Microsoft, Corea y un actor inesperado

Imagen
Curiosa movida la que está teniendo lugar en Corea del Sur, el país número uno del mundo en penetración de banda ancha según la última estadística de la OCDE: primero, la Comisión de Comercio investiga a Microsoft, y llega a la conclusión de que la inclusión del Messenger y del reproductor multimedia en el sistema operativo vulneran las leyes de la competencia. Inician una investigación, y comunican que la decisión se tomará en las próximas dos semanas. En caso de que la decisión se estimase fundamentada, Microsoft debería producir una versión específica para Corea que no incluyese esos dos programas, o bien sería retirado o se retrasarían los lanzamientos de nuevos productos, algo parecido a lo que ya tuvo lugar en Europa en su momento con el Windows Media Player.

Sin embargo, la reacción de Microsoft en el caso de Corea ha sido diferente, como si esta vez hubiese sido exclusivamente Ballmer el que hubiese tomado la decisión, sin consultarla ni siquiera con su almohada: ha decidido lanzar un impresionante órdago a Corea y decirle que en caso de que la decisión sea efectivamente esa, retirará todos sus productos del mercado surcoreano. Ahí queda eso. Ni país más conectado del mundo, ni nada de nada. O aceptan pulpo como animal de compañía, o agarro mi Windows, y me voy con la música a otra parte. Por supuesto, las autoridades surcoreanas han dicho que eso es su problema, y que la decisión se tomará de manera completamente independiente a las amenazas de la compañía.

Y en esto estábamos, cuando de repente aparece un tercero: Linspire, la compañía a la que Microsoft obligó a cambiar su nombre original de Lindows, llega y dice al gobierno surcoreano que no se preocupe, que aquí no pasa nada. Que en caso de que al gigante de Redmond le dé por cumplir su amenaza, Linspire ofrece una licencia para todo el país (cincuenta millones de habitantes) a un coste de cinco millones de dólares, $0.10 por cabeza. Se estima que el país se gasta cien millones de dólares al año en software de Microsoft. Así, el Presidente de Linspire, Kevin carmony, ha dicho que

“South Korea could save around a quarter of a billion dollars. More importantly, however, it would break South Korea loose from the monopolistic grasp of Microsoft, which the country currently finds itself under”

O sea, que se pueden ahorrar un pastón y, lo que es más importante, liberarse del monopolio de la empresa de Redmond. Y todo por una fruslería. Por supuesto, la oferta tiene toda la pinta de ser una simple boutade. Únicamente el coste de dar servicio a cincuenta millones de usuarios que han pagado diez centavos por su licencia sería posiblemente suficiente como para hundir a Linspire en la más negra de las miserias. Pero el gesto queda ahí… y anda que como a Corea del Sur le dé por decir que sí…

9 comentarios

  • #001
    El Ofensor del Byte - 5 noviembre 2005 - 17:47

    Por una lado, vale, estoy de acuerdo, es asombroso pero, por el otro, ¿qué nos puede sorprender de estos dos protagonistas, es decir, Corea y Microsoft?
    Empecemos por el segundo, que siempre es más goloso… en realidad, mi origen tiene mucho que ver con el Gigante de Redmond, porque el cortocircuito que me originó está muy relacionado con ello… pero eso es otra historia sobre la que profundizaré llegado su momento.
    En fin, Microsoft ha creado un imperio, de eso no cabe duda, pero ¿de qué manera y a costa de qué? No todo son buenas acciones, eso está claro. Sobre Microsoft siempre ha sobrevolado la sombra de la piratería consentida… sí, ya sé, como sucede con los fabricantes de antivirus, de los que se dice que generan los virus para seguir vendiendo los productos, aunque si fuera por Carlos Jiménez, el capo de Secuware, sí, ese que siempre y en todo momento presume de haber sido el chico listo que creó la vacuna para el primer Viernes 13, se pudrirían en el infierno… Jiménez cree que, después de que él se forrara tras vender Anywhere, los antivirus no valen para nada… en fin…
    Pero mis bytes me están patinando una vez más y me estoy desviando… Hablaba de los tejemanejes de MS y de cómo ha ido solucionando todos y cada uno de sus problemas a golpe de talón; de cómo desprecia Linux hasta que ha tenido que dar a Martin Taylor el cargo específico de diseñar políticas antiLinux… y su mejor argumento es que con Linux los países se morirán de hambre porque no genera empleo… Lástima que los países nórdicos estén tirando por tierra ese argumento, con alguna de las tasas de paro más baja de la UE y los ratios de uso Linux más altos del mundo… Lo peor de todo, es que estoy harto de cruzarme con empresarios de medio pelo a los que el miedo que va repartiendo MS por el mundo (aparte del de quedarse con la retarguardia al aire ante un virus) les ha hecho pensar que Linux y el software libre les quitará el pan porque ellos no pueden regalar nada… casi podríamos decir que MS ha generado una especia de xenofobía informática, entendiendo como tal la exclusión y discriminación de todo aquello que no lleve la impronta de esa ventanita…
    ¿Y Corea? Bueno, espero, sinceramente, que sea quien dispare la flecha que acierte en el talón de Microsoft… tiene cierto morbo insano imaginarse a Gates y Ballmer ganándose la vida con conferencias y artículos (con permiso del dueño de este blog) en lugar de tener en sus manos el destino de una compañía… Corea puede que sea el país elegido para demostrar al resto del mundo que Windows no es más que un sistema operativo, no es la informática y, ni mucho menos, el centro de los grandes sistemas, nada más lejos de la realidad… y ¿por qué Corea? Porque es un país especial -plagado de intervencionismos-, capaz de ser en la actualidad el fabricante número uno del mundo de barcos y haber decidido ya que en menos de cinco años no se dedicarán a ello. ¡Qué capacidad de reconversión! Es impresionante, y encima, en el caso MS, con la ventaja de que igual que sucede con Telefónica en España, son muchos los usuarios -y por qué no, las empresas- que están deseando dar una buena patada en el trasero de Microsoft.
    Me reseteo.

  • #002
    JFT - 5 noviembre 2005 - 20:01

    Parece que si es cierto lo que dice Ofensor al final de su comentario. Me puedeo imaginar el día sin MS. Pero sigo defendiendo mi opinión de que el mayor ejemplo de MS es que ha sabido desarrollarse en tantos frentes como para dejarnos claro dos cosas:
    1. Las demás empresas parecen laboratorios universitarios mal pagados por lo poco que producen, salvo tres excepciones que seguimos con entusiasmo en tu blog.
    2. El desarrollo, por tanto, de las soluciones realmente personalizadas aún están por llegar.

  • #003
    Consultor Anónimo - 5 noviembre 2005 - 22:06

    Estos parecen yo jugando al mús… “pues órdago a la grande, a chica, a pares (si tengo) y a juego (si llego)”. Sin mirar las cartas.

  • #004
    Javier Cuchí - 6 noviembre 2005 - 13:38

    De todas formas -y órdago aparte- siempre me ha hecho gracia que se intente limitar el monopolio de Micro$oft por la única vía que M$ utiliza legítimamente, como es la libertad del industrial de diseñar su producto. Han podido darle palos por incompatibilizar -a posta- su software para que otros fabricantes no pudieran implementarse con sus sistemas operativos o sus ‘suites’ de ofimática (y esto sí que constituye un atentado contra el libre mercado) y, en cambio, se lo han permitido. Sin embargo, lo persiguen porque integra el navegador o el reproductor multimedia en su SO. También integra un editor de textos -sencillito, pero utilísimo para escribir cartas-, una calculadora virtual, un cliente de correo -malísimo y peligrosísimo, pero ahí está- y no sé cuántas cosas más que otros fabricantes también producen y no le han dicho nada por ello (como, por otra parte, es lógico). ¿No nos jactamos los partidarios del software libre de que las ‘distros’ de Linux contienen entre dos y tres mil programas y que ese monumental conjunto de software se vende -cuando se vende- más barato que el sólo sistema operativo de M$? ¿Por qué le permiten a SuSe-Novell hacer -y a lo bestia- lo que no le permiten a M$ con un desgraciado reproductor multimedia?

    No sé, es como si prohibieran a Bacardí la producción de ‘cubatas’ en botellín y le forzaran a que vendiera la dosis individual de ron por un lado y la cola por otro (por si alguien quiere consumir el combinado con ‘cocacola’ sin verse obligado a comprar el botellón de 750 cc).

    El órdago de Micro$oft es imprudente, desde luego, pero la pretensión coreana (como la de otros antes) es sencillamente farisáica y no menos estúpida.

    Por cierto: ¿cuantos Window$ se están vendiendo en la Unión Europea SIN el Window$ Media Player integrado?

  • #005
    El Ofensor del Byte - 6 noviembre 2005 - 18:39

    Amigo Cuchí, veo que has sido víctima de las redes de MS y no conoces toda la historia… no sé trata exactamente de un juego limpio empresarial, pero habría que remontarse a la década de los 90 y nos podría llevar días… (incluido en cómo supuesta mente MS ha financiados el litigio de SCO contra el mundo Linux) ah! Cuidado con los ejemplos… Bacardí palma dinero con esos botellines de cubata… la razón de ser de esos botellines es poder seguir anunciándose en la tele con la marca Bacardi, dado que con el ron tal cual no podría por exceso de graduación permitida. El botellín sí que vale, no llega ni a 6√?¬ļ, pero si pudieran anunciar en TV libremente el alcohol, ya verías donde iban a estar esos botellines… en el mismo sitio del que MS saca a veces argumentos tan zafios contra el software libre, como ese que postula que priva de la Sociedad de la Información.
    Me reseteo.

  • #006
    JFT - 6 noviembre 2005 - 19:06

    Ofensor, la idea de Chuchi es clara y sencilla. No se trata de caer en redes de MS. Eso es pretender de chuchi la imadurez de someterse a un lavado de cerebro. No sé si es el caso pero por su blog parece que es todo lo contrario.
    Insisto sobre la posición dominante en un mercado que adwuiere una empresa nace de dos cosas:
    1. Un riesgo en solitario
    2. Los movimientos mediocres de los competidores.
    Es el punto 2 el preocupante. No me puedo apear de esa impresión. La llegada del software libre, si no se recarga con antiamericanismo y cierto aíre de humanidad redimida, no sale adelante como modelo. Me refiero a que necesita el apoyo de países en vias de desarrollo, de empresas que van a costes no a investigación y universidades que se han quedado, otra vez, sin protagonismo tecnologico.

  • #007
    Javier Cuchí - 6 noviembre 2005 - 20:04

    Ofensor, no se trata de caer o no caer en las redes de nadie. Yo tengo claras mis ideas y, como dice JFT, en mi bitácora pueden leerse con la amplitud de los casi 170 artículos que llevo escritos en lo que va de año. Mis ideas y preferencias no me impiden ver las realidades -al menos tal como las percibo- porque si permitiera que aquéllas me taparan éstas estaría cayendo, sencillamente, en el fanatismo. Y no. Soy -creo ser- apasionado, pero no fanático. Y en virtud de ello creo firmemente que Micro$oft no se merece los palos que le han dado y sí se merece los muchísimos más que le han dejado de dar; en definitiva, y como siempre acaba ocurriendo, a M$ la hundirá (en la mediocridad y la medianía, no en la muerte, me da la impresión y ahí coincido con Dans) su propia ceguera, su propio fanatismo empresarial, lo que equivale a decir, el propio mercado, nosotros, que no sin cierto retraso estamos empezando a darnos cuenta de que hay vida (y mucha, y muy buena) más allá de Micro$oft; pero estamos apañados si han de ser los Estados (Corea, la UE… quien sea) los que nos hayan de librar de monopolios tramposos porque, en realidad, los gobernantes sólo quieren… cubrir el expediente.

    Lo de Bacardí, vale, seguramente es eso que tú dices, una forma de burlar las restricciones publicitarias al alcohol, de acuerdo. Pero eso no desmiente lo que yo decía poniéndolo como ejemplo de segregación de productos complejos.

    Y la extrapolación de productos complejos -comparándolos- en los casos de Linux y en M$ no me dirás que no es cierta, no me dirás que las distros no ofrecen una montonada alucinante de programas (buena parte de ellos, por cierto, excelentes): ¿y hay que perseguir a M$ porque hace una distro -apropiativa, eso sí- llamada Window$?

    Yo seguiré teniendo Linux en un extraíble y Window$ en otro. Utilizo el primero con preferencia, desde luego, pero no puedo hacerlo con exclusividad: demasiados programas, ‘intranets’, aplicaciones y demás, funcionan ‘Win only’ y necesito esas aplicaciones profesionalmente. En la medida de mis posibilidades lucho -como tantos otros, aunque seguramente con menos gracia- para que deje de ser así y para que se venzan las imposiciones -esas sí: punibles, aunque impunes- que por parte de M$ provocan esas circunstancias.

    Lo que no sé es de ninguna batalla que se haya ganado ignorando la realidad y fabricándosela a medida del gusto propio.

  • #008
    Rafa - 6 noviembre 2005 - 22:50

    Entonces los gobiernos tienen derecho a decidir las features de los productos? A decidir si los coches vienen con radio y airbag? o el problema es solo microsoft? y no volvamos con los topicos basados en los mitos y las leyendas urbanas…

  • #009
    El Ofensor del Byte - 7 noviembre 2005 - 18:04

    Vale, he de admitir que vuestros argumentos son muy válidos, pero habéis de admitir que la política de Microsoft es en ocasiones un quiero y no puedo. Lo que es inadmisible es que uno de los mejores argumentos de MS para desprestigiar Linux sea que los gobiernos se han vuelto locos y fuerzan a ir hacia él sin ver todo el TCO (el coste total de la propiedad, vaya). Y luego, cuando aparecen cosas tan inauditas como que el software de la Seguridad Social, el famoso programa RED, o buena parte de la modernización de Justicia sólo corra en Windows, ni mu…
    Por no hablar del misterio de AAPP con su proyecto Rhodas, que creo que conocéis sobradamente… porque aquello, amigos míos, la verdad es que fue de juzgado de guardia y aún no sé porque no rodaron cabezas… lo que no puede ser es que en ese ministerio se comprara la tecnología a dedo, como se hacía, sin concurso ni nada, y encima un macroproyecto de migración a Linux en el que se habian realizado todos los estudios termina tirándose por tierra sin, como bien apuntó el Tribunal de Cuentas, un sólo argumento que respaldara esa decisión… Y MS y la señora Rosa García, ni mu…
    Que sí, por supuesto que en la comunidad open source (no sólo Linux), ha habido mucha pifia, como que no se haya trabajado en revisores de pantalla decentes, por ejemplo, fomentando la accesibilidad… pero hay que admitir que un mundo open source parece mucho más rico que el comercial a priori, no?
    De todos modos hay dos cuestiones que estamos mezclando y es un error. Una cosa es la tecnología que comercializa Microsoft, que puede ser mejor o peor, y otra su estrategia, su política comercial que desde mi punto de vista está completamente viciada… y no porque Bill y su Melisa donen mucha pasta a la causa de la malaria vamos a dejar de decir que su política da pena… como su incursiones en las escuelas perdidas de Huesca… allí arman mucho ruido de que van a donar mucha tecnología, que van a llevar la tecnología a las escuelas y al final hay un Tablet PC para 30 alumnos… toma brecha digital…
    Pero al César lo que es del César… no todo en esa estrategia es malo, por supuesto que no, pero como siempre van con esa prepotencia, en cuanto se columpian -y lo hacen más veces de lo que parece- pues claro, retumba por los cuatro costados.
    Me resteo.

Dejar un Comentario

Los comentarios est√°n cerrados