Tu teclado propio, personal e intransferible

Imagen
A través de Digg llego al Ergodex DX1, un dispositivo ahora comercializado por Dell que expresa el máximo nivel de personalización llevado al campo de los periféricos de entrada (ver revisión en Techzone). El Ergodex es ni más ni menos que una tableta vacía conectable mediante USB, un juego de teclas que pueden situarse en cualquier lugar y posición de la misma, y un software que permite decirle al ordenador qué es cada tecla y qué función quiere que haga. Las teclas contienen una electrónica avanzada, pero se alimentan directamente de la tableta, a la que se adhieren tantas veces como sea necesario mediante una tecnología adhesiva que han denominado “molecular velcro”. Además, las teclas son application-aware, es decir, pueden ser programadas para realizar funciones diferentes en cada aplicación.

El precio del aparato es de $150, y aunque imagino que será minoritario, es posible que alcance cierta popularidad entre heavy gamers y segmentos de usuarios en los que el tiempo de reacción sea importante (traders), pero también plantea interesantes ventajas para todos aquellos que utilicen un programa durante tiempos largos y que pueden disponer de la manera más ergonómica posible y perfectamente a la medida las teclas habituales en el teclado, agrupar teclas con funciones parecidas, evitar pesadas combinaciones de teclas agrupándolas en una tecla ad hoc, etc.

La verdad es que me ha llamado un montón la atención.

7 comentarios

  • #001
    tendero_digital - 19 septiembre 2006 - 07:38

    Hola Enrique:
    La verdad es que es una propuesta interesante, un poco cara pero con mucho diseño y utilidad. Hay cosas semejantes (no tan bonitas) pero bastante más baratas como: http://www.ideazon.com/europe/products/zboardgamingkeyboard.asp. Aunque están centradas en el jugador, pero la idea de usuarios especiales como mesas de tesorería… no se me había ocurrido… Todos los días se aprende algo nuevo.

  • #002
    Santos - 19 septiembre 2006 - 07:55

    Aunque no es exactamente lo mismo, ya hace muchos años, muchísimos, que usaba el teclado adaptado a lo que me interesaba.
    Ejemplos:
    1. Mapeaba el teclado para obtener un carácter que no estaba en el teclado (para evitar el ALT + n), o que necesita pulsar un par de teclas para obtenerlo como [}, etc.
    2. Configuraba el editor de textos, con absoluta libertad, para obtener lo que me interesaba, incluyendo los atajos de teclado.
    En fin, bienvenido al nuevo “cacharro”. Seguro que será útil a más de uno.

  • #003
    Lucas Rodriguez Cervera - 19 septiembre 2006 - 08:38

    Interesante aparato, aunque yo también creo que no va a “cruzar el barranco”.

    http://en.wikipedia.org/wiki/Crossing_the_Chasm

  • #004
    Gorki - 19 septiembre 2006 - 12:31

    Lo veo util para programas que utilizan el ordenador como interfaz de manejo de otro aparato, por ejemplo si utilizas el ordenador para controlar los semáforos de una ciudad o dirigir un robot submarino.

    En ese caso un teclado tradicional no es el mejor sistema de comunicar lo que deseas realizar.

    Siempre habra gente que le saque partido a un aparato así, como dicapacitados, o personas con necesidades muy específicas. Hay cientos de teclados a cual mas raros.

    Creo recordar que hay una web dedicada a ello si alguien tiene ubteres que busque por Keys y Keysboard en Google

  • #005
    JLF - 19 septiembre 2006 - 13:12

    Ese era el problema del ZXSpectrum, se rompían las teclas (Q,A,O,P) de arriba, abajo, izquierda y derecha respectivamente.

    Si hubiera tenido este teclado hace 20 años todavía podría jugar al Manic Miner…(sé que hay emuladores, pero no es lo mismo)

  • #006
    Anónimo - 20 septiembre 2006 - 21:05

    Yo me hice un pedal como los de las guitarras que conectaba con el ESC, así VIM es aún Mejor, y es un lujo con un ligero toque con la punta del pie volver al modo normal sin tener que desplazar la mano.

  • #007
    Anónimo - 21 septiembre 2006 - 12:29

    “heavy gamers”
    Creo que el término correcto es “Hard Gamers”.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados