The Great Firewall of China: una lectura comercial

La Comisaria Europea de Agenda Digital y anterior Comisaria Europea de la Competencia, Neelie Kroes, añade una dimensión adicional y muy interesante al asunto del bloqueo ejercido por las autoridades chinas a un creciente número de páginas web situadas fuera de sus fronteras: darle la consideración de un impedimento al libre comercio, y solicitar la actuación de la World Trade Organization (WTO).

La interpretación es clara: el bloqueo de páginas web desde el enorme mercado chino supone una clara amenaza al comercio desde Europa y equivale, en el caso de muchas páginas de tipo comercial o medios de información, a un bloqueo comercial: independientemente de la barrera del idioma, el bloqueo supone que mientras los ciudadanos europeos pueden acceder a páginas situadas dentro de China y adquirir productos o servicios o ver publicidad en ellas, los ciudadanos chinos puede ser objeto de bloqueo al intentar acceder a páginas ubicadas fuera de China, algo que resulta inaceptable dentro de las relaciones comerciales. La evidencia es clara: aquellas empresas que desde dentro de China desean mantener relaciones comerciales con empresas situadas en el exterior del país, precisan del uso de redes privadas virtuales con el fin de evitar los bloqueos gubernamentales.

Por el momento, el gobierno chino ha mostrado una total indiferencia hacia las peticiones de apertura fundamentadas en torno a los derechos humanos. Pero mantener la misma actitud con respecto a cuestiones relacionadas con el libre comercio podría ser más complejo, y acabar conllevando incluso la amenaza de sanciones comerciales. ¿Podría esta aproximación al tema terminar siendo la base para forzar una mayor apertura en el país asiático?

7 comentarios

  • #001
    Pablo - 18 Mayo 2010 - 07:57

    Escribo desde China. Me parece muy interesante el enfoque. Es clarísimo que el bloqueo beneficia claramente a las empresas chinas que operan en internet, que en muchos casos se limitan a hacer copias de las versiones occidentales. Se está creando una realidad paralela aquí dentro en que a un “forastero” le resultaría muy difícil entrar

    http://papediaz.blogspot.es/1273566535/chinternet/

  • #002
    Miguel Ángel - 18 Mayo 2010 - 10:46

    Pues francamente me parece algo lamentable. Me refiero a que un país tenga más problemas para limitar el “libre comercio” que para limitar los derechos humanos.
    La globalización por encima del los derecho humanos, lo dicho, lamentable.

  • #003
    Krigan - 18 Mayo 2010 - 12:36

    #2 Comparto la opinión de Miguel Angel. Lamentable que se ponga por delante el vil metal antes que el más elemental respeto a los derechos humanos.

    Y otra cosa más. Los trabajadores chinos trabajan en condiciones de semi-esclavitud. A ver si empezamos a ejercer un poco nuestra responsabilidad social en la globalización. Deberíamos decirle a China, y al resto de los países que explotan a sus propios ciudadanos, que, o ponen condiciones de trabajo dignas, o no permitiremos la importación de sus productos.

    El salario es siempre una cuestión problemática, pero hay cosas que van más allá del salario. Si para nosotros es cosa buena el trabajar un máximo de 40 horas a la semana, tener un mínimo de día y medio de descanso semanal, y un mes de vacaciones al año, además de otras muchas cosas que se podrían mencionar (salud en el trabajo, etc.), entonces eso mismo deberían tener los trabajadores chinos.

    Pensad en lo que sería vuestra vida si trabajaseis 13 horas al día, 7 días a la semana, y sin vacaciones. Porque eso es lo que le estamos haciendo a los chinos.

    Una de 2, o hay globalización o no la hay. De momento lo único que estamos globalizando es la explotación. ¿Existe alguna diferencia moral entre enriquecerse con los productos chinos y enriquecerse con el tráfico de esclavos?

  • #004
    Gorki - 18 Mayo 2010 - 13:59

    Mi convicción es que siempre los mercaderes han sido la avanzadilla de la civilización. Ahí donde no se atreve a entrar nadie, sea las selvas dominadas por la guerrilla, o las dictaduras más herméticas, los comerciantes encuentran un resquicio en las murallas impenetrables para entrar,

    Así lo hicieron los fenicios en Europa o Marco Polo en Asia. Solo hay una posibilidad de derribar la Muralla China y es comerciar con ellos.

  • #005
    Feynman - 18 Mayo 2010 - 14:49

    A ver quién es el majo que le dice algo a China en cuestiones comerciales. No creo que ni siquiera EEUU se atreva a mover ficha para exigir una cosa así a China. Los Estados tienen demasiado miedo a deteriorar sus relaciones comerciales con un país del potencial de China.

  • #006
    Anoni - 18 Mayo 2010 - 18:15

    Es interesante comprobar como son muchos los que van despertando en relación con las numerosas arbitrariedades que se cometen en China y que perjudican claramente a nuestros países desde un punto de vista comercial. Aquí se ha reflejado un caso evidente pero hay muchos mas.

    Tampoco olvidemos que ese “liberalismo salvaje” que se practica hoy en China tiene un trasfondo maoista. Un maoismo que, por ejemplo, pretende hacer desde el terrorismo una revolución en países como la India (y que, en caso de triunfar China definitivamente en su guerra económica podría llegar a ser exportado a Occidente).

    ¿Y alguien se ha preguntado como es posible que ese gran país y modelo de éxito económico que es China siga apoyando y recibiendo tranquilamente al lider norcoreano Kim Jong II?

    http://latercera.com/contenido/678_257504_9.shtml

    http://www.univision.com/content/content.jhtml?cid=333466

  • #007
    tatser - 31 Julio 2010 - 14:43

    Yo uso http://accessexists.com

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados