El Infierno se congela

En 1994, los Eagles grabaron “Hell freezes over“, un maravilloso disco recopilatorio en el se reunían de nuevo para interpretar sus canciones más conocidas (impresionante la versión de Hotel California con guitarras españolas) y algunos temas nuevos en una gira de conciertos. El título del álbum viene de la afirmación que quince años atrás había hecho Glenn Frey acerca de la posibilidad de volver a tocar junto a Don Henley… “sólo cuando el Infierno se congelase”. En el mundo de la tecnología, pocas cosas pueden sonar más próximas a la idea de un Infierno congelándose que la posibilidad de ver a Microsoft desarrollando software libre.

Enormemente especulativo e interesantísimo este artículo de Bill Thompson en la BBC, “Opening up challenges Microsoft“. Es un tema del que he llegado a hablar incluso con ejecutivos de la propia Microsoft, empezando por el propio Martin Taylor cuando estuvo aquí, y que, curiosamente, no sonaba tan anatema como parece: Microsoft siempre ha sido una gran estudiosa del fenómeno del software libre y siempre ha contado con laboratorios de análisis de los desarrollos “del lado oscuro”. ¿Qué ocurriría si tomasen la que estimasen como mejor ditribución de Linux, se lo llevasen a sus laboratorios y desarrollasen sobre ella una versión de Windows, al estilo de lo que hacen empresas como Red Hat o Ubuntu? El músculo de Microsoft en términos tanto financieros como de habilidad de programación es evidente, de manera que podrían desarrollar su propia distro, a la que Thompson denomina Micrix. Sería completamente abierta y compatible con todos los sabores de Linux, Windows y hasta MacOS, pero además tendría detrás a una empresa con la capacidad de difusión, distribución y negociación que todos conocemos. Soporte 24/7, y colaboración con todo aquel que quiera desarrollar para esta plataforma, para asegurarse una base de aplicaciones fértil y en contínuo movimiento.

Bajo estas condiciones, las adiciones que Microsoft podría hacer a ese hipotético sistema operativo no serían simples propuestas o “sabores”, sino que se convertirían, por la fuerza de la compañía, en estándares de facto. Microsoft, de hecho, no se convierte en una compañía de software libre, dado que decide mantener algunas de sus aplicaciones más populares, como Office, cerradas a todo tipo de miradas indiscretas. Eso sí, corren sobre Windows, Micrix y sobre cualquier sitio donde las dejen correr. Micrix va creciendo en volumen de usuarios y en desarrolladores de aplicaciones: Ahhh, la Historia… esa tozuda señora que se empeña tantas veces en repetirse… Hasta que un día, Richard Stallman abre su portátil, alguien mira descuidadamente por encima de su hombro, y lo ve: ¿no es ese el logo de Micrix? Efectivamente, todo un apocalíptico final…

El artículo, como su autor indica, no es más que un “sueño de verano”. ¿O no? En cualquier caso, lectura recomendadísima.

8 comentarios

  • #001
    javier - 30 julio 2005 - 18:29

    …..y matas a todos los barrapunteros del susto…:P

  • #002
    ARL - 30 julio 2005 - 19:29

    Comentando sobre Linux y Windows en alguna conversación a muchos nos abordó la idea de que Linux no tiene una difusión más elevada entre otras cosas por millones de jugones que utilizan el PC para videojuegos y que les es francamente complicado tener en linux. Y tener dos sistemas operativos, uno bueno y otro para x cosas es molesto.

    Realmente un linux compatible con win o al menos la base de este, en libre, para que alguien desarrollara algo apetecible con ello seria un grandisimo impulso al mundo del software libre.
    Por lo pronto conozco más de 100 personas que se cambiarian de cabeza, sin pensarlo.
    Y yo conozco poca gente :P

    Es que a parte de los videojuegos, una enorme cantidad de programas (si no casi todos)del entorno windows tienen su “réplica” en linux. De manera que para muchas personas no habria diferencias insalvables.
    Y el gran atractivo del mayor rendimiento, sin bugs, virus, fallos de seguridad, actualizaciones ridiculas… Y una gran gran comunidad de gente dispuesta a ayudar.

    Es solo mi pequeña opinión. Que a Linux le falta currarse la parte de Ocio que mueve miles de ánimas, sobre todo jovencitos a decidirse por una cosa u otra. Incluidos ciber cafés y cosas en ese estilo, donde cada equipo con Windows les da grandes quebraderos de cabeza y formateos constantes.

    PD: Felicidades por el blog señor Dans.

  • #003
    Enrique Dans - 30 julio 2005 - 20:20

    Lo de los juegos es claramente un factor importante. De hecho la gente de Extremadura, que llevan ya un trecho caminado en esto, circularon hace unos meses un CD de Linex llenito de juegos, para conseguir el interés de ese segmento de usuarios.

  • #004
    José Luis - 1 agosto 2005 - 09:49

    Según estaba leyendo el post, lo primero que me asaltaba a la cabeza es lo dicho en el primer comentario al mismo, “cuando se enteren los radicales libres”.

    Nosotros hacemos pruebas de campo con usuarios no tecnófilos con distribuciones Linux y la respuesta es siempre la misma, a mi dejame con mi Windows y dejame de montar CD’s y cosas de esas raras.

    Es una paradoja, pero yo estoy de acuerdo con que el futuro de Linux puede venir de la mano de Microsoft que es la experta en generalizar tecnología (buena y mala).

  • #005
    Joseph A. - 1 agosto 2005 - 10:42

    Hotel California? If you like , then you will love the . I think it was first done for the soundtrack of The Big Lebowski. All together now… “Por el camino del desierto, El viento me despeina …”

  • #006
    Joseph A. - 1 agosto 2005 - 10:48

    Haloscan parsed my last mail, so here is it again in plain text.

    If you like The Eagle√?Ňús Spanishy version of Hotel California, then you will love the Gipsy Kings version. I think it was done for the soundtrack of The Big Lebowski. All together now… “Por el camino del desierto, El viento me despeina …

  • #007
    dpinya - 2 agosto 2005 - 07:05

    Me parece muy interesantes las reflexiones, pero el artículo concluye que a la larga Microsoft acabaría con el movimiento open-source.
    Sin embargo, yo creo que un movimiento así podría acabar por ejemplo con Red Hat, pero en general el movimiento open-source saldría beneficiado: Microsoft no puede hacerlo todo, no puede cubrir todas las necesidades de todos los usuarios posibles, y todas las mejoras que haga tienen que revertir a la comunidad, donde habrá muchos programadores esperando para aprovecharlas (no creo que puedan sacar cambios a un ritmo tan rápido como para que la comunidad mundial open-source se vea desfasada, siempre habrá fuera de Microsoft más programadores que dentro de Microsoft).

  • #008
    Ismael - 2 agosto 2005 - 12:33

    La idea de la que habla el artículo no deja de parecerse a lo que ya es Apple Mac OS X. Un conjunto de espectaculares aplicaciones y una interfaz basados en código cerrado sobre un núcleo compuesto enteramente por software libre y abierto, Darwin. Igual ahora que los ordenadores Apple estarán basados en Intel y se sospecha que Mac OS X podría correr perfectamente en un PC ensamblado a conciencia, Micrix acaba convirtiéndose en una necesidad.

    En cualquier caso, no haber basado su serie NT de sistemas operativos en la sabiduría UNIX es una necedad por parte de Microsoft que tiene ya veinte años de vieja.

Dejar un Comentario

Los comentarios est√°n cerrados