Replanteando la energía nuclear

nuclearValiente entrada de JJ en su Atalaya, «Nuclear sí, por supuesto«, defendiendo el uso de la tecnología nuclear como única manera de plantear estrategias energéticas sostenibles a medio/largo plazo. El debate nuclear sigue heredando la misma impopularidad desde hace más de cincuenta años, cuando la realidad es que hoy en día se trata de una tecnología profundamente probada, madura, por cuyo despliegue están apostando países de todo el mundo y, sobre todo, que supone la única alternativa viable tanto ecológicamente como en términos de coste. A día de hoy, existen 439 centrales nucleares en operación en el mundo, y en algunos países como la vecina Francia, el 80% de la energía eléctrica proviene de ellas.

Mientras, en España, la cuestión nuclear sigue planteándose en base a tópicos y actitudes inmaduras, intentando evitar un debate serio con el fin de no incurrir en costes electorales. El mapa de generación de energía en España no deja lugar a dudas: las energías renovables no llegan a cubrir una parte mínima de las necesidades reales del país, una gran mayoría de la energía se está generando en centrales térmicas con un coste elevado tanto económico como ecológico, sólo existen ocho centrales nucleares en funcionamiento (Garoña, Almaraz I y II, Ascó I y II, Cofrentes, Trillo y Vandellós II), y las que se proyectaron en su momento o bien no se terminaron (Lemóniz, Valdecaballeros, Trillo II, Escatrón, Santillán, Regodola y Sayago) por aplicación de la carísima y electoralista moratoria nuclear, o se empiezan a cerrar (Vandellós I y Zorita) a medida que llegan al final de su vida útil sin que existan nuevos proyectos en este sentido.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados