización ya no son más una “cosa de frikis que usan dispositivos raros”, sino que su uso se ha generalizado considerablemente. ¿Debemos reaccionar radicalmente y empezar a sospechar de todo dispositivo con capacidad de geolocalizarnos? La panoplia es infinita, porque además de incluir los dispositivos con GPS, añade todos los teléfonos móviles, con capacidad de geolocalizar mediante triangulación de antenas. Es más, en muchos casos, en esa geolocalización del usuario van incluidas partes esenciales de la propuesta de valor del servicio prestado, u otras que, sin ser esenciales, seguramente posibilitan funciones a las que el usuario no querría renunciar.

El compromiso, por tanto, no es renunciar a vivir geolocalizados, sino entender las consecuencias de ello y las limitaciones que deben plantearse al uso y almacenamiento de esos datos. Básicamente, exigir a quien recopila y utiliza nuestros datos de geolocalización que cumpla estrictamente la legislación de privacidad, y que trate nuestros datos con el debido respeto. Que no los almacene ni los venda a nadie sin nuestro conocimiento, pura y simplemente. Lo que exige la ley en aquellos países que tienen una legislación razonable al respecto. Eso es todo. La geolocalización, en sí misma, no es mala, y es más: debemos ir acostumbrándonos a que, nos pongamos como nos pongamos, vivimos ya en una sociedad en la que en cada momento estamos revelando nuestra posición, y que pretender oponerse a ello resultará dentro de poco tan retrógrado como prentender a día de hoy vivir sin teléfono móvil. Y que resulta de crucial importancia que esos datos no sean utilizados para convertir el mundo en un permanente panóptico, sino para crear propuestas de valor razonables para el usuario. No, la geolocalización no es mala, y está aquí para quedarse: simplemente, como todo, hay que utilizarla bien.

33 comentarios

  • #001
    Dubitador - 30 Abril 2011 - 18:26

    Primero pones a parir al Estado, que es muy malo.

    Luego exiges que las empresas cumplan la legislacion de privacidad.

    ¿Quién crea y vigila el cumplimiento de la legislación? ¿Quién crea leyes de privacidad?

    ¿Habrá que eliminar al muy desconfiable Estado y echarnos en manos de la autoregulacion, vigilada por el voto con el bolsillo de los usuarios?

    Si has visto como ha ido la juerga de la desregulación, rebaja y eliminación de impuestos a los que proporcionalmente menos pagan, seguro que sabes a que atenerte.
    .

  • #002
    Iñaki Zubeldia - 30 Abril 2011 - 18:31

    Yo haría además otra reflexión…

    ¿Hasta qué punto somos conscientes del grado de prostitución ,en materia de privacidad de datos digitales, estamos alcanzando a cambio de excelentes herramientas on-line?

    ¿Nos hemos parado a pensar, el poder que ostenta la posesión de información en el siglo XXI?
    El día a día de nuestros negocios en Google Calendar, las entrañas digitales de nuestra empresa confiadas en Dropbox, nuestra vida privada en Gmail, (compras, claves, viajes, bancos, médicos…)?? las multiples Apps de Facebook que por un juego chorra recopila toda nuestra información??

    El dinero por todos es sabido que corrompe, y la información como hemos visto, hoy en día es dinero; Y mucho…

    ¿Estamos abocados a un vertiginoso punto sin retorno? Creo que es preocupante, y soy el primero que me considero un usuario yonki más de todas estas fabulosas herramientas.

  • #003
    L Íñigo Gimeno - 30 Abril 2011 - 18:37

    Ya lo dijo cierto renacentista español, “las cosas sobre la faz de la tierra son creadas para el hombre, para que le ayuden en la consecución del fin para el que es creado. De donde se sigue, que tanto ha de usar de ellas, cuanto para ello le ayuden, y tanto ha de quitarse de ellas, cuanto para ello le impidan”.

    Sin que nos distraiga el contexto, la frase está llena de sentido común. Las cosas no son ni buenas, ni malas. Lo bueno o malo es el uso. Y, en definitiva, las personas.

    Salud!

  • #004
    Pedro - 30 Abril 2011 - 19:46

    Hola a todos, después de leerme el post me ha entrado la curiosidad y me he ido a ver si en la página oficial de TomTom decían algo al respecto y esto es lo que he encontrado: http://www.tomtom.com/page/facts (es la declaración del CEO diciendo qué hacen con los datos, lo malo es que están en inglés). Nos lo podremos creer o no, pero han dado la cara o eso interpreto.
    Facebook, google, han dado alguna explicación??

  • #005
    Krigan - 30 Abril 2011 - 20:57

    Yo no he perdido ninguna inocencia porque nunca la tuve en este tema ;-)

    Entre Facebook, esto que comentas, y otros ataques a la privacidad que también existen (direciva de retención de datos y un largo etc) es como para estar preocupado. Personalmente procuro no ponérselo tan fácil. Por ejemplo, tras mirar el correo en Gmail me desconecto, porque si no Google sabría no sólo con quien me escribo, sino también qué búsquedas hago. Y el uso que hago de la geolocalización es ínfimo (suelo tener deshabilitada “Mi ubicación” en mi móvil Android), precisamente por este motivo.

  • #006
    Anónimo - 30 Abril 2011 - 21:15

    La denuncia de que Apple recolecta estos datos, parte de Corea del Sur, donde esta Samsung. ¿Tendrá que ver con el litigio que mantienen en los tribunales por violación de patentes. Samsung aporta memorias a Apple como proveedor, además.

    Estar localizado con un simple móvil hace años que es posible, de hecho es prueba en litigios (en Madrid el caso de los “espías” a Cobo y Prada) donde se demuestra que los teléfonos seguían allí donde iba el consejero. Y por triangulación (uso de 3 BT´s) es posible saber una posición muy aproximada.

  • #007
    Gorki - 30 Abril 2011 - 22:04

    Cuando McLuhan hablaba de la “Aldea Global” era un optimista, donde vivimos es en la “Corrala Digital”, donde todas las vecindongas lo saben todo y lo parlotean todo, salvo que las vencindongas no van en boatiné y con rulos, sino que son grandes corporaciones que están en lo más selecto de la bolsa.

    Sobre eso mi opinión es que no hay nada que hacer, lo único que se puede hacer es una defensa pasiva como es contaminar la información real con datos falsos pues eso destroza una base de datos. Sabemos cual es el fichero que tiene los datos y sabemos como cambiarlos, introduzcamos en ese fichero datos inventados generados por cualquier sistema, mezclando los de todos, generándolos a partir de un mapa, etc., de cualquier forma que pero que sean creibles.

    Por experiencia se que una base de datos que sea grande, con solo un 3% de datos falsos, pero que pudieran ser ciertos, es absolutamente inútil para cualquier uso y no se puede depurar, pues solo cabe hacerlo manualmente y con difiultad.

  • #008
    enjuto_mojamuto - 30 Abril 2011 - 22:11

    Ahora ECHELON, SITEL, y semejantes, si somos tan ingenuos como para no hacer lo que hace Krigan con su Android, podrán saber dónde estamos en cada momento.

    http://es.wikipedia.org/wiki/ECHELON
    http://es.wikipedia.org/wiki/SITEL

    Richard Stallman ya alertaba de cosas de este tipo en un video tiempo atrás, pero como siempre nunca se le hace suficiente caso.

    Piensalo, Enrique. Piensalo…

  • #009
    enjuto_mojamuto - 30 Abril 2011 - 22:16

    Corrijo un error:

    Incluso si hacemos lo que hace Krigan con su Android, nos pueden localizar por triangulación con antenas de telefonía móvil.

    Estamos atrapados, no tenemos escapatoria…

  • #010
    Ten, crea tu cultura y tus eBooks... - 30 Abril 2011 - 22:49

    En tu entrada del día 29: Parar lo imparable…
    He puesto un comentario que incluía un trozo final para ti.
    Va de perlas con lo de… Vivir Geo Localizados.

    “Enrique…
    ¿Por qué no hablas algo sobre la nueva dictadura, nazísmo, sectas de redes sociales, Etc… exigiendo que tengamos que dar nuestro nombre real en Internet?
    ¿No son más libres los comentarios anónimos, como este mio.?
    ¿Podrías escribir algo sobre ello.?”

    Te sugiero el posible titulo del artículo… INTERNET: LA LIBERTAD VIGILADA.

    Saludos.

  • #011
    Mario - 30 Abril 2011 - 23:28

    #Krigan- Google ya sabe qué buscas, dónde entras, qué descargas, y posiblemente aunque incumpliendo las leyes, con quién y qué escribes si usas su servicio de correo. La efectividad de sus ad-senses, y por ende de su core business, dependen precisamente del grado de precisión con el que Google usa dicha información (por el momento algo tosca quizás -como cuando a un interesado en felinos africanos se le urge a comprar un SEAT Leon- pero mejorarán a medida que el procesamiento de data se acelere y se refine).

    A mí lo que me sorprende es el grado de ingenuidad de Enrique -o la tuya al hablar de Google- cuando descubre que las tecnológicas usan la información recopilable que dejamos como huella al usar sus servicios “gratuitos” nos guste o no, para luego empaquetarlas y venderlas. Es éste y no otro es el único modelo de negocio verdaderamente exitoso de la red, y la razón por la cual Facebook fue valorada como fue valorada: por su potencial de vender la información personal y hasta íntima que administra.

    Nosotros (y nuestros datos y acciones) no somos clientes de Google, somos su mercancía y le significamos gastos. Sus verdaderos clientes son sus anunciantes que son los que le significan ingresos. Un modelo similar al de la televisión gratuita que vende su audiencia a los auspiciadores, pero con una diferencia fundamental: mientras que en los mass media tradicionales se venden, justamente, “masas” de clientes agrupados muy burdamente por edades, niveles de ingreso o ubicación, el medio internet es capaz de venderte a ti como persona, con tus virtudes y tus vicios, tus traumas y manías, empaquetarte con otros de similar perfil y ofrecerte a sus verdaderos clientes, los que le pagan.

    Uno es libre de pensar que existe el “don’t be evil” corporativo, que “organizar la información del mundo” es un acto de caridad y que en las navidades nos visitan los reyes magos, pero si piensas así y tienes más de 4 años para mí eso es ser ingenuo. Preferiría mil veces un buscador que me cobre 2 o 3 euros al mes por su servicio y que compita con otros en calidad y precio, a uno monopólico y permanentemente tentado a extraer valor de mi información personal, sin importar lo que yo quiera o las leyes le dicten.

  • #012
    Jordi Vilardell - 1 Mayo 2011 - 00:44

    Scott Adams ironiza con las ventajas del geocontrol en

    http://dilbert.com/blog/entry/noprivacyville/

    No todo serian pegas…

    Jordi

  • #013
    José Luis Portela - 1 Mayo 2011 - 01:13

    Esta claro que cada vez vamos a un mundo mucho mas controlado. Los bancos saben muchisimo sobre nosotros, cuando ganamos y en que nos lo gastamos, hacienda cada vez sabe mas de nosotros, a diario estamos siendo grabados por cientos de camaras de seguridad, con los moviles no solo estamos siendo localizados sino que cualquiera puede grabar con los moviles que tienen lo que hacemos o hacernos una foto y subirla a internet, etc

    Yo a todo esto hago dos reflexiones

    1. Si no tienes nada que ocultar, no tienes nada que temer
    2. Los que se saltan las trampas de la sociedad cada vez lo van a tener mas dificil

    Dicho esto si tiene que existir una legislacion de como se tiene que tratar este tipo de material e información, como si se que existe y es muy seria en el mundo de la seguridad.

  • #014
    mantequero - 1 Mayo 2011 - 02:23

    Estamos en la época de la eclosión del marketing social, o como queramos llamarlo. La gran mayoría de smartphones traen el GPS activado por defecto, y como habéis comentado varios, Google, Dropbox o cualquier otra de las miles de empresas presentes en el ecosistema digital de muchos de nosotros están en disposición de una información de altísima calidad (habida cuenta de lo que permiten los sistemas IT que gestionan estas transacciones para todas las partes, pero fundamentalmente para los proveedores…).

    A mí la geolocalización me es muy útil, pero por defecto la tengo deshabilitada. Pero cuando estoy en algún lugar concreto del que necesito información (bares, cajeros, oficinas de hacienda, registros civiles, etc.) la activo y uso apps como Around Me, Google Maps o la (brillante) aplicación de Páginas Amarillas para iPhone con realidad aumentada incluida.

    Además de conseguir el blindaje de nuestras libertades en los contratos con nuestros proveedores, como ciudadanos digitales debemos hacer por conocer el medio y gestionar nuestra exposición (llamémosle) pública en “la red”, que de nuestros “teléfonos” actuales acabará por integrarse en nuestras “cosas”.

    Seamos cabales. Eduquemos a quienes podamos.

  • #015
    Xibalba - 1 Mayo 2011 - 07:02

    José Luis Portela

    A tu declaracion”Si no tienes nada que ocultar, no tienes nada que temer”.En serio te la crees ..es decir es precisamente que todo internet( y el mismo post)esta sin dejar de hablar de como las empresas nos rastrean y dices eso?.En serio que no te importa que una corporacion sepa con quien hablas,que haces, que compras, a donde vas?

    Nos dicen que es para ayudarnos pero en este mundo la verdad prefiria confiar en un extraño que en ellos(conste que eso no siginifica irme a vivir a una cueva pero de eso a abrirles mi vida…no lo creo) , al rato nos van decir que los bancos son nuestros amigos y por eso nos dan prestamos..TODO es un negocio… como Mario decia arriba nosotros no somos sus clientes somos a los mucho sus proveedores.

    Si realmente fuera aplicable lo que dices porque ellos (y cualquier compañia)no abren en forma total que hacen dentro de ellas desde los bancos(se vale soñar)que digan como se mueve todos los negocios negros que llevan(como lo que hacian como las hipotecas basura) hasta los gobiernos con sus tratos politicos entre partidos aparentemente antagonistas? ahh no que eso es algo privado pero ellos con nuestra informacion si hacen lo que sea.Si, es necesario que se apliquen las leyes de proteccion de datos pero si con las leyes mas urgentes no las respetan que esperanza hay para esta?

    Sobre tu otra afirmacion

    “Los que se saltan las trampas de la sociedad cada vez lo van a tener mas dificil”

    Las trampas de la sociedad? que clase de trampas te refieres? las sociedad hace trampas?

  • #016
    gersonbeltran - 1 Mayo 2011 - 10:17

    Hola
    Una interesante reflexión. Llevo unos años trabajando el tema de la geolocalización desde la perspectiva de la neogeografía o de cómo los usuarios son capaces de generar información geográfica. Ultimamente suelo criticar bastante la utilización del término de forma unidireccional hacia la llamada geolocalización social (herramientas como Foursquare, Gowalla, Facebook Places, Google Places, etc), ya que se hace desde una perspectiva únicamente marketiniana e importante un aspecto cultural norteamericano que no encaja exactamente con el español. Otro de los aspectos que ahora está en boga es el de la privacidad y me parece sumamente interesante. Me recuerda mucho a esas preguntas que me hacían el año pasado en mis conferencias sobre la privacidad en Internet y en plataformas como facebook. Básicamente la respuesta que daba coincide con la que daría en el tema de geolocalización y privacidad: depende. Tal y como se resalta en esta reflexión la geolocalización tal y como se entiende hoy en día no es más que una herramienta y, como tal, depende del uso que hagamos de ella será mejor o peor. Por tanto desde el punto de vista individual cada uno es libre de activar o desactivar su geolocalización según sus intereses, forma parte del espacio de libertad invididual que tenemos en sociedades más o menos democráticas. En cambio el problema viene desde el lado de la oferta, cuando los generadores de esos sistemas de geolocalización utilizan de forma fraudulenta los datos generados, pero esto no es nuevo. Hablamos de satélites y hablamos de control militar en sus origenes. Bajo mi punto de vista no hay que demonizar la geolocalización ni subirla a los altares pero lo que sí que hay que hacer es estar atento a estas prácticas abusivas, denunciarlas y aplicarles la misma legislación (u otra que la mejore) que al resto de aspectos de legalidad que se está construyendo en torno al mundo Internet. Coincido en que la geolocalización va a formar parte de nuestras vidas, igual que a nadie se le pasaba por la cabeza hace treinta años tener en cuenta los aspectos ambientales en el día a día ni la responsabilidad social y ahora se ha asumido por parte de la sociedad opino que pasará lo mismo, quedará asumido que vivimos en un mundo de “tracking permanente” como dice el autor y de alguna forma se regularizarán las situaciones legales, aunque eso no quita que sigan habiendo prácticas abusivas e ilegales y lo que hay que hacer es denunciarlas y estar atentos. Gracias.

  • #017
    Ten, crea tu cultura y tus eBooks... - 1 Mayo 2011 - 10:56

    Enrique, solo puedo exclamar: ¡ Qué nivel Maribel !

    Es una delicia leer tu blog y los comentarios que se ponen en el.
    La verdad, no me extraña que haya personas que se dediquen solo a leer tu blog:
    ¡ Como no, si es inteligencia en estado puro… y… esto merece… APLAUSOS !

    Leyendo este tema del blog he recordado un artículo de un número de la revista Harvard Business Review sobre estrategias empresariales… Era algo así sobre los ciclos sociales o de negocios y hablaba de la repetición de ellos, refiriéndose al nomadismo, sedentarismo, camelleros (ruta de la seda), agricultores…
    El artículo intentaba dar ejemplos de ciclos de la historia social para aplicarlos a la dirección de empresas… Algo así como hacer los mismo pero de otra forma o aplicarlo a los nuevos negocios.
    No me dedico a los negocios, pero la revista es recomendadísima y de fácil acceso.

    Luego hay otra teoría que dice que estamos repitiendo el siglo XIX… Claro, de otra forma, pero recordar… Allan Poe, El Ferrocarril, Arthur Conan Doyle, el paso del Colonialismo al Imperialismo, …

    Termino ya refiriéndome al Imperialismo o al “Sutil Imperialismo Actual”
    Este libro ayudara bastante a comprender algo: 2006_Toda la Historia Del Mundo=Barreau_Jean Claude.
    Y como he puesto la palabra “sutil”, que mejor ejemplo que este:
    La frase “me gusta mucho…”, “esta chica me gusta más cada día más…” “a este hombre lo quiero más cada día…” Etc.
    Se puede aplicar o resumir en: I’m Lovin’ It.
    ¿Es o no es sutil?

    En resumen: Que usan las técnicas clásicas de siempre. El tendero o el vendedor dará al cliente lo que pide o lo que consume. Sabiendo, pensando o leyendo un poco; se entenderá.
    A mi lo que personalmente me hace mucha gracia es la “sutileza imperialista o capitalista”; sin olvidar que la actuación es la misma que hace cualquier persona con su vecino o cualquier otra persona sin producir cabreos, manifestaciones inútiles que hacen que te lo tengas que mirar o te lo miren.
    “Estrés (del inglés stress, ‘tensión’) es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una … ”

    En fin, a lo que iba, que me hace mucha gracia la alegría de las Sociedades de Gestión de derechos de autor y de las Operadoras de Telecomunicaciones cuando dicen que reciben o recibirán dinero de Google…
    Ja… Ja… Ja… Pan para los Directivillos avaros del momento y hambre para el futuro…
    ¡ Como engancha el Colonialismo, Imperialismo, Capitalismo, Multinacionales… !
    ¿ Quién mantendrá a los perros cuando desaparezca el dueño. ?
    ¡ A buen entendedor, pocas palabras bastan.!

    Saludos.

  • #018
    Anónimo - 1 Mayo 2011 - 11:54

    la frase “”Si no tienes nada que ocultar, no tienes nada que temer”. me recuerda una entrevista en la radio hace unos años al ministro de hacienda borrell, donde con voz sarcastica se metia con lola flores y nos metia miedo a todos los demás.

    le deseé lo mismo para él. y efectivamente a las pocas semanas salió publicado, “un soplo” lo de los negocios y compras de fincas en el pirineo de borrell y sus amigos todos altos jefes de hacienda de barcelona.

    el que a hierro mata, a hierro muere. esto es una verdad universal.

  • #019
    Krigan - 1 Mayo 2011 - 12:06

    Mario:

    Google “lee” el contenido de mi correo (es decir, sus ordenadores lo analizan), pero no es lo mismo si una persona se mantiene permanentemente conectada a su usuario en Google (porque no le dio a “Salir” tras leer su correo), que si sólo permanece conectada a su usuario durante el tiempo justo de leer el correo.

    En las búsquedas Google puede intentar identificarme por la IP, pero se añaden 2 importantes elementos de incertidumbre. Uno es NAT (todos los que viven en un mismo hogar usan la misma IP), y el otro son las IPs dinámicas (no usamos la misma IP cada vez que conectamos a Internet). En el futuro, cuando se implante IPv6, la cosa será diferente, pero a día de hoy es así.

    ¿Y cuando usemos IPv6? Pues ya se verá. Igual para entonces los proxies VPN son gratuitos (ya son muy baratos y bajando) y todos usamos uno. De lo que puedo hablar es de la situación actual.

    enjuto_mojamuto:

    Hay mucha información sobre nosotros en manos de terceros, pero está dispersa. Por ejemplo, Google no sabe nada de mi posición en la red móvil, y Yoigo no sabe nada de mi correo. Juega a nuestro favor el hecho de que no comparten la información entre ellos, precisamente porque esa información tiene un importante valor comercial.

    Además, la Ley de Protección de Datos está para algo. Incluso si Yoigo y Google decidieran compartir información (intercambio de cromos), primero necesitarían mi permiso. El principal problema lo veo en los consentimientos “imaginarios”. Es decir, te envían una carta (o un mensaje) donde te dicen que van a ceder tus datos a terceros a no ser que tú a su vez les notifiques que no deseas que lo hagan. Dudo mucho que eso sea legal (no veo el consentimiento por ningún lado), y si lo es deberían prohibirlo.

  • #020
    Krigan - 1 Mayo 2011 - 12:15

    Una cosa más sobre los proxies VPN. Con Ipv6 las IPs serán tan abundantes que podremos tener millones por cabeza. Así que los proxies podrán ofrecer el que tu IP pública del proxy sea diferente según con quien conectes (una IP para el correo, otra para el buscador, otra para Facebook, etc).

    Lo cual a su vez genera un modelo de negocio para los proxies gratuitos, dado que serán ellos los que tendrán gran parte de la información. Y quien dice un proxy gratuito también dice una teleco gratuita, aunque para eso habrá que esperar a que la última milla deje de dar poder para cobrar la conexión a precio de oro.

  • #021
    Rafa Ceres - 1 Mayo 2011 - 12:43

    Muy sensato tu comentario, que me he permitido citar en mi blog. La gente ve estas noticias y se asusta, pero, ¿realmente debemos renunciar a la geolocalización y las posiblidades que ofrece porque unos golfos puedan aprovecharse de nuestros datos? Por esa regla de tres deberíamos renunciar a casi cualquier cosa relacionada con el progreso. Hay que ser inflexible con este tema!

    Saludos.

  • #022
    Miguel A. Tovar - 1 Mayo 2011 - 12:45

    Totalmente de acuerdo con tus reflexiones. Por otra parte, me parece absolutamente inaceptable que Apple (o cualquier otra empresa) se dedique a recoger los datos de geolocalización de los usuarios de sus dispositivos sin comunicárselo a estos previamente. Feo, muy feo… Es inevitable malpensar. Apple me ha decepcionado.

  • #023
    beatriz chirinos roig - 1 Mayo 2011 - 13:37

    Excelente conclusión, NADA O CASI NADA ES MALO SI UNO LO EMPLEA BIEN!!!
    BASTA CON ESO PARA PODER CONVIVIR EN ARMONÍA CON EL EXTRAORDINARIO AVANCE TECNOLÓGICO!!!

  • #024
    Anonimo - 1 Mayo 2011 - 17:43

    Basándome en el comentario de un programador experto como Gorki en donde dice que una base de datos que incluye unos cuantos datos falsos es inútil creo que habría que ir pensando seriamente en crear herramientas accesibles a todos que permitan inutilizar estas bases de datos de “clientes forzosos” en las que casi todos los usuarios de Internet aparecemos perfectamente perfilados ( aunque hay que hacerlo bien, proporcionar masivamente datos falsos no es técnicamente muy complicado).

    También deberíamos exigir el derecho al anonimato tanto en Internet como en los teléfonos móviles: no tiene sentido que toda la gente normal esté siempre perfectamente localizada para ser explotada mediante la venta de sus datos personales mientras “los malos”, los mafiosos, no tienen mayor problema en conseguir teléfonos ilocalizables ya sean robados o comprados con DNI falso, manipulados, etc.

    Un ejemplo curioso que conozco sobre este mercadeo indiscriminado de datos personales: alguien que es coleccionista de un determinado producto inequívoco, muy específico, y tiene una cuenta en Gmail desde donde hace periódicas compras para aumentar su colección.

    La misma persona tiene una cuenta en Facebook, con seudónimo, en la que entra a veces y que no tiene relación ninguna con Gmail pues la ha abierto usando otra cuenta de correo que no es de Gmail y en ningún caso ha importado contactos.

    Curiosamente, en muchas ocasiones cuando esta persona entra en su cuenta de Facebook recibe reiterada publicidad sobre este producto tan específico que colecciona. Descartada totalmente la casualidad ¿cómo saben en Facebook que este usuario colecciona este producto si, supuestamente, los únicos que pueden conocer la afición coleccionista son los que tienen acceso a su cuenta de Gmail desde donde hace los pedidos y las compras? ¿Tenemos que entender que se compran, se venden o intercambian las bases con nuestros datos los unos con los otros?

    Como recuerda arriba enjuto_mojamuto:

    Echelon: http://www.kaosenlared.net/noticia/echelon-monstruo-gigante-servicio-capitalismo
    Sitel: http://www.internautas.org/html/5711.html

    Oseminti: http://es.wikipedia.org/wiki/OSEMINTI

    Y también pensar en la relación con las empresas como Ericsson que fabrican el hardware y/o software y que hacen el mantenimiento para estos proyectos.

  • #025
    mercadder - 1 Mayo 2011 - 17:50

    El disparate que hace unos días un par de “programadores” levantó respecto a la geolocalización, no hace sino demostrar que es más un tema de marketing negativo, que de privacidad.

  • #026
    Anónimo - 2 Mayo 2011 - 10:30

    Se os está cayendo la venda de los ojos, poco a poco… Bien, vamos avanzando. Un poco tarde, pero avanzamos.

    Ahora, lo siguiente que deberéis entender es que lo más grave no es que esos datos se vendan a otras EMPRESAS para que nos vendas productos y servicios, sino que esos datos se utilicen por los ESTADOS para represiones, detenciones sumarias, asesinatos de elementos “indeseables” porque exigen más democracia y revelan las artimañas de los que manejan este cotarro entre bambalinas..

    Poco a poco os iréis todos dando cuenta. La pena es que será demasiado tarde. Mientras tanto, muchos de vosotros seguirés dándoos golpes en el pecho y llamando “conspiranoicos” a los que disponemos de más conocimiento sobre estos temas y sobre a dónde nos quieren llevar estos “líderes mundiales” que tenemos.

  • #027
    Anónimo - 2 Mayo 2011 - 13:47

    ¿Vivir geolocalizados? y por que no localizado. Me parece redundante lo de geolocalizado ;)

  • #028
    anónimo, que no se silo será. - 3 Mayo 2011 - 00:42

    No me gusta nada eso de que es”normal” que estes localizado.En poco tiempo me diras que es normal que decidan por nosotros un cambio de la Constitución por los politicos, porque como son nuestros representantes. NO A NIGUN CONTROL AMIGO MIO.

  • #029
    anónimo, que no se si lo será. - 3 Mayo 2011 - 00:51

    Y SI NOS PONEN UN GPS IMPLANTADO AL NACER ? SERÍA MEJOR, TOTAL ¿QUÈ MAS DA?, EN POCO TIEMPO SERÁ NORMAL.

  • #030
    Juan Luis Galán - 3 Mayo 2011 - 14:03

    Como dice Enrique al final del articulo. La geolocalización no es mala, todo dependerá de como sea utilizada y si el dispositivo informa al usuario de que esta siendo localizado.

    El problema es el uso de la información obtenida. En el caso de los radares de trafico por parte del gobierno; creo que ni siquiera el problema esta en la geolocalización sino en el uso que se da de esos datos siendo el principal motivo el poner radares en sitios donde se sabe se infringe la ley con intención de réditos económicos.

    A mi mientras se me avise, se me informe que se hace con mis datos; me parece correcto su uso. Muchas aplicaciones son muy beneficiosas para mi llegado el caso.

    En todo caso, mientras tengas un móvil activado si quieren localizarte lo van a hacer. Y según la situación puede que venga hasta bien.

  • #031
    Luis Alberto Arjona Chin - 3 Mayo 2011 - 14:55

    Enrique, que opinas sobre los gobiernos que tienen leyes que estipulan un control sobre las tecnologias de Geolocalizacion con “fines de seguridad”?

    Saludos

    Luis Alberto Arjona Chin
    Editor General Asociado – http://www.poderpda.com

  • #032
    Pablo Díaz - 5 Mayo 2011 - 17:29

    Hola, un tema muy interesante este de la geolocalización. En mi opinión, como toda nueva tecnología llevará tiempo adaptarnos y regularizarla, pero ofrece una innovación que hay que tener en cuenta. Yo ya adelanté que con el tiempo existirán los nativos móviles geolocalizados:

    http://mundowiki.com/2011/01/04/un-nuevo-termino-nativos-moviles-geolocalizados/

    Un saludo

  • #033
    ivan - 6 Septiembre 2011 - 14:14

    Interesante, también recomiendo los nuevos servicios de localización para móviles iPhone y escritorio, en concreto las aplicaciomes Rapportive, Meet Gatsby, Agora-app y Sonar, todas ellas utilizan la geolocalización como base.

    Todas tienen varias características en común: ponen en relación la proximidad con las redes sociales, todas han recibido fuerte apoyo de sociedades de capital y todas tienen una gran aplicación en el mundo del marketing y las ventas.

    En este post podías ver dichas empresas: http://teinspira.com/los-mejores-negocios-de-geolocalizacion/

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados

Un comentario en Menéame

#001
luiggipolinya - 30 Abril 2011 - 16:51

Y la blackberry, aunque la noticia no lo diga. En mi empresa nos ofrecieron el “servicio” de tener localizados a los vendedores por ese sistema. El financiero quería contratarlo, el Director dijo que no.» autor: luiggipolinya