Un apretón de manos

ImagenVeo en Smart Mobs un proyecto del MIT que interpreto como los primeros pasos de un dispositivo, del que había oído hablar hace mucho tiempo a algún amigo, que permite intercambiar una tarjeta de visita electrónica mediante un simple apretón de manos. Se llama iBand y, como digo, no me parece interesante por el dispositivo en sí, que se me antoja aparatosísimo, cantoso e incómodo, sino por la idea que tiene detrás. Tampoco me resulta interesante la tecnología que utiliza, infrarrojos, creo que habría opciones mucho mejores. Pero la idea de intercambiar información personal (todo lo que contiene una tarjeta de visita más, tal vez, una pequeña foto para ayudar a que se acuerden de quien eras tras una reunión en la que conoces a un montón de gente) mediante un dispositivo de transmisión sí me parece muy interesante, y de hecho intenté utilizarla en innumerables ocasiones en mi época PDA, hasta que vi que un escaso 5% de la gente que llevaba una en el bolsillo la sabía utilizar.

Las tarjetas de visita son un objeto que me parece tan anacrónico y molesto como las llaves. No me molesta que alguien me dé su tarjeta, por supuesto, pero una vez que me la ha dado, “me invaden”, pueblan mi mesa, mis bolsillos, mi cartera… No suelo tirarlas – me da cosa – y sólo en algunas ocasiones, cuando he tenido que pasar por la desagradable experiencia de tratar de encontrar alguna en el maremágnum de montones de tarjetas desordenadas que tengo, la paso a formato electrónico, momento en el cual el contacto “alcanza la inmortalidad” :-)

Tampoco estoy seguro de la bondad de una tecnología de ese tipo: he tenido fases en las que intentaba, incansablemente, dar de alta en el ordenador todas las tarjetas que me iban entregando, y eso origina una enorme base de datos llena de contactos que no vuelves a utilizar en tu vida y se desactualizan a toda velocidad. Posiblemente, la solución estaría en intercambiar un conjunto mínimo de datos y almacenarlos en una base de datos online con vínculos a la información actualizada mantenida por cada uno, algo parecido a lo que ofrece Plaxo. La verdad es que Plaxo, que tiene una difusión razonablemente buena en el mundo profesional español, desarrolla esa función bastante bien, y hace mucho más cómodo el intercambio de información de contacto.

O, puestos a tener una tarjeta de visita electrónica… ¿por qué no un intercambio de vínculos a páginas personales? O la dirección del servidor web de tu teléfono móvil, o la mismísima Google, que es lo que uso yo cuando me quedo sin tarjetas… Lo que veo claro es que la tarjeta de visita en formato “árbol muerto” empieza posiblemente a tener sus días contados…

13 comentarios

  • #001
    Candidatura - 18 junio 2006 - 11:39

    El año pasado me invitaron a utilizar plaxo, pero no acepté la invitación. El email es suficiente.

    “P.S. I’ve attached my current information in a vcard. If you get Plaxo too, we can stay connected without the hassle of sending emails back and forth”

    No le acabo de ver un futuro claro a esta empresa. Aunque otros sabran más.

    No me parece bien que varias empresas tengan acceso a información tan vital como los es una red de contactos.

    Hago una excepción con Google, eso sí, de mala gana.

  • #002
    biquillo - 18 junio 2006 - 14:41

    Enrique, para eso existe LDAP, es como un servidor centralizado que almacena la información de tus contactos. La gran mayoría de las aplicaciones para almacenar contactos permiten el uso de LDAP.
    Se utiliza mucho en las empresas para que los empleados puedan acceder a la información del resto.
    Por cierto, existen aparatitos que te escanean las tarjetas y mediante OCR te almacenan la información en tu Outlook o cualquier aplicación, en oriente se llevan bastante….

  • #003
    Ander Hilario Gómez - 18 junio 2006 - 14:53

    llamadme clasicorro si queréis pero creo que las tarjetas tienen algo que es muy importante y es el momento del intercambio de las mismas… el gesto en sí de cogerla, leerla con tranquilidad y guardarla.

    Las variaciones propuestas por su puesto que me parecen interesantes pero sigo pensando que el momento de entrega de tarjeta tiene algo de ritual que de momento no tienen este tipo de soluciones novedosas. Ahora bien… me imagino que en poco tiempo esto cambiará

    feliz domingo e inicio de semana!!

    Un saludo,

  • #004
    Francesc Ros√?¬†s - 18 junio 2006 - 15:14

    biquillo, imagino que el problema del LDAP es que no permite que cada contacto actualize sus propios datos. Funciona de fábula dentro de la jerarquía de una empresa (donde se tiene el control) pero empieza a fallar fuera de ella.

    Yo apostaría por algo del estilo de FOAF, cada uno mantiene sus datos y simplemente enlaza a los de los demás. Lo que no sé es si se puede mantener algunos datos como semi-privados (como por ejemplo, el móvil).

  • #005
    Albert - 18 junio 2006 - 15:29

    Esto me recuerda a Redtacton (http://www.redtacton.com/en/), una tecnología de Human Area Networking de NTT. Me imagino que la base es similar, y las posibilidades realmente interesantes… Sólo pienso que opinarán las discográficas si en un apreton de manos nos pasamos toda nuestra discografía favorita de unos a otros :)
    Y en cuanto a redes sociales, estaría bien que si las dos personas que se conocen tienen conocidos comunes el cacharro avise :)
    Evidentemente si alguien tiene fama de descuidado ‘tecnológicamente’ igual nadie le quiere dar la mano para evitar que les pase un virus!!! Las compañías de antivirus se deben estar frotando las manos, y nunca mejor dicho.. :)))

  • #006
    Javier Z - 18 junio 2006 - 19:34

    Plaxo es un invento muy simple y útil. No sólo sirve para mantener actualizada tu lista de contactos con poco esfuerzo. Además, te permite sincronizar la información de tu agenda entre varios ordenadores (el de la oficina y el de casa, por ejemplo) y lo más importante: es una copia de seguridad frente a robos o pérdidas de ordenadores.

    La única pega que le veo es que por ahora no tiene una versión en español, lo que frena la difusión y la comprensión de su funcionamiento.

    Llevo usándolo desde hace 2 años, y no he encontrado nada mejor para mantener al día mis contactos. Si alguien sugiere una alternativa mejor, me encantaría probarla.

  • #007
    Gurú de la autoayuda - 18 junio 2006 - 21:32

    La mejor tarjeta de visita es una amplia sonrisa.

  • #008
    Marcelo Aliaga - 18 junio 2006 - 22:50

    Yo creo que la Casio, Omega u otro relojero deberia haber pensado en esto antes. Entre tanto barometro, termometro, detalle de la nano decima de segundo, podrian empezar a desarrollar nuevas aplicaciones mas orientadas a lo web o a la conectividad.

    Saludos

  • #009
    Gorki - 18 junio 2006 - 23:45

    Recuerdo unas tarjetas de visita que eran un mini CD con una presentación de la compañía y cosas así.

    No prosperaron. yo recibi varias de mis proveedores, pero en vez de información util y concida, (como tiene la tarjeta), tenía un autobombo bastante superfluo y perdias el interes por cargar el CD a las cuatro que habías visto.

  • #010
    Gorki - 19 junio 2006 - 00:02

    Rectifico. Informacion útil y concisa
    (de las tarjetas)

  • #011
    Diego - 19 junio 2006 - 00:09

    Nosotros hemos impreso en las tarjetas un código QR que incorpora toda la información de la misma.

    Aquí todavía no se estila, pero en Japón ya hace años que está muy implantado.

    Más información: http://en.wikipedia.org/wiki/QR_Code

  • #012
    Gorki - 19 junio 2006 - 12:35

    ¿Tiene algo que ver el cópdigo QR con lo que aparece en Declaración de la Renta?.

    ¡Vade reto!

  • #013
    Anónimo - 7 febrero 2011 - 20:49

    Es inspirador y muy motivan té tu blog, pero lo que es más creativo es la mescla de contrastes, de colores y de emociones que transmites, excelente.

Dejar un Comentario

Los comentarios est√°n cerrados