Hablando sobre privacidad en Facebook, en El Confidencial

Esteban Hernández, de El Confidencial, me entrevistó por teléfono acerca de la privacidad en redes sociales y de los posibles problemas que podía acarrear el compartir demasiada información en dicha red, y hoy publica un artículo titulado “¿Despedirme por subir ese comentario? No te preocupes, mi jefe nunca entra en Facebook“.

Mi opinión en ese sentido es que estamos utilizando una herramienta en la que la gran mayoría de los usuarios entran sin plantearse su complejidad, y en la que, de hecho, un porcentaje próximo al 70% de usuarios no llegan ni a cambiar nunca las opciones de privacidad que vienen por defecto, ni tan siquiera a clasificar a sus contactos en grupos coherentes del tipo “familia”, “amigos”, “trabajo”, etc. Ante una situación de este tipo y unas opciones de privacidad necesariamente complejas – muchas variables, muchas opciones – resulta evidente que van a surgir problemas esporádicos, y que la única manera de protegerse contra ellos es el sentido común: no se trata de no compartir nada, sino de pensar cómo y con quién lo estamos compartiendo, y aplicar una natural prudencia. Nada de lo que no hayamos hablado ya por aquí…

7 comentarios

  • #001
    Geoffrey Rodriguez - 23 noviembre 2010 - 08:46

    Me parece que tanto los jovenes como los adultos deben aprender las reglas básicas de uso de las redes sociales antes de hacer su primera publicación en estas mismas. Las personas se olvidan que nunca se sabe quien está del otro lado del monitor.

  • #002
    Ignacio Roda - 23 noviembre 2010 - 11:21

    Parece que la gente sigue pensando que sólo van a ver su facebook los amigos. Pobrecitos!

    Antes de contratar a cualquier candidato, lo primero que hago es buscar su perfil en facebook y linkedin. Menudas barbaridades ves a veces.

  • #003
    proteccion de la identidad - 23 noviembre 2010 - 11:33

    Paranoia no….precaución toda
    Ni sabemos en la mayoría de los casos quién está al otro lado….. ni entendemos muchas veces el “legalés” (y por tanto no “calibramos” consecuencias)… ni estamos en el salón de nuestra casa (sino en el universo virtual, dónde “casi todo” es posible).

    Pi

    Pd: http://xlsemanal.finanzas.com/web/firma.php?id_edicion=5787&id_firma=11970

  • #004
    jose luis portela - 23 noviembre 2010 - 12:44

    En general tanto los sistemas de información en las empresas, como internet en general, no son mas que una herramienta, con mayor o menor poder depediendo del caso por tanto, a las nuevas tecnologías no se les puede culpar de todo:

    1. IT por si solo no aporta valor alguno a las empresa, solo una estrategia adecuada y unos procesos que la soporten (complementados con sistemas IT adecuados) pueden crear valor para una empresa. IT es el facilitador, pero si no se usa adecuadamente no sirve para nada.
    2. Internet por si solo tampoco hace nada, solo las empresas que entienden la red, entienden el entorno real de las personas y como estas interactuan con la red, son capaces de utilizar la misma para generar mas ventas para su empresa, o para generar una mayor difusión o busqueda de información y comportamientos.
    3. Las redes sociales, no son ni buenas ni malas, la clave esta en comprenderlas y utilizarlas para nuestros objetivos personales o profesionales. Por tanto nosotros somos siempre los culpables del uso que le demos.

  • #005
    Germán Piñeiro Vázquez - 24 noviembre 2010 - 14:19

    La privacidad comienza por uno mismo.

  • #006
    Javier - 24 noviembre 2010 - 17:19

    Pues yo lo estoy usando todo el dia y me encanta.

  • #007
    CARLOS BARRANCO GARCÍA - 24 noviembre 2010 - 22:39

    Lindein y Facebook son cosas diferentes, el primero debería poder usarse como fuente de información por parte de las empresas o de los profesionales del reclutamiento y selección de personal, el segundo debería estarles vedado. En todo caso la curiosidad es libre.

    Otra cosa es que a veces los empleados también visiten Facebook y busquen a sus jefes, no sólo las personas en la base de la pirámide empresarial son imprudentes con su privacidad.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados