Banda sonora del día

ImagenDon’t download this song
Del disco Straight Outta Lynwood
“Weird Al” Yankovic

(Letra) (MP3)

“Weird Al” Yankovic (Wikipedia) es un músico norteamericano muy conocido por sus parodias de otras canciones. A lo largo de más de doce álbumes ha versionado canciones como el Beat it de Michael Jackson (Eat it), el My Sharona de The Knack (My bologna), el Another one bites the dust de Queen (Another one rides the bus), el Gangsta’s Paradise de Coolio (Amish Paradise) o, más recientemente, el You’re beautiful de James Blunt (You’re pityful). Ahora, se lanza con Don’t download this song, una parodia de We are the world que, por supuesto, ha liberado para su descarga en su página de MySpace. Me gusta especialmente la segunda estrofa:

But deep in your heart, you know the guilt would drive you mad
And the shame would leave a permanent scar
‘Cause you start out stealin’ songs, then you’re robbin’ liquor stores
And sellin’ crack and running over schoolkids with your car

Pero en el fondo de tu corazón, sabes que la culpa te volvería loco
Y la vergüenza dejaría una cicatriz permanente
Porque empiezas robando canciones, pero después atracas tiendas de licores
Y vendiendo crack, y atropellando niños con tu coche

Y es que es un hecho científicamente demostrado a través de innumerables estudios: desde que hace algunos años, la tecnología nos abrió la posibilidad de bajarnos música de Internet, la práctica totalidad de los que incurrieron en tan nefando comportamiento han caído a los más bajos escalones de la más sórdida de las delincuencias. Por eso, ya sabéis… si alguno de vosotros alguna vez se bajó música (por favor, ya sé que no, mis lectores son gente de bien :-) ya podéis ir buscando la licorería más cercana…

9 comentarios

  • #001
    Ernesto - 23 Agosto 2006 - 09:46

    De repente te interesa esta nueva obra del marketing viral de la que ya hablo ALT1040.

    Efecto Koala pero a la caribeña….

  • #002
    Luis Gosálbez - 23 Agosto 2006 - 10:02

    Jajaja, buenísima.

    Lástima que esté algo anticuado en sus fuentes, habla de Napster y Kazaa, entre otros.

    Tampoco veo muy claro lo de “breaking international copyright laws”, pero tiene su gracia, la verdad.

    Un abrazo,

  • #003
    yonmacklein - 23 Agosto 2006 - 10:03

    que puto crack es el Yankovic que pedazo de parodias musicales se casca el nota.

  • #004
    samuz - 23 Agosto 2006 - 10:10

    Realmente buena. Es estribillo es realmente mordaz…

    A ver si algún “outsider” de nuestro país se atreve a hacer una versión en castellano. Con un título como “Op√?¬† no me la voy a bajar” o “Amo a SGAE” tendría el éxito asegurado ;-)

  • #005
    Gorki - 23 Agosto 2006 - 12:38

    A mi el bajar musica P2P me produjo un efecto aún más devastador, me transformó en ANARKISTA DE DERECHAS. – ¡¡¡Tiembla SGAE!!!.

  • #006
    mamuso - 23 Agosto 2006 - 12:53

    Yo no he podido evitar acordarme del famoso video de los south park y la piratería. Con el policía gritando “Así que piensas que no tiene tanta importancia!!” :D

  • #007
    Enrique Dans - 23 Agosto 2006 - 14:02

    Es cierto… dios mío… “los pobres artistas se verán condenados a una vida de semi-lujo”… :lol:

  • #008
    Ben Grimm - 23 Agosto 2006 - 23:21

    Estoy teniendo problemas para subir un comentario… Estaba usando Firefox, a ver si ahora con el Internet Exporer funciona…

  • #009
    Ben Grimm - 23 Agosto 2006 - 23:22

    Pues si, parece que con el Internet Explorer funciona lo que con el Firefox no iba…

    Asi que aqui pongo el rollo:

    Me llamo Ben Grimm y soy un adicto.

    Empecé copiandome juegos del Spectrum con un dos-pletinas a una tierna edad. Al fin y al cabo, pagar dos mil ochocientas cucas por maravillas del software como el Uchi Mata o el Super Gran estaba fuera de mi bolsillo.

    Posteriormente cuando ya tuve uso de razón, de dinero y cuando bajaron los precios a 875 lúas, lo que hacía era grabarme los juegos que me prestaban, y si el juego me gustaba lo compraba. Y si no, pues nada.

    Eran los ultimos coletazos del vinilo y los primeros arañazos del CD. Me regalaron un discman y comencé a comprarme CD, seducido por la promesa de una “mejor calidad de sonido”…

    Claro que gran parte de la musica que a mi me gusta se sigue oyendo con ruido de fondo (grabaciones antíguas) o bien no existe por ninguna parte…

    La verdad es que me creaba un gran cargo de conciencia eso de bajarme la música de internet. Pensaba en esos grandes músicos que se quedarían en la ruina, en los costes de la industria, los trabajadores que no podrían seguir trabajando haciendo los CD…

    Claro que luego me enteré de que:

    – El coste de manufactura de un CD era infinitamente menor que el de un vinilo

    – La industria esquilma a los músicos, que de donde sacan ingresos de verdad es de parte del merchandising y de los conciertos, porque en los discos, van a un (pequeño) porcentaje.

    – La industria discográfica te obliga a comprar un paquete de canciones de las cuales sólo te gustan un par de ellas. Es como si para comprar chuletas, te tuvieras que llevar el borrego entero. Y el borrego te lo puedes comer, pero ¿que haces con las canciones por las que has pagado y que nunca hubieras comprado?

    – Luego salen los “artistas” diciendo que los que trafican con discos piratas LES perjudican… Me gustaría saber cuanto les pagan las discográficas por decir eso, o tal vez, cuanto les han dicho que no les iban a quitar si lo dicen.

    – Las discográficas atacan a ciudadanos privados por descargarse canciones. A mi ya me parecía muy descarado eso que pone en los discos y que dice, entre otras cosas, que se prohibe el préstamo. Por suerte, no vivimos en un estado totalitario, que es lo que les gustaría a estos de la SGAE, porque así podrian controlar si le presto el disco a mi vecina del tercero o no… Claro que sacarían un cánon de préstamos, POR SI A UNA PERSONA SE LE OCURRIESE PRESTAR UN CD A OTRA.

    – ¿Entra el cánon de la SGAE en la base imponible del IVA? ¿Estamos pagando impuesto sobre el valor que añade el cánon? ¿que valor añade el canon al producto?

    Y por último mi pregunta fundamental: ¿Por qué tengo que pagar por la música de unos personajillos a los que no les escucharía ni cobrando?

    En resumidas cuentas: Yo voy a seguir igual que hasta ahora. Pienso seguir bajandome música. Pienso seguir comprando solo los discos o las pistas que me gusten, SI PUEDO ENCONTRARLAS EN EL MERCADO. Pienso seguir digitalizando mis CD para escucharlos en mi reproductor MP3. Y la verdad, no siento remordimientos. Ni siento ganas de atracar una licorería…

    Hablando de atracar, voy a darme un atracón de chuletas para la cena, para poder reponer antes de que me obliguen a comprar el borrego entero…

Dejar un Comentario

Los comentarios est√°n cerrados