Zamzar: una maravilla

ImagenLo ví en Blogpocket esta mañana (Antonio, por ésta te debo unas cañas) y es una aplicación tan bien pensada y que me viene tan, tan bien, que me ha dejado encantado. Se llama Zamzar, y sirve para convertir ficheros de casi cualquier formato a casi cualquier otro mediante un procedimiento tan simple como subir el fichero a un sitio web, que realiza la conversión y te lo envía por correo electrónico en el formato que tú pediste. Se acabó la jungla de conversores, filtros, codecs y todo tipo de artilugios que poblaban mi disco duro y necesitaba para manejar esos infinitos reinos de taifas que la evolución de la tecnología y la obsesión por los formatos propietarios habían generado. No hay que darse de alta, ni dar ningún dato más que la dirección de correo (eso sí, yo no daría una dirección falsa ;-)

Llevo media mañana convirtiendo todos esos ficheros que suelo utilizar en las presentaciones y que habitualmente tenía en el formato en el que los conseguí originalmente, a formatos fáciles de integrar. El servicio tiene un límite de 100 Mb. más que razonable (los ficheros viajan por e-mail), se financia mediante publicidad, y por el momento me ha funcionado en todos los casos a la primera y sin ningún problema.

ACTUALIZACIÓN (05/11): Michael Arrington menciona el tema en TechcCrunch, y da algunas pistas interesantes. Una, que el servicio no sirve para ficheros con DRM. Dos, que hay otro servicio similar, Media Convert, en el que el proceso se realiza íntegro en la página, sin necesidad de e-mail, y en el que se puede enviar algo que está en una dirección web, con un límite esta vez de 50 Mb., y que resulta ser algo más rápido. Habrá que probarlo.

13 comentarios

  • #001
    Jordi - 3 noviembre 2006 - 13:56

    Gracias Enrique, hace dos semanas me hubiese salvado la vida, y mucho tiempo perdido. pero más vale tarde que nunca.

  • #002
    JIFF - 3 noviembre 2006 - 15:32

    Pero ¿no existe un cierto riesgo?
    CLaro que tenemos criterio y sabemos cuando la información es muy sensible, pero de cualquier modo me recuerda esta obessión googliana de almacenar información y después procesarla.

    No me gustaría que alguno de mis conocidos usara o revelara de ese modo información mía

  • #003
    Felipe Alfaro Solana - 3 noviembre 2006 - 15:49

    Ya estoy esperando ver el titular de algún blog (o periódico) sobre algún empleado despistado que utilizó el servicio para convertir un documento confidencial, muy confidencial, de un formato privativo y/o esclavista como Word a PDF :-)

  • #004
    Miguel Rebolo - 3 noviembre 2006 - 15:54

    Hace tiempo apareció un servicio parecido para comprimir y descomprimir ficheros directamente sobre la web. Se llama Krunch (ojo con el nombre, que la web no se llama igual) y funciona realmente bien.

  • #005
    aoniken - 3 noviembre 2006 - 17:01

    muy bueno, pero te recomiendo http://media-convert.com/
    que acepta mas variedad de formatos, tienen una clara politica de privacidad y ademas puede convertir URLs en imagenes.

  • #006
    LGA - 3 noviembre 2006 - 17:02

    Enrique, discúlpame si últimamente sólo introduzco comentarios para criticar tus propuestas, pero lo cierto es que esta solución de “dame un archivo, lo convierto, lo almaceno y cuando quieras puedes acceder con una clave” me parece un poco “salvaje” para el entorno profesional, justamente por lo que ya han comentado mis compañeros: por confidencialidad y por posibles conflictos de titularidad de derechos.

    En cualquier caso, para conferencias y presentaciones sometidas a creative commons es una buena solución, sobre todo durante los viajes en los que sólo llevo mi Qtek s200.

    Lástima que, por tamaño, no pueda convertir también las películas para el Ipod!!

    ¿Qué pasa, que aquí sólo pensamos en trabajar?

  • #007
    Miguel Rebollo - 3 noviembre 2006 - 17:38

    Si el problema es la seguridad/confidencialidad, hay herramientas que permiten asegurarla en los documentos: claves, firmas digitales…

    No creo que se deba “criminalizar” un medio simplemente porque se pueda utilizar mal (se me ocurren muchios ejemplos). Es una aplicación realmente útil, bien diseñada y con una potencia suficiente para los usuarios (el límite de 100Mb es muy razonable).

    Y sobre la protección, he probado con algún PDF protegido con contraseña (mio) y simplemente lo deja como está: no permite extraer los contenidos. NO he probado con otro tipo de fichero, pero imagino que funcionará igual. Si pretende ser un sitio serio, no pueden jugársela con estos temas.

  • #008
    Anónimo - 3 noviembre 2006 - 19:23

    Para la gente que confía en ficheros pdf’s ó del office protegidos con password, les diría que es igual de seguro que un fichero sin la misma. Y no hay que ser un cracker, tan simple como bajar uno de los muchos programas que revientan este tipo de claves.

  • #009
    LGA - 3 noviembre 2006 - 19:31

    En efecto, es una herramienta interesante y me parece muy útil para los usuarios, siempre y cuando se limite al uso personal y no profesional.

    No es cuestión de criminalizar nada, sino de una mera valoración; en cuanto al mal uso, estoy de acuerdo en que depende de la responsabilidad de cada uno. Es como si cuelgo en mi blog determinados fuentes de mi empresa o en flickr unas fotos comprometidas con mi señora… En esos casos, reclamaciones al maestro armero (al menos en nuestro país).

  • #010
    PPPerez - 3 noviembre 2006 - 20:47

    El enlace que ha dejado Aoniken sobre la pagina de conversiones:
    http://media-convert.com/conversion/
    tiene unas cuantas cosas curiosas :-)
    Si la poneis en castellano y os fijais en las Condiciones del servicio (al final de la página), puede leerse esto:

    “L’ Usuario acepta que no utilicen a Media-Convert para: encargar en los servidores de Media-Convert todo contenido que transporta mensajes rencorosos o refiriendo a la tortura o a la muerte; afectar de cualquier manera a los mineros, en particular, por medio de toda forma de pornografía infantil.”

    Lo de no poder pasar textos que hablen sobre la tortura o la muerte, me parece algo muy del estilo Yongüein (americanisimo) pero, lo que realmente me ha tirado del sillón (con la risa), es eso de “los mineros” … no sabia yo que fueran tan sensibles y casi como una especie protegida ;-)
    (Ya sé que es un fallo del traductor automatico pero, cuando lo lees por vez primera te llevas un tronche impresionante :-) )

  • #011
    _Del.Real. - 3 noviembre 2006 - 21:54

    Para transformar documentos es una xecelente idea.

    Pero para musica y video las espereas e incertidumbre de los uploads son lo peor.

    Sí ellos con su tecnologia hicieran un app bonito para mac, lo compraría.

  • #012
    PolloFrito - 5 noviembre 2006 - 01:56

    Pos ta bien, lo de los codecs en lo referente a los videos es terrible, no los tengo todos ni quiero tenerlos. Lo de convertir cualquier *.tonteria en otra ^.tonteria con otro formato, via web esta bien y desahoga nuestras castigadas cepeus y discos duros. lo de la privacidad es evidentemente una cuestion de precaucion.

  • #013
    blogpocket - 5 noviembre 2006 - 19:28

    eso está hecho (lo de las cañas, digo)

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados