La BBC y el time-shifting

iPlayer3DVeo en WSJ ($) (también disponible en Reuters) la noticia sobre el nuevo movimiento de la BBC: se llama iPlayer, está por el momento en beta, y es una aplicación que permite a los usuarios descargarse de manera completamente libre cualquier contenido que la cadena pública haya emitido en los últimos siete días. En la fase beta, sólo funciona para residentes en el Reino Unido, y sólo para XP, carece de versiones para Mac, Linux o Vista, así como para dispositivos móviles, algo que ha provocado críticas y peticiones con más de diez mil firmas y que parece ser ahora una de las prioridades a corto plazo de la cadena. Las descargas son gratuitas, permanecen treinta días en el ordenador del usuario para borrarse automáticamente después, y ofrecen una ventana de siete días para ver el contenido. Ha sido desarrollado por Siemens, y probado desde hace más de seis meses por unos quince mil voluntarios, para ser finalmente abierto al público ayer por la mañana. Las descargas duran unos diez minutos para un programa de media hora en una conexión de banda ancha convencional, y se ven con muy buena calidad. El iPlayer ofrecerá la mayoría de los programas emitidos por la cadena, salvo las retransmisiones deportivas y las películas de producción ajena, para las que la cadena no posee derechos de retransmisión online. Fuera del Reino Unido, donde se financia mediante impuestos, la idea es financiar la iniciativa con una combinación de publicidad y pago por descarga.

Lo interesante del movimiento es el intento de la cadena británica por manejar el time-shifting, una tendencia progresiva entre los usuarios gracias a la progresiva disponibilidad de tecnología, y la lucha contra la pérdida de relevancia de su presencia en la web a manos de competidores como YouTube, algo que ya comentamos el mes pasado («YouTube superará a la BBC en visitas en UK«). La idea de la cadena es proporcionar una manera sencilla de disfrutar de un contenido que no pudiste ver en el momento de su emisión, alargando la disponibilidad del mismo una semana entera: no es lo mismo que una disponibilidad total y permanente en streaming siguiendo el modelo YouTube, que sería seguramente lo suyo en los tiempos que corren, pero es un movimiento interesante y un compromiso con la exploración de la red como nueva ventana de explotación. Hasta ahora, únicamente algunas cadenas habían ofrecido partes de su programación – programas específicos – a través de la red, pero ninguna había llevado a cabo un traslado de prácticamente todo su contenido a la misma.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados