Controlando a los usuarios

Take downEs, sin duda, uno de los grandes problemas de los repositorios sociales de medios: cuando son notificados acerca de una violación de copyright por el propietario de los derechos mediante la llamada takedown order, los usuarios, tercos ellos, se empeñan en volver a subir una y otra vez el material objeto de protección. A veces, recurren incluso a trucos: cambiarlo de nombre, preceder el material con otro fragmento de vídeo inofensivo… un verdadero problema para sitios como YouTube o MySpace, acosados por celosos propietarios de derechos de autor que demandan sanciones por lo que consideran infracciones repetitivas.

La semana pasada, MySpace lanzó una tecnología, denominada “Take Down, Stay Down” (vía Lost Remote, vía Yahoo! News), precisamente orientada a evitar esta circunstancia. Consiste en la toma de un fotograma, a modo de huella digital, de un vídeo sobre el que se ha recibido un aviso de infracción, y su inclusión en una base de datos. A partir de ese momento, todo material que se incluya en el sitio pasa por la comparación contra esa base de datos, y si el fotograma es detectado, es eliminado, y la cuenta del usuario, suspendida. YouTube, por su lado, anuncia la próxima disponibilidad de “Claim your content”, una herramienta similar de la que aún no ha proporcionado detalles.

¿El problema? A mí, como mínimo y en primera reflexión se me ocurren dos: el primero de ellos es la ofuscación. Si un material ha sido eliminado, se puede, antes de volverlo a subir, incorporar algún tipo de modificación sobre el mismo: una banda de color, una marca de agua poco perceptible, un reencuadre, una superposición… las posibilidades son infinitas. Al no saber qué fotograma ha sido tomado como huella, sería un procedimiento que habría que hacer con la totalidad de la secuencia, pero seguramente no faltarían personas dispuestas a hacerlo. Y si la comparación no se realiza pixel a pixel, sino mediante el recurso a un determinado índice de similaridad, el número de falsos positivos aumentará.

El segundo problema, relacionado con mi entrada anterior con el clip de vídeo, es el fair use: en realidad, tenemos perfecta autorización para reproducir fotogramas de obras sujetas a derechos de autor, siempre que sea para una serie de propósitos determinados (académicos, informativos, crítica o parodia) y con unas ciertas reglas (naturaleza del trabajo, duración de la cita, y ausencia de perjuicio del valor de mercado de la obra citada). Pero un fotograma es un fotograma, el algoritmo no entiende de fair use, y algunos usuarios se morirán de ganas de denunciar a MySpace hasta la extenuación si ven su cuenta suspendida por culpa de un error de un algoritmo que no tuvo en cuenta sus derechos a la hora de usar una obra protegida.

Obviamente, las cosas no pueden ser tan simples como mi crítica a bote pronto las hace parecer, y me parece muy interesante pensar en las posibles soluciones que la industria intentará dar a estos problemas. En el fondo, una sola idea persiste: el concepto de copyright tal y como fue creado y conceptualizado no es susceptible de ser adaptado a la era digital.

5 comentarios

  • #001
    Jose Fernández Tamames - 19 mayo 2007 - 22:03

    Bueno. Son dos desarrollos, los que haces, muy interesantes. Los almaceno para poder seguirlo con más atención.
    Te falta la protección a la intimidad. Creo que eso es lo que se esta obviando con el halo de los derechos de autor. Me han mandado, como ejemplos, violaciones o simulaciones de ellas en los primeros días de YouTube cuando me pareció algo interesante. La gran necesidad de notoriedad que necesitan los psicópatas no tiene freno.
    Por no decir ese estudiante sevillano, repetidor él, que al preguntar donde esta, nos llevan, sus compañeros a Youtube. Se esta tirando, con casco, dentro de un contenedor para reciclar vidrio, cuesta abajo hacia el infinito y más allá.
    Es evidente que la IPTv y sus desarrollos tienen que arrasar con estos portales.

  • #002
    Gorki - 20 mayo 2007 - 01:42

    Estoy contigo, los sistemas automáticos de control seran muy faciles de saltar, si se dsabe que controlan, y pasará como con los DRM, si uno lo descubre, al día siguiente lo harán todos.

    El control es inutil, y lo saben, pero sirve para hacer el paripé ante los jueces. Supongo que es lo que quiere MySpace, pues a él le es igual lo que suban sus usuarios y preferirán no enfrentarse a ellos.

    Como decías, no se trata de que sea correcto, o no, subir cosas, simplemente se pueden subir. El mundo ES y quien no esté dispuesto a aceptarlo, practica la política del avestruz, pero que no quiera ver algo, no supone que no exista.

  • #003
    Antonio Domingo - 20 mayo 2007 - 02:14

    Enrique, dices : “tenemos perfecta autorización para reproducir fotogramas de obras sujetas a derechos de autor, siempre que sea para una serie de propósitos determinados (académicos, informativos, crítica o parodia) y con unas ciertas reglas (naturaleza del trabajo, duración de la cita, y ausencia de perjuicio del valor de mercado de la obra citada)”

    Pero si eso fuera así de cierto, no habría las demandas que se están poniendo pues usar ciertas imágenes citando la procedencia sería suficiente. ¿de donde es ese texto¿, ¿alguna ley?

    Estoy de acuerdo contigo en que siempre que hay una restricción hay quien encuentra la forma de saltársela y esto no va a ser menos, y sino el tiempo.

  • #004
    Tolmos - 20 mayo 2007 - 09:35

    El Estudio realizado en las Jornadas de Cooperación Bibliotecaria, 2006 Ministerio de Cultura y Comunidades Autónomas Santiago de Compostela 14, 15 y 16 de Junio, al amparo de la reforma de la ley de PI en relación al art. 32 :

    El artículo 32 sobre “Cita e Ilustración en Enseñanza” queda muy restrictivo, ya que para reproducir, distribuir y comunicar pequeños fragmento de obras o de obras aisladas de carácter plástico o fotográfico figurativo con el fin único de ilustración de actividades educativas en las aulas sólo no necesitan la autorización del autor “los profesores de la educación reglada”. Es decir, las clases impartidas por profesionales y expertos, la enseñanza no reglada, los talleres de formación, la educación a lo largo de la vida, las visitas de formación, etc. necesitarán autorización expresa del autor para utilizar como ilustración algún fragmento de su obra. El artículo termina aún más restrictivo, porque incluso los profesores de enseñanza reglada tendrán que pedir autorización al autor cuando en vez de ser pequeños fragmentos de obras u obras aisladas, lo que se reproduzca o comunique sean compilaciones o agrupaciones de pequeños fragmentos de obras u obras aisladas de carácter plástico o fotográfico figurativo. Así pues, parece ser que va a ser bastante difícil poder impartir una clase de un escritor o pintor concreto.
    fuente: http://www.mcu.es/bibliotecas/docs/CongresoSantiago2006/PropiedadIntelectualBibliotecas.pdf

    Ahora bien, estoy con Enrique , el actual art. 32 está “apolillado” y jfTamames ha tocado un tema muy “serio” que es el derecho a la intimidad.

  • #005
    HECTOR ARTURO AZUZ SANCHEZ - 20 mayo 2007 - 19:58

    Mi opinión:
    http://noticiero.zoomblog.com/archivo/2007/05/20/godzilla-Derechos-De-Autor-Y-Era-Digit.html

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados