Nos vamos a reír mucho recordando el P2P

Leí Fab, de Neil Gershenfeld, allá por el año 2005: es un libro muy recomendable, escrito por el Director del Center for Bits and Atoms del MIT, que habla de la transición desde los ordenadores personales hasta la fabricación personal. Impresoras físicas que crean objetos tridimensionales en capas mediante métodos como el láser, la inyección de polímeros  o composites de diversos tipos, y que permiten replicar prácticamente cualquier objeto partiendo de su expresión en forma de archivo CAD.

Cuando lo leí, me di cuenta de que la tecnología estaba, en realidad, mucho más avanzada de lo que un observador casual podía pensar. Unos pocos años más tarde, veo esta reseña en BoingBoing en la que se da cuenta de la fabricación mediante esta metodología de un reloj perfectamente funcional: instrucciones completas, que incluyen los planos, los detalles, la impresora utilizada… ¡un reloj! No, aquí no aplica el chiste ese de que “el más tonto hace relojes”: cuando puedes, con una simple impresora casera al alcance de muchos, crear prácticamente cualquier objeto a partir de un simple plano y distribuirlo a través de la red, estamos hablando de una revolución que va a hacer que nos ríamos mucho recordando aquellos “problemillas” que tenía la industria de los contenidos con el P2P…

Vete empezando a pensar sobre ello.

33 comentarios

  • #001
    Javierz - 25 abril 2011 - 16:55

    Cuando tengas 4 minutos échale un vistazo a esta conferencia. Te copio el resumen:

    “Por medio de wikis y herramientas digitales de fabricación, Marcin Jakubowski (TED Fellow) está haciendo públicos los planos de 50 máquinas agrícolas, permitiendo que cualquiera pueda construir su propio tractor o cosechadora desde cero. Y eso es sólo el primer paso de un proyecto para escribir un conjunto de instrucciones para toda una aldea autosuficiente (costo inicial: 10 000 dólares).”

    http://www.ted.com/talks/lang/spa/marcin_jakubowski.html

  • #002
    @jmgaranto - 25 abril 2011 - 16:55

    Aún te queda un mes para ver la expo en @dhub_bcn antes de que termine http://bit.ly/glCqRj

  • #003
    Juan Pina - 25 abril 2011 - 17:00

    Cuando esto ocurra, adiós a los últimos restos del monopolio privado sobre las ideas. Copiar e “imprimir” un coche será como hoy bajarse una película. Me imagino a los arístocratas corporativos de la industria haciendo de Ramoncines para exigir indignados su “derecho” al monopolio.

  • #004
    Gonzalez-Sinde - 25 abril 2011 - 17:03

    Imagínate….

    http://es.wikipedia.org/wiki/Proyecto_RepRap

  • #005
    jodydito - 25 abril 2011 - 17:06

    si, right. Ya sale en algunas series de TV (bones, fringe…) está guay, la verdad!

  • #006
    Eduardo Martin-Prieto Hidalgo - 25 abril 2011 - 17:06

    Declaraciones de ultima hora de Casio tras conocer la noticia:
    “Quieren acabar con los relojes, pretenden destruir nuestro modelo de negocio, quieren eliminar la impuntualidad, son unos ladrones!“

    http://emartinprieto.blogspot.com

  • #007
    Pio XIV-XV-IX, antipapa de Caravanchel - 25 abril 2011 - 17:07

    Has oído hablar de Anthony Atala? Es el director del Instituto de Medicina Regenerativa de Wake Forest, uno de los centros de biotecnología más importantes del mundo. En este vídeo muestra un prototipo de impresora de tejidos, que es algo parecido a las impresoras físicas que mencionas arriba, sólo que, como su nombre indica, utiliza células en vez de polímeros.
    http://www.youtube.com/watch?v=9RMx31GnNXY

  • #008
    Edu - 25 abril 2011 - 17:09

    Para que se generalice impresoras 3D va a tardar décadas, además esto solo crea objetos pequeños como el reloj o esculturas pequeñas, no gadget tecnologicos

  • #009
    asmpredator - 25 abril 2011 - 17:14

    Esto me recuerda a los plotters de corte y a los escaneres 3d que junto con las impresoras 3D serán el dolor de cabeza de la SGAE futura :)

    http://www.youtube.com/watch?v=AugRwxBVPAM&feature=related

  • #010
    asmpredator - 25 abril 2011 - 17:16

    Será lo de los tomates de Bardem… :) :) :)

  • #011
    Pablo - 25 abril 2011 - 17:21

    Haría falta una impresora que para empezar sea capaz de imprimir otras impresoras… :)

    Aunque se me ocurren muchas cosas que no estaría mal … un vehículo para empezar?

    ¿la propiedad industrial será la próxima batalla? ¿le pondrán canon ahora a los relojes?

  • #012
    Alejandro De Las Heras - 25 abril 2011 - 17:22

    Ya es realidad. Lo que pasa es que las impresoras 3D aún no están al alcance de todos, pero hace 20 años las láser tampoco estaban al alcance de los hogares… ya veremos lo que pasa dentro de otros 20 años.

    Por cierto, que hoy he caído en la cuenta de que “toda la vida” los artistas han vivido en la pobreza. Pintores, escritores, escultores y músicos vivían de su trabajo, la mayoría de las veces de manera muy humilde. Lo de que los artistas sean millonarios es reciente y se debe a que ahora, más que nunca son partícipes de las ganancias que antiguamente se quedaban mayoritariamente los editores. El problema es que ahora los editores son los que ven peligrar su gallina de los huevos de oro y lo repercuten sobre lo que perciben los artistas para que sean estos los que protesten y se enfoque todo desde un punto de vista cultural y no mercantil. No se murió la cultura cuando ganaban poco y malvivían los artistas, cómo se va a morir ahora, que son millonarios. Los que se ahogan son los que se enriquecen a costa de la cultura y que lo hacen por puro lucro y con el único fin mercantil. Los artistas no tienen ni derecho a quejarse por las pérdidas de la copia privada, mientras lo hagan desde sus mansiones de Miami Beach o La Finca.

  • #013
    Rafael Montagud - 25 abril 2011 - 17:30

    Enrique quizá hayas leido este artículo de Arstechnica: The next Napster? Copyright questions as 3D printing comes of age habla justo de eso que hablas, de las suspicacias que levanta/va a levantar la “popularización” de las impresoras 3D y precisamente uno de los últimos párrafos recoge todo:

    But what if, instead of buying a licensed model on Amazon, you could simply download a torrent for the same bracelet? The current IP regime isn’t particularly well-suited for regulating that kind of activity, but if history is any guide, rightsholders will seek to apply traditional notions of copyright and patent against any party that makes infringing 3D designs available without authorization.

  • #014
    Anónimo - 25 abril 2011 - 17:47

    Soy estudiante de ingeniería técnica industrial, y según me enseñaron, el prototipado rápido es para hacer prototipos, no modelos funcionales. Es decir, un producto “imprimido” nunca va a tener las características de un plástico obtenido por moldeo (si aprietas fuerte, se desmenuza en la mano). Tampoco va a tener el precio, puesto que una carcasa por moldeo la haces con muy poco dinero, mientras que si la intentas imprimir es muy caro el proceso, ya que la impresora es cara, los consumibles son caros, y el mantenimiemto tampoco es simple. Tampoco hay que olvidar que la impresión 3D no puede introducir insertos en el plástico. Es decir, no puedes “imprimirte” los tiradores de un cajón en casa.

    ¿Dónde podría hacer daño la impresión 3D? Simple: en aquellos modelos donde te vendan “la marca” muy cara y ese sobrecoste supere con creces el coste de imprimirlo en casa. Pero en productos de diseño que no metan mucho sobrecoste, no compensará.

  • #015
    Anónimo - 25 abril 2011 - 17:55

    Añado sobre lo anterior: la ingeniería técnica industrial que estudio es mecánica. En la universidad el profesor nos trajo algunos modelos de prototipado rápido, y se “nota” la diferencia. Una impresora de esas puede valer 10 millones de pesetas. Es decir, muy lejos de lo que podía valer una láser hace 20 años, y con la diferencia de que la láser por aquel entonces era un sistema que daba gran calidad. El prototipado rápido en cambio no es capaz de producir modelos de gran calidad en la actualidad, sino que son eso, prototipos. Además, el prototipado rápido no trabaja con cualquier plástico, ni puede reproducir cualquier geometría.

    Una comparación sería como cuando tienes que imprimir 500 folios por las dos caras. Para imprimir una hoja, la imprimes en casa, pero si tienes que imprimir 500, lo haces en una reprografía. Esto es porque en la reprografía se hace “en masa” y sale más barato. Y por supuesto si quisieras imprimirte un periódico descargado por P2P, te saldría más barato comprarlo en un quiosko.

    De hecho, yo suelo evitar imprimir en casa. Si, tengo la impresora de chorro de tinta, pero en una reprografía suelo acabar ahorrando dinero. Es decir, las impresoras están avanzadas tecnológicamente, pero sigen sin ser perfectas. De ahí que os diga que tampoco os hagáis ilusiones con el prototipado rápido.

    Espero que os sea útil.

  • #016
    Gorki - 25 abril 2011 - 17:59

    la suma de un scaner 3D y una impresora 3D permite replicar muchos objetos con poco esfuerzo ya hoy. No hay más limitación que el scaner no “ve” lo que hay por debajo de una superficie, por tanto no puede scanear un aparato complejo, hay que despiezarlo para que lo pueda repetir pieza a pieza y las impresoras tienen la limitación de utilizar polímeros uniformes, por tanto no reproducen bien las propiedades de peso elasticidad, flexibilidad etc. de los diferentes materiales que componen un objeto, pero dento de eso, son plenamente funcionales y ya se utilizan en muchos sectores, como en el maquetismo arquitetónico, prototipado de aparatos en desarrollo, repicado de piezas arquelógicas que tiene un meseo para intercabiar con otros y cosas por el estilo.
    De momento solo tien la limitación del coste, que como siempre en el mundo electrónico, baja día a día.

    En este post escribí de ello http://felixmaocho.wordpress.com/2008/12/08/arte-digital-%E2%80%93-solidos-digitalizados/

  • #017
    Krigan - 25 abril 2011 - 18:02

    ¿Para cuando una máquina doméstica para fabricar chips? Hay un enorme montón de aplicaciones que no requieren chips avanzados. Claro está que el concepto de “chip avanzado” es relativo, un chip que ahora es “retrasado” era muy avanzado hace sólo unos años.

    Con una impresora de estas, y la máquina de fabricar chips, íbamos a descubrir bien pronto el porcentaje bestial del precio que se quedan los intermediarios. Productos que el fabricante chino vende a un euro, te las cobran en tienda a 10.

  • #018
    Doctor_en_Alaska - 25 abril 2011 - 19:24

    Como diría la ministra española de cultura Doña Ángeles González Sinde:

    “Es asustante que la piratería se extienda… a los objetos tridimensionales…”

  • #019
    Luis Samanamud - 25 abril 2011 - 19:44

    Una maquina impresora así necesariamente tendrá que ser un negocio, uno no va imprimir todos los días en casa, por ejemplo, un zapato, tendríamos que recurrir como ahora a los servicios de fotocopias. Pero sin duda es una revolución en la forma de consumir ¿Cada uno un coche único?

  • #020
    NingúnOtro - 25 abril 2011 - 21:50

    Ostras, ¿vamos a hacer realidad la novela de Ciencia Ficción “Tiranía Universal” de Damon Knight (1959)?

    Esto de las impresoras 3-D, siento decirlo, pero solo es un juguetito para prepúberes menopaúsicos (o sea, desgraciadamente la mayoría ;) ).

    Si no, nos quedaremos con “Make room! Make room!” de Harry Harrison (1966) (Más conocida por el título de la película con Charlton Heston “Cuando el destino nos alcance” (Soylent Green).

    Dentro de nada solo habrá trabajo como mobiliario animado ;) .

  • #021
    Enrique González - 25 abril 2011 - 22:22

    Imaginemos que las empresas relojeras reaccionaran igual que la industria discográfica, Swatch, Seiko, etc. alegarían que dado que el tiempo es lo que miden sus relojes éste les pertenece y por tanto el hecho de poder fabricar uno un reloj fuera de su control lo que supondría es que estaríamos atentando a su derecho de explotación del tiempo, cosa ilegal; y como el ministro de industria estaría puesto a dedo por el lobby relojero se prohibiría el uso de tales artefactos para fabricar relojes pero se cobraría un canon por ello.

  • #022
    eniac - 25 abril 2011 - 22:32

    En lo que a impresoras 3D se refiere, el proyecto que me parece más interesante es el proyecto RepRap.

    Por lo que parece, la impresora RepRap ya saldría por sólo unos 500€, y el objetivo de los desarrolladores es que llegue a ser autoreplicante, con lo cual uno podría replicar su RepRap para un amigo o familiar.

    Además, aunque el proyecto parte de la Univ. de Bath (Reino Unido), se desarrolla comunitariamente, en una wiki, y todo con Licencia Pública General (GNU).

    El vídeo que hay a la derecha en la página principal de la wiki es más que recomendable: http://reprap.org/wiki/Main_Page

  • #023
    Raul Zaragoz - 25 abril 2011 - 23:50

    Lo mas probable es que las impresoras 3D en casa, como las impresoras de hoy, ni lleguen a ser la solucion en todos los casos, osea que ni merezcan la pena, para aquel entonces el bazar todo a cien sera como el bazar todo a cinco, 20 veces mas barato … y de ahi se traera el consumo cotidiano, este todo a cinco realizado con impresoras 3d pero no caseras para que ocupar un sitio en casa, sino industriales a precio casi nulo … eso si mucho habra cambiado la estructura economica para entonces O NO TANTO PORQUE ES QUE SEGUIREMOS EN LAS MISMAS DE HOY

  • #024
    Jaime Sanmartin - 25 abril 2011 - 23:53

    Sin duda tendrán pronto alguna utilidad determinada, pero tendrán limitaciones de materiales a emplear, de formato, de tamaño, etc. Para que sean competitivas en precio tienen que estar estandarizadas. Igual que las impresoras no han remplazado a la maquinaria industrial para todo tipo de impresión gráfica. En cualquier caso interesantes las reflexiones que genera el tema…

  • #025
    jincho - 26 abril 2011 - 00:26

    Un par de enlaces, uno de un artista que pone a disposición pública algunos de sus diseños, para que todo el que quiera los pueda realizar (Por cierto, parece que no sólo son para materiales plásticos de prototipado rápido, los hay tambien en metales).
    Otro, es un bonito video para construirse cada uno su propia impresora 3D casera:

    http://www.bathsheba.com/
    http://medialab-prado.es/article/taller_de_impresora_3d_makerbot_

    Creo que aún estamos lejos de la máquina Bardemiana de copiar tomates o ipads, pero se me ocurren muchas cosas para las que esta tecnología pueda ser útil, por ejemplo, medicamentos( Por aquello de tener una estructura molecular claramente definida), y que tiemblen las farmaceuticas….

    Saludos.

  • #026
    frasco c - 26 abril 2011 - 01:51

    La novela de Neal Stephenson “La era del diamante. Manual Ilustrado para jovencitas” trata justamente de eso.
    Todo se puede crear en “compiladores” , ropa, alimentos,…, mediante nanotecnologia.

    A lo mejor te interesa como lectura para el verano.

    Creo que ya no se encuentra en librerías , pero seguro que puedes encontrarla “por ahí “…

    Muy interesante el post. Gracias.

  • #027
    jose - 27 abril 2011 - 11:55

    Muy interesante :)

  • #028
    anonimo - 27 abril 2011 - 12:18

    Pinta bien el futuro, jeje

  • #029
    tomeu pons - 27 abril 2011 - 21:24

    alguien puede imprimirme un piso de unos 90m2, eso si que sería un avance! :-)

  • #030
    enjuto_mojamuto - 27 abril 2011 - 23:01

    #14 y #15, Anonimo:

    He visto videos recientes de objetos y herramientas y máquinas de cierta complejidad, como el reloj del que se habla en este post, hechas de piezas fabricadas por impresión 3D, y te aseguro que tenían buena pinta y en los videos se veían manejarse y funcionar y aquello funcionaba bien, era práctico y útil y no se desmenuzaban al apretar como dices tú. Seguro que como mínimo aquello era mejor y más robusto, resistente y duradero que muchas baratijas de los bazares chinos.

    Además tiempo atrás comenté que había oído en un programa de radio sobre tecnología que en una feria o exposición se había presentado el primer coche enteramente hecho con piezas fabricadas por impresión 3D. ¡Un coche! ¿De verdad crees que se va a presentar un coche si creen que al funcionar y correr se va a desmenuzar por el camino como dices tú?

    He visto también imágenes de construcción de casas “imprimiendolas” mediante inyección de lo que parecía una especie de cemento rápido. Capa a capa, las paredes se iban levantando simultáneamente mediante una máquina montada que las iba “imprimiendo”. Imaginate cuántos obreros y albañiles se ahorran con estos procesos.

    Se te olvida que las ciencias, las ingenierías y las tecnologías progresan y avanzan rápidamente en muchos lugares del planeta simultáneamente y de manera interconectada, y probablemente lo que te enseñaron en tu escuela de ingeniería no es lo más puntero y ni mucho menos lo último a fecha de hoy, abril-mayo de 2011.

    Precisamente el objetivo de gente como Neil Gershenfeld y de cosas como RepRap y muchos otros proyectos e investigaciones desarrollados y por desarrollar, es que esas tecnologías sean algo práctico y real y no un mero “prototipado rápido”.

    Por otra parte, he visto por ahí que se diversifican los materiales y sustancias con los que se puede inyectar e imprimir. Vi un día en televisión un cocinero que utiliza una versión de estas tecnologías para “imprimir” comida, y vi las primeras hamburguesas impresas de la historia.

    Dices que es más barato imprimir 500 hojas en un sitio donde te lo hagan, que imprimirtelas tú en tu casa con tu impresora, pero nadie se fabricará 500 cosas iguales para su uso personal, sólo unas cuantas y la mayoría de las veces sólo una. Además, la fabricación personal permite todo tipo de personalizaciones que son imposibles en cosas fabricadas en masa.

    La disrupción más brutal vendrá cuando se cuelgue en la red un diseño de una máquina de éstas que sea capaz de fabricarse a sí misma, porque entonces lo único que costará dinero será el relleno de los consumibles, porque si quieres una de estas máquinas, no tienes más que pedirle una copia a alguien (familiar, amigo, compañero de trabajo, personas contactadas a través de internet, etc.) y pagarle relleno de sus consumibles. Y si se te estropea, mucho antes de que se te estropee te habrás fabricado copias de seguridad (nunca debes quedarte sin copias de seguridad), y si has sido tan tonto como para no hacerlo, pues le pides otra vez una copia a alguien. ¿Ves qué fácil?

    Incluso antes de que se produzca esa disrupción no habrá problema, porque todo se va a ir abaratando hasta ser algo cotidiano que usará todo el mundo, igual que ha ocurrido anteriormente con todas las tecnologías que usamos actualmente. Por supuesto que una de estas máquinas será más cara que una impresora actual que sólo imprime documentos en papel, pero todo el mundo compra aparatos y electrodomésticos mucho más caros que cualquier impresora, y piensa además que la máquina la vas a amortizar fabricandote cosas que si las compras físicamente, tienen precios sobredimensionados por motivos diversos, como la marca, intermediarios, transporte desde otros países, etc.

    En fin, que las cosas avanzan y progresan, y van a cambiar mucho más y mucho más rápido de lo que ya están cambiando.

  • #031
    enjuto_mojamuto - 28 abril 2011 - 00:53

    Se me olvidaba:

    Incluso aunque en algunos casos lo fabricado por estas máquinas tuviese materialmente peor calidad, no importa, porque la industria muchas veces ha tendido a fabricar cosas deshechables, perecederas, “de usar y tirar”, o poco duraderas o resistentes, y de baja calidad en general. ¿Nadie ha usado alguna vez platos de plástico deshechables, cubiertos de plástico, servilletas de papel, pañuelos de papel, guantes deshechables, etc.? Y todo ésto se puede extender a cualquier tipo de producto.

    De lo que se tratará es de que lo fabricado sea reciclable o biodegradable, como mínimo en cuanto a materiales y sustancias.

  • #032
    Juan Luis Galán - 28 abril 2011 - 16:26

    Si a esta idea le sumamos esta otra:

    http://www.applesfera.com/aplicaciones-moviles/3d-scanner-para-ios-el-futuro-era-esto

    Imaginad el alcance.

    Yo mismo, gracias a mi trabajo, he llegado a estar cerca de una impresora 3d y puedo asegurar que es un autentico ‘milagro’.
    Yo vi su uso profesional y su uso ludico y en ambos casos es impresionante.

    Ver la imagen de un R2-D2 en un plano en un programa 3d y ver la misma figura impresa en 15 minutos en mis manos es una experiencia digna de experimentar. Y esa fue la parte ludica.

    Ciertamente es una realidad mas cercana día a día. La tecnología ya esta ahí. Mejorando y abaratándose como todas las tecnologías, así que tiempo al tiempo.
    .

  • #033
    NM - 28 junio 2011 - 13:57

    Comentario algo tardío, pero comentario al fin.

    Pues parece que ya han llegado las primeras demandas:

    http://www.elpais.com/articulo/tecnologia/Paramount/denuncia/caso/pirateria/impresora/3D/elpeputec/20110628elpeputec_5/Tes

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados

3 comentarios en Menéame

#001
nonam - 25 abril 2011 - 16:26

Me parece a mi que nos vamos a reír más desarrollando nuevos métodos de cifrado para la distribución de esos contenidos en redes P2P.» autor: nonam

#002
Strogg - 25 abril 2011 - 20:30

Curiosamente me estoy bajando una copia de Sasha Grey.» autor: Strogg

#003
andin - 25 abril 2011 - 21:36

Un poco sensacionalista. Hay una empresa belga, spinoff de la Universidad de Lovaina, que hace modelos/maquetas y prótesis en forma de plásticos/polímeros. Y lo tiene patentado.» autor: andin