La verdadera dimensión del click fraud

ImagenEste artículo de Wired, How click fraud could swallow the Internet (vía Boing Boing) revela la verdadera e impresionante dimensión del fraude en los anuncios de publicidad contextual. Desde técnicas puramente manuales basadas en redes de cientos de personas subempleadas en países de costes laborales unitarios bajos para hacer clic sin parar en miles de anuncios siguiendo secuencias predeterminadas, hasta sofisticadísimas redes de PCs zombies infectados con software que dispara clics a los lugares indicados, el importe del click fraud resulta completamente incalculable, y por el momento, es un fenómeno en alza al que ninguna de las empresas implicadas es capaz de dar una solución clara – a pesar de considerarlo su preocupación más importante.

Las modalidades básicas son claras: en el fraude tipo uno, relacionado con el modelo AdWords (relaciono fundamentalmente con los productos de Google por su mayor difusión, pero problemas similares aparecen con Yahoo!, Looksmart y, pronto, con MSN), una empresa “echa de las páginas” a un rival simplemente haciendo clic infinidad de veces en sus anuncios, de manera que utiliza todo su presupuesto hasta agotarlo. En el tipo dos, relacionado con AdSense, el fraude consiste en poner en marcha de manera automatizada blogs que se autorrellenan con contenido obtenido de otras páginas (que, paradójicamente, proviene de búsquedas en el propio buscador), que son registrados en el programa AdSense, y reciben anuncios a través del programa. Una vez obtenida esta situación, tod lo que hay que hacer es conseguir un sistema que introduzca clics fraudulentos en los anuncios de tu propia página. El sistema se convierte en casi imposible de detectar cuando se automatiza y se implica en él a redes de ordenadores que originan clics procedentes de múltiples sitios, con secuencias randomizadas.

Lo que el tema viene a revelar son las limitaciones de un sistema completamente automatizado cuando hablamos de generación de beneficios económicos, y la sofisticación que se puede alcanzar cuando los incentivos son adecuados. El artículo es una muy interesante lectura para todos aquellos que utilicen publicidad contextual, o, en sus primeros párrafos, para aquellos que simplemente quieran entender como funciona la publicidad contextual.

15 comentarios

  • #001
    Alvy - 5 enero 2006 - 11:36

    Curioso mundo… me imagino una secuencia en la que un vendedor de productos falsos pone un blog falso en el que hay publicidad que luego recibe clicks falsos ;-)

  • #002
    JFT - 5 enero 2006 - 12:07

    Bien, pero no creo que se haya que realizar un post tan anodino sobre el tema. MSN no tiene problemas porque su automatización se esta volcando en la personalización y no sólo en el rendimiento inmediato. Ese es el salto que no esta dando Google y que le esta pasando factura. Podemos desviar la atención o dejarlo en un tema menor, el automatismo, pero no es sólo eso, es pereza por ver algo que MSN esta viendo claramente.

  • #003
    JFT - 5 enero 2006 - 12:28

    Perdón por el off topic:
    “Miembro de la nueva elite cultural, una comunidad de insatisfechos sociales, amantes de la cultura pop y centrados en la tecnología. La mayoría de los geeks se sobrepusieron a un sistema educativo sofocantemente tedioso, donde estaban rodeados de valores sociales detestables y compañeros hostiles, para terminar creando la cultura más libre e inventiva del planeta: Internet y el World Wide Web. Ahora manejan los sistemas que hacen funcionar al mundo.”
    Uffff. Me parece un poco pretencioso pero me lo de las aulas me recuerda a ciertas horas pasadas en no pocas instituciones…..

  • #004
    Fabian - 5 enero 2006 - 13:12

    Google va a tener que ponerse las pilas con este tema. Si se generalizan los fraudes con sus sistemas de publicidad (y sobre todo, si corre la voz de que hay fraudes), la gallina de los huevos de oro se va a ir a hacer puñetas. Y quizá en menos tiempo de lo que pensamos.

    Posiblemente los medios de comunicación tradicionales y agencias de toda la vida se estén frotando las manos con este tipo de noticias. Su modelo podría sobrevivir a la embestida de Internet si no se detiene el fraude.

  • #005
    Dubitador - 5 enero 2006 - 13:39

    El fraude es producto del exito.

    Un exito fruto de un estupendo planteamiento, aunado al hecho de haber sido los primeros.

    El fraude señala los limites de un modelo.

    Se hace preciso evulucionar ese modelo, perfeccionarlo.

    Probablemente Google conserve informacion bastante relativa al periodo en que el fraude no resulto significativo como para extraer pautas y elaborar procedimientos de filtrado que miniminen no el fraude pero si su amplitud e incidencia.

  • #006
    Spanglish no, gracias - 5 enero 2006 - 14:12

    Por favor, no hagas cómo los sudamericanos que en vez de traducir al español “españolizan el inglés”

    Random en español se dice aleatorio, estoy seguro que lo sabes. No hace falta inventarse el verbo “randomizar”

    Si no conoces una traducción adecuada usa la palabra en inglés, pero no te inventes esas “cosas”

    Sin acritud.

  • #007
    Por incordiar... - 5 enero 2006 - 14:34

    ¿Que harán ahora los grandes anunciantes en medios tradicionales?, ¿Se irán todos corriendo a internet…cambiando sus modelos de “marketing”, rezando a la vez para que se “pare el fraude”?….¿O mantendrán su línea tradicional, madura eso sí, pero con menos fraude?

    …Y las grandes editoriales y medios tradicionales que viven en gran medida de la Publicidad…¿saldrán todos corriendo a cambiar sus modelos de negocio para estar donde se dice que tienen que estar, aunque exista fraude?…

  • #008
    David - 5 enero 2006 - 15:02

    Esto me suena al 2000 cuando el fraude se cometía por páginas vistas, aquello fue el principio del pinchazo de la burbuja.

  • #009
    Jody Dito - 5 enero 2006 - 15:08

    Pero si es bastante fácil pararlo, no entiendo porque no lo hacen, pienso que hay gato encerrado.

  • #010
    google.dirson.com - 5 enero 2006 - 17:19

    Dos apuntes:

    1) Ahora también han surgido los virus que modifican el navegador y las páginas vistas por el usuario para incluir su código AdSense en estas páginas y ganar así unos $$$.

    2) Está surgiendo el concepto ‘pay-per-action’ (en lugar del ‘pay-per-click’), mediante el cual el anunciante paga cuando hay realmente un humano al otro lado interesado en el producto a través de una acción.

    Por ejemplo, Google está probando el ‘Click-To-Call’: el buscador ofrece un formulario junto a la publicidad. Si el usuario está interesado, inserta en el formulario su número de teléfono, y Google le pone en contacto con el anunciante. En ese momento, el anunciante paga a Google porque hay un potencial cliente.

  • #011
    Jose Luis Portela - 5 enero 2006 - 19:12

    Hola

    Solo un comentario respecto a las palabras inglesas. Estamos en mundo cada vez mas global y el idioma tambien se ve afectado por esto. No pasa nada en utilizar palabras de otros idiomas, no significan un ataque a nuestra lengua. A la gente que leemos mucho y hemos estudiado en otras lenguas, a menundo las utilizamos y no lo hacemos para paracer distintos o de otra forma, (y por su puesto Enrique no es uno de ellos). Yo siempre que tengo una transparencia en mi clase y hay algo en Ingles y alguien no lo entiende, lo pregunta y punto al igual que cuando yo no entiendo algo lo pregunto y no pasa nada.

    Saludos

  • #012
    gorki - 5 enero 2006 - 20:10

    Fraude lo hay, pero en la publicidad siempre hay fraude, ¿El número difundido de ejemplares de una revista es el contratado?.¿El buzoneo acaba siempre en los buzones del portal?. ¿La audiencia de televisión, ve la televisión o la usa de música de fondo?. ¿Los carteles no se estropean por un dia de lluvia?

    La publicidad en un medio se mide por sus resultados de forma conjunta. El fracaso de una determinada campaña se puede deber a tantos factores, que no hay forma de saber la culpa de la mala difusíon. Creo que Adsense, pese a sus riesgos, que Google debe minimizar, produce en conjunto buenos resultados y eso es lo que atrae a quien quiere anunciar.
    Hay un dicho publicitario: “Ya se que la mitad de lo que gasto en anuncios es dinero tirado a la basura. Lo que pasa, es que no se que mitad es”

  • #013
    Spanglish no, gracias - 5 enero 2006 - 22:32

    Para Jose Luis Portela, soy el que hizo el comentario del idioma.

    Fíjate bien que no he criticado las palabras en inglés, incluso las he recomendado.

  • #014
    JFT - 5 enero 2006 - 22:37

    A parte del spanglish, los datos de los fraudes tienen poco sentido con los datos siguientes:
    MSN Spaces: 1 million blogs in Spain
    According to this note in terra.es (Spanish), based in a press release:

    …. MSN Spaces claims more than 15 million blogs around the world.
    With 1 million blogs, Spain is the top 3 country. Top 1 is US (2.5 millions) and UK (1.5 millions).
    Spain is the fastest growing country.
    Spanish users are the most active of all.

    No perseguir este fenómeno es estar perdiendose algo de la fiesta. Quizá el wifi real no este en las ondas…

  • #015
    javi - 5 enero 2006 - 23:23

    Desde luego las empresas de publicidad contextual deben crear algoritmos que luchen contra el fraude, aunque siempre se pueda hacer trampas deben luchar contra ello buscando nuevas formulas, que respeten a anunciantes y soportes.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados