Nuevo artículo en ABC sobre Política 2.0

ABC me publica, dentro del suplemento ABCD, un artículo titulado “Política 2.0 o más de lo mismo“, una visión en la misma línea de continuación de aquel Política 2.0 que publiqué en Libertad Digital allá por Diciembre, pero ahora a la luz de la evolución de la escena política con ejemplos como los recientemente vividos en la política alemana, norteamericana, francesa y española. La tesis del artículo es que la política y los políticos se encuentran todavía en la era del “marketing masivo de productos de gran consumo”, y que ven el mundo de la llamada web 2.0 mucho más como una cuestión tecnológica que como algo mucho más marcado por una verdadera actitud participativa y de protagonismo de las personas. Tendremos que ver jubilarse a toda una generación de políticos de “mitin, autobús y bocadillos”, del Wag the dog y de campañas donde el protagonista es la agencia de publicidad antes de que realmente veamos algunos atisbos de una Política 2.0 bien entendida.

3 comentarios

  • #001
    Gonzalo Iruzubieta - 11 septiembre 2006 - 10:54

    Totalmente de acuerdo, Enrique.

    Con respecto al marketing masivo, y “robando” la frase de un buen amigo, fuera de Internet el marketing se hace con una ametralladora, mientras que en la web se hace con una escopeta con mirilla telescópica.

  • #002
    kowalinsky - 11 septiembre 2006 - 19:18

    De acuerdo con las virtudes de la aplicación. En desacuerdo con el hecho de que ya se debería haber aplicado, pues entiendo que el conjunto de la sociedad se mueve a un ritmo que no es el que pretende el autor.

    Los políticos no pueden estar ni al ritmo de los de delante ni al de los de detrás, sino en medio, que es dónde están.

  • #003
    La Bestia - 18 septiembre 2006 - 09:33

    Al hilo de esto, parece que el PSOE acaba de empezar a enterarse de por dónde van los tiros, ganándole la partida a la derecha, una vez más. Acabo de leer un post muy intersante sobre la tele del PSOE en el blog MARKET DOC (www.marketdoc.blogspot.com) que abunda en las tesis de Enrique.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados