Recognizr: la realidad aumentada aplicada al reconocimiento facial

Estaba claro que iba a suceder, porque solo se trataba de unir tecnologías ya existentes: se anuncia una aplicación, de nombre Recognizr, que utiliza la tecnología de realidad aumentada para enfocar a una persona con la cámara de un teléfono móvil y obtener de manera automática su nombre y los vínculos a sus perfiles en los sitios sociales en los que se encuentra. Para cualquiera que hubiera probado las tecnologías de reconocimiento facial en aplicaciones como Picasa o iPhoto, estaba claro que una cosa así era técnicamente posible, y que da forma a un nuevo concepto que podríamos llamar “identidad aumentada”. Pero verlo en funcionamiento provoca un importante debate entre lo verdaderamente conveniente y lo sencillamente inquietante.

La aplicación, desarrollada por la empresa sueca TAT, The Astonishing Tribe, es, en principio, respetuosa con el criterio de privacidad: toma la imagen de una persona, y la busca en la base de datos de la propia aplicación, donde la persona debe haberse dado previamente de alta si quiere ser encontrada, y añadir también los perfiles de redes sociales que desea vincular a su identidad. El paso peligroso, que también consiste en unir tecnologías que ya existen, sería obviamente el de utilizar como base de datos no la misma aplicación en la que las personas se han registrado voluntariamente, sino la propia red, utilizando para ello un buscador de imágenes que rastrease fotografías y uniese los rostros encontrados con los nombres que se encontrase próximo a éstas. Un sistema al que, una vez aplicados los correspondientes algoritmos de corrección estadística, ofrecería seguramente una identificación de una gran fidelidad, y tomaría de la red los recursos adicionales disponibles sobre la persona, consolidándolos en un registro único. La misma aplicación lo dice: cuando la tecnología de reconocimiento se utiliza no para una amplia gama de objetos diversos que hay que reconocer, sino para identificar únicamente caras, la calidad de la identificación mejora notablemente.

Las aplicaciones del programa son inmensas: desde las más inofensivas cuestiones sociales (¿cómo se llamaba esta persona?) hasta el control de acceso por motivos de seguridad (si quieres entrar, registra tu cara aquí). Pero el debate es evidente: la cara es algo de lo que difícilmente te puedes desprender, y una aplicación así, usando como base de datos la propia web, pasa a ser como llevar tu nombre y datos personales tatuados en la cara a la vista de todo el mundo. De nuevo se demuestra que la tecnología crea constantemente situaciones para las que no necesariamente estamos preparados.

39 comentarios

  • #001
    edheday - 25 febrero 2010 - 00:11

    Ahora las empresas tomarán nuestra cara de la foto del currículum y rastrearán la web buscando nuestras fotos, esas de la fiesta en la que acabamos pedo, o con un porro de palmo en la mano…

  • #002
    jose luis portela - 25 febrero 2010 - 01:52

    Mi empresa honeywell security (Fortune 100) fabrica estos sistemas en seguridad de reconomiciento facial. Yo siempre opino lo mismo, sino tienes nada que ocultar que mas da que se reconozca quien eres. Yo creo que hay como siempre una gran reaccion al cambio por desconocimiento y por la reaccion normal humana derivada de la genetica que tenemos de tener una primera reaccion hacia lo nuevo negativa.

    Si tengo que resumirlo diria lo siguiente

    1. Quien no tenga nada que ocultar (grave se entiende) no tiene porque tener miedo a estas cosas.
    2. Las personas que se dedican a la seguridad, no tienen tiempo material de “cotillear” a todas las personas y solo se chequea por excepcion, es decir cuando hay un motivo para hacerlo

  • #003
    Pablo Roca - 25 febrero 2010 - 02:02

    Me impresiona mas el tema del reconocimiento de la cara .. que lo de la realidad aumentada (que en este caso es totalmente anecdótico su uso).

    Sobre los problema de identidad .. pues no subas a internet lo que no quieras que se pueda ver, así de claro.

  • #004
    Benjamin Frugoni - 25 febrero 2010 - 02:03

    Es un supuesto bastante peligroso e inquietante la forma en la que el derecho a la privacidad puede ser pisoteado de forma involuntaria por las nuevas tecnologías. Aún así siempre hemos de reconocer que hay pocas cosas en la red que nosotros mismos no hayamos puesto, por lo que simplemente debemos andar con tiento a la hora de publicar nuestra información porque una vez fuera ya será imposible volverla a recoger (Efecto Streisand).

    Le veo aplicaciones prácticas en seguridad pero le veo el peligro del siguiente ejemplo:
    Me gusta la chica de la barra de enfrente así que le tomo una foto y ya conozco sus gustos, intereses, nombre completo, amistades, libros favoritos, etc… Ahora añadamos al factor el hecho de que además soy un poco demente y obsesionado: Ya sé donde vive, donde trabaja y quienes son sus familiares amén de poder mirar en Twitter cuando sale de la casa y tal vez incluso a donde va.

    En fin, será como siempre: La tecnología en si es siempre neutral y lo que varía es el uso que le dan las personas. Si tenemos cuidado esto será una herramienta útil y de múltiples aplicaciones pero en malas manos puede causar bastantes daños y perjuicios a terceros.

  • #005
    Miguel A. Tovar - 25 febrero 2010 - 02:25

    Este post da que pensar… ¿Cambio las fotos de mis perfiles? ¿Pongo avatares? ¿Me disfrazo?

  • #006
    Enrique - 25 febrero 2010 - 02:29

    Buenas jose luis (#2), Eso de estar tranquilos mientras no se tenga nada que ocultar,.. Lo siento pero suena mal,.. muyyyy mal.

  • #007
    Juan Martinez - 25 febrero 2010 - 03:03

    Muy interesante el campo de explotación que se abre. También lo es que la primera plataforma que parece que van a usar de campo de pruebas es Android. Me quedo con otro video sobre una posible aplicación de esta tecnología, también de TAT http://www.youtube.com/watch?v=tb0pMeg1UN0

    Un saludo, y gracias Enrique.

  • #008
    PPPerez - 25 febrero 2010 - 04:21

    Acostumbramos a pararnos en la parra en vez de en las uvas, que son lo más interesante.

    El problema no está solamente en la red o en los datos que tu voluntariamente subas o en si tienes o no algo grave que ocultar … puede ir mucho más allá de todo eso, dentro y fuera de la red.

    No es ningún delito, p.ej., ir “de señoritas” (de putas, vamos), o ir “de señoritos”. Si tu no quieres publicidad sobre ese tema, ¿por qué alguien podría hacértela y alegrarte las pascuas?

    Y ya no digamos de un programa de este tipo utilizado con premeditación y alevosía por un gobierno “sospechoso” !!!! (¿qué tal añadirle esa tecnología a SITEL?)

    Suele ser habitual que la tecnología empiece por superarnos y depende de unas cuantas circunstancias el que termine o no por hacerlo.
    Una bomba atómica es típicamente nefasta y, a la vez, similar tecnología permite obtener energía por medio de centrales nucleares.

    Las tecnologías no son ni buenas ni malas ‘per se’, eso lo son las intenciones de quienes las utilizan.

  • #009
    edheday - 25 febrero 2010 - 05:23

    Es un poco off-topic pero hace tiempo que me ronda por la cabeza esta cuestión

    Mire Jose Luís #2, suponga una persona cualquiera (que llamaré “José”), que es consumidor de marihuana. (incluso podríamos considerar que la utiliza para tratarse de su glaucoma, por ejemplo, pero el uso lúdico nos vale igual) La legislación española no castiga el consumo de drogas, a no ser que se produzca en lugar público, de modo que José sólo consume en su casa. Para abastecerse José tiene dos posibilidades, comprarla o cultivarla él mismo.

    Si decide cultivarla está en su derecho mientras no la venda. (Aceptaremos que José es un buen ciudadano y que sólo cultiva para su propio consumo) Ahora bien, en caso de ser descubierto por la benemérita (quizá con la colaboración de algún simpático vecino) deberá demostrar que su cultivo no estaba destinado a venta ni distribución (es culpable mientras no se demuestre lo contrario. Así son las leyes sobre drogas) Esto es relativamente fácil mientras no se le encuentren indicios propios de menudeo como balanzas de precisión o bolsitas o gran cantidad de dinero en efectivo. Como José es un tipo legal no le condenarán, incluso podría conseguir que le devolvieran las plantas incautadas (seguramente en un estado lamentable, eso sí) pero ya se ha tenido que meter en juicios con lo que eso conlleva.

    Si decide comprarla tendrá que depender del mercado negro, lo que implica producto poco fiable, nula garantía, precios desorbitados y variables.., y además la posesión de marihuana en lugar público es una falta, (mientras sea una cantidad pequeña, no de notoria importancia que sería mucho peor) por lo que se expone a una sanción administrativa si le cogen en el camino del camello a su casa.

    Otra cuestión es que José, como la mayoría de consumidores racionales de marihuana, no sólo consume en su casa, sino que además lo hace por la noche, cuando ha concluido sus responsabilidades laborales y sabe que no necesita salir de su casa en lo que queda de día. Sin embargo a la mañana siguiente coge el coche y se encuentra un control de la policía donde comprueban el consumo de drogas. Da positivo en marihuana debido a la permanencia de la sustancia y a que los test no son ni de lejos tan fiables como los del alcohol.

    Cuestiones: ¿Comete José alguna ilegalidad por consumir? imagine por ejemplo que el vecino del otro lado de casa de José, en lugar de denunciarle decide colarse en su jardín y llevarse un par de plantas a punto de cosechar. ¿puede José denunciarle? ¿sería juicioso hacerlo? ¿qué pasaría si la empresa de José le investiga y descubre su afición (totalmente circunscrita a su vida privada)? ¿tiene algo que ocultar?

    Esta situación legal convierte a los cultivadores de marihuana en ciudadanos de segunda categoría que, incluso aunque se esfuercen en respetar todas las leyes, no pueden defender sus derechos igual que los demás.

    Siempre me han llamado la atención las semejanzas legales entre los usuarios de marihuana y los usuarios de p2p, y el tratamiento informativo que los mass media dispensan a los dos temas… están soplando vientos de despenalización de la marihuana, quizá debido a la crisis, pero ocurre lo contrario con el p2p. Quizá dentro de poco haya mucha más gente que tenga “algo que ocultar”.

  • #010
    ccortacero - 25 febrero 2010 - 10:05

    Hola a todos,
    de todas formas, esta aplicacion no esta disponible todavia no? no la encuentro en la app store.
    Y una pregunta, reconoce las caras q tu le has metido en la “base de datos” o tu puedes ir por la calle con esta aplicacion identificando caras y te va a decir sus perfiles en redes sociales??? Porque esto ultimo si q es peligroso.

    Saludos

  • #011
    Alex Peris - 25 febrero 2010 - 10:21

    Más info sobre Recognizr en este post:

    http://www.undernews.com/2010/02/24/de-la-realidad-aumentada-a-la-identidad-aumentada/

  • #012
    bod - 25 febrero 2010 - 10:28

    Veía a comentar algo acerca de la frase “sino tienes nada que ocultar que mas da que se reconozca quien eres” pero ya edheday lo ha expuesto a las mil maravillas. El caso de la marihuana es uno de los más claros.

    El hecho de tener algo que ocultar sólo lo conoce y valora uno mismo, porque la sociedad acepta y no acepta comportamientos dependiendo de la persona que haga dicho juicio. Y si hay algún asunto que puede crear controversia entorno a tu persona o que te puede provocar consecuencias negativas (sin ser ninguna falta o delito), seguramente quieras que esos detalles permanezcan ocultos.

  • #013
    jose luis portela - 25 febrero 2010 - 10:33

    #5. Siento decirte que aunque te pongas peluca, barba, bigote o lo que quieras el sistema sigue reconociendote. Es sencillo, es un algoritmo basado en puntos y distancias entre puntos claves de tu cara, con lo cual el sistema “pasa” de los complementos (no se si me explico). El sistema NO guarda fotos, sino procesa algoritmos que puede buscar en otras bases de datos. Es mas ahora mismo tenemos sistemas que combinan esto con la forma de andar, ya que el sistema es capaz de combinar ambos sistemas y asi acertar mas.
    #4. Lo de la barra del bar y otras cosas que pensemos no es mas que darle vueltas raras a todo. Antes sin tecnologia tambien una persona podria averiguar mucho sobre tu y tu vida, o sino como crees que lo hacian los detectives. No pensemos raro de verdad.
    #6. Me parece correcto que te suene mal o bien o lo que quieras, es como que ahora mismo hay sistemas que utiliza la policia y detectives para escuchar tus conversaciones telefonicas. Es un hecho y repito solo se utilizan cuando hay un interes detras de ello. Hay una legislacion muy clara al respecto.
    #9. No soy abogado y lo que planteas es muy complejo

    # todos. Que cada vez hay mas camaras (en london hay mas camaras que habitantes) y mas sistemas inteligentes de seguridad es un hecho y NO podemos evitarlo (como la crisis, el tiempo climatologico, etc). Quiero decir, nos podremos poner como queramos pero no va a cambiar. Dicho esto yo repito de nuevo, a mi que me investiguen lo que quieran, me da igual, no tengo nada que ocultar. Y otro dato, ¿porque pensais que ahora cada vez se tenien a mas terroristas?, ¿porque pensais que ahora es mas dificil engañar a hacienda? ¿porque ahora es mas dificil mentir en un currriculum? Sencillo la tecnología ayuda mucho en esto.

    un abrazo y no quiero distraer el foro de discusion hacia temas de seguridad porque el post de enrique va enfocado hacia otro debate mas interesante, creo yo.

  • #014
    Adolfo - 25 febrero 2010 - 11:02

    Pienso que vamos de cabeza hacia una dictadura global. Alguien está muy interesado en averiguar todo de nosotros con un simple “click”. Quienes somos y cuales son nuestros amigos (FaceBook), Como es nuestro entorno físico (Google Maps), Concocer nuestras consultas por internet (Google guarda un historial nuestro, puedes verlo en configuracion de tu cuenta gmail.)….etc… Ahora ya solo nos faltaba ponerle cara a todo un perfil. Alguien ha pensado que seria bueno inventariar la raza humana y creo que camino de eso estamos. Supongo que será la base de partida para un Gran Hermano….Al final, como individuo, siento que pierdo la libertad en cada avance de esta tecnología maldita. Lo que si es cierto es que nosotros como individuos, el único beneficio que sacaremos de todo esto es la posibilidad de descargar politonos, intercambiar fotitos, visitar paginas guarras y…claro ….comprar por internet…que es el meollo de la cuestion….

  • #015
    Pablo Sanchez - 25 febrero 2010 - 11:06

    Existen varias preocupaciones que surgen. Pero es una tecnología muy interesante.
    w3wes@jamon-espana.com.es

  • #016
    elblogdeetic - 25 febrero 2010 - 11:53

    Parece una tecnología bastante útil, a la vez que incómoda para aquel que “la sufre”. No me veo diciendole a alguien que se quede quieto para que mi movil lo reconozca y me diga quien es. No sé, cuestión de opiniones.

  • #017
    Emilio - 25 febrero 2010 - 11:58

    013, jose: estoy con Enrique. Lo de “no tengo nada que ocultar” es peligroo, por decir algo. Puede que no tengas nada ilegal que ocultar, pero sí tienes mucho que ocultar: tu vida privada, tu intimidad y tu privacidad. Madre mía tener que estar explicando ésto a estas alturas…

    Saludos,
    Emilio.

  • #018
    Fabian Olarte - 25 febrero 2010 - 13:02

    #013 Jose Luis… tienes razón, pero mi punto de vista esta en el uso de esta tecnología por manos criminales (estorcionistas, secuestradores, etc)… eso es un peligro…

  • #019
    Zirujano - 25 febrero 2010 - 13:07

    Llamenme ustedes troglodita pero a mi estas cosas por sistema me dan un poco de miedito. ¿De que se nutre esa información? ¿de lo que yo aporto a la red o de lo que aportan terceros sobre mi? ¿quien discrimina esa información? Tengo la sensación de que en nombre de la seguridad (la paz mundial, que no falte)y la tecnología caminamos hacia un mundo donde los que no tienen nada que ocultar (o lo ocultan mejor) serán la inmensa minoría de siempre y lo que sí olcutamos cosas (lo siento soy pecador)tendremos algunos collares más para sujetarnos.

    Saludos

  • #020
    David Bonilla - 25 febrero 2010 - 13:36

    A mi no me preocupa que una empresa u organización pueda hacer busquedas activas de mi persona… si sigo controlando a que contenidos pueden acceder.

    En el caso de Internet, esto es muy dificil porque, si un amigo sube una foto mia haciendo el cabra y mediante una tecnología de reconocimiento facial una empresa la encuentra y descarta una candidatura mia… ¿cómo puedo enterarme? ¿cómo puedo corregir la situación?

    Creo que la clave está en obligar a las empresas que fabriquen dicha tecnología a hacer público el uso de las mismas por parte de sus clientes.

    Y por cierto, el tio al que se le haya ocurrido lo de la realidad aumentada aplicada a las personas/redes sociales… un hacha con gran visión de negocio.

  • #021
    discrepante - 25 febrero 2010 - 14:38

    Yo desconfío de la gente, como #13 que para apoyar sus teorías, introduce datos como ese “en london hay mas camaras que habitantes”… O sea, que en Londres, hay más de 10 millones de cámaras de vigilancia? Oficiales, instaladas por el ayuntamiento, o los ayuntamientos londinenses para ser exactos, hay poco más de 10mil… y se calcula que privadas, en comercios, etc etc, menos de 1 millón… así que decir que hay más cámaras que personas es una pequeña exageración…

    Pero tú eres el entendido, o no?

  • #022
    Gorki - 25 febrero 2010 - 17:01

    #2 jose luis portela
    siempre opino lo mismo, sino tienes nada que ocultar

    ¿Y si tienes algo que ocultar?, Hay cosas como tener una amante que no son penales pero no tienen por que hacerse públicas.

    En mi opinión, todos tenemos algo que ocultar por que todos nos disfrazamos para ir a la oficina, ¿o andamos con lo mismo que el domingo en muestra casa?.

    Cuando entro en un parking fotografían la matrícula de mi coche, cuando me acerco a un portal me filman, voy a un hotel y me piden el DNI, nada he hecho ni pienso hacer que sea ilegal o ilícito, ¿Por que me fichan como si fuera un peligro?

    Creo que va llegando el momento de solicitar a las autoridades que puesto todos atentan contra nuestra privacidad, sea legal, quitar las matriculas a los coches, andar con antifaz y tener derecho a exibir documentación falsa, salvo a aquellas autoridades legalmente autorizadas a pedirlas, Policías, Jueces y quien la ley autorice,

    ¿Por qué he de dar un carnet verdadero, al conserge de un hotel? ¿Tengo la oblación de poner mi nombre en una suscripcion´a un periódico? ¿Puedo cegar electrónicamente a las cámaras que me apunten sin mi permiso aunque sea en la calle?

  • #023
    Anónimo - 25 febrero 2010 - 18:34

    Pienso que no es cuestión de tener o no que ocultar, es más un problema de que tipo de uso se haga de esta herramienta y de quién haga uso…

  • #024
    Javier - 25 febrero 2010 - 18:38

    Creo que es más un problema del tipo de uso que se puede hacer de este tipo de herramientas y de la persona que haga uso de ellas…

  • #025
    Laura77 - 25 febrero 2010 - 18:55

    Como bien dice eDans: “la cara es algo de lo que difícilmente te puedes desprender…”.

    Esto es verdad actualmnete pero todo es cuestión de tiempo (recordemos la película Cara a Cara con John Travolta y Nicolas Cage).

    Por supuesto que Juan Luis Portela (#2) lleva razón: “si no tienes nada que ocultar que mas da que se reconozca quien eres”. Y, en ese sentido, esta tecnología es un gran avance para la sociedad pues obligaría a todo el mundo a ser correcto, a no cometer delitos y a no “pecar” ya que el que lo hiciere sería inevitablemente pillado.

    Por otra parte, es reconfortante descubrir que son personas sensatas y equilibradas como el empresario Juan Luis Portela quienes tienen en sus manos estos medios tecnológicos para el reconocimiento facial de los demás pues si se tratase de cualquiera esto se convertiría en un peligro para la sociedad. Es decir, que debemos entender estas tecnologías como armas peligrosas que no pueden ni deben caer en las manos de personas poco serias ni ser utilizadas por desaprensivos.

    Son muchas las herramientas peligrosas que ha desarrollado el hombre pero estas, generalmente, no pueden ser usadas libremente pues suele existir una regulación y una normativa para su uso (por ejemplo las armas de fuego, tecnología nuclear, o el simple hecho de que pinchar líneas telefónicas sea ilegal, etc).

    Otra cosa es que en estos casos los ciudadanos exijamos también poder conocer exactamente no solo cual es el alcance de estas tecnologías sino también saber quienes disponen y pueden hacer uso de ellas ya se trate de organismos públicos o de empresas privadas. Estamos hablando de “armas de control” que pueden utilizarse fácilmente para influir, presionar o, por ejemplo, chantajear a las personas.

    Aunque también podríamos imaginarnos un escenario en un futuro cercano y en el que cualquiera pudiese hacer uso “democráticamente” y desde su ordenador o teléfono móvil de estas tecnologías y con cualquier tipo de fines sean estos lícitos o no.

    Recientemente se ha hablado en España acerca del software SITEL como un medio para obtener información privada sobre todas las comunicaciones de cualquier ciudadano. Este software está en manos del ministerio del Interior pero ha sido desarrollado por una empresa (en este caso Ericsson) que podría utilizar o comercializar este producto (o servicios relacionados con el mismo) a cualquiera que pagase lo suficiente.

  • #026
    oportunista - 25 febrero 2010 - 21:34

    #25 ¿Qué es “pecar”? El problema es que dependiendo de a quién se lo preguntes, las acciones “prohibidas” por ser “pecado” serían distintas. Demasiados ejemplos de puritanismos e hipocresías hay ya. La intimidad y la privacidad son muy importantes. Deben ser protegidas. Desgraciadamente hay grupos de fanáticos dispuestos a atacar a otras personas por acciones que no hacen daño a nadie.

  • #027
    Javier Gozalvin - 25 febrero 2010 - 21:47

    ¿cual es el problema entonces?

  • #028
    Carlos - 25 febrero 2010 - 22:57

    Aunque no tengas nada que ocultar, ¿como se puede garantizar que el que use la tecnología lo haga para un uso adecuado?

    Imaginad si un ladrón te “ficha” por la calle, ve que tu sueldo esta bien y decide hacer un secuestro express…

  • #029
    Laura77 - 26 febrero 2010 - 00:30

    #26 ¿No deberíamos confiar en las autoridades? Ahora se están instalando escaners corporales en los aeropuertos para evitar que personas como tu o como yo puedan caer en la tentación de poner bombas en los aviones. Y todo el mundo comprende esta necesidad. A nadie se le ocurriría cuestionar la seguridad preventiva pues eso sería hacerle el juego a los terroristas. Supongo que debemos entonces acostumbrarnos a entregar nuestra intimidad a las autoridades con el fin de evitar que “los malos” ganen esta guerra contra nuestras libertades y sistema de vida.

  • #030
    edheday - 26 febrero 2010 - 00:57

    #29 Laura, eso es casi como decir que en esta guerra contra nuestras libertades y sistema de vida, antes que ganen “los malos” mejor que gane “el gobierno”. El caso es que nosotros seguimos perdiendo libertad, un mordisco tras otro. ¡ah! si. decide tú misma si “el gobierno” son “los buenos” u otros “malos”.

  • #031
    Jaume Armengol - 26 febrero 2010 - 10:36

    Buenas, a mí lo de la frase “si no tienes nada que esconder, no tienes de qué preocuparte” me parece que tiene connotaciones fascistas / totalitarias. Dicho sea sin acritud.

    Quien decide que es lo que deberías esconder y qué no? En la mayoría de los casos, no eres tú, sino el entorno y el entorno cambia (muchas veces de forma arbitraria y caprichosa). Por ejemplo, puedes haber frecuentado compañías que de un tiempo a esta parte se convierten en no recomendables para ese entorno (por ejemplo un amigo de la infancia marroquí que tiene un familiar relacionado indirectamente con una célula yihadista), verter opiniones personales sobre temas que en un momento dado no eran controvertidos y que ahora son perseguidos, haber tenido un actitud disoluta en redes sociales privadas que por obra y traición de sus administradores fueran hoy públicas (ver muro Facebook), etc.

    En ese sentido estoy con el comentario #20 de David Bonilla, y es que ya no es lo que subas tú sino lo que digan de ti, que ni siquiera tiene que ser cierto.

    A mí este tipo de aplicaciones me parecen el futuro, pero no hay que olvidar que muchos de los comportamientos en redes sociales son experimentales, porque sus consecuencias aún no las podemos medir con precisión. El regreso al anonimato estricto puede estar más cerca y eso no creo que convenga a muchos de los negocios que están creciendo al albur de las identidades digitales. También puede ser que entremos en una fase social más tolerante en la que, excepto los comportamientos estrictamente delictivos, el resto sean asumidos sin más como equipaje de vida: pero ese sería un mundo demasiado feliz ;-)

    Convengo en que es una buena idea, razonablemente bien implementada, aunque crea que aún representa un pedacito de la punta del iceberg que es hoy en día la Realidad Aumentada.

    Un saludo, Jaume.

    http://www.solucioncrisis.com

  • #032
    Áudea - 26 febrero 2010 - 10:38

    Noticia verdaderamente inquietante, aunque era inminente que naciera una aplicación así. El peligro para la seguridad de la identidad no está en la herramienta, sino en el uso que se dé a esa herramienta. Muy probablemente no estemos preparados para eso.

  • #033
    jose luis portela - 26 febrero 2010 - 11:56

    Hola

    Lo que trato de comentar es que estas tecnologias son un hecho, que NO se van a poder parar, y que van a ir a mas. Lo que ya cada uno considere respecto a lo que uno quiere esconder o no, entra ya en temas personales que se me antojan demasiado complejos para discutir en un blog.

    Dicho esto si os puedo asegurar que las compañias de seguridad (dadas de alta en la policia y con unos contratos muy claros y procedimientos a seguir con este tipo de informacion) utilizan estos sistemas para falicitar su trabajo de investigacion y por tanto si no has hecho nada malo no tienes porque preocuparte.

    Respecto a lo que te pueda pasar por la calle con un movil de alguien que te ve y te saca una foto, si tienes tanto miedo o no quieres que te encuentren, pues no pongas fotos tuyas en facebook, flickr o cualquier sistema o bien protege quien tiene acceso a ellas. Esto es ya opcion de cada uno. Como dijo un dia Enrique Dans en este foro el problema de las redes sociales no son ellas mismas sino la informacion que tu decides poner en ella y como utilizarlas.

  • #034
    edhelday - 26 febrero 2010 - 14:26

    #33 Somos conscientes de que son un hecho y de que no se van a poder parar, precisamente por eso mucho no podemos dejar de sentir cierto acojone.
    Por ejemplo, eso de que “si no has hecho nada malo no tienes porqué preocuparte”. Recuerda el ejemplo de la marihuana que he puesto antes: Lo que decía es que, al menos en España, una persona puede ser consumidor de marihuana sin violar ninguna ley y sin embargo, no deja de ser potencialmente peligroso para esa misma persona que su condición de consumidor sea conocida por ciertas personas, como vecinos desaprensivos y/o intolerantes, o el jefe, o el municipal de su pueblo. Y no es más que un ejemplo. Pongamos alguien a quien le gusta jugar con penes de goma, que es captado por una cámara saliendo de un sex-shop con un vibrador de grandes dimensiones y un pene doble bajo el brazo. ¿debe su jefe poder enterarse de eso?.
    También me doy cuenta que controlar esto exige controlar tu perfil en la red y la información que compartes, eso es de cajón. El problema es que la tecnología cada vez hace este autocontrol más y más complicado, y no digamos si es otro el que cuelga la información sobre uno. De ahí que exprese mi preocupación, sin dejar por ello de admirarme de las nuevas tecnologías que salen.

  • #035
    A. - 26 febrero 2010 - 17:29

    Yo no “estoy” en Facebook, pero en tres ocasiones he tenido que pedir a mis amistades que eliminen fotografías en las que aparezco y que han colgado tal cual en sus cuentas y redes. Se ha llegado a dar el caso de que mis fotos aparecen etiquetadas con mi nombre en cuentas ajenas sobre las que, obviamente, no tengo ningún control. Soy una persona normal, no excesivamente celosa de mi privacidad, pero creo que el principal problema no es la tecnología, sino la forma tan irresponsable que tienen las personas de usarla. El ejemplo que cuento me parece, simplemente, una terrorífica falta de educación que además podría tener consecuencias imprevisibles. Ahora, antes de organizar una reunión o fiesta de amigos, enviamos un correo electrónico en el que pedimos por favor a todas las personas que asistan que se abstengan de colocar fotografías de nuestra casa o nuestro entorno en sus redes sociales.

  • #036
    A. - 26 febrero 2010 - 17:32

    #02: Discúlpame, José Luis, pero eso de “si no tienes nada que ocultar qué más da que te reconozcan” me suena a argumento orwelliano. Pues sí, a mí sí me importa que gente a la que no conozco, con la que no tengo ningún tipo de relación ni quiero tenerla y con la que no tengo contacto directo sepa que el sábado por la noche del mes tal estuve en una reunión con mis amigos en el sitio tal, que bien podría ser mi casa. Existen miles de razones por las que una persona puede querer que su imagen no aparezca en ningún sitio público (y la legislación española es clarísima al respecto): desde estar embarcado en cualquier tipo de proceso judicial (por ejemplo por custodia de los hijos, por decir algo bastante común) a tener problemas de acoso laboral en tu puesto de trabajo, etc. Me parece de una lógica aplastante.

  • #037
    jose luis portela - 28 febrero 2010 - 21:45

    a varios de nuevo

    Que yo no digo que si haceis una fiesta en vuestra casa se tenga que enterar todo el mundo. Lo que digo es que la culpa no la tiene la tecnología, sino quien la utiliza mal. El primero que toma la foto y lo segundo que la cuelga de tu casa sin tu permiso.

    Y respecto a los sistemas de seguridad, para que alguien te grabe saliendo de un sexshop, primero tiene que existir una orden judicial o una intervencion de la policia porque en concreto a ti te van siguiendo por algo. A ver si lo explico no hay tiempo material para ver todo lo que se graba y por tanto se analiza por excepcion y por tanto solo en aquellos casos que hay indicio de algo o se va buscando a alguien en concreto.

    Resumen vete tranquilo por la calle que si no te siguen por algo, todas las camaras que te graban dia a dia que son muchisimas no te va a pasar nada aunque no lleves ropa por la calle.

    saludos

  • #038
    ignatt - 1 marzo 2010 - 13:33

    chiste sobre el tema

    http://blog.mydigitalfootprint.com/future-dating

  • #039
    luis - 23 marzo 2010 - 23:03

    hombre, espero que no lleguemos a casos tan extremos como el de esa tira cómica ignatt, pero mientras tanto podemos disfrutar de chorraditas como la que han sacado de www.aumentados.es

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados