Entrevistando al cofundador de Twitter mediante Twitter

Con Biz StoneHoy, en el Evento Blog España (EBE07) tuve la oportunidad de presentar y entrevistar a Biz Stone, cofundador de Twitter (y de Xanga u Odeo, y con intensa participación en Blogger a partir de la compra de Google), una persona a quien me hacía lógicamente mucha ilusión conocer: de hecho, mi presentación de Biz, en exactamente 140 caracteres, fue ésta:

«¿Como presentar a Biz Stone en 140 caracteres? Es la persona que, con dos innovaciones, ha cambiado la forma en que me comunico con el mundo»

Tras mi presentación, hecha en español, Biz pasó a contar un poco su experiencia, la historia de Twitter, bocetos iniciales, el inicio del éxito en la conferencia SxSW, el desarrollo de la API, fotos de las oficinas, etc. Y tras la presentación de Biz, pasamos a la entrevista. Para hacerla, se me había ocurrido un procedimiento curioso: había un Twitter del EBE07 que aparecía en las pantallas laterales de la sala, pero yo no podía leerlas desde donde estaba. Así que pedí a los asistentes que me enviasen preguntas a mi Twitter, edans, para recuperarlas directamente en el Twitterberry, seleccionarlas para intentar darles un poco de flujo lógico, y hacérselas a Biz. Yo me había preparado algunas preguntas, pero la respuesta del público fue tan rápida y buena, que rápidamente empecé a utilizar las suyas. La sensación, al menos desde mi punto de vista y de las personas que me lo han comentado, fue muy buena (claro, a los que no les ha gustado fijo que no me lo dicen :-) porque las preguntas fluían de una manera muy directa de la audiencia hasta Biz, convirtiéndome a mi, en cierto sentido, en lo que yo creo que debe ser un moderador: alguien que intenta no «robar plano», sino ser, de alguna manera, relativamente «transparente».

Preguntas hubo muchísimas, además de por el interés de las personas presentes en la sala, por un hecho curioso del que no necesariamente te das cuenta en un primer momento: al restringir las preguntas a 140 caracteres, el tiempo de hacer la pregunta se reduce una auténtica barbaridad con respecto a la fricción que supone pasar un micrófono, levantarse y formular la pregunta (que a veces además tienen cierta tendencia a adornarse). En consecuencia, «caben» muchas más preguntas, y la impresión fue más que curiosa: al cabo de una hora, le había hecho muchísimas preguntas a Biz, pero no había movimiento entre el público, y todo el mundo podía ver las preguntas que se iban planteando en mi página. La mecánica funcionó la mar de bien: yo simplemente refrescaba la página de Get Replies del Twitterberry, e iba seleccionando preguntas, que pasaba a Biz intentando además acordarme de dar el correspondiente crédito a quien había hecho la pregunta. Al final, una sesión enormemente interactiva, y que a Biz, lógicamente, le gustó un montón por la fluidez en el uso de la herramienta.

¿Opiniones? ¿Feedback? Me han comentado que había algunos bloggers por allí…;-)

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados