Con Jesús Encinar, en el electivo “Managing the tech startup”

Jesús Encinar, buen amigo y fundador de empresas como Idealista, 11870.com, TopRural, Rentalia, Rockola o AsesorSeguros, estuvo en el curso “Managing the tech startup” que organizo en IE Business School.

Su charla estuvo dividida en tres partes: una primera dedicada a los orígenes de Idealista, su primera aventura empresarial, en la que proporcionó detalles acerca del proceso de emprendimiento, la elección de herramienta tecnológica, la entrada de accionistas, la competencia, etc.; una segunda dedicada a la usabilidad como concepto y a cómo afecta a la hora de emprender en la red, y una tercera en la que hablamos de las decisiones de internacionalización.

En la primera parte, Jesús comentó cómo había surgido la idea, al detectar una necesidad cubierta de manera deficiente y plantearse que aunque hubiese una amplísima variedad de competidores en ese ámbito, en muchos casos con bancos o grupos muy potentes detrás, era algo que se podía hacer sensiblemente mejor. Cómo encargaron la aplicación a una gran consultora, lo que sirvió para atraer inversores en parte gracias a la confianza que ello generaba, para encontrarse a los pocos meses con que necesitaban fichar programadores y rehacer la aplicación completamente para que aquello funcionase al nivel que realmente necesitaban.

Usabilidad no era un tema que estuviese en el programa, pero la charla de Jesús en ese sentido fue verdaderamente inspiradora, se nota que es un tema que domina y sobre el que lee y escribe de manera habitual, y sirvió de mucho a algunos de los alumnos, que estaban precisamente metidos en esa cuestión en sus proyectos (mis amigos de foodieSquare, alumnos actuales y presentes en el aula, lo celebraron especialmente :-) En los blogs de los alumnos pueden verse bastantes alusiones al tema.

Finalmente, pasamos al tema central: la internacionalización. Era un tema que me interesaba especialmente: cuando Idealista planteó su salida a Italia, lo hizo como un movimiento sumamente ambicioso. Sin captar accionistas allí – Jesús comentó que eso generaba una complejidad innecesaria y difícil de gestionar, un maremagnum de precios de transferencia e imputaciones de gastos que no le gustaba nada – fichando a más de cuarenta personas en el país y replicando el proceso de arranque que había llevado a cabo en España, largo y costoso. En ese proceso, el compromiso de recursos y el riesgo asumido fue verdaderamente importante en términos cuantitativos para una empresa que era todavía a todos los efectos una start-up. En el caso de Portugal, en cambio, fue muy distinto: la empresa se gestiona desde España, y da respuesta a un mercado pequeño, pero que no se quería dejar desatendido dada la proximidad, pero con un análisis y planificación detrás que seguramente contiene variables muy distintas a las utilizadas en Italia. Un tema del que me pareció que se podía derivar mucho aprendizaje, dado que muchas empresas se plantean a día de hoy la internacionalización como una meta necesaria, entre otras cosas para ofrecer una escalabilidad que los inversores requieren.

Un verdadero lujo de sesión, la verdad. Como siempre, podéis ver los tweets de los alumnos en la lista IETECHSTARTUP o buscando por el hashtag #IETECHSTARTUP, y leer los comentarios en sus blogs en esta página de Reader, en la que en algunos casos continúa la interacción con los emprendedores que van pasando por la clase.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados