Filosofía spamica

SpamblockedEsto del spam da para filosofar sobre ello todo lo que quieras y más. Ayer superé los dos mil comentarios de spam interceptados por Akismet desde que me pasé a WordPress, lo que viene a ser, desde el 12 de Enero, exactamente treinta y nueve días, unos cincuenta comentarios por día llenos de maravillosas ofertas de pastillas de todo tipo, relojes falsos, poker, ruleta, porno en las más inimaginables variedades y demás compendios de todos los vicios de la Humanidad puestos en fila. Dos mil comentarios que obviamente me alegro muchísimo de haberos ahorrado – hasta el momento no se ha escapado “al aire” ninguno, que yo sepa, – a cambio de unos cuantos falsos positivos, no más de quince o veinte, de los que por supuesto lamento las molestias, pero que han aparecido en su lugar correspondiente de forma relativamente rápida (reviso la carpeta de spam cada poco tiempo, a no ser que ande por ahí de viaje o de picos pardos). La verdad, visto lo visto, sigo encantado con el funcionamiento de Akismet. Simplemente recuerda, si por error tu comentario es clasificado como spam, no vale la pena reescribirlo: aparecerá como mucho en pocas horas, en cuanto lo vea pasar. O, si tienes prisa por verlo salir, simplemente escríbeme un e-mail.

No sé si esa cantidad de spam es mucha o poca, la verdad. Imagino que habrá quien tenga mucho, muchísimo más, y quien no tenga ninguno. Sin ir más lejos, yo no tuve prácticamente nada de spam en la etapa anterior de mi blog, con comentarios de Haloscan, y no tengo ni idea realmente de si fue por suerte, o es que ese crack llamado Jeevan, su administrador y creador, tiene algún tipo de pacto con el Diablo o conoce secretos que el resto de los mortales desconocemos. Para mí el fenómeno del spam en los comentarios es algo nuevo, que sufrí en su momento cuando utilizaba Enetation (y además de verdad… había que borrarlos manualmente uno por uno), y que no volví a tener hasta el pasado 12 de Enero, primer día con WordPress. Y que, la verdad, tampoco me resulta especialmente molesto… una revisión en diagonal, un clic, y a tomar viento…

Lo que sí me llama la atención es que, tras cuarenta días comprobando fehacientemente que no hay manera de engañar a Akismet y de hacer aparecer spam en esta página, sigan todos los días redoblando sus esfuerzos y enviando semejante cantidad de basura para que yo simplemente la borre dándole a un botón. La respuesta, claro, está por un lado en la naturaleza descentralizada del spam: no existe nadie que centralice la información de en qué páginas el spam cuela o no cuela, sino simplemente un montón de agentes autónomos que se dedican a operar robots de spam sin el más mínimo criterio ni selección. Y por el otro, y completamente relacionado; que además, no resultaría para nada interesante hacerlo: desde un punto de vista puramente económico, el coste de estorbar conversaciones y llenar de mierda millones de páginas en todo el mundo es tan, tan, tan sumamente bajo, que no compensa poner ningún tipo de mecanismo de control, de supervisión o de mejora de eficiencia. Los ratios de eficiencia manejados son tan marginalmente bajos, que ni se plantean la posibilidad de su mejora, porque económicamente no compensaría. La reflexión es cuando menos, curiosa: con que simplemente una persona entre varios millones haga clic en un comentario de spam en un blog siguiendo un vínculo para comprar Viagra, para entrar en una página pornográfica o para interesarse por un reloj falsificado, el coste de obtención de ese lead es tan infinitesimalmente bajo, que ya ha conseguido justificar oleadas y oleadas de spam ensuciando millones de páginas en todo el mundo.

Curioso mundo éste de la red en el que las reglas de la economía son perfectamente capaz de justificar algo así…

18 comentarios

  • #001
    hombrelobo - 20 Febrero 2007 - 12:45

    Como dices, el aliciente para los spammers es muy alto. Por eso los únicos filtros válidos, son los humanos. O mediante tu vigilancia, o mediante la vigilancia de la comunidad.

    Yo creo que veremos sistemas de “votación” de comentarios pronto, un poco lo que ya tiene digg, en que puedes votar y hacer desaparecer algunos comentarios.

    En cualquier caso, un tema complicado y que estará mucho tiempo ….

  • #002
    Carlos - 20 Febrero 2007 - 13:03

    Pues yo recibo varios órdenes de magnitud menos que tú, y al final he acabao harto de tener que revisar el Akismet para borrar el spam. De manera que me he instalado el Bad Behavior y ya no llega casi ninguno (de 2-4 diarios a 1-2 cada 2 semanas).

    En cuanto a por qué no tenías spam con Haloscan, seguramente es porque el enlace para ver (y escribir) comentarios está en Javascript, y los bots de spam no tienen intérpretes de Javascript.

  • #003
    Joan Guerrero - 20 Febrero 2007 - 13:59

    El spam es el opio de la web. Tan grande que es incontrolable este monstruo. Y como dice hombre lobo, lo más eficiente hasta ahora, somos nosotros mismos los humanos, el filtro más eficiente.

  • #004
    RBA - 20 Febrero 2007 - 14:16

    2000 spams. No esta mal. Has recibido en 39 dias el numero de spams que reciben los servidores de mis servicios (hablo de email, no web) en apenas un puñado de segundos – de forma constante y sin parar. No saco cuentas al dia, y menos a la semana porque ¿para qué? Es tan sumamente ordinario y grotesco que ya me den de hostias no siento el dolor (mentira, sí lo siento)…

    ¿Lo mas curioso de tu articulo? El “tampoco me resulta especialmente molesto”… Diselo a cualquier proveedor que maneje un buen volumen de trafico, y eso que ellos ni siquiera tienen que “molestarse” en borrarlos ni en verlos.

    ¿Filosofamos?

  • #005
    Jose F. Tamames - 20 Febrero 2007 - 14:54

    RBA tiene toda la razón. No sé como esta ahora el cálculo realizado de cuanto nos queda de ancho de banda si esto sigue así.
    La idea de filosofar sobre como es posible que un dato económico justifica esta lacra, tiene su miga. Es una de las poderosas razones por las que tenemos que inventar el Estado. Hobbes nos esta diciendo: ves, os lo dije, homo homini lupus.
    Pero, por encima de todo, la realidad de RBA.
    La realidad económica sería ¿cuánto estaría dispuesto a ceder un afectado como RBA de sus costes para pagar a quienes originan el spam?
    En esto la economía de mercado no tiene solución. Volvemos al Estado. ¿Y los falsos positivos? De un millón que para gmail si uno es un correo esencial… ¿Quién define los filtros?…¿la policia? Ya estoy viendo a la SGAE definiendo spam en una comsión interplanetaria interparlamentaria interpartidaria.
    Vale, aceptamos spam como mal menor.
    Pero, por encima de todo, la realidad de RBA. Ahora mismo estoy dandole vueltas a una iniciativa que “prevee” el spam de como están saliendo a la red.
    Pero, en serio, el dato de RBA es preocupante. Me temo que es cansar al enemigo para que ceda parte del coste en huntar a los forajidos.
    Da para mucho esto del spam y la economía de mercado.
    ¿Y si el problema es el correo? Me callo. Perdón.

  • #006
    Amenophis - 20 Febrero 2007 - 15:16

    Yo uso un robot anti-spam genial. Se llama, “yomismo 1.0” y es capaz de detectar todo tipo de spam usando 0 recursos del ordenador y 0 de la banda de conexión.

    Fallos muy reducidos, siempre sabe lo que es spam y lo que no.

  • #007
    Enrique - 20 Febrero 2007 - 16:10

    Creo que otra posibilidad puede ser poner formularios fantasmas para atrapar a los robots.

    http://weblogtoolscollection.com/archives/2007/02/16/fake-comment-forms-battle-spam/

  • #008
    Mario Berman - 20 Febrero 2007 - 16:15

    Me encantó eso del robot antispam “yomismo 1.0”
    Soy de los que se resisten a utilizar filtros antispam, a pesar que recibo por lo menos 500 correos basura por día, creo que es mejor soportar esa lacra y no borrar a los falsos positivos, porque todavía no se inventó el filtro detector de tus necesidades.

  • #009
    Gorki - 20 Febrero 2007 - 16:30

    Los spam tiene una motivacion económica, con solo uno que compre se compensan 1.000.000 de envios fallidos. ¿Que pasaría si no compensara?

    Imaginemos que un organismo simula 10.000 falsos pedidos a un spamer, a peticion de alguien molestado por un spamer. Le espamer recibe 10.001 pedidos y tiene que difernciar el bieno del malo. ¿Le compensará su esfuerzo?

    Creo que spam tiene solución si organizamos la venganza en algo como un P2P de pedidos falsos, donde todos velamos de todos

  • #010
    juan paniagua - 20 Febrero 2007 - 17:33

    Casi todos los SPAM me suelen llegar en ingles. Mi web es totalemente en Español, por lo tanto…

  • #011
    grapa - 20 Febrero 2007 - 18:16

    Estoy de acuerdo con Gorki, pero ¿qué dirán los proveedores de la tarjeta?

  • #012
    Enrique Dans - 20 Febrero 2007 - 18:36

    La idea de “espammear al spammer” tiene un atractivo brutal, una sensación de “justicia cósmica” enormemente atractiva. Sería necesario crear un “bot“, un programa automatizado que al hacerlo actuar sobre un mensaje – email o comentario – de spam, extrajese la URL, la comprobase, localizase el formulario de pedido, lo cumplimentase con una serie de datos falsos extraídos de los mismos diccionarios que los spammers emplean para enviar sus correos, y cursase el pedido. Algo automatizado, porque si depende de alguien trabajando manualmente para ello, las ansias de venganza se vuelven difusas al cabo de treinta o cuarenta pedidos. El problema podría venir del uso de esas mismas herramientas para crear pedidos falsos en sitios legítimos, por prácticas anticompetitivas, por venganza hacia un comercio que te trató mal, etc., con el consiguiente problema de colapso del comercio en la red. Pero sería interesantísimo ver como los spammers empiezan a protegerse cambiando sus formularios, poniendo captchas, etc. para evitar ser spammeados… :-)

  • #013
    Gorki - 20 Febrero 2007 - 19:40

    Todos los SPAM, de una forma u otra te llevan a un sitio donde se hace un pedido. Si mandas al centro anti SPAM el e-mail o el comentario, es facil dar con la dirección que interesa.

    Solo hay que comprobar en una central Anti spam que son auténticos spammer y no venganzas de nadie y spanearles a muerte durante una semana hasta que se pase el efecto de su coampaña, con miles de falsos nombres y URL diferentes faciles de conseguir si cada uno tenemos un programita con un buzon solo para recibir de la central un texto y una direcion y reenviarla automáticamente donde indiquen

    Solo para quien el que le interese mucho el tema, lo tengo desarrollo en tres articulos. Lo que aqui expongo son las conclusiones que van en el tercero

    http://www.laflecha.net/articulos/blackhats/spam/
    http://www.laflecha.net/articulos/blackhats/spam2/
    http://www.laflecha.net/articulos/blackhats/spam3/

  • #014
    Dubitador - 20 Febrero 2007 - 22:08

    Propongo estudiar la estrategia de los avisos que rezan:
    Prohibido pegar carteles, se responsabilizará al anunciante

  • #015
    juan - 21 Febrero 2007 - 07:30

    Yo tambien recibo bastantes, y es una buena forma de practicar inglés

    saludos
    juan

  • #016
    Enrique Dans - 21 Febrero 2007 - 08:03

    Juan, pues vas a tener una conversación de lo más pobre… :-)

  • #017
    Javier - 21 Febrero 2007 - 21:40

    Hoy en día el spam no es problema alguno para un blogger. Hay muchas herramientas para evitarlo (captcha, preguntas lógicas…).

  • #018
    Commercial Coffee Machines - 21 Febrero 2007 - 22:12

    Siento sólo escribir comentarios negativos, pero es que para alabar ya quedan otros.
    Usted demuestra un absoluto desconocimiento de cómo funciona el spam – o el programa antispam de Askimet -lo cual, tratándose de un gurú, es una enorme pena, porque son conocimientos realmente útiles (Gmail gestiona apenas el 5% de los mails del mundo, mientras que el Spam supone más del 50% de todos los mails que se mandan cada día). El conocimiento no debe limitarse a lo agradable, también hay que tocar aquellas materias de estudio más áridas para llegar a un conocimiento más completo.

    ¿Ha intentado comprar alguna vez lo que venden en una página de spam? Sería un buen experimento que podría contar en su página. Vería como ni tan siquiera es sencillo. Desde el mail que recibes hasta la página con el formulario de venta hay varias capas de páginas intermedias, hasta llegar a una página más limpia que los chorros de oro.

    Sobre la idea de que

    “espammear al spammer” tiene un atractivo brutal

    comentar que la idea ya la han tenido otros, con un resultado lamentable – una historia muy famosa que creo que incluso quizás habrás publicado en tu blog: la famosa caída de sistema de Six Apart por culpa de una vendetta de Spammers hacia Blue Security.
    La historia tiene un final muy triste: Blue Security tuvo que cerrar su compañía. Aunque el comportamiento de los spammers parezca absurdo y carente de objetivo, su capacidad para hacer el mal es muy superior a la nuestra para defendernos de ellos. Los mayores expertos en tecnología no tienen blogs. Y muchos están en el lado oscuro de los spammers.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados