La competencia de Office, en Business Week

ImagenInteresante artículo, por lo que cuenta y por dónde lo cuenta: en Business Week, “More to life than the Office”, en el que se revisa la estrategia y evolución futura de Microsoft Office, el programa que posee un 95% del mercado y más de cuatrocientos millones de copias en uso, y cuya principal competencia (y casi única significativa hasta el momento) son sus propias versiones antiguas (cada vez que Microsoft lanza una versión, el 50% de sus clientes están utilizando el Office de dos generaciones anteriores).

El atículo comenta cómo algunos clientes de Microsoft Office están decidiéndose por alternativas de otro tipo, como OpenOffice, IBM Workplace o Corel WordPerfect, en aras de unas prestaciones muy parecidas y un coste por puesto menor, y comenta el posible impacto de la reciente estandarización del Open Document Format (ODF) por el International Organization for Standardization (ISO), que ha hecho que algunas organizaciones como el Estado de Massachusetts se decidan a adoptarlo. La idea detrás de dicha adopción, por supuesto, es el evitar que una sola compañía tenga el control sobre todos los documentos almacenados a perpetuidad y, como comenta Louis Gutierrez, CIO del Estado de Massachusetts, volviendo algunas de las razones que ya utilizaba su predecesor en el cargo, Peter Quinn,

“No queremos ser obligados a actualizar, y además, queremos que haya más competencia”

El artículo comenta además el posible impacto de las nuevas generaciones, no especialmente acostumbradas a la sistemática de Office, y que sí ven como muy atractivas y con escaso coste de entrada productos como la combinación Google Spreadsheets + Writely + Gmail + Google Calendar, o desarrollos como ajaxWrite y afines.

Lo importante, realmente, no es lo que el artículo cuenta, sino el foro en el que lo cuenta y el público al que lo acerca. Por supuesto, Microsoft está tomando buena nota de este tipo de cambios de actitud y preparándose para ello de la mano de personas tan capaces como Ray Ozzie, que fue capaz de plantear herramientas muy punteras en este sentido en sus “vidas anteriores”, de manera que la perspectiva de la lucha promete bastante desde el punto de vista estratégico. Y que sea el Business Week quien dé cuenta de ello no es más que una señal.

6 comentarios

  • #001
    Enrique Penarroja - 26 Junio 2006 - 17:05

    Cuando empezamos con el primer tratamiento de textos en el despacho elegimos WordPerfectec, en version 5.0 para DOS, debía ser por el año 1984/1985, y todavía lo usamos, no el 5.0 pero si el casi actualizado, y ahora estoy probando OpenOffice y da muy buen resultado.
    Todo antes que el de Microsoft.
    Es cuestion de feeling.

    Salud

  • #002
    Pasaba por aqui - 26 Junio 2006 - 17:17

    No estoy de acuerdo, por razones profesionales tuve que lidiar con Staroffice/Openoffice y acabe de los nervios. No vi nada en lo que Openoffice fuera superior, y además convivir con el resto del mundo se hacía complicadito.

    Hacer, por ejemplo una Pivot Table, con Openoffice saca de quicio a cualquier usuario mínimamente avezado de Excel.
    La parte de colaboración en OpenOffice directamente no existe.
    De hecho donde tenía que trabajar con Openoffice había muchas “instalaciones clandestinas” de Office.

  • #003
    Gorki - 26 Junio 2006 - 22:40

    Eso pasaba tambien em IBM, a los empleados les obligaban a usar Lotus qu era de IBM y la realidad es que muchos de tapadillo instalaban el Office. Cunado una auditoria interna evidenció que Office era de uso casi mayoritario, se dejaron de tonterias, y instalaron oficialmente Office en todos los PCs.

    Empecé con el Word Star y el paso a Word Perfect fue una liberación.

    Me costó mucho trabajo abandonar el Word Perfect, pero el paso a la tecnología WYSIWYG fué tan malo que les abandoné y me pase a WORD y ahi sigo. A pesar de todo sigo echando de menos la pantalla partida con el texto tal se escribe y en la otra con los mandatos ocultos a la vista.

    Por cierto, ¿conoceis a alguien que no haya comprado el Office?

  • #004
    Nestic - 26 Junio 2006 - 23:12

    Sin embargo hay un tipo de monopolio que se mantiene: las aplicaciones siempre serán de empresas norteamericanas, un ENOORRRME flujo económico del mundo hacia EEUU.

    Y no tengo nada contra ellos más allá de una sana envidia y un sano deseo de que esos trabajos tan interesantes, de tan alto nivel y tan bien pagados se realizaran en mi país.

    En los sistemas operativos pasa algo parecido: el monopolio de Windows se rebaja con la irrupción de las distribuciones de Linux, una empresa europea despunta (Suse) y otra norteamericana la compra (Novell).

  • #005
    elmelenitas - 27 Junio 2006 - 10:50

    La suite no se llama OpenOffice como mucha gente erróneamente piensa, sino OpenOffice.org, tres oes, OOo.

  • #006
    Refused - 27 Junio 2006 - 12:24

    No cre que a dia de hoy no se pueden comparar el SpreadSheets ese con un Excel o la hoja de calculo del OpenOffice…

    Por cierto, no he usado apenas OpenOffice, una pregunta, se puede programar?

    Saludos.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados