La generación transparente

Persona transparenteEs uno de los temas que más llaman la atención cuando hablamos del uso de nuevas tecnologías sociales, y particularmente cuando planteamos diferencias generacionales: la aparición de toda una generación de usuarios con una vocación absoluta por la transparencia, por la ausencia de privacidad, por el “aquí estoy y estoy haciendo esto”, por el “estos son mis datos”. En este momento, se plantea ya casi en forma de lucha: mientras un sector de la población se resiste con fiereza a los excesos de control planteados por gobiernos y empresas en base a la seguridad o a la explotación comercial más o menos intrusiva, otro sector, con usos y costumbres radicalmente diferentes, se mete en redes sociales y herramientas de diverso tipos y lo revelan todo de sí mismos sin el menor pudor ni consideración hacia la privacidad, llegando a extremos que a muchos harían sentir completamente incómodos, al borde del sonrojo. Personas a las que no sólo no les preocupa que haya mucha información suya disponible en la red, sino que además quieren que así sea. Quinceañeras que suben a la red series enteras de fotos hechas por sí mismas en el espejo del baño, completamente sobreexpuestas con el reflejo del flash y sobre una pared de azulejo sin el menor miedo a ser consideradas ególatras o exhibicionistas, usuarios de móvil que no dudan en instalarse aplicaciones que comparten su posición en cada momento, pensamientos personales de todo tipo dentro de lo que muchos considerarían la más estricta intimidad, que aparecen expresados en la identidad del messenger o en el estatus del Tuenti, a la vista de todo el que pase por allí. Ausencia total de preocupaciones sobre muchos de los temas de seguridad, intimidad y privacidad que sus mayores consideran fundamentales. Si no estas, si no compartes, si no lo cuentas, no existes, te conviertes en un paria social.

Vivimos un cambio de tendencia. No sé si son inconscientes, si no se lo han planteado, si pasan del tema o si simplemente les gusta así. Pero son diferentes. Su nivel de apertura y de transparencia en su información excede con mucho lo que una persona de la generación anterior se podría llegar a plantear, y si lo hiciese, sería visto como completamente extravagante. Son diferentes, y esas diferencias no forman parte de una casualidad, ni de un hecho puntual: representan una tendencia en toda regla. Y sus consecuencias, en un entorno como el que vivimos, van a llegar a muchos sitios.

40 comentarios

  • #001
    Yabu - 30 mayo 2008 - 08:37

    Es una tendencia puramente 2.0, ¿verdad?: “Eres lo que compartes, no lo que tienes”

  • #002
    RBA - 30 mayo 2008 - 08:52

    No creo que vivamos un cambio de tendencia. La gente joven es asi – les gusta ser poster, la imagen cuenta mucho, el qué soy y quien soy… Si la generacion anterior hubiese tenido a disposicion todas estas tecnologias en este estado de avance, habria hecho lo mismo, o igual incluso más (sea lo que sea eso).

    Yo a los 15 años comia como un cerdo y no habia dios que me hiciese engordar. Hoy procuro no pasarme con el colesterol ni las calorias. A los 16 años llevaba unas pintas que ni te cuento. Hoy visto de lo mas normalito (bueno, eso creo). A los 17 años me conocia los miembros de mas de 200 bandas de rock. Hoy no conozco ni a los que ganan en el OT. A los 18 hacia cosas para destacar. Hoy me sobra con ser un buen padre y esposo.

    Las tendencias no han cambiado. Las herramientas para expresarse sí. Pero éstos cuyas tendencias dices que han cambiado ya crecerán. Y llegaran otros, con las mismas caracteristicas, pero en un entorno y unas tecnologias presumiblemente diferentes. Y habrá un bloguero (o lo que sea que sustituya a los blogs dado el caso) muy famoso de la quinta de hoy, llamalo Ernesto Pans, que contará a los suyos que vivimos un cambio de tendencias.

    Y llegará otro, llámalo RMA y dirá que naranjas de la china.

  • #003
    Javier G. Recuenco - 30 mayo 2008 - 09:07

    Este va a ser uno de los tres macro-drivers que tengo indentificados en mi libro como los causantes del futuro colapso del actual modelo publicitario.

    Llámame sólo cuando tengas algo relevante PARA MI que decir, y no te preocupes que te daré la información que necesites.

  • #004
    Jesus Checa - 30 mayo 2008 - 09:17

    No puedo estar mas de acuerdo con la reflexión de Enrique, y aunque a otras generaciones esta apertura tan sincera le coja desprevenida, creo que no hay mas remedio que, en muchas ocasiones, abrazarla.

    A mi me ocurrió con linkedin, publico mi perfil en internet?, cualquiera que teclee mi nombre en google puede encontrar mi CV?…..

    Es una tendencia de fondo que no obstante, a la larga puede ser peligrosa, ya que lamentablemente, siempre hay gente dispuesta a sacar partido a esta información, no?

    Saludos.

  • #005
    Almudena Alcérreca - 30 mayo 2008 - 09:20

    Tampoco creo que las tendencias hayan cambiado. Esa época de transparencia hacia los de nuestra edad la hemos pasado todos(en mayor o menor medida). Si sus padres usasen la red igual que ellos desaparecería el 90% de esa transparencia. El problema es que ahora cualquiera puede verlo, no se si son conscientes de eso, de lo que estoy segura es que más de uno se arrepentirá, es ley de vida.

  • #006
    K. - 30 mayo 2008 - 09:27

    El error es considerar que se trata de un fenómeno 2.0. Es tan 2.0. como Operación Triunfo.

  • #007
    Juan - 30 mayo 2008 - 09:40

    Es la moda pasajera de la juventud.
    Otros medios… otras locuras.
    ¿Quien no pasó por alli?

  • #008
    Joseba Enjuto - 30 mayo 2008 - 09:54

    Una reflexión en la misma línea planteé hace no mucho tiempo en mi blog, en el post privacidad en la web 2.0. En él, a diferencia de muchos de los comentarios, yo sí que planteo que estamos ante un cambio de mentalidad en el concepto de la privacidad que va más allá de la edad.

  • #009
    ovidiov - 30 mayo 2008 - 10:29

    Lo que dices es cierto Enrique, lo que me pregunto yo es si los jóvenes de 15 años son conscientes de que dentro de diez 15 años puedan ser presos/as de ese exceso de transparencia, es decir, ¿Son tan transparentes porque creeen en la transparencia o son transparentes por ingenuos o por sólo mirar el corto plazo y no el medio plazo de esa transparencia?s
    Me pregunto esto desde la posición de alguien que tiene su twitter abierto, blog con CV. Tu eres transparente en tu twitter, en tus posts, en facebook, pero hay cosas que no se te ocurren comentar…¿son los jovenes conscientes de eso?

  • #010
    Sinor Favela - 30 mayo 2008 - 10:35

    Se me ocurre que a lo largo de la historia han sido pocos los momentos en los que las personas han poseido intimidad y privacidad al nivel actual y sí muchos los periodos y sociedades en los que la privacidad se perdía entre el grupo.
    Desde ese punto de vista el “cambio de tendencia” actual podría comprenderse como natural al permitir satisfacer esas necesidades sociales en un campo virtual menos sometido a normas…… y que además es compatible con los estandares de relaciones de la sociedad no-virtual. Actuaría así como una válvula de escape que posiblemente en un tiempo ejerza su influencia sobre lo no-virtual produciendo realmente el “cambio de tendencia”

  • #011
    Gorki - 30 mayo 2008 - 11:00

    Mi posición fluctúa entre la de RBA y el Sinor Favela.
    Por un lado opino que el exhibicionismo y el afán por conectar con otros, es típico de la adolescencia y por otro, opino que la privacidad es una característica típica del siglo XX, de los habitantes de los grandes núcleos urbanos, pero que es la excepción en la regla de estar sumergido, en sociedades rurales donde todos se conocen se vigilan y no es posible la menor privacidad.

    Puesto a no poder tener la menor privacidad, cosa que hoy pasa quieras o no con el avance de las redes digitales, Internet, bancos, Visa, teléfono, etc. hay quien ha decidido sacar el máximo provecho de ello. Yo por mi parte, (quizá por ser viejo), aun lucho por mantener un reducto privado dentro de esta sociedad, aun a cambio de perderme cosas.

  • #012
    Alejandro Prera - 30 mayo 2008 - 11:25

    hola todos…

    estoy deacuerdo con enrique y con RBA (#2)…

    para mí es más cuestión de persepción del riesgo… cuando eres joven (menor de 20), no te conoce más que tus amigos y quieres ser presentado al mundo como alguien y mejor si lo explicas tu mismo… y, con las herramientas de cada momento, tratas de aumentar tu “popularidad”… y no te importa que sepan que haces, que te gusta, donde viajas, etc… luego creces, y con las herramientas de cada momento, buscas trabajo y quieres que tu CV lo vean empresas… o lo mandas tu a empresas, o lo das a empresas de reclutamiento, o lo das a amigos o lo subes a LinkedIn…
    pero cuando ya eres mayor (unos más que otros) ya no quieres que se sepa tanto de ti… ya sea por seguridad, privasidad, no estas solo (famillia), etc… y a todo esto, sumemos la falta de tiempo para estar actualizando…. (todo esto de forma general, seguramente los que estamos leyendo esto, no somos exactamente la regla general…)

    Lo que varía de momento en momento, es la herramienta… tan simple como hace 15 o 20 años… los niños en una aula de escuela, se pasaban papelitos con mensajes, para poder “conversar” en silencio… esto y el messenger o el sms, no es tan distinto… o si?

  • #013
    Pasaba por aqui - 30 mayo 2008 - 11:41

    O sea, que la gran novedad y la gran revolución 2.0 es que a los adolescentes les gusta llamar la atención… wow!!

    Aparte, no hay dos sectores en cuanto a entendimiento de la privacidad. Todos queremos lo mismo: derecho a decidir nosotros, y no otros, lo que compartimos o no, y cuándo y cómo lo hacemos. Luego hay a quien le gusta compartir más y a quien no, pero eso son maneras de ser. Lo importante es que el control lo tenga cada uno, y eso lo entiende igual un adolescente de esos de los que hablas que cualquier adulto de los que se niega a dar un solo dato.

  • #014
    Enrique Dans - 30 mayo 2008 - 11:43

    #13: creo que va mucho más allá de simplemente “llamar la atención”, es un tema de más profundidad…

  • #015
    Eduardo - 30 mayo 2008 - 11:46

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, yo como jóven de 18 años te contaré mi experiencia:
    Yo vivo con éste fénomeno en el que la gente que me rodea está inmersa, y me parece bastante inútil. Todo el mundo ahora tiene una cuenta en el Tuenti, !todo el mundo tiene la típica foto hecha en el cuarto de baño de su casa!, y todos suben fotos y comentarios. Viven absorbidos, llegan a casa y lo primero que hacen es entrar en el Tuenti ha cotillear, porque no sirve para otra cosa. No me gusta nada, es un ejemplo de lo creída que es la gente, de lo sólo piensan en ellos mismos, la mayoría de las fotos son muy hipócritas (todos posan), etc.
    En fin, o no se está usando bien esta red social o es que no tiene otro fin.
    Y es verdad, después todo el mundo se queja de que cualquiera puede coger tus datos en internet y que no hay ninguna seguridad, cuando al mismo tiempo nos lanzamos a contarle al mundo entero dónde vamos, qué hacemos, quienes somos…
    Saludos.

  • #016
    Jaime Cuesta - 30 mayo 2008 - 12:10

    Enrique 100% de acuerdo.

    Tan sólo indicar que no sólo es un movimiento de los jóvenes y que algunos más mayorcitos llevamos un tiempo cambiando nuestros esquemas para dar mayor transparencia y sinceridad a todo lo que hacemos.

    Transparencia
    Compartir
    Libertad

    Eso es el futuro.

  • #017
    Sinor Favela - 30 mayo 2008 - 12:17

    no creo que sea sólo un fenómeno aplicable a adolescentes… yo al menos ya no soy, desgraciadamente, ni postadolescente…

    sin duda ellos extreman su uso… pero todos tenemos un flickr, un lastfm, un tuenti, un facebook, un blog (o lo hemos pensado en tenerlo) o comentamos en blogs ajenos

    podría ser que el exhibicionismo respondiera a una necesidad que se potencia debido a las diferencias que se establecen entre las comunicaciones cara a cara y las cara a pantalla…

  • #018
    Rocio@LG - 30 mayo 2008 - 12:23

    Hola Enrique, Alejandro Czerwacki escribió un artículo acerca de las nuevas tendencias generacionales que te puede resultar interesante: http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0225/articulo.php?art=5217&ed=0225 (puede que ya lo conozcas). Destacaba estas características que mencionas, entre otras: “se acrecentará su contacto con la tecnología y el exhibicionismo y narcisimo radicalmente, a través de las múltiples herramientas de Internet”.

  • #019
    Javier - 30 mayo 2008 - 12:45

    Generalizando mucho y obviando las excepciones, un joven, entre otras cosas se caracteriza por:
    – Tiene que pertenecer a un grupo, entre más numeroso, mejor.
    – Necesita luchar por la popularidad dentro de su grupo
    – Tiene que hacerse notar en la sociedad y lo hace intentando diferenciarse, aunque entre los suyos son clónicos.
    – Rechazo hacia lo que usan / hacen los “mayores”, por lo que todo aquello que no entienden los “mayores” será en general de consumo masivo por los jóvenes
    – Fortísima vinculación emocional con sus aficiones, destacando la música (solo de su generación)
    – Total dependencia de la opinión que de ellos tienen sus iguales
    – Alta permeabilidad a las “recomendaciones” publicitarias
    – Uso de marcas u otros iconos como complemento a su identidad personal
    Y esto ahora y en la Grecia clásica.
    Algunos quedan estancados en esta época, otros mantienen un cierto perfil “joven”´, pero otros muchos pasamos a otras etapas vitales, con unas características distintas. Muy distintas.
    Por lo tanto, según mi opinión, la web 2.0 en general, pero sobre todo las redes sociales en particular, se ajustan más a un perfil “joven” que a un perfil “mayor”. Y muchos jóvenes irán abandonando parte de estas herramientas. Las generaciones siguientes querrán usar otras herramientas distintas, porque las actuales ya estarán vinculadas a la generación anterior (y claramente obsoletas).

    Si, lo sé, comentario lleno de estereotipos y topicazos…

  • #020
    Nova - 30 mayo 2008 - 12:49

    Muy de acuerdo en todo. Muchos vivimos sin importarnos lo que digan…somos así. Queremos la privacidad justa del respeto…

  • #021
    Pablo - 30 mayo 2008 - 12:50

    Supongo que tu te incluirás dentro de esta generación, ya que tu llevas un diario público de tu actividad diaria (twitter), con el que podemos saber que haces y donde estás en cualquier momento. Mi casilla de “estoy” en el tuenti siempre permanece vacia, prefiero esperar a que la gente me pregunte directamente. Son puntos de vista distintos, aunque cada uno tiene sus razones para hacerlo así.

    Saludos.

  • #022
    angel - 30 mayo 2008 - 13:24

    Pués yo creo que es una tendencia peligrosa a largo plazo, habria que reflexionar un poco antes de hacer las cosas,; aunque como dicen por ahí arriba yo también era así con 15 años, pero luego todo va cambiando; ya que es inevitable ya que la persona que no se adapta a las situaciones que le tocva vivir queda rezagada. Pero hay que tener en cuenta que todo lo que das ahora se puede volver en contra tuya, además de tenerte cada vez más controlado. Al fin y al cabo la información es poder. El problema es que al estar en un sitio público esa información es accesible por personas con pocos escrupulos y a saber con que fines.
    Además, y yo lo sé cosas que antes no me importaban ahora sí me importan, lo cúal quiere decir que a lo mejor el día de mañana se tengan que arrepentir de algunas de las cosas que hacen ahora; pero bueno alla cada cúal con su vida.
    Deberiais de pensarlo con un poco más de detenimiento. Suerte, y saludos.
    Felicitaciones por el blog Enrique lo leo de vez en cuando y me parece muy bueno y serio; además de ameno.

  • #023
    Emili Gené - 30 mayo 2008 - 13:27

    Aunque es cierto que la adolescencia (esta y todas) tiene que ver con la identidad, la imagen y demás, creo que existe un progresivo aumento del narcisismo, característico de la sociedad postmoderna. Pornografía de los sentimientos, cultura del espectáculo: baste ver el éxito de público que consiguen los programas de TV de telebasura donde los asistentes desnudan sus miserias a cambio de sus momento de gloria ¿La venganza de las masas tras siglos de marginación?

  • #024
    Sebastián - 30 mayo 2008 - 14:25

    La privacidad es un valor y como tal, se mantiene en base a la educación y cultura que transmitimos y recibimos.

    Lamentablemente, muchos jóvenes hoy en día, con contemplan la privacidad como una opción y eso se debe meramente a la educación. Si en la escuela no se le enseña a un niño a usar una computadora (dije “usar una computadora” no “usar word” o “usar windows”) y no se le enseañan buenas prácticas, es obvio que liberando ese camino a la Internet, la gente aprende que todo debe estar en la web, nuestra vida, nuestra privacidad.

    Quizás sea verdad que estamos en un matrix, y la maneje George Orwell…

  • #025
    Matias diaz - 30 mayo 2008 - 14:56

    El tema es profundo,
    Creo que en este momento los jovenes lo hacen porque es la moda, pero a diferencia del comportamiento de un joven 15 años atras, la informacion de los de ahora permanecera en la red por el resto de sus vidas, ese es el tema. Cuando en 10 años ya no piense como ahora, el daño, si se puede llamar asi, ya esta echo..

  • #026
    Felipe Alfaro Solana - 30 mayo 2008 - 16:23

    Me resulta cuando menos curioso que Enrique hable de generacion transparente cuando el mismo utiliza Twitter para detallar casi al segundo su vida cotidiana.

  • #027
    Enrique Dans - 30 mayo 2008 - 16:57

    @Pablo y Felipe: no, si me considerase incluido en esa generación sería un preocupante caso de peterpanismo… que como no pase algo muy, pero muy raro, los cuarenta y tres ya no los vuelvo a cumplir, me temo!! Pero por probar cosas, que no quede…

  • #028
    ovidiov - 30 mayo 2008 - 19:52

    Esto es un ejemplo de transparencia irresponsable… http://tinyurl.com/62hxay

  • #029
    ovidiov - 30 mayo 2008 - 19:55

    Upss perdon me equivoqué de link este si que es de transparencia irresposable….http://tinyurl.com/5z3zk4 el otro simplemente era un irresponsable

  • #030
    Belén - 30 mayo 2008 - 21:56

    Estoy muy de acuerdo con la opinión de la mayoría de vosotros. Añado un par de cosas:

    Igual que cuando se chatea por IRC o similares (con desconocidos) todos tienden a mentir mucho más sobre sí mismos, en especial sobre el físico y la edad, también es más fácil que se reconozcan sentimientos, miedos, aficiones y cualquier dato personal que no identifique a la persona en concreto. Se hace amparándose en la ventaja de ser anónimo, por el deseo de contar ciertas cosas que no nos atreveríamos a quienes nos conocen. Pues resulta que los canis -como tribu urbana- que ponen sus fotos en sitios como votamicuerpo.com se creen en muchos casos que no les van a reconocer! Es la edad…

    Por otro lado, gente que no se siente aceptada en la Vida Real encuentra semejantes en Internet. Adolescentes inadaptados? Paradójicamente casi todos (o eso creen ellos) Y como son normalmente más tímidos cara a cara, suplen la necesidad de relación excediéndose a veces con su presencia online.

  • #031
    Pablo - 30 mayo 2008 - 22:02

    Gracias po Entonces Enrique, sin intención alguna de ofender, ¿Cual es la razón que te lleva a escribir en Twitter todos los días? Desde que Escribes el “Buenos días” hasta que escribes el “Buenas noches” cualquiera puede saber lo que haces, y lo puede usar tanto para bien como para mal. Yo tengo Tuenti, y para lo más que lo uso es para ver las fotos que nos hacemos entre amigos y escribir algún que otro comentario chorra.

    Saludos.

  • #032
    RBA - 30 mayo 2008 - 22:22

    ¿Peterpanismo? ¿Eso que es? ¿Volar a la tierra de Nunca Jamas? :-)

  • #033
    Francesc Rosàs - 31 mayo 2008 - 07:36

    #3: Espero este cambio con ansias :-)

    #4: A qué te refieres con que es peligroso que alguien saque partido de tu información?

    #5: Tanto como arrepentirse? No creo que pase del “vaya pintas que llevaba”.

    #6: Pues yo lo veo justo al revés. La web 2.0 es la web social (también la creativa) y esta no puede existir si la gente no se transparenta un poco ;-)

    #10: Interesante visión.

    #13: Ahí le has dado. Una cosa es transparencia (qué o hasta dónde se muestra de uno mismo) y la otra privacidad (cada uno decide su grado de transparencia).

    Ah, yo ya tampoco soy adolescente (27 años) y esto de ser transparente va a más :-)

  • #034
    jose luis portela - 31 mayo 2008 - 12:15

    La pregunta creo yo que hay que hacerse no es si es bueno o no publicar los datos de uno, sino ¿Que objetivo personal persigo al hacerlo?. Es así de sencillo

  • #035
    sergio - 31 mayo 2008 - 13:52

    muy interesante :-) esta transparencia tambien nos permite escucharles y aprender a tenerles en cuenta, ojala aprendamos y nos dejen aprovechar esta potencialidad de la gente más joven

  • #036
    Dubitador - 31 mayo 2008 - 14:01

    Para RBA #32 El peterpanismo es exactamente como has sugerido, o sea quedarse en la tierra de nunca jamas, pretender no crecer nunca mas: ese es el sindrome de Peter Pan.

    Leí citar por vez primera lo del sindrome de Peter Pan a Aldous Huxley en su novela La isla y lo vincula a una particular forma de inmadurez que conduce a la aparicion y sumision a lideres que abrigan fantasias cuyo coste no queda explicitado y su no realizacion es siempre culpa del malquerer de otros, con lo que el objetivo primero y ultimo termina consistiendo en meter en cintura a esos indeterminados malquerientes.

  • #037
    jose - 1 junio 2008 - 10:19

    En este libro se analiza el tema y a toda esta generación, a la que llaman “Generación Einstein”. Copio el link:

    www.generacioneinstein.com

  • #038
    Ricardo - 1 junio 2008 - 18:35

    El nombre más adecuado sería generacion fotolog o “generacion messenger”; ya que con eso se identifican; no es una moda de una determinada región o país, todos los adolecentes del mundo hace n las mismas conductas; se dice que todos los usuarios de internet dejan un rastro de 45 GB, en este caso son 40 GB de fotos en fotolog; flickr, picasa, etc

    http://www.diarioti.com/gate/n.php?id=16968

  • #039
    Enrique Burgos - 2 junio 2008 - 08:28

    Es dificil de explicar a tu entorno porque twitteas o porque cuelgas fotos en Flickr…todavia resulta complicado…el networking les suena a friki…la realidad, grandes resultados profesionales y personales…

    Otro tema es la generacion Y, que han migrado toda su informacion a internet, sus amistades…aficiones…ya sea en soporte PC o cada vez mas en movil…incluso ahi me encuentro fuera…van demasiado rapido..

    www.enriqueburgos.com

  • #040
    Esteban - 4 junio 2008 - 13:29

    Es alucinante como dices, Enrique, que haya tantísima apertura en la nueva generación que, dicho sea de paso, ya no es una generación al uso, sino unos meros 10 años de diferencia, poco más o menos. Los que nos aproximamos a la treintena, es cierto que si, tenemos blogs, participamos mucho en otros, nos anotamos a Facebook, a Tuenti, a LinkedIn, en Twitter contamos supuestamente intimidades… cosas que escandalizan a amigas mias, de mi misma edad, pero que son no-conectadas.

    Sin embargo, mis presuntas intimidades no son tales, todo está contrlado y no dejo que se cuele la intimidad real a la Red, más o menos como intuyo que haces tú: sí, nos enteramos de que estás en la T4, que vas a tal sitio y tal otro, pero tu intimidad queda preservada y aquí me juego un brazo (el izquierdo por si acaso :D) Todo lo contrario de los que tú comentas, son auténticos exhibicionistas, y no me vasle eso de que la juventud es así. Ojo, alguna juventud, posiblemente. Pero otra no. Y los exhibicionistas tienen ahora una puerta casi infinita de mostrarse, y todos los medios al alcance para enseñar cosas que mejor nos vendría no conocer.

    Qué pasará con el futuro, a ellos no les importa, quizás sea esto el germen de un cambio más radical del sistema de valores? En el futuro no importará que un político enseñase por la webcam sus piercings a los 14 años, o que hubiese contado su primera borrachera con pelos, señales y detalles íntimos?

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados