Tr.im, acortando URLs con criterio

trimstatsConocí tr.im hace unos días a través de mi amigo Antonio Delgado, y la verdad es que el servicio me ha encantado. Hasta el momento, mi uso de acortadores de URLs había sido moderado: los utilizo para “empaquetar” referencias en los escasos 140 caracteres de las actualizaciones de Twitter y servicios similares, y soy perfectamente consciente de sus ventajas, pero también de sus inconvenientes, sobre todo el de suponer un punto único de posible fallo en la cadena de obtención de un recurso (como bien comentó en su momento Joshua Schachter). Había pasado por varias fases: la de usar únicamente TinyURL por su carácter pionero y por ser el que utilizaba Twitter de manera automática, la de pasarme a a Fon.gs por simpatía, y la de utilizar únicamente el acortador provisto por Ping.fm cuando empecé a utilizar su servicio de actualización simultanea de varias redes de microblogging.

Pero tr.im es diferente. Creado por los autores de ese buen cliente para manejo de mensajería social desde Mac llamado Nambu, tr.im es un servicio pensado con criterio, y que otorga infinitamente más control que el que tienes en los habituales. De entrada, hay que crearse una cuenta para usarlo, proceso que tarda escasos segundos. Pero a partir de ese momento, cada vez que entres en tr.im tendrás una visión completa de todas las URLs que has utilizado (útil para volver a alguna de ellas si no la recuerdas), con su fecha, su URL original, la posibilidad de eliminarla si quieres (no creo que sea muy recomendable en este mundo cada vez más habituado a los enlaces que no mueren nunca, pero ser, es posible) y, sobre todo, a sus estadísticas. Un fantástico módulo de estadísticas que permite en cada momento ver cuántas personas han seguido la URL que has enviado, con indicadores de procedencia, analíticas en función de plataforma, navegador, referencia de origen, línea temporal, user agents, localización geográfica… básicamente lo mismo que disfrutamos en los módulos de estadísticas de una página normal, pero aplicado a algo que, por el momento, desaparecía de nuestra vista una vez lo habíamos suministrado.

Dado que los acortadores de URL son algo que necesariamente acabas usando en uno u otro momento, si crees que vas a tener algún interés por tener un nivel de control sobre lo que envías, tr.im me ha parecido decididamente una opción interesante, y que va más allá del uso coyuntural: el que haya que autenticarse para utilizarlo y poder acceder a sus servicios adicionales seguramente sea susceptible de generar en sus usuarios un nivel de fidelidad mayor y un valor diferencial. La verdad, me ha gustado bastante.

ACTUALIZACIÓN (10/08/2009): Cuatro meses después de escribir esta entrada, se perfila ya un ganador en el mercado de acortadores de URL con bit.ly, escogido por Twitter para proveer el servicio por defecto en su red. Tr.im ha anunciado que dejará de funcionar ante la imposibilidad de desarrollar un modelo de negocio viable. Si habías utilizado tr.im para algo importante, ten cuidado: el funcionamiento de las redirecciones solo está garantizado hasta Diciembre de 2009.

20 comentarios

  • #001
    Luis - 28 abril 2009 - 10:46

    Creo que merece también la pena comentar http://cort.as, el servicio para acortar URLs de soitu.es. Tal vez no sea tan completo como Tr.im (por el momento) pero también permite cierto seguimiento de nuestros enlaces y algunas estadísticas. Y es made in Spain! ;)

  • #002
    jmmata - 28 abril 2009 - 11:47

    Hay veces que lo mejor es alargarlas :-)

    LongR.us/

  • #003
    jrosell - 28 abril 2009 - 11:50

    En este servicio no hay posibilidad de baja y se guardan las contraseñas en texto claro.
    Nada recomendable su registro, de forma anónima nos sirve cualquiera.

  • #004
    Ramón - 28 abril 2009 - 12:07

    Un buen ejemplo belga: http://i5.be/

  • #005
    Montaditolomo - 28 abril 2009 - 12:26

    Me quito el sombrero con tu capacidad para descubrir cosas útiles nuevas. ¿De donde sacas el tiempo para lo demás?

    Es digno de admiración.

  • #006
    Gorki - 28 abril 2009 - 13:20

    Conocia estos servicios aunque nunca los he usado, porque no escribo en Twiter y no necesito ahorrar caracteres y el Copy/paste funciona a la perfección.

    Solo una pregunta. ¿Sera capaz Google de identificar el enlace para contabilizarlo en la fórmula del Pagerank?, pues en otro caso flaco favor hacemos al au¡tor que referenciamos en nuestros escritos.

  • #007
    jrosell - 28 abril 2009 - 13:46

    @Gorki El problema estará cuando este tipo de servicios se mueran. Pierdes el link.
    Además en tr.im en conctreto yo no me registraria (he dejado mis razones en el trackback)

  • #008
    andres - 28 abril 2009 - 15:41

    http://bit.ly/ ?

  • #009
    Belén - 28 abril 2009 - 19:26

    Pregunta: Si yo veo un link de tr.im que probablemente no me lo esté dando su usuario registrado acortador original, ¿también le puedo seguir el rastro y averiguar quién creó esa url más corta?

    Lo más corto que hay por ahora es http://u.nu/ por si alguien tiene que escatimar aún más los caracteres. (este no tiene nada de especial aparte de se ser corto y fácil de recordar)

  • #010
    Enrique Dans - 28 abril 2009 - 19:36

    #9: Belén, puedes probar http://www.longurlplease.com, te da la información sobre la URL abreviada de una manera muy cómoda, como plugin de Firefox.

  • #011
    Bergonzini - 28 abril 2009 - 20:46

    Yo busqué uno via hotscripts.com, le hice las modificaciones que más me gustaban y lo instalé en el servidor. Así todo queda en casa y me sirvió para practicar un poco de php :)

  • #012
    Belén - 29 abril 2009 - 02:35

    #10 Gracias, Enrique!!

  • #013
    Gonzalo - 29 abril 2009 - 06:05

    confiar en estos servicios de url cortas para mi es como darle la tarjeta de visita a alguien que te promete que le va a contar a todo aquel al que tu mendes, donde te encuentras ahora…. puede que el tipo muera y entonces se perdió el contacto. hay muchos servios de todos tipo (free image hosting, freee hosting web, free short url…)fuera de los grandes y a veces su vida es efimera. son empresas , por lo tanto sometidas a los vaivenes del mercado internet y algunas desaparecen y con ellas nuestras fotos, nuestros links y nuestras web pages….

    he leido un comentario sobre un script de acortamiento de url…posiblemente es el que yo uso, lo tengo instalado y funciona. ofrece la url del tipo www.servid0r.com/01. no usa base de datos ni nada , almacena las urls en un txt.. tambien es cierto que no sirve para nada mas sino para redireccionar, no almacena estadisticas….

    Pero un dominio .com vale 6 euros, un hosting 1 o 2 euros mes (australia,usa, canada…), te creas tu propio dominio para tu uso exclusivo de redireccion… haces backups muy frecuentes del archivo (o simplemente vas sobreescribiendo uno en tu pc, url larga, url corta…) y tienes garantizado que siempre tendras disponible tu short link. Bueno el caso es aplicable para el sr. Dans, que tiene mogollón de visitas y links largos…y le gusta cacharrear.

  • #014
    jrosell - 29 abril 2009 - 10:24

    Bergonzini y Gonzalo: Buena recomendación ;)
    ¿Bergonzini vas a publicar el código?

  • #015
    Pablo Herreros - 29 abril 2009 - 11:25

    A mí me gusta mucho tr.im también por una cosa: es de los que menos caraceres usa para generar la url. Pero es verdad que te hace depender de su existencia, no lo había pensado. En fin, no me preocupa demasiado porque sólo lo uso para twitter y, al fin y al cabo, me importa poco que alguien quiera hacer click en un enlace que “tuiteé” hace 3 meses…

  • #016
    Enrique Dans - 29 abril 2009 - 12:21

    #15: esa es la cuestión, Pablo, y lo que me lleva a disentir respetuosamente con los múltiples comentarios de jrosell (#3, #7, Twitter y su blog): una cosa es la seguridad, y otra la exageración. Pensé en dedicarle una entrada al tema, pero no tengo nada ni en contra de jrosell, ni de su empresa, por lo cual he preferido dejarlo aquí, en un discreto comentario. Vamos allá:

    De acuerdo, como norma general no es recomendable usar servicios en los que la contraseña se almacena en texto claro y en los que el mecanismo de baja no aparece claramente reflejado… pero ¿vale la pena aplicar la norma general en este caso? A ver: hablamos de un servicio completamente intrascendente, en el que mi contraseña es “de usar y tirar” (un algoritmo formado por el nombre del sitio y un número, mezclados de una manera determinada… si eres tan tonto como para poner en un sitio así la misma contraseña que en tu banco, háztelo mirar), donde si alguien llegase a pillar mi contraseña, no pasaría ABSOLUTAMENTE NADA, y donde si no me doy de baja, la repercusión es nula. No he compartido dato alguno con ellos, y si cierran mañana, como tú bien dices, es que me da exactamente igual, la trascendencia es nula.

    ¿Vale la pena lanzarse a escribir, como en este caso ha hecho jrosell, una entrada de blog, varios twitts y varios comentarios exclamando que “Enrique Dans es un irresponsable porque recomienda este sitio”, como si hubiésemos pillado a una novia el día de su boda acostándose con el mejor amigo de su novio? Para mí, este tipo de comportamientos separan lo que es un buen profesional de la seguridad, alguien que tiene claro las medidas a aplicar en cada caso en función de su coste y de lo que se esté comprometiendo, de alguien que simplemente tiene unas serie de normas y las aplica a rajatabla, perdiéndose un montón de oportunidades de extraer en valor determinados servicios simplemente porque “no cumplen”, aunque no supongan riesgo de ningún tipo. Seguir normas es facilísimo, no hace falta para ello ningún valor añadido. Pero en seguridad, líbreme dios de los “seguidores de normas”, porque mi experiencia es que en la empresa se convierten en un obstáculo para todo tipo de iniciativas.

    Los mejores profesionales de la seguridad no son los más histéricos ni los que más problemas ponen: son los que contribuyen a solucionarlos con mesura, lógica y sentido común. Perderse las estadísticas de tr.im porque “no hay posibilidad de baja y se guardan las contraseñas en texto claro” es, desde mi punto de vista, una medida claramente desproporcionada. Es en una de las cosas que más hincapié hago en clase: no intento enseñar seguridad, no es mi tema y para eso ya hay buenos profesionales, intento enseñar a hacer un análisis razonable de vulnerabilidades y riesgos. Intento que la empresa no se gaste más en seguridad que lo que vale lo que pretende proteger, que no intentemos convertir empresas en sucursales de Fort Knox cuando eso es completamente injustificado e innecesario, y que no dejemos de aprovechar oportunidades interesantes solo porque determinados responsables de seguridad se escandalicen. Hay que intentar que las personas apliquen el sentido común, aunque sea el menos común de los sentidos.

  • #017
    Bergonzini - 29 abril 2009 - 15:24

    @jrosell:
    Lo puedes encontrar aquí: http://ziniurl.com/?D8EZ

    No publico mis modificaciones, por que son adaptaciones que necesitaba a nivel de funcionalidad interna.

  • #018
    jrosell - 29 abril 2009 - 18:03

    @edans respetuosamente, en ningún momento he dicho que seas un irresponsable, ni me he escandalizado.
    IMHO recomendar el registro en tr.im es un error sin dar a conocer todos los problemas de seguridad asociados y aunque lo del único punto de fallo es importante hay más cosas.

    No digo que no se use tr.im, sino que he advertido a la gente diciendo “Usa los acortadores de URLs a tu riesgo”.

    Estamos de acuerdo que cada uno tiene que valorar lo que hace: si lo externaliza a servicios cómo tr.im o si lo implementa en su propia web.
    Lo que veo positivo de tenerlo en tu web es que siempre tendrás tus links vivos (sabes que a los de SEO le encanta) independientemente de terceros.

    Lo que me impulso a escribir son los recientes ataques XSS con los acortadores de URLs cómo el que afectó a por ejemplo a @marcroca http://estwitter.com/2009/04/12/mikeyy-segundo-twitter-virus-en-mismo-fin-de-semana/
    Por esto en el post hablo que TweetDeck te permite visualizar una vista previa antes de proceder a seguir el enlace.

    Por lo que comentas en #16 de que alguien tenga tu contraseña de tr.im, es que podría este enviar tweets con las URLs que ellos quieran a tu usuario de twitter.

    Sentido común: Yo uso bit.ly conociendo los riesgos y ahora mismo estoy valorando usar una extensión de wordpress para poder tener esas funcionalidades que comentas.

  • #019
    mat - 2 mayo 2009 - 09:49

    A lo mejor a considerar tambien: http://lnk.by

  • #020
    Federico - 12 mayo 2009 - 17:36

    Yo uso

    http://path2.com.ar

    Esta muy bueno

    Saludos

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados