Lectores y lectores

Me ha parecido muy interesante esta entrada de Seth Godin, The noisy tragedy of the blog commons, en la que especula sobre el futuro de la blogosfera cuando se convierte en un medio tan masivo que su relación señal/ruido cae a valores demasiado bajos, anulando el estímulo para recurrir a ella como fuente de información.

Y es que efectivamente, como bien comenta Seth, lo que realmente caracteriza a los blogs frente a los otros medios es su capacidad para el stretching, el estirado indefinido a modo de chicle. Una televisión o una radio tienen el límite de su capacidad, están permanentemente emitiendo y el día tiene las horas que tiene; un periódico o revista tiene la capacidad del papel balanceada con la publicidad que necesita para mantenerlo… Pero un blog… en un blog puedes publicar lo que te dé la gana. Entre varios autores, podrías publicar hipotéticamente cientos de entradas al día, y además, eso incrementa tu tráfico. No hay más que ver la tendencia entre los blogs más populares: las dieciocho entradas diarias de media en Boing Boing, las veinte de Slashdot o las quince de Xataka… A mí, sin duda, son feeds que me saturan, los primeros que tengo tendencia a pasar por alto, por interesantes que sean o me parezcan.

¿Por qué funciona algo así? Simplemente, porque la demanda primaria de lectores de blogs todavía crece tanto, que enmascara el efecto de saturación que el exceso de entradas produce en los lectores leales. Es el fenómeno de la “fatiga RSS”: más entradas te dan más tráfico, pero saturan a tus lectores fieles. Si tu motivación es la ublicidad, puede que esto no te importe mucho, pero el problema surge cuando realmente los blogs alcanzan el mercado masivo y la entrada de nuevos lectores al pool pasa a ser un crecimiento puramente vegetativo. A partir de ese punto, que puede que hoy te parezca lejano sobre todo en mercados como el español, los nuevos lectores serán cada vez menos, y los que realmente contarán serán los lectores leales. Lectores a los que proporcionar un ratio señal/ruido razonablemente elevado, porque sino, simplemente, se dirigirán a otros sitios en busca de mejores índices de conversión.

En el fondo, lo que dije hace tiempo cuando hable de darme de baja en los busadores porque las visitas de “paracaidistas” me aportaban entre poco y nada… obviamente no lo hice, y de hecho, a pesar de la espantosa estructura de mi página, San Google me acaba de volver a “bendecir” devolviéndome el 6 de PR que un día ya tuve, pero yo no escribo para esos lectores. Si vienen, bienvenidos sean, siempre que no hagan mucho ruido y no molesten los parroquianos habituales. Pero el blog, realmente, es de sus habituales, de esos que comentan a menudo, o que no comentan, pero saben quien es quien, sus sesgos personales, su orientación característica, sus caballos de batalla… esos que saben cuando voy a tocar algún tema o cuando Fulanito va a entrar como elefante en cacharrería con su argumento habitual, esos que si te coinciden al lado en un avión, sabes que vas a pasar un rato entretenido porque, aunque sea en el mundo virtual, te sientes como si los conocieses un poquito… Para esos es para los que uno le pone ilusión al escribir. Aunque sea una entrada larga como esta y escrita únicamente con la mano izquierda. Esos, como decía Bertolt Brecht… “esos son los imprescindibles”.

19 comentarios

  • #001
    Julen - 13 marzo 2006 - 18:46

    Muy interesante reflexión.
    El público es potencialmente inmenso y supongo que ir subiendo desde las profundidades de larga cola hacia lugares más estelares hace que la probabilidad de que lleguen lectores no del “público objetivo” sea más alta. Cuanto más abres las temáticas de los posts más lectores tienes, pero harás menos aportación de valor para tu nicho. Creo que el blog, desde un punto de vista profesional, tiene realmente valor en la medida que busca su microsegmento y profundiza en él. Crecer en lectores será entonces sólo una cuestión de aplicar la dimensión planetaria a tu pequeño nicho. Claro que en inglés sería más fácil…
    En cualquier caso ya dije en su día que lo que más me intesaría (en mi caso al menos) es saber quiénes más que cuántos.
    Saludos.
    Julen

  • #002
    Oopsh! - 13 marzo 2006 - 18:46

    Yo te hubiera pagado tres euros/palabra por este post… por poco me haces llorar ;-D
    En serio, gracias a tí.

  • #003
    Diego - 13 marzo 2006 - 18:50

    Me parece un planteamiento erróneo. Para una web comercial son atractivos los visitantes de buscadores más que los fieles porque son los que más tendencia van a tener a clicar en tus anuncios. En una no comercial es en teoría lo contrario. Creo que los visitantes son visitantes, y como tal tienen que ser cuidados (están invirtiendo su tiempo libre en leer o visitar una creación tuya). Si preguntaras de donde proceden tus visitantes, probablemente muchos llegaron aquí vía Google, les gustó lo que vieron y se convirtieron en habituales. Seguramente ahora no tanto porque este es un blog con mucho renombre que recibe muchos enlaces, pero estoy seguro que en un principio sí fue así.

    Creo que además cometes el error de visitante traído por buscador = troll, cuando eso no es así. De Google puede llegar alguien que se convierta en un habitual y deje comentarios constructivos igual que del enlace de un web amigo puede caer un troll que lo único que haga sea dejar spam.

    Donde te tengo que dar la razón es en el comentario de Xataka, ya que yo también suelo pasar de sus feeds. Pero ese es el problema eterno de cómo medir correctamente el tráfico de lo que viene a tu web, lo que sirve y lo que no. En Weblogs SL tienen ya un poder de entreenlaces tan bien montado que en cuanto abren un blog y lo anuncian con post en los demás gana multitud de visitas automáticamente y muchas suscripciones de “lectores” a sus feeds. Y digo “lectores” porque probablemente muchos ni lleguen a leerlos. Luego pasará Google y les dará otra buena ración de visitantes. Pero llegarán a un techo en el que para seguir subiendo tendrán que fidelizar a la audiencia, y ése es el punto más difícil de conseguir.

  • #004
    Jordi Abad - 13 marzo 2006 - 19:18

    Enrique, como ya te dije en un comentario del artículo de “los paracaidistas” no creo que las visitas que provienen de Google aporten entre poco y nada.

    Es evidente que la calidad de esas visitas en cuanto a fidelización no es la misma que la que te ofrece un enlace desde Meneame, Barrapunto u otros blogs. En el primer caso, la probabilidad de que la visita esté interesada en el contenido de tu blog es mucho menor que en el segundo pero no hay que despreciarla!

    No se, yo diría que las visitas que llegan desde Google a un blog podrían ser consideradas como las “Long Tail visites”. Es decir, visitas que, a priori, no te aseguran una fidelización a tu blog pero que “nunca se sabe” si te podrán ayudar indirectamente (se acaban suscribiendo, se lo comentan a un amigo interesado en el tema, ponen el enlace en un foro,…)

    Por cierto, que sepas que eres un “enfermo del blogging”. Que hay que hacer para que dejes de escribir en el blog! ¿Qué harías si no pudieses escribir ni con la izquierda? Seguro que te lo montarías de alguna manera para poder escribir con los dedos de los pies! ;)

    Un saludo!

  • #005
    Peanut - 13 marzo 2006 - 19:24

    Bueno, esta bastante claro. De la “Aldea Global” al sermón tribal, solo hay un paso, el registro para leerte. Mientras tanto parece solo una pose.

    Todavía nadie me ha contado que se siente utilizando palabras fetiche como “larga cola”, “señal/ruido”, “fatiga RSS”, “pool”… que parece que no tienen ningún significado salvo para quien las usa. Porque las lees, y mira que he leído cosas enrevesadas, y te quedas igual. ¿Te referías a eso con lo de señal/ruido en los blogs?

    ¿De qué te quejas? ¿De lo poco selectivo que es Google? ¿De que solo te deberían leer los que tú elijas? ¿De que todo el mundo tiene entendimiento propio?

  • #006
    Enrique Dans - 13 marzo 2006 - 19:52

    Ein??? Pero si yo no me he quejado de nada… :(

  • #007
    Carlos del Val - 13 marzo 2006 - 20:01

    Pues me parece perfecto lo que expones, yo no se donde incluirme, creo que estoy entre los paracaidistas y los asiduos, espero que en un futuro pueda incluirme entre los aisduos con los que te puedes sentar en un viaje en avión.

    Por cierto si el texto lo has escrito con una sola mano ¡OLé!

    Un saludo

  • #008
    javier vallas - 13 marzo 2006 - 20:36

    Yo estoy contigo Enrique, me satura cuando hay muchas entradas en un blog..

    Un saludo

  • #009
    Alvaro - 13 marzo 2006 - 21:01

    Generosa entrega para las condiciones en las que se escribió. Generosa mención para aquellos que te encontramos a través de Google y hace rato dejamos de ser paracaidistas para tratar de engrosar las filas de los imprescindibles.

    Creo que tanto imprescindibles como paracaidistas valoramos tu aporte permanente y tu compromiso por hacer del blog un elemento casi inseparable de tu vida

  • #010
    jose luis portela - 13 marzo 2006 - 22:01

    Estaba esperando este post tuyo. Es para mi la pregunta del millón. ¿hasta que punto es bueno para los habituales de un blog que el numero de lectores y gente que escribe aumente? ¿Cual es el numero bueno de usuarios habituales que tiene que tener un blog?. Entiendo por ejemplo que si este blog tuviera 50000 personas diarias escribiendo en el sería imposible seguir los comentarios de la gente, si los tuyos claro esta, pero no el de los demas, y terminaríamos por no leerlos todos y perder muchos de gran valor. Ademas cuando mayor es el numero mayor la probabilidad de encontrar gente que viene a fastidiar a los demas, a criticar sin mas o a añadir cosas que no aportan valor (ojo a lo mejor mis comentarios tampoco aportan mucho valor)

    Bueno lo dicho que me ha gustado la reflexión.

  • #011
    Javier E - 13 marzo 2006 - 23:39

    Lo bueno no es leer mucho sino de calidad o sino hay calidad que sea interesante, está claro que cosas realmente a las que le puedas sacar jugo hay pocas en un día, a veces incluso en una semana.
    Un saludo desde Santiago de C. que leyendo tu blog ya me di cuenta de que eras gallego.
    Saludos.

  • #012
    Alquimistas del Diseño - 13 marzo 2006 - 23:39

    Por motivo de nuestro primer aniversario, en Alquimistas del Diseño hemos “transmutado” tu blog de manera satírica, llevadera y sin el afán de ofender a nadie. Esperamos sea de tu agrado.

    La liga es la siguiente:

    http://alquimistas.evilnolo.com/2006/03/13/1-ano-transmutando-el-diseno/

    ¡Saludos!

  • #013
    ártabro - 14 marzo 2006 - 02:35

    ¿Es posible que el espíritu del aventurero, haya dado paso al del granjero?
    Cuando todo está por descubrir, eso es vida, pero cuando tenemos que cuidar de la granja, los animales, las cosechas, etc. llega el hastío. ¡Porque lo que nos gusta, de verdad, es la aventura!

  • #014
    Enrique Castro Rodríguez - 14 marzo 2006 - 06:43

    Total y absolutamente de acuerdo contigo.

  • #015
    teresa - 14 marzo 2006 - 08:37

    Siempre me ha preocupado el tema de aportar algo a la hora de hacer comentarios en tu blog, del que soy lectora diaria y comentarista ocasional. Muchas veces me corto porque no tengo tiempo suficiente para procesar toda la información y llegar a producir algo que me parezca que aporta un mínimo interesante.
    Una vez más, como novata en este mundillo, creo que de momento estoy absorbiendo y aprendiendo más que aportando.
    Yo en concreto llegué a tu blog principalmente por ser ex-alumna tuya, y a través de Google.
    Este comentario sólo pretende ser el retrato de un tipo de lector relativamente nuevo en la blogosfera e interesado por los temas que tratas y cómo los tratas, y que espera que tengamos blog de EDans para rato.
    Un saludo y que te mejores pronto de tu brazo.

  • #016
    Edu - 14 marzo 2006 - 09:58

    Para Peanut (y cualquier otro no acostrumbrado a leer en ingles), tengo una traduccion del articulo “The Long Tail” en mi pagina.
    Aunque da la sensacion que tu comentario era mas bien sarcastico, lo mismo te interesa su lectura.

  • #017
    AMRS - 14 marzo 2006 - 11:28

    Algunos te/os (por los comentaristas) seguimos leyendo, aunque comentemos menos que en otras épocas… (o sea, que hace unos meses). Me lo debería “hacer mirar”, porque mi fase ‘low comment’ se alarga, y no tengo ningún incentivo a abandonarla…

  • #018
    paco - 14 marzo 2006 - 14:37

    si, un día llegue de paracidista y con el tiempo me hice parroquiano y efectivamanete por regla no comento pero me encanta venir y sentarme al fondo a la derecha desapercibido, sin ruido sin aspavientos y con un café.

    felicidades por este post.
    paco

  • #019
    jose m pelaez - 15 marzo 2006 - 09:41

    Interesante reflexión… Me lleva al ‘caballo de batalla’ de la esencia de los blogs y sus objetivos más canónicos, y sobre si empleamos una nueva herramienta (CMS) para ‘innovar’ mediante un nuevo formato de publicación periódica, una nueva manera de comunicación personal, un nuevo tipo de folleto comercial, una nueva forma de entretenerse, u otra nueva cosa (que supongo habrá bastantes más).
    Me parece que en tu caso la usas preocupándote lo justo (PR 6) sobre si la estructura que empleas es del agrado de Google, o de los expertos informáticos que santifican sus algoritmos. Con ella puedes compartir tus reflexiones personales -lo que hacías antes- con un círculo mucho más amplio de ‘conversadores’ habituales u ocasionales, al que puedes enriquecer con tus reflexiones -a la par que realimentarte con algunos reflejos de tus ‘enriquecimientos’.
    Pues bien, creo que el publicar tus consideraciones, satisfacciones, preocupaciones, enseñanzas… es algo que también gusta a muchos lectores (¿20, 2000?), si es que aquellas siguen una línea coherente, lo que me ha recordado algo que vi ayer sobre que “To her fans, Dooce is wild”.
    Ahora bien, ¿cuántos fans caben en este medio con un cierto propósito? ¿Cuán larga puede llegar a ser una cola de anotaciones y comentarios para que aporte algo a los congregados? ¿Cabrá hablar de blogosfera vs. MMS dentro de pocos años?. Creo que Rupert Murdoch ve clara la transformación.
    Ma parece que, a base de estirar mucho las cosas, algunos pueden llegar a perder de vista la bitácora donde guardar el cuaderno que empezaron a escribir para no perder su rumbo, o para tratar de encontrar alguno tras la √?¬ęexplosión de la burbuja√?¬Ľ. En esta línea, tampoco puedo dejar de acordarme de RBA y de su espectáculo flamenco al que te acabas de referir. ¡Olé, olé y olé! Este largo comentario va por todos ustedes… que me hacen pensar un poco. Muchas gracias.

Dejar un Comentario

Los comentarios est√°n cerrados