The Economist atiza a Yahoo!

ImagenDuro artículo de The Economist hacia Yahoo!, «Terry Semel’s long pause«, en el que acusa a la compañía de inmovilismo, de lentitud de reacciones y de permanecer demasiado estática a pesar de haber protagonizado algunas de las adquisiciones más golosas de los últimos tiempos (Flickr, del.icio.us, Launch…) y de no haber comprado, según algunos analistas, a precios demasiado caros. El valor de las acciones de Yahoo!, de hecho, ha ido cayendo a lo largo del año desde los $43.42/acción del 9 de Enero hasta los nada menos que $24.75 del pasado día 27 de Septiembre. El más gordo de los leñazos bursátiles corresponde al 18 de Julio, cuando la compañía anunció que su proyecto denominado Panama y dirigido a una mejora de la rentabilidad de las búsquedas de los usuarios se retrasaría hasta finales de este año. En un día, del 18 al 19 de Julio, la cotización cayó de $32.24 a $25.20, en una especie de frenesí vendedor, completamente injustificado para Mr. Semel, y que llegó a suponer el día de mayor volumen de intercambio de títulos de toda la historia de la compañía. La semana pasada, tras el anuncio de que las perspectivas de evolución de la publicidad online no eran tan optimistas como las que la compañía esperaba, la cotización se dio otro sonoro bofetón: de $29.00 a $25.75 en pocas horas.

El problema, según The Economist, es que Yahoo! es la única compañía de entre las comparables a ella que está sufriendo semejante parón. La mayor parte del sector parece subir, o por lo menos, no bajar de manera significativa. Mientras Yahoo! anunciaba sus grises expectativas para la publicidad online, la IAB (Internet Advertising Bureau) daba el dato correspondiente a la primera mitad del año, en el que se mostraba un ascenso del 37% hasta alcanzar los $7.9 mil millones, un nuevo record histórico. De hecho, Yahoo! ha sido, hasta el momento, la única empresa que ha afirmado ver una caída en las expectativas de la publicidad en el medio Internet.

Por otro lado, el artículo incide en la lentitud administrativa de la compañía, en la que los períodos necesarios para pasar de una idea a su ejecución parecen prolongarse una media de ocho meses. Citando a un consultor externo de la compañía,

«Days go by and deals go away. The firm has a relatively constipated process of reviewing anything. It is slow and cumbersome and not an entrepreneurial culture, because Mr Semel is a low-risk, non-confrontational guy»

Desde mi punto de vista, los problemas no son como una lectura rápida del artículo podría indicar: la compañía sigue siendo una de las propiedades online más valoradas, y la número uno en número de visitas a su web, pero sí es cierto que en un momento de innovación rápida como el que estamos viviendo, parece estar apuntando más a una segunda posición que a un liderazgo de nada, algo que en su momento relacioné con una estrategia de compras que podía llegar a sofocar la innovación interna. En cualquier caso, a mí me ha parecido un artículo francamente duro, y ese tipo de juicios, en una fuente tradicionalmente prestigiosa como The Economist, pueden llegar a hacer cierto daño.

ACTUALIZACIÓN (02/10/2006): Otra revista influyente, el Business Week, aporta hoy su granito de arena al tema Yahoo! con otro artículo notablemente menos crítico, «Yahoo’s Strategy: Growth by Acquisition«, acerca de la estrategia de crecimiento mediante adquisiciones protagonizado por la compañía.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados