La multitarea y la mujer del César

multitareaLeo en la Atalaya de mi amigo JJ una entrada sobre “El mito de la multitarea“, en la que afirma que ésta sí existe, y que por tanto no está de acuerdo con este podcast de 43 Folders en el que se comenta que la multitarea no existe, sino que se trata de manejar divisiones de tareas en porciones muy pequeñitas.

Yo, desde que mi mujer se quedó con el PC del despacho y trabajo con el Mac, que suelo tener en el salón, escribo artículos y entradas habitualmente al ritmo de sus Dexter y sus Californication en la tele grande, y la verdad, ningún problema. Con Mujeres Desesperadas o con Anatomía de Grey desconecto sin problemas, y de hecho es posible que escriba algo más rápido. Pero son dos cosas a la vez, dos tareas continuas con atención dividida, no interrupciones muy rápidas entre una y otra. El otro ejemplo, algo más polémico, surge cuando termino de hablar en un sitio, me vuelvo a la mesa, y le toca hablar otra persona. En ese momento, mientras la otra persona habla, yo puedo perfectamente escuchar a esa persona y leer mi correo en la BlackBerry, contestarlo, o incluso postear algo en plan live blogging si me he llevado el portátil. Pero entonces surge un problema: automáticamente, una serie de personas parecen no admitir que la multitarea es posible, y me afean la conducta diciéndome que soy un impresentable y un maleducado porque no presto atención al ponente. En ocasiones, ese tipo de reproches han llegado a expresarse, a través del blog, de maneras verdaderamente incómodas. ¿Tengo que, por una convención social determinada, fingir una atención indivisa para que además de atenderle, “parezca” que le estoy atendiendo, cuando en realidad podría estar perfectamente pasando de su ponencia y de sus peces de colores y simplemente fingiendo que atiendo mientras pienso en las Batuecas? ¿Hay que ser como la mujer del César, que además de ser decente, está obligada a parecerlo?

En la generación que viene, mi impresión es que la preparación para la multitarea es mucho más acusada, y desarrollada desde la más tierna infancia. No me resulta en absoluto molesto que mis alumnos, a los que invito a llevar el portátil a clase, lean su correo o noticias en su agregador mientras me escuchan, y he comprobado en muchas ocasiones que son perfectamente capaces de hacer preguntas interesantes o contestarlas mientras lo hacen. ¿Deberíamos revisar las convenciones sociales para adaptarlas a la realidad de una multitarea cada vez más habitual?

49 comentarios

  • #001
    kiki - 6 diciembre 2007 - 20:21

    Yo la verdad es que también creo en la multitarea, desgraciadamente porque empecé a trabajar en un centro de soporte informático y durante años me pasé la vida leyendo el correo, atendiendo el teléfono con e plantronics y cerrando tickets en Remedy. A partir de esa época no puedo concentrarme en una sola tarea a la vez.
    La multitarea desgraciadamente es fruto del agobio de nuestros días.

  • #002
    Andrés Borbón - 6 diciembre 2007 - 20:47

    No se trata de “creer” o “no creer” en la multitarea. Es como creer o no creer en el Everest. Existe, y lo que está a discusión es si el individuo que practica el “multitasking” resulta ser eficiente o no. Definitivamente, la eficiencia disminuye al realizar múltiples tareas, aunque el problema se vuelve mayor mientras más disímbolas son dichas tareas. Hay individuos con cerebros predominantemente asociativos que pueden llevar a cabo varias tareas con apenas disminución en la eficiencia, aunque se ha comprobado que los seres humanos comunes y corrientes tardamos entre 5 y 15 minutos en “reconectarnos” con la tarea previamente interrumpida. No es algo, por desgracia, que se pueda desarrollar. Depende, por decirlo de alguna manera, de la forma en que el cerebro está “cableado”.

  • #003
    Mr. Prado - 6 diciembre 2007 - 20:51

    Es la primera vez que comento aquí (no que leo) así que mis felicitaciones por el blog y concretamente por el artículo. Ahora, una de matices:

    Sí y no. La multitarea aplicada a personas es posible, eficiente, útil y nos hace aprovechar muchísimo estos días tan “cortos” de 24 horas que tenemos. Pero la factiblidad de la multitarea depende de dos parámetros claves: la persona y la tarea. Y es que no es lo mismo escuchar música y barrer la cocina que estudiar la relatividad al mismo tiempo que escribimos una entrada del blog. Y evidentemente todo depende de quien lo haga.

    Dice usted que permite a sus alumnos atender a sus portátiles al mismo que tiempo que a sus clases y que además los resultados son satisfactorios. Me parece fenomenal. Ahora bien, le puedo asegurar que a mi me resultaría imposible comprender lo que el profesor de Campos Electromágneticos me intenta explicar a la vez que analizo el último de sus artículos aquí en este blog. Yo soy bien torpe, lo se, pero estoy seguro de que muchos otros tampoco serían capaces. Lo dicho, hay tareas y tareas y lo mismo con las personas.

    Respecto a lo del convenio social de “aparentar atender” además de hacerlo, pues la verdad me parece bien. Desde el punto de vista de una máquina es ineficiente totalmente, de acuerdo. Pero es que somos personas, utilizamos algo llamado empatía, reaccionamos según nuestro interlocutor, observamos su expresión, su acuerdo y desacuerdo, en definitiva interactuamos con él.
    Yo soy capaz de hablarle a alguien que aún “no prestandome atención” se que me está escuchando, pero la verdad no me resulta agradable y prefiero que lo haga a pesar de que se que no pretende ser descortés, maleducado ni nada que se le parezca.

    Son reglas sociales y de personas, que distan mucho de protocolos de temporización o de optimización de recursos y la verdad es que creo que hay cosas que pese a la evolución de los tiempos, no deberían cambiar.

    Un saludo.

  • #004
    Jorge - 6 diciembre 2007 - 20:57

    En mi opinión las personas podemos ser multitarea, pero cuando hacemos varias cosas a la vez no renidmos lo mismo en cada una de ellas que haciéndolas por separado.
    Respecto a que las nuevas generaciones son más multitaréas, no estoy del todo de acuerdo. Doy clase de informática en un instituto. Generalmente los alumnos hacen los ejercicios individualmente y yo voy resolviendo dudas. Cuando se repiten, suelo explicarlas para toda la clase, en voz alta, y utilizando un proyector. Pero a los 2 minutos suele haber alguien que me vuelve a preguntar lo mismo, porque no ha sido capaz de seguir con sus ejercicios y atender a la explicación. Si quiero que atiendan, tengo que obligarles a apagar los monitores, e incluso así, algunos se quedan mirando la pantalla como atontados sin atender a ningún estímulo externo.

  • #005
    Ana - 6 diciembre 2007 - 21:19

    Hola,
    primera vez en un blog.
    Creo profundamente en la multitarea pero fundamentalmente en la gestión eficiente de mi tiempo. ¿Cuantas veces nos habremos encontrado en una reunión interminable e improductiva, clase aburrida ó ponencia “lo-mismo-de-siempre”… ? mi mente, en esos casos, inevitablemente, activa la multitarea… siendo capaz de quedarme con el % interesante correspondiente a la vez que gestiono mentalemente otros temas.
    Nunca me atrevo a sacar el portatil pero la próxima vez lo haré.
    Saludos

  • #006
    José Carlos - 6 diciembre 2007 - 21:34

    Me ha gustado el post, es un tema en lo que suelo pensar de vez en cuando.
    Estoy de acuerdo con kiki en que la multitarea es fruto del agobio y la velocidad de los tiempos que vivimos. Has de responder a mil frentes y dar respuesta a mis solicitues.. los das o no lo das, es así de sencilla.
    Lamentablemente también estoy algo de acuerto con Sr. Borbón, la multitarea suele restar mucha eficacia porque tenemos que dividir nuestra atención.
    Con cierto exito soy cada vez más “multitasking”, usando la BB, el portatil o el boli.. pero cada vez soy menos eficiente y inexacto.

  • #007
    jose luis portela - 6 diciembre 2007 - 21:51

    Hola

    Yo tengo la mania de que cuando la gente entra en mi despacho sigo leyendo correos mientras me hablan o haciendo algo con excel, y la verdad es que tengo que darles la razón por dos cosas

    1. Es de mala educación nos guste o no. Es como cuando nos hablan y no miramos a la cara
    2. En realidad creemos que si estamos prestando atención, pero no todo lo que deberíamos. Esta claro que si entra alguien a preguntar si mañana venimos a la oficina casi no hace falta pensar, pero si alguien nos esta contando algo que tenemos que pensar NO le prestaremos TODA la atención que se merece

    Yo aunque tengo ese defecto si que pienso que en el fondo ellos tienen razon

  • #008
    Octavio - 6 diciembre 2007 - 22:07

    Hola Enrique: me he identificado mucho con eso de bloguear en medio del barullo de casa. Yo tengo cuatro hijos pequeños y he llegado a postear dando biberones… supermultitarea!

  • #009
    Octavio - 6 diciembre 2007 - 22:08

    Por cierto, hoy han levantado el anonimato para los votos negativos en Meneame y está la comunidad algo revuelta. Supongo que ya lo sabes, pero está siendo una catarsis 2.0 muy divertida.

  • #010
    jincho - 6 diciembre 2007 - 22:34

    Como ya han dicho más arriba, depende de las tareas y de las personas. Abundando en lo que dice #4 jorge, si trabajas con niños ó con adolescentes, es fundamental justo lo contrario de lo que se predica en este post: hay que conseguir que los alumnos estén concentrados, que sean lo más monotarea posible.

    Si Enrique dice que en sus clases de Universidad consigue buenos resultados permitiendo cierta multitarea, me alegro por él y por sus alumnos, desde luego. Pero no creo que eso sea extendible a otros tipos de estudios, donde efectivamente puedes ver multitarea: los alumnos son capaces de tomar apuntes y al mismo tiempo estar hablando, ó comerse un bocata, o pensando en otras cosas, es decir todo menos “comprender” ó al menos intentarlo.

    El informe Pisa, salido estos dias, nos deja con un ligero retroceso en materias científicas y un más que serio retroceso en lectura en general y sobre todo en comprensión lectora. Igual es que la tendencia social a ser seres multitarea se hace a costa de disminuir la atención, lo que podría ser una causa de que la gente lea, pero no comprenda. No, no es buena en ese caso tanta multitarea, al menos en esos niveles de aprendizaje infantil y juvenil,

    Saludos.

  • #011
    Weeber - 6 diciembre 2007 - 22:39

    La verdad es que se pueden hacer varias tareas al mismo tiempo, nadie discute eso, pero nunca las harás todas tan eficientemente como al hacer una sola. Es como tu PC, ejecuta todos los programas que tengas y veras que mientras aumenta el numero de programas peor se va poniendo el desenvolvimiento de tu PC, es exactamente eso.

  • #012
    Jesús Menéndez - 6 diciembre 2007 - 23:15

    Interesante post, y en estos tiempos que corren es y será tema de debate científico.

    Creo que por multitarea se pueden entender muchas cosas: desde tener varias tareas abiertas a la vez (por ejemplo, un jefe de proyecto más de un proyecto a la vez; un programador varios programas; un comercial varios prospectos de ventas;…) a estar haciendo varias tareas al mismo tiempo.

    El caso es que cuando empecé a trabajar en mi empresa, la palabra multitarea era parte de su cultura, sin tener muy claro si en su acepción débil o fuerte.

    Mi experiencia personal con la multitarea (versión fuerte) es negativa: no soy capaz de hacer bien más de una cosa a la vez, salvo que una sea rutinaria o trivial.

    Y lo cierto es que estoy observando una vuelta el concepto de “enfocarse en la tarea” y “hacer bien una cosa cada vez”, tanto en mensajes corporativos informales, como en los cursos de gestión de tiempo que hago.

    En cualquier caso, la multitarea va a ser uno de los mitos del siglo 21, y el futuro dirá si es una fantasía imposible o una nueva forma de funcionar la mente gracias a las nuevas tecnologías.

  • #013
    Kiki - 6 diciembre 2007 - 23:52

    La multitarea es válida en todos los sitios a excepción de AL VOLANTE. Queda excluída las tareas de hurgarse la nariz mientras se espera al semáforo, el resto no es válido al volante.

  • #014
    Fernando - 7 diciembre 2007 - 00:53

    Yo creo que la multitarea total, es decir, el hacer dos cosas a la vez y prestarles la máxima atención a las dos no es posible.. o por lo menos no en mi caso, quizás haya personas que si que pueden pero desde luego creo que no prestamos la misma atención a una una tarea si la realizamos de manera exclusiva que si a la vez realizamos otra tarea. Quizás en algunas combinaciones de tareas que requieran menos esfuerzo mental sea posible una multitarea casi total, pero en la mayor parte de casos si pudieramos medir los grados de atención veriamos que la multitarea total no es posible.

  • #015
    Gonzalo - 7 diciembre 2007 - 01:29

    Los enemigos políticos de Ronald Reagan le fabricaron un chiste que aseguraba que el Presidente era incapaz de hacer dos cosas complejas a la ves, como por ejemplo ver la tele y mascar chicle a un tiempo.

    Sin caer en eso, yo no creo en absoluto en la multitarea o al menos mi cerebro no da para tanto. Una cosa a cada momento aunque sean, como dices, minitareas.

    Y siendo profesor, como tú, a mi por lo menos sí que me molesta que mis alumnos no estén a lo que deberían estar y tengan la pantalla “ocultacaras” abierta delante de ellos e interponiéndose en nuestra comunicación visual mientras yo intento explicarles algunas cositas.

  • #016
    juangavin - 7 diciembre 2007 - 01:31

    Hola

    Has puesto en el post un enlace a unos comentarios a raíz de un live-blogging. Me ha llamado mucho la atención la discusión con Alex Pons, que, firmando con nombres y apellidos, da su opinión, que te puede gustar o no, pero que bajo mi prisma no merece la velada amenaza que se intuye en tu respuesta cuando dices textualmente

    “Pero tú tranquilo, no te preocupes, ya nos volveremos a encontrar, el mundo es muy pequeñito…”

    De verdad que admiro tu trabajo y tu blog, a veces me desconcierto un poco al leerte en los comentarios.

    Un saludo

  • #017
    Carlos Capote - 7 diciembre 2007 - 01:33

    Perdona Enrique, mientras leía tu post estaba estudiando algo de álgebra y atándome los cordones de los zapatos así que no me he enterado de qué iba. ;) Saludos y enhorabuena por el blog (no suelo comentar pero leo todos tus posts vía RSS).

  • #018
    jincho - 7 diciembre 2007 - 02:45

    Me parece, Enrique, que lo que estas (Y estamos ) comentando, no es nuevo. Quizás tenga algo que ver con el artículo de Miller “The magic number 7 +-2”, que creo que es de 1956 ¿?. Estableció mediante reglas empíricas que la capacidad de memoria y de respuesta a corto plazo a estímulos unitarios oscilaba entre 5 y 9 en un gran porcentaje de personas. Hace algún tiempo leí que algunos estudios más recientes habían considerado dicha estimación algo optimista, y la habían rebajado a 4 +-2 (Recuerdo que la media era 4 pero no estoy seguro si la desv. era 2)). Tambien creo que en el diseño de las cabinas de mando de los aviones , los mandos se colocan agrupados por criterios ergonómicos, entre ellos la proximidad considerando una zona de aprox. 5 mandos de uso conjunto habitual, y desplazando esta zona según la fases del pilotaje más usuales.

    Quizás el que ahora lo llamemos multitarea es una adhesión de dicho término desde el mundo de la informática.

    Por otra parte observo que los que estamos en la enseñanza, no opinamos en general ( Salvo Enrique). que la multitarea sea buena para los estudiantes. Sin embargo, desde el ejercicio profesional en la empresa parece que si que lo es, aunque, repito, esto a mi, se me antoja más parecido al artículo de miller.

    Saludos.

  • #019
    Ikzer - 7 diciembre 2007 - 03:00

    Creo que esto es también un tema de costumbre social. Es decir, estoy completamente de acuerdo en que la multitarea constante es posible (aunque agotadora). Por lógica uno será un poco menos eficiente que haciendo una sóla cosa. Pero sólo en cuanto a las tareas individuales. Una gran parte de las cosas que uno hace al mismo tiempo que otras son monótonas, rutinarias, fáciles. En el caso que comenta Enrique, para él es algo habitual escribir en el blog según escucha el siguiente tema, es algo casi rutinario. Por poner un extremo, no por ir mascando chicle camino más lento, así que en este caso es lo mismo.
    El problema está en que la mayoría de la gente, y este detalle también me ha afectado muchas veces, es muy “estricta”, incluso inconscientemente, en cuanto a la forma de actuar, y se ofenden en cuanto algo no ocurre como tienen predefinido en su cabeza. Cuando alguien habla tienes que mirarle a los ojos. Cierto en gran cantidad de casos, pero no siempre. En una conferencia no es imprescindible estar mirando fijamente al ponente, para eso tiene un micro o habla más fuerte. A mi no me ofendería en absoluto que esté escribiendo o leyendo mientras hablo. Yo también lo hago y nunca es con la intención de “pasar” de mi interlocutor, sino de aprovechar el tiempo.

  • #020
    Mae Vinler - 7 diciembre 2007 - 04:09

    No creo que el tema sea si existe o no, es una cuestión de educación básica.

    Que a usted no le moleste que lo hagan con usted no significa que usted esté libre de hacerlo. A mí el humo de los fumadores no me molesta, pero no por ello pienso que los demás no fumadores tengan que soportarlo.

  • #021
    Gorki - 7 diciembre 2007 - 08:48

    Mi mujer tiene una capacidad de multitarea espectacular, puede atender a dos guisos, hablar por teléfono sosteniéndolo con el hombro y la mejilla, vaciar la lavadora, hace la lista de la compra y a la vez me dice donde me deje las gafas.

    Creo que esta capacidad de trabajar en paralelo, puede ser innata, pero se desarrolla por falta de poder hacer las cosas de otra forma. Yo por ejemplo adquirí la posibilidad de cortar una tarea, atender a otra cosa inmediatamente y volver a lo que estaba haciendo, con lo que conseguía dar el aspecto de trabajo en paralelo, pero trabajaba en monotarea.

    Hoy, no se si por los años, o por haberme relajado con la jubilación, ya no tengo esa capacidad y trabajo solo en monotarea, una cosa detrás de otra,.

  • #022
    Enrique Burgos - 7 diciembre 2007 - 08:55

    Con la falta de tiempo que tenemos es la unica manera de tenre un blog, recabar informacion o maneterte al dia de los avances en tu trabajo, aunque en ocasiones me parece exajerado el uso que se hace de la Blackberry en las reuniones. Vale que puedas ver tu correo y contestar algo rapido, pero creo que deberiamos fijar limites, por respeto al ponente y al resto de interlocutores, aunque lo cierto es que tambien lo hago…

  • #023
    Fer - 7 diciembre 2007 - 09:49

    La multitarea existe, la cuestión es que no eres capaz de estar al 100% en varias tareas. Un ejemplo claro es mientras vas conduciendo.

    Supongo que a nadie le gustaría estar hablando en una conferencia y ver a todo el mundo trabajando con su ordenador.

    ¿a ti te gustaría?

  • #024
    JJ - 7 diciembre 2007 - 09:59

    Muchos de los casos que mencionáis (desconectar en una reunión aburrida, por ejemplo), no son en realidad multitarea, sino multitarea simulada. Presencia física (requerida), pero en realidad está haciendo uno otra cosa…

  • #025
    al - 7 diciembre 2007 - 10:50

    La multitarea está muy bien en asuntos menores, y yo es muy habitual que la haga mientras contesto una consulta telefonica miro la pagina web o el e-mail. Pero en temas que requieren concetración la multitarea es imposible y si estás a varias cosas a la vez no haras nada a derechas.

    Luego están las reuniones. Yo si tengo la BB no puedo parar de mirar el correo, y a veces contestar, y se que no gusta mucho mi aptitud de estar a todo, pero si preparando una operación, y el arquitecto nos da detalles tecnicos irrelevantes para mi trabajo lo normal es que a) desconecte, b) Haga dibujitos en los folios… por lo que mejor que este a la BB.

    Ah, y la multitarea es algo que podemos hacer los adultos, a lños jovenes se les debe inculcar la unitarea en los estudios, sino te pueden estar estudiando, escuchando musica, viendo Internet, colgando una foto en su fotolog y chateando… en fin que no hacen nada a derechas. Mejor que se centren en una cosa.

  • #026
    eva - 7 diciembre 2007 - 11:08

    Yo soy multitarea por naturaleza – puedo hablar y teclear un email a la vez sobre temas diferentes, por ejemplo – pero no por ello dejo de pensar que uno de los grandes males de cómo funcionan las empresas hoy en día es la dispersión y la falta de atención. Se toman muchas decisiones rápidamente y algunas francamente mal, se trabaja cada vez peor y con más errores, y cada vez que estoy en una reunión (y hago unas cuantas al día) veo el porqué. Porque la gente no puede prestar atención. Porque estamos todos tan ocupados con todo lo demás, hay tanto dar prioridad a lo urgente sobre lo importante y se da tan por hecho que estamos constantemente al pie del cañón (=del email o del cliente de mensajería instantánea) que no se nos permiten desapariciones “o parece que se para el mundo”, y por ello más de la mitad de la reunión nos la pasamos pensando (esto es de siempre, ojo) y actuando (esto es lo nuevo) en otras cosas ajenas al tema que nos ha reunido en torno a una mesa / teleconferencia y que se supone que es suficientemente importante como para congregar a un grupo de profesionales o middle managers cuyo coste por hora no suele ser barato.

  • #027
    eva - 7 diciembre 2007 - 11:26

    Ahora, sobre la pregunta… ¿habría que revisar las convenciones sociales para poder BlackBerry-ear mientras alguien te habla?

    Lo curioso es que en el curso de postgrado sobre gestión que estoy haciendo en la universidad Cornell (y en cualquier otro sería igual) no dejan de decirnos que hay que cuidar la comunicación como si fuera polvo de oro, y que una de las reglas de oro es escuchar al otro con atención, y no solamente las palabras: el tono, el lenguaje corporal, todo es importante. Se nos repite y repite y repite que no basta con escuchar y entender, sino que parte de la “escucha activa” es asegurarnos que nuestro interlocutor se da cuenta de que lo estamos entendiendo y le prestamos atención, porque si no… pues según la personalidad y la confianza que tengamos en la otra persona podemos cerrar la vía de comunicación para siempre. La verdad es que ni mirar a los ojos a quien me está hablando porque estoy intentando pillar WiFi me parece de lo más contraproducente para ver el lenguaje corporal del otro, y para hacerle sentir al otro que le presto atención.

    Yo también soy de las que cree que tras 5 palabras sé exactamente qué es lo que me van a decir y por eso tengo que hacer tremendos esfuerzos para no interrumpir y para seguir prestando atención… ¿y sabes qué, Enrique? Muchas, muchas veces me he llevado sorpresas y he obtenido información valiosísima de conversaciones que parecían totalmente superfluas y de personas sobre las cuales tenía un prejuicio negativísimo… En mi opinión, vale la pena no solo prestar atención, sino que lo parezca (como la mujer del César, buenísimo el título del post :)

    Saludos.

  • #028
    MFC - 7 diciembre 2007 - 11:34

    Sr. Dans,

    En mi opinión no se trata de que usted pueda o no escuchar a un ponente y escribir en su blackberry a la vez. Es una cuestión de educación y evidentemente eso tiene que ver con cuestiones sociales. Sin ánimo de ser demagógico le planteo el siguiente ejemplo: usted está hablando con alguien y de repente él empieza a urgarse en la nariz. Él puede pensar que no se deja influir por una “por una convención social determinada”.

    Pero además de la educación, está el problema del ponente. Probablemente usted puede dar una ponencia o una clase mientras alguien teclea en su portatil o movil, pero no todo el mundo tiene esa capacidad. He conocido muchos ponentes (posiblemente mucho menos preparados que usted) que perdían el hilo con el simple movimiento de una mosca con más para ver a alguien tecleando en su blackberry. ¿Eso no puede aceptarlo tampoco? ¿Podría al menos pedir permiso para hacerlo y saber así si más allá de “las convenciones sociales” al ponente le molesta o no?

  • #029
    Gorki - 7 diciembre 2007 - 11:56

    Ha salido a cuento con reiteración, lo de hablar por teléfono y conducir, como ejemplo de multitarea que no se puede hacer. Mi opinión es que es el ejemplo perfecto de multitarea y además legal. Puedes hablar por telefono y conducir, siempre que lo hagas con un manos libres, Igualmente puedes conducir y pensar en tu trabajo o hablar con el copiloto.

    También podrías conducir y hablar por teléfono movil a la vez, de hecho veo hacerlo todos los días sin que pase nada. Otra cosa es que Pere Navarro para justificar su sueldo, se saque una prohibicion nueva todos los días, pero eso nada tiene que ver con que se puede o no se puede hacer.

    Precisamente en estos días,los expertos estan solicitando que se aumente la velocidad en determinados tramos de carretera, y prueba de que ello es posible y no peligroso, es que el mismo coche de Pere Navarro no respeta los límites de velocidad.

  • #030
    Eila - 7 diciembre 2007 - 12:35

    Me resulta curioso el debate a partir de la diferencia de valores, principios… y prejuicios de cada uno.
    Recuerdo al bueno de Drucker cuando decía que los ejecutivos eficaces no se fragementaban y si es posible, se concentaban en una sola tarea. La eficiencia era cuestión de establecer prioridades y apegarse a éstas.
    La meditación vipassana, durante la contemplación, es otra alternativa viable de desarrollo de las facultades de atención, concentración y penetración. Al menos los viejos budistas conseguían librarse del apego, el enojo y la ignorancia…

  • #031
    Nacho - 7 diciembre 2007 - 13:21

    Pues yo seré un antiguo, pero si estoy hablando con un tío que de repente empieza a mirar su teléfono mientras le hablo, dejo de hablarle inmediatamente. Me parece un maleducado.

    Lo siento, pero no estoy de acuerdo en esta ocasión con el señor EDans; la “multitarea” que él pregona puede estar bien en tu privacidad, no en tu relación con los demás. Y eso dejando el hecho de que hay tareas que son “indivisibles” y requieren el 100% de la atención, léase por ejemplo conducir, atención médica, atender en clase (como se ha comentado antes), etc..

    ¿Que le parecería que el conductor del taxi empezara a mandar mensajes por su blackberry al tiempo que conduce? ¿O que el cirujano que esté operando a su mujer empiece a hablar por el móvil al mismo tiempo que le abre el pecho?

  • #032
    Rubén - 7 diciembre 2007 - 13:32

    Dice un refrán popular o memo que dicen ahora:
    “No se puede estar en misa y repicando”

    Esta es la sabiduría popular que sobrevive en el tiempo, aunque quizás estemos viviendo una nueva revolución de la economía de la atención y seamos los primates del nuevo “homo multitasking”. ¡¡¡socorrooooo!!!

  • #033
    Dubitador - 7 diciembre 2007 - 14:21

    Lo que mas me ha llamado la atencion de este post es el asunto de los alumnos atendiendo a otras cosas en sus portatiles mientras el profesor está dando la clase.

    Durante las clases en la universidad mi actitud solia ser de practicamente absoluta atencion al profesor, e incluso la toma de apuntes lo mas completa y fiel posible, al punto que mas parecia un amanuense tomando notas al dictado.

    Entendia que el profesor como especialista en su tarea habia preparado su trabajo, de modo que su discurso debia ser un destilado de datos, experiencia y reflexiones que constituia la razon de ser de nuestra comun presencia en ese momento y lugar, en modo alguno equiparable o sustituible por una conferencia videograbada o la distribucion de copias escritas del mismo discurso.

    Lo que si que puede tener sentido es disponer en los portatiles de textos de referencia al objeto de acotarlos, marcarlos y enlazarlos al hilo del discurso, ya sea de motu propio, ya sea por alusion o indicacion explicita del profesor.

    En realidad no se puede estar a varias cosas importantes a la vez a no ser que previamente hayas constatado que el resultado es similar prestando una atencion dispersa, aunque debe tenerse siempre presente que el emisor, en caso de percibir tal disperson, entendera que nuestra valoracion hacia su persona, y/o lo que pueda decir, es muy relativa o incluso nula.

  • #034
    Josete - 7 diciembre 2007 - 16:44

    100% a favor de la multitarea, aunque puede parecer de mala educación. Es más, mantengo más la atención si estoy haciendo algo (rayar un simple papel, jugar un solitario en el ordenador, o revisar el mail) que si estoy mirando al ponente (me acaba entrando el letargo). Otra cosa es que pueda parecer algo descortés.
    Es la primera vez que escribo, pero sigo a través de mi bloglines esta obra de arte de la blogosfera, gracias por seguirnos introduciéndo conceptos a los neófitos.

  • #035
    Kiki - 7 diciembre 2007 - 16:58

    Pues Gorki, yo conozco algunos que están en el cementerio por hacer multitarea conduciendo. De hecho el dibujico que aparece en el blog es un ejemplo de lo que no se debe hacer.

    Actividades tan gilipuertas como cambiar la radio o mirar a una tia buena puede hacernos perder la atención en una actividad fundamental como es conducir, fundamentalmente porque nos jugamos nuestra vida y la de los demás. Hasta sacarse un moco conduciendo nos puede hacer perder la atención.

  • #036
    Pasaba por aqui - 7 diciembre 2007 - 18:12

    Joder, Gorki, es que de vez en cuando hay que leer unos argumentos… Yo veo gente conduciendo borracha todos los fines de semana y todavía no he visto a ninguno estrellarse. Y como yo he visto eso, se puede ir borracho conduciendo, no?

    Mira que me cae mal, pero todos los días doy gracias por que al frente de tráfico está el señor Navarro y no alguno de los “liberales” que le criticais, porque decís unas cosas que madre mía…

  • #037
    Anónimo - 7 diciembre 2007 - 19:01

    Si eres multitarea. ¿Donde te pones los ventiladores Sr. Dans?
    ¿O llevas refrigeración liquida?
    Creo que hay un casting nuevo para la serie Heroes
    ¿Porque no te presentas?
    By the way no es mejor hacer muchas cosas a la vez, con hacer una sola bien se avanza mucho. Prueba

  • #038
    Mario Casals - 7 diciembre 2007 - 19:05

    Está claro que la especie está evolucionando.

  • #039
    Gorki - 7 diciembre 2007 - 21:01

    √?¬∑#36
    Hay una diferncia, hablar por teléfono es absolutamente legal y hay montones de personas que solo conducen con una mano, o a ti se te va el volante cuando sueltas una.

    Por otra parte pensare que el señor Navarro cree en lo que predica, cuando predique con el ejemplo. Mientras vea que los políticos empezando por Zapatero y acabando por Naverro no cumplen con los límites de velocidad, ni en ciudad ni en carretera, me creré que el único peligro de ir por una autopista a 140 km/h, es que te ponga una multa el sr Navarro.

  • #040
    Pasaba por aqui - 8 diciembre 2007 - 09:31

    El tema este del tráfico produce unas cantidades de demagogia espectacular. Gorki, cuando tengas un ratito te lees esto, así como los enlaces relacionados. Conducir mientras hablas por el móvil es tan peligroso como conducir borracho y está prohibido en más de medio mundo. Ya sé que tú eres diferente y puedes conducir mientras hablas por el móvil sin poner en riesgo la vida de los demás, pero las leyes se hacen para la media de los mortales, no para las excepciones genéticamente superiores como el señor Dans o como tú. Si no te gusta vivir en sociedad rodeado de torpes te sugiero que te vayas a vivir a una isla desierta donde podrás conducir como te dé la gana.

    Y en cuanto a lo del señor Navarro o el señor Zapatero, si tu criterio para decidir lo que es peligroso o no es ver lo que hacen ellos es que tu edad mental no sobrepasa los 10 años. Los adultos seguimos otro tipo de criterios, más relacionados con la lectura y el sentido común.

  • #041
    Mac Windu - 8 diciembre 2007 - 11:56

    Interesarnte reflexión sobre la multitarea. Sin embargo me gustaría separar dos aspectos:

    1.- ¿existe la multitarea? Creo que sí, pero…

    La multitareas existe, yo la he practicado en multiples ocasiones: escuchar al profesor en la universidad y tomar apuntes; conducir y hablar (con el movil o con el acompañante); escribir un mail y contestar una llamada de teléfono; etc… PERO, la atención sobre una de las tareas disminuye, al menos a mi me pasa: cuando el profesor explicaba algo que necesitaba una mayor atención, me daba cuenta que no había tomado todos los apuntes; cuando estoy enfrascado en una conversación mientras conduzco, hay veces que me digo “joder!, ya estamos aquí?”; cuando escribo mails mientras hablo por teléfono, hay veces que tengo que pedir a mi intelocutor que me repita algo y, siempre, releo estos mails porque quizá no estén suficientemente claros.
    En resumen, SI se puede hacer multitarea, PERO la concentración y la calidad de las tareas se ven perjudicadas.

    2.- ¿Hay que ser como la mujer del César, que además de ser decente, está obligada a parecerlo? SIEMPRE

    Me ha parecido muy triste tu frase: cuando termino de hablar en un sitio, me vuelvo a la mesa, y le toca hablar otra persona. En ese momento, mientras la otra persona habla, yo puedo perfectamente escuchar a esa persona y leer mi correo en la BlackBerry, contestarlo, o incluso postear algo en plan live blogging si me he llevado el portátil. ”

    Tratar en una conferencia a un intelocutor, como si fuera un locutor de radio, que transmite sin saber si existe alguien escuchando al otro lado me parece de una MUY MALA EDUCACIÓN.

    Existen la comunicación verbal y no verbal. En una ponencia, debe existir una comunicacion entre el ponente y los asistentes.. y la comunicación ha de ser bidireccional. Aun asumiendo que la posibilidad de un multitasking real (dedicando el 100% de atención al ponente, que no creo posible) cuando estás realizando esas otras tareas lo que se transmite es que no le estás escuchando, o al menos, que su ponencia no merece tu atención.

    Piensalo.

  • #042
    Toni.Martz - 8 diciembre 2007 - 12:21

    Me ha gustado el post, y me ha hecho gracia cuando planteas:

    ” ¿Tengo que, por una convención social determinada, fingir una atención indivisa para que además de atenderle, “parezca” que le estoy atendiendo,…”

    Cuestión esta que voy a usar hasta la saciedad, porque yo soy uno de esos tipos maleducados que, en ciertas ocasiones, no atienden cuando les hablan pero suele interiorizar los mensajes de sus desatendidos interlocutores que, en el momento adecuado, repescan para dar respuesta a sus misivas.

    Comprendo lo que apunta el comentarista #3 en este sentido, pero la actual vida social impone un cambio de ciertas consabidas normas, más que nada, por razones de supervivencia productiva. Y es que algunos tenemos formuladas reclamaciones ante la dirección del movimiento de rotación terrestre. :-)

  • #043
    jonnathan - 8 diciembre 2007 - 15:09

    Realmente no entiendo el contexto de esta discusión. Hablan de multi-tarea como la cantidad de acciones que se pueden ejecutar a la vez?.¿Que no se ha comprobado cientificamente que el cerebro es multi-tarea? El cerebro humano al menos hace 5 funciones simultaneas: atender a los 5 sentidos. Es cierto que se disminuye la atención en algunas, pero con un poco de práctica si se pueden hacer varias cosas. Sino, ¿Como hacen los músicos para cantar y tocar un instrumento a la vez?

    Yo creo que lo que hay que definir realmente es lo que llamamos TAREA, escribir un correo implica varias “tareas” como pensar, redactar, escribir, leer….

  • #044
    Francisco Carro - 8 diciembre 2007 - 17:48

    Creo que el tema de la multitarea no es el centro de discusión, todos estamos de acuerdo en que somos capaces de hacer varias cosas a la vez ( escribir y leer este texto, poner un ojo en “el hombre que susurraba a los caballos” que están poniendo en la tele, poner una oreja en lo que hacen mis hijos en la cocina, pensar si podré jugar al golf mañana, … ) Además creo que la multitarea cerebral o atencional es algo que se entrena, se desarrolla y se mejora con la práctica.
    El problema como, como la mayoria de las veces, son los limites que nos imponemos por los convencionalismos sociales, básicamente como dices la mujer del Cesar no solo tiene que ser casta sino además parecerlo. Todos hemos crecido imbuidos de esos convecionalismos y esperamos que el comportamiento de las personas se rija por ellos. Lo que sucede es nuestro cerebro inerpreta las señales basadas en los patrones de las reglas que nos marcas estos convecionalismos, me explico : Si estoy hablando en un grupo de gente y alguien esta mirando la pantalla de un ordenador pensaré que lo que digo no tiene el menor interés y que además la persona que esta delante de la pantalla del ordenador es un maleducado; pero en realidad lo que está pasando es que lo que digo es tan interesante que la otra persona ha cogido su portatil para buscar información sobre el tema que estoy comentando. Dos interpretaciones muy diferentes para un mismo suceso.
    La tecnologia hace cambiar las reglas no escritas establecidas durante muchos años sobre comunicación, y no todos las personas tienen la misma capacidad de adaptación, pero esto sería tema de otro debate.

    Por cierto Quique la cena de ayer te salio muy rica.

  • #045
    Enrique Dans - 8 diciembre 2007 - 19:35

    @Francisco Carro: efectivamente, una de las justificaciones por las que pido a mis alumnos que lleven el portátil a clase es para hacer precisamente eso, poder ir curioseando los sitios que menciono a medida que lo hago. Y por estar entrando en Facebook y abriéndose una cuenta no dejan de atender al siguiente tema que menciono, eso lo tengo comprobado. Es más, la velocidad con la que se ponen a teclear cuando menciono algo es casi un indicador del interés que estoy siendo capaz de generar…

    Lo de la cena… claro, si es que yo, cuando me meto en la cocina… ;-)

  • #046
    Julian - 10 diciembre 2007 - 12:21

    Enrique, si tus alumnos pueden estar haciendo varias cosas al mismo tiempo de estar atendiéndote, o bien tus alumnos son unos superdotados que cuentan con una capacidad de prestar atención superior a la normal y pueden dividirla sin bajar apenas su rendimiento, o bien no les hace falta prestarte demasiada atención porque no es algo que requiera demasiado de su capacidad para pensar.
    No creo que se pueda estar pensando en varias cosas al mismo tiempo sin que se pierda atención por el camino. Y menos si se trata de acciones que requieren de concentración (algo que no suele requerir el hecho de ver la televisión, por ejemplo).

  • #047
    josempelaez - 10 diciembre 2007 - 15:11

    Creo que la neurociencia ha establecido que el cerebro humano puede atender varios estímulos de forma simultánea, además de obrar en consecuencia, generalmente de forma automática (“tirando” de memoria no declarativa).

    Diferente es que la mente sea consciente del comportamiento, que la corteza prefrontal ejecutiva esté suficientemente atenta para ser efectiva (no eficiente) y que vinculemos nuestros impulsos (comunicación, vinculación afectiva…) con ciertas convenciones o disimulos.

    Me parece que tomar apuntes, teclear una dirección web mencionada o preguntar durante una exposición son ejercicios compatibles con la √?¬ęescucha activa√?¬Ľ. Sospecho que responder a un mensaje de tu primo -mientras parece (o no) que se presta atención a otra charla o conversación- no tiene mucho que ver con dicha escucha.

  • #048
    Rafael Martínez - 10 diciembre 2007 - 23:07

    Lo que creo que quiere decir Enrique Dans, al menos así lo entiendo yo, es que si las personas, en general, fueran capaces de asimilar que la multitarea es perfectamente posible no se lo tomarían como una ofensa o una falta de educación. Y si lo hacen es porque ni siquiera se plantean la existencia de esta inusual capacidad. Porque es inusual. Y Enrique Dans la proclama como una más dentro de las otras muchas, también inusuales, que seguro tiene.
    Pero también lo veo como una especie de desahogo y unas ganas perfectamente humanas que todos tenemos de darnos un autobombo necesario, comprensible y absolutamente aprobable.
    Yo también lo hago de vez en cuando y os aseguro que es un ejercicio tremendamente saludable. Y seguro que muchos que no se ven capaces de la multitarea tendrán una envidia sana de alguien que si es capaz. Incluso apostaría que más de uno está en su casa o en cualquier otro lugar en el que se encuentre probando a ver si es capaz, para poder proclamarlo también.

    Saludos,

    Rafael Martínez

  • #049
    Enric - 13 diciembre 2007 - 19:42

    ¿qué tipo de multitarea? ¿que concepto se le da a eso?

    multitarea banal? 2+2 son 4 y tiro porque me toca?

    o multitarea compleja?

    Yo no me creo que una persona pueda entender una clase compleja (de lo que sea, fisica, quimica…), y a la vez estar leyendo un correo en la blackberry.

    Cuando estés en una reunión con el multitask activado, escuchando y leyendo correo, en ese instante, se un poco sincero contigo mismo y pregúntate si realmente te interesa lo que estan diciendo en la reunión o si realmente te interesa lo que estas leyendo en el correo.

Dejar un Comentario

Los comentarios est√°n cerrados